Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional

Prefácio

Samael Aun Weor (1974) - A Doutrina Secreta de Anahuac.
PREFACIO

La Sabiduría Gnóstica adquiere con este nuevo MENSAJE DE NAVIDAD (1974) del V. M. SAMAEL AUN WEOR, «LA DOCTRINA SECRETA DE LOS ANÁHUAC» una verdadera joya del ocultismo que posee relatos inapreciables en el campo de la investigación científica y de consultas internas y externas probadas con documentos, efigies, figuras y tradiciones que se han conocido a través de las distintas culturas que ha tenido la humanidad.

CAPÍTULO I: Estudia las siete cuevas celestes, nos habla sobre el poderoso MONTEZUMA, quien envanecido por la gloria y el poder quiso entrar en contacto con sus divinos Predecesores.

Como vemos, desde remotísimas edades se habla sobre el PARAÍSO TERRENAL, de las distintas religiones, similar al nuestro conocido por medio de la Biblia y muchos otros libros sagrados. Se cuenta allí que ese poderoso Rey reunió a todos los ancianos y magos de su época para enterarse acerca de ese PARAÍSO; como formó una expedición, los dotó de todas las comodidades y los envió en la búsqueda del PARAÍSO PERDIDO; luego como los Magos invocaron al DIVINO DAIMÓN, cuyo nombre y potestad hemos conocido a través de la Sabiduría Gnóstica, (ver Mensaje de Navidad «Si hay Diablo, Si hay Infierno, Si hay Karma», Magistral obra del V.M. Samael Aun Weor) y al invocarle éste los convirtió en animales de distintas clases que viajaron en la Cuarta Dimensión y encontraron la TIERRA PROMETIDA. Antes de entrar a ese PARAÍSO quedaron nuevamente convertidos en hombres.

Ellos hablaron sobre el Poderoso Montezuma, su Rey, pero ninguno de sus antepasados sabía de qué se trataba. Aclaradas las tradiciones, allí se les dijo que las bebidas, comidas, pasiones, etc., los mantenían alejados de ese PARAÍSO; allí encontró esa comisión de Sabios, a seres desgreñados, sucios, descuidados y, le manifestaron a los visitantes que el lujo, las riquezas y los alimentos eran lo que los mantenía entorpecidos.

La lectura de este capítulo es conveniente hacerla con mucho interés y meditación.

CAPÍTULO II: Nos habla ampliamente sobre el DIVINO DAIMÓN, el Lucifer Bíblico, el Ángel Caído del cielo, el cual llevamos dentro.

El Divino Daimón, fue habitante del Edén, éste es distinto al Querubín del Edén que forman los CASTOS durante el MAITHUNA, es el mismo Solochoel, Prometeo, el cual tiene potestad sobre el cielo y la tierra sobre el cual dice Dante lo siguiente: “MÁS NOBLE QUE CRIATURA ALGUNA Y LA SUMA DE TODAS LAS CRIATURAS”.

Cuando el Proceso Iniciático lo vencemos, de hecho nos convertimos en sus hijos predilectos, sólo la ALQUIMIA nos conduce a este estado de héroes, de seres victoriosos.

CAPÍTULO III: Nos describe aspectos interesantísimos sobre las levitaciones Místicas. Ya hemos estudiado que la Levitación o salidas en Astral se suceden en la cuarta dimensión.

En este Mensaje de Navidad, vemos que sólo mediante el corazón tranquilo y la paz interna alcanzamos la levitación. Para ello se requiere sacrificio del intelecto, porque la mente teórica y especulativa se extiende y se desenvuelve mediante las sutiles energías del corazón.

Todo ello vampiriza los poderes vitales del corazón.

Dice el Maestro, que en el caso de los Mensajeros de Anáhuac, Lucifer forzado por los conjuros, los transformó en aves, fieras y leones a la comisión enviada al Paraíso Perdido. Estos hechos nos están indicando claramente el por qué caminó Jesús sobre las agua del mar de Galilea.

