Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional

A Pistis Sophia Desvelada

Cuando conocí al V.M. S.A.W. estaban esperándole personas importantes en su casa. Me señalo a mí, me subió a su despacho, hablamos largo tiempo y me dijo: “Tú eres la persona que me hace falta en las filas del M.G.C.U”.. Y desde entonces me convirtió en el huésped numero uno de su casa por años, y cada vez que llegaba, sin que yo le mencionara nada él me decía: “Ya te voy a entregar la Pistis Sophia porque tú eres la única persona capaz de hacerla y ponerla en todo el mundo”. Hay personas que oyeron esto en distintas ocasiones. Luego vino su gravedad y que dicho sea de paso fui de las únicas dos personas particulares que se les permitió estar al pie de su lecho durante casi dos meses, hasta que dejo su cuerpo físico, y ya no volví a mencionar ni saber de la Pistis Sophia, hasta en julio de este año (1982) que la ley Cósmica me la puso de nuevo en las manos (dos copias por cierto) y no me quedó mas alternativa que aceptar: aunque yo creía haber cumplido con mi compromiso cuando imprimí la traducida literalmente sin develar.