Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional

Capítulo 06

Samael Aun Weor (1950) - O Matrimônio Perfeito ou a Porta de Entrada à Iniciação - Capítulo VI

Gaio

Cuando en el Sanctum Sanctorum del templo de Salomón, el sumo sacerdote pronunciaba el terrible Mantram I.A.O. resonaban los tambores del templo para impedir que los profanos escucharan el sublime I.A.O.

Diodoro en uno de sus poemas dice textualmente lo siguiente: “sabed que entre todos los dioses el más elevado es I. A. O.

Aidés es el invierno, Zeus principia en primavera. Helios en verano y en otoño vuelve la actividad I.A.O. que trabaja constantemente.

I.A.O. es Jovis Pater, es Júpiter, a quien llaman los judíos sin derecho Yahvé. “I.A.O. ofrece el sustancioso vino de vida, mientras que Júpiter es un esclavo del Sol.”

I. Ignis (fuego, alma).

A. (Agua, sustancia).

O. (Origo, causa u origen).

I.A.O. es el nombre de Dios entre los gnósticos.

Dios está simbolizado por la vocal O que es el círculo eterno. La I simboliza al Yo, pero ambas se entremezclan con la A como punto de apoyo.

Este es el poderoso Mantram o palabra mágica que hay que pronunciar durante el trance de Magia Sexual con la sacerdotisa.

Hay que prolongar el sonido de las tres vocales así: IIIIIIIIIIIIIIIIIII, AAAAAAAAAAAA, OOOOOOOOOO, exhalando todo el aire de los pulmones con cada letra. Esto muchas veces. Luego hay que seguir con las vocales OU AOAI OUO OUOAB KORE prolongando el sonido largamente sobre las vocales, que hacen vibrar potentemente todo el conjunto humano transmutando el semen en luz y fuego.

Enseguida se continúa con los poderosos Mantrams KAWLAKAW, SAWLASAW, ZEESAR, acentuando el sonido sobre las vocales.

KAWLAKAW, hace vibrar al Intimo.

SAWLASAW, hace vibrar a nuestra personalidad.

ZEESAR, hace vibrar nuestro Astral.

El acto de Magia Sexual debe terminar orando al Intimo y rogándole que despierte su Kundalini.

Estos Mantrams hacen vibrar nuestro Crestos y nos hacen dar ánimo y valor para dominar a la bestia pasional.

El Mantram I.A.O. es el poderoso Mantram de nuestras fuerzas sexuales. I.A.O. es el Mantram de nuestro Kundalini. La vocal I hace vibrar nuestra glándula pineal y nuestra Alma. La vocal A hace vibrar nuestro cuerpo físico. Y la vocal O hace vibrar nuestros testículos transmutando el semen y haciéndolo ascender hacia arriba, hacia la cabeza, esa vocal también hace vibrar nuestro Kundalini y nuestro Intimo. Así pues, I.A.O. es el nombre de Dios entre los cristianos gnósticos.

El evangelio de San Juan comienza cantando al Verbo. “En principio era el verbo y el verbo estaba con Dios y el verbo era Dios”. “Este era el principio con Dios, todas las cosas por él fueron hechas y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho”. “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres”. “Y La luz en las tinieblas resplandece, más las tinieblas no la comprendieron”. (Del evangelio de San Juan).

El que se une con el Intimo, parla entonces el verbo de oro. El gran verbo de los dioses es una gramática cósmica cuya euforia solemne sostiene al Universo firme en su marcha. Esta es la lengua de poder, que el hombre parlaba en esa antigua tierra, donde se reverenciaba a los hijos del fuego y que se llamaba la Arcadia. Esa es la lengua en que parla todo el Universo. Lengua divina y de terrible poder.

En esa lengua misteriosa escribió el ángel de Babilonia tras los candelabros de oro y en el encelado de la pared el “Mene Mene Tekel Upharsin” en el fastuoso banquete de Baltasar. En esa lengua omnipotente, quedó sentenciada la suerte de Babilonia. Pero esa lengua divina sólo la entienden aquellos que ya se unieron con su Intimo.