CAPÍTULO IV: Informes de vital importancia sobre el Dr. Fausto, Lucifer, Xolotl el doble de Quetzalcóatl, es el guardián de la puerta y de las llaves del Lumisial, para que sólo entren en él los ungidos que poseen el sagrado secreto de HERMES.

Vemos como el doctor Fausto se hizo presente desde la ciudad de Praga en otra ciudad europea ante el inmenso asombro de los amigos que le invocaban desde una Fiesta.

Todo esto es posible mediante los poderes luciféricos, trabajando en la cuarta dimensión.

CAPÍTULO V: Allí nos habla extensivamente sobre los procedimientos Jinas, (la entrada a la cuarta dimensión en nuestro cuerpo físico), en él nos manifiesta que con la mente embotellada la Física ni los físicos podrían progresar por el DOGMA TRIDIMENSIONAL de Euclides.

La física actual es regresiva y reaccionaria. Se necesita que exista espíritu investigativo para alcanzar a percibir y manejar sabiamente el Ocultismo y la Física. Todo estudio científico, filosófico, etc., necesita el estudio externo e interno. Por ello el Gnosticismo da claves para conocer nuestro vehículo físico en todos sus planos, externo o interno. Lo que existe en el micro, existe en el Macro, esto es un axioma.

En este capítulo encontrarán enseñanzas sobre la cuarta y quinta dimensión y del obstáculo del escepticismo materialista para conocerla, sostiene que en el futuro nuestros descendientes gozarán de este gran privilegio, es decir, cuando rompan estas duras tradiciones de mentalidad conservadora, podrán movilizarse a la velocidad de la luz. Esto se sucederá cuando se use la nueva física de tipo tetradimensional. Tras la barrera de la velocidad de la luz se encuentra la cuarta dimensión (300.000 kilómetros por segundo). Allí vemos como LA PACIENCIA es la escala del Gnóstico y la humildad es la puerta de su jardín y el corazón es el órgano de la Ciencia Jinas, esto cuando desarrollamos por medio de la meditación y el éxtasis el Chakra del corazón.

Felipe el Apóstol es el Santo Patrón de los estados Jinas, Meditad en Felipe para entrar en los estados de Jinas.

ISABEL (IS-ABEL), monja descalza que se encuentra en la cuarta vertical Jinas, le dio al V.M. Samael Aun Weor maravillosos secretos que divulga en este Mensaje.

CAPÍTULO VI: Aztlán, Ávalon, monte magnético, misteriosa morada de los hijos del crepúsculo, donde moran los Buddhas de compasión, tierra del amanecer, mansión imperecedera, celeste paraíso en el polo norte.

Esta isla blanca se encuentra en la cuarta coordenada, y nos dice que sólo volando en el espíritu se puede llegar allí, que se encuentra defendida por monstruos milenarios y vigilada por los Dioses. Nos enseña el nombre de la matriz del mundo JA-CAD-YONI; también nos informa sobre la primera raza que existió en nuestro planeta tierra; de la segunda raza denominada la Hiperbórea; de la tercera raza de Gigantes del continente Lemur o Lemuria, Hermafroditas colosales e imponentes; de la cuarta raza y cuya raza se denominó Atlante (por encontrarse sobre el continente Atlante).

En el Continente Atlante vivió la cuarta raza, situado en el Océano Atlántico y que Atlas (astrólogo antiguo), fue su Rey, de allí provinieron los titanes que construyeron la Torre de Babel de que nos habla la Biblia.

También nos da informes sobre la quinta raza Aria, que ya tiene más de once millones de años de existencia, es decir, la raza que actualmente vivimos.

CAPÍTULO VII: Posee gran información sobre la Atlántida, continente que ha servido de inspiración a poetas, escritores, etc. Recordemos al famoso historiador Plutarco, al Ilustre Platón y a muchos autores que hablan sobre este interesante continente Atlante.

La Atlántida rodeada de aguas misteriosas, más allá de las columnas infranqueables para los navegantes y afirma que los sabios sólo llegan a convertirse en GRANDES cuando son POETAS; cuando se abstraen del detalle y llegan a sentir los latidos que hay en el fondo de todo lo existente lo cual permite arrebatarnos a esferas superiores. En esta raza se efectuó el DILUVIO UNIVERSAL BÍBLICO.

CAPÍTULO VIII: En este capítulo hay grandes enseñanzas sobre la sabiduría DEL DRAGÓN o LUCIFER, la serpiente como emblema de la SABIDURÍA.

Nosotros sabemos que la serpiente ígnea de los mágicos poderes se encuentra tres veces y media enroscada en el coxis, en el hueso sacro y despierta mediante la Magia Sexual.

CAPÍTULO IX: Contiene amplia información sobre la CRUZ DE SAN ANDRÉS, Andrés el Eremita, quien servía a Juan como pescador.

Nos rebela el misterio de la letra X como uno de los signos de la cruz en forma de X sublime. Monograma del Cristo Nuestro Señor, se entiende perfectamente el por qué de esta milagrosa cruz de Andrés y la llave de San Pedro son dos réplicas maravillosas de gran valor Alkimista y Kabalista. Es pues la marca capaz de asegurar la victoria a los trabajadores de la Gran Orden.

La cruz simboliza unión sexual, rito del Lingam-Yoni (Phalo-útero) la X se procesa en la espina dorsal con el ascenso de Kundalini, (imaginemos el signo X con una raya perpendicular que la atraviesa por el punto céntrico) nos representa en cada vértebra de la espina dorsal el ascenso de la Energía Creadora, subiendo cañón por cañón.

Este signo lo usaban los cristianos y aún lo usa la Iglesia Católica en manteles, en las vestiduras del Oficiante en la casulla y manipulo.

Entre las múltiples simbologías de la Iglesia, observamos que en la palabra HOSTIA se encierran cuatro poderosos Mantrams de la Magia Sexual, los cuales son: I A O; y la consonante H que representa el Espíritu Santo, la S el sonido del fuego y la T es TAO, Alkimia sexual. También las tres consonantes unidas en monograma dan la siguiente figura: H – S – T, signo del Cristianismo.

La palabra SIGNOS es GNOSIS invertida.

El Caduceo de Mercurio en la Medicina es reminiscencia del poder curativo de la Serpiente Sagrada. La palabra DIAGNOSTICO, corresponde a DIA-GNÓSTICO, es decir cuando los sacerdotes curaban en los templos, de allí por qué el sacerdote se llamaba cura, porque tenía el poder de curar y sanar a los enfermos en los templos.

El V. M. Samael es determinante cuando nos dice que la muerte del EGO es INDISPENSABLE para llegar al poder, que la Lanza sexual esgrimida por el Sansón de la Kábala, por el Alkimista Sagrado nos da el poder de destruir a nuestros indeseables (yoes), que nos atan a la materia. El pecado original es la raíz del EGO.

CAPÍTULO X: Contiene gran información sobre la Antropología Gnóstica.

El gnóstico auténtico quiere un CAMBIO DEFINITIVO porque siente intensamente los secretos impulsos del Ser. El que no busca CAMBIOS no puede ser Gnóstico. La Gnosis es un funcionamiento muy material de la conciencia, una filosofía perenne y Universal, es el conocimiento iluminado de los Misterios Divinos reservados a una élite.

La palabra Gnosis encierra dentro de su estructura los SIGNOS de la Sabiduría, símbolos y signos que se enseñan a través del conocimiento GNÓSTICO.

El Gnosticismo es un conocimiento religioso muy íntimo natural y profundo. Es esoterismo auténtico de fondo, desenvolviéndose de instante en instante con vivencias místicas muy particulares, con Doctrina y Ritos propios. El conocimiento Gnóstico escapa siempre a los normales análisis del racionalismo subjetivo y al juicio de los defectuosos sentidos. Nos toca destruir en YO, el MI MISMO, después de esta destrucción aprendemos a conocernos, adviene la legítima REVELACIÓN, el conocimiento Superior o Divino.

Sólo el Ser puede conocerse a sí mismo. El SER se auto conoce en la Gnosis. El Auto-conocimiento del SER es un movimiento Supra-racional que depende de él mismo y nada tiene que ver con el intelectualismo.

El abismo existente entre el Ser y el Yo, es infranqueable. Conocerse a sí mismo es haber logrado la identificación de su propio SER DIVINAL. Cuando morimos en sí mismos el SER se manifiesta en nosotros.

Dios es unidad múltiple perfecta. Lingam representa el sexo masculino y el Yoni al eterno femenino, el Cáliz Divino donde se manifiesta la Vida.

La Deidad incognoscible es el espacio abstracto absoluto, la raíz sin raíz de todo cuanto fue, es y será o ha de ser.

El EGO quiere distinguirse y origina siempre el desorden y la caída de cualquier rebelión Angélica. Sin el auxilio de lo Divinal el ser humano es incapaz de levantarse del lodo de la tierra.

CAPÍTULO XI: Nos habla el Maestro de Tenochtitlán, descorre los Misterios Mexicanos con estudios de fondo y basamentos de leyendas estampadas en los anales Akáshicos de la Naturaleza, alegoriza en forma inteligente la vida Mexicana.

Encontrándome en compañía de mi esposa en la ciudad de México, en unión del V. M. Samael y su familia, me manifestó que estaba haciendo un estudio de fondo sobre las tradiciones de los antepasados mexicanos.

El Maestro en su última encarnación fue compañero de Pancho Villa; me narró historias interesantísimas de las cuales describo a los lectores una de tantas:

Nos contaba que habiendo puesto en estado de sitio a una interesante ciudad, en aquellos días causaba muchísimos muertos en el campo de los sitiados, se presentó con banderas blancas ante Pancho Villa el Obispo de la localidad para parlamentar con él, acompañado de algunos funcionarios; el objetivo era lograr convencer a Pancho Villa para que retirara el ejército y el cerco que mantenía sobre la ciudad. Le hizo ver que tuviera en cuenta que nada se movía en este mundo sin la voluntad de Dios a lo que Pancho Villa respondió: “Yo también estoy de acuerdo con lo que usted dice y mostrándoles un puñado de balas de fusil le dijo: Nosotros todo lo que hacemos es soltar estas “balitas” y es mi Dios quien las reparte, de tal manera que sólo Él sabe a quien han de llegar”.

El Maestro recuerda con facilidad no sólo sus vidas anteriores, sino que estudia en los anales Akáshicos de la Naturaleza donde se registra lo que ha sucedido y lo que va a suceder.

CAPÍTULO XII: En este capítulo nos habla sobre el cataclismo final. Inicialmente nos habla sobre TONÁTIUH de la Sabiduría Azteca, el cual representaba para ellos el LOGOS CREADOR DEL UNIVERSO, representando con una lengua triangular de fuego. Para nosotros corresponde el niño de Oro en la Alkimia, el Sol espiritual de la media noche, el Verbo. Nos explica sabiamente sobre los Atlantes (de la cuarta raza), sobre su situación en el Océano Atlántico.

Nos extasiamos leyendo informaciones históricas y vaticinios interesantes, tales como los de Miguel de Nostradamus, formidable vidente y Astrólogo (1503 ó 1566). En Francia predijo que en el año de 1999 en el mes de julio vendrá del cielo un Gran Rey de terror que en ese mismo año habrá un eclipse total de Sol, aparecerá otro Sol o planeta rojo. Después vendrá el más terrorífico verano que jamás se haya visto en nuestro planeta (para octubre) y se creerá que la tierra ha quedado fuera de órbita en las tinieblas eternas, habrá pánico y terror.

En el mismo capítulo nos habla que San Pablo habló sobre el estado actual de la humanidad, lo mismo que Isaías, el profeta, también tratado por San Pedro, José, Juan el Evangelista y Juan de Patmos (el del Apocalipsis), Melquisedec quien predijo en el Tíbet estos mismos acontecimientos apocalípticos. Varios clarividentes han hecho predicciones para esa época.

Cuando la Biblia habla de que los hermanos estaremos durmiendo, se refiere a que vivimos dormidos, que nos hemos despertado nuestra conciencia.

Mahoma también predice en el Corán estos acontecimientos los cuales puede observar el ocultista investigativo.

Helena Petronila Blavatsky dice que París, Roma, Londres, Nueva York, Moscú, etc., serán destruidos. Manifiesta que ya estamos en los tiempos del fin y que el número 250 encierra la Gran Catástrofe.

CAPÍTULO XIII: Describe en forma esplendorosa sobre PARAÍSOS e INFIERNOS.

MIXCOATL: Limpio de corazón, épica Náhuatl. Habla sobre la lucha entre Miguel contra el Dragón Rojo; San Jorge contra el Dragón Negro. Lucha Apolo y Pitón. Osiris y Tiphón, Bel y el Dragón, etc.

Pelear contra el Dragón significa vencer a las tentaciones y eliminar los elementos inhumanos, tales como: Ira, Codicia, Lujuria, Envidia, Orgullo, Pereza, Gula, etc.

Nos relata como entre los Vedas, Arjuna tiembla y se estremece en pleno campo de batalla al comprender que debe matar a sus propios parientes, sus yoes o defectos personales. El YO es el que nos hace retornar a este valle de lágrimas. Cuando eliminamos nuestros defectos adviene la inocencia; los poderes y la iluminación. En la lucha contra nosotros mismos abundan los cobardes.

CAPÍTULO XIV: Este capítulo está dedicado a los Elementales de la Naturaleza.

Sólo cuando aprendemos a invocar a los Dioses de la Naturaleza aprendemos a trabajar con los elementales.

Los Gnomos y Pigmeos de la Naturaleza tiemblan ante Coatlicue. Nosotros invocamos a Gob, para ordenar y mandar a los Gnomos de la tierra.

Los Vórtices que tenemos en la planta de los pies obedecen al poder de Gob. Estos se mandan con la espada, con la vara.

Aquí nos habla sobre Tlaloc el cual vive en el mundo causal, es una criatura perfecta. Nos describe a este interesante personaje como al Dios del Agua.

En mayo del año anterior (1973), cuando estuve en México, fui llevado por el Maestro Samael al Museo de Antropología, extensos parques donde se encuentran figuras milenarias, fui llevado para conocer la gigantesca estatua que lo representa.

Se trata de una pieza tallada en piedra como de unas veinte toneladas. La estatua se encuentra colocada en una especie de estanque lleno de agua.

El Maestro me informó que cuando trajeron esa piedra a la ciudad de México, duró su traslado varias semanas por haberse presentado obstáculos de toda clase y entró en la ciudad en medio de un torrencial aguacero y duró lloviendo varios días con sus noches respectivas. En este capítulo da los nombres de los genios sagrados superiores que viven en los paraísos elementales de la naturaleza. También sobre el MUNDO CAUSAL que es la esfera de los Maestros. Nos habla sobre el Dios Murciélago, Maestro de los Misterios de la Vida y de la Muerte y, nos da varios exorcismos para manejar los elementales de la naturaleza.

CAPÍTULO XV: Nos enseña sobre el Binario Serpentino; Esculapio Dios de la Medicina, nos dice como Kunda quiere decir Órgano Kundartiguador.

La Sabiduría de la Serpiente se encuentra en muchas religiones antiguas.

CAPÍTULO XVI: Titulado “SOBRE LOS SUEÑOS”, nos informa que estos se hallan relacionados con los Templos Internos de Misterios. Se pueden recibir mensajes de seres superiores, donde se nos informa sobre acontecimientos que se plasmarán en el mundo físico.

CAPÍTULO XVII: En este capítulo nos da amplias informaciones sobre la disciplina Yoga del sueño.

La comida que hacemos en la tarde debe ser ligera. Cuando la mente está quieta es favorable para la disciplina del sueño.

Nos enseña cómo la cabecera de nuestra cama debe estar hacia el norte, que el colchón no sea duro ni blando, que debemos tener debajo de la almohada un cuaderno de apuntes con su lápiz respectivo.

Después de apagar la luz acostarse boca arriba, concentrándose en Morfeo, Dios del Sueño, él se alegra de la oportunidad que le brindamos.

No debemos movernos al levantarnos para que no se escapen los recuerdos, así podremos apuntar los detalles del sueño. Si sólo nos acordamos de fragmentos del sueño, debemos apuntarlos, pues ellos sirven para el recuerdo total en cualquier otro momento.

CAPÍTULO XVIII: Dedicado al SUEÑO TÁNTRICO, el ascenso de la Energía Sexual mejora la capacidad de nuestra memoria (transmutación). Hay que aprender a rogar a la Doncella de los Recuerdos con el recuerdo diario de lo que hacemos y realizamos. En vigilia nos estamos preparando para el despertar de la conciencia. Debemos vivir en estado de alerta percepción, etc. Tener sumo interés por lo que hacemos o vemos, todo ello servirá a nuestra memoria.

Idea es una cosa, e imaginación es otra. Esta viene de imagen y la otra depende del proceso que resulta de las percepciones de los sentidos.

CAPÍTULO XIX: Este capítulo contiene prácticas relacionadas con el retorno. Allí se nos informa que QUETZALCÓATL es el Cristo Azteca, que los Dioses Santos de Anáhuac son hombres perfectos en el sentido más completo de la palabra. Criaturas absolutamente despiertas. Al hablar nuevamente sobre Tlaloc nos informa que pertenece a la antiquísima cultura Olmeca, informa sobre los Dioses Santos Aztecas, Mayas, Zapotecas, Toltecas, etc.

Cuando despertamos internamente podemos estudiar en la Luz Astral la Doctrina Secreta de ANÁHUAC.

CAPÍTULO XX: Posee enseñanzas sobre las cuatro bienaventuranzas, la forma de revivir un sueño y continuarlo a voluntad, habla sobre la disciplina del sueño Tántrico, lo cual prepara al discípulo para conocer claramente las cuatro bienaventuranzas que se presentan en la experiencia onírica. Paciencia y Esfuerzo Íntimo.

Culmina esta magistral obra, hablándonos sobre el Ángel de la Guarda. En el CAPÍTULO XXI: nos enseña sobre la Iniciación de la Cultura Pre-mexicana y la actual.

El hecho de hacernos conocer aspectos variados de una misma Divinidad, esto puede desorientar a los lectores ocasionales, pero no al estudiantado Gnóstico.

La Gnosis es una ciencia y los textos de enseñanza se requiere de la Iniciación para entenderlos. Él menciona nombres de la Divina Madre Kundalini, los que ha tenido en las distintas culturas, nos habla sobre el Ángel de la Guarda para estudiar nuestro cuerpo físico.

El error de muchos SEUDO ESOTERISTAS y SEUDO OCULTISTAS, es que sólo se quieren a sí mismos y desean la evolución de la miseria que cargan dentro.

La idea que cada uno de nosotros tenga sobre el Ser, jamás es el SER.

El concepto intelectivo que sobre el Ser hallamos elaborado, no es el Ser, la opinión sobre el Ser, no es el Ser… El Ser es el Ser y la razón de ser es el mismo Ser.

En todos estos capítulos vemos que el temor a la muerte es obstáculo inconveniente para el logro del cambio radical, es indispensable destruir lo falso, para que surja en verdad una creación nueva.

En el proceso iniciático no se puede promover la evolución de lo falso, allí se requiere la aniquilación absoluta de lo falso, la Gnosis es una Sabiduría que enseña Ciencia al Científico, Arte al artista, Filosofía al Filósofo, Religión al Religioso, Orienta al desorientado.

Nos permite conocer y manejar el vehículo en que andamos, nos sitúa ante la realidad de la existencia y nos conduce de escala en escala en forma espiral o directa a la Redención total.

V.M. GARGHA KUICHINES