En aquel fastuoso banquete de Baltasar cuenta la Biblia que sólo hubo un hombre capaz de interpretar esa misteriosa escritura y ese hombre fue Daniel el profeta.

Y habló aquel varón de Dios, así: “Antes contra el Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer delante de ti los vasos de su casa, y tú y tus príncipes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos, además de esto, a dioses de plata y de oro, de metal, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben, diste alabanza, y al Dios en cuya mano está tu vida y suyos son todos tus caminos nunca honraste; entonces de su presencia fue enviada la palma de la mano, que esculpió esta escritura y la escritura que esculpió, es: “Mene Mene Tekel Phérez Upharsin”.

La declaración del negocio es: Mene, contó Dios tu reino y halo rematado. Tekel, pesado has sido en la balanza y fuiste hallado falto. Phérez, tu reino fue roto y es dado a Medos y Persas.

Entonces mandándolo Baltasar, vistieron a Daniel de púrpura y en su cuello fue puesto un collar de oro y preguntaron de él que fuese el tercer señor en el reino. La misma noche fue muerto Baltasar, rey de los caldeos, y Darío de Media tomó el reino siendo de sesenta y dos años”. Esto es textual del libro de Daniel y obliga a todos los sabios a pensar.

Con razón dice san Juan: “en el principio era el verbo y el verbo estaba con Dios y el verbo era Dios”.

“Tembló el poderoso rey Baltasar en la noche trágica de su fastuoso banquete, ante la escritura terrible que interpretó Daniel, y palidecieron sus mejillas y temieron sus príncipes y señores, sus mujeres y sus concubinas y la luz mortecina de sus candelabros de oro y los dioses de piedra, de hierro, de plata, que ni ven, ni oyen, lo miraban con sarcasmo irónico al lado de las ricas vestiduras y valiosos joyeles de sus cortesanos”.

Y es que ante el verbo de oro tiemblan las columnas de ángeles y de demonios. El verbo hace estremecer la tierra y los rayos y tempestades le sirven de cetro.

Cuando la humanidad olvidó la divina lengua que otrora conocía en los viejos tiempos de la Arcadia, quedó entonces fuera del paraíso. Perdió su maravilloso poder y construyó la Torre de Babel, esa Babel de tantos idiomas que ha confundido a todos los hijos de los hombres, que en los antiguos tiempos eran amos y señores.

Las últimas raíces de cada lengua pertenecen a la lengua de oro. El idioma oculto es un idioma perfecto, es la palabra perdida. Por ejemplo, si yo quiero decir dinero en lengua oculta tengo que decir “Dinaira”. Si yo quiero referirme a una revolución política o acontecimiento político, diré, voy a hablaros del asunto importante de “Bernabé”.

El Mantram AUM, si se llega a pronunciar como es debido, puede producir una catástrofe. Y se ha probado que una palabra suave apacigua la ira.

Todo hombre tiene una nota clave que lo caracteriza, y esa nota clave es la del rayo a que pertenece. Esa nota clave vive resonando en todo nuestro organismo y si el Chela quiere salir en Cuerpo Astral con facilidad, le basta escuchar en el silencio de la noche, esa nota clave que parece salir dentro de las celdillas del cerebelo y luego hacerla resonar más fuertemente con la voluntad, y entonces cuando ya el sonido invada todo su cerebelo, se parará suavemente de su cama, y al intentar caminar, notará que pesa menos y es que se ha levantado en Astral, y su cuerpo ha quedado en su lecho. Claro que el instante que se debe aprovechar para ese experimento es el estado de transición entre la vigilia y el sueño, ese es el instante maravilloso para salir en Cuerpo Astral.

Si un músico tocando un instrumento diera con la nota clave que lo caracteriza y prolongara su sonido clave, caería instantáneamente muerto.

Las siete vocales: I E O U A M S viven resonando en toda la Naturaleza. La vocal M y la vocal S tienen gran importancia en el Mantram AUM y el Mantram ISIS.

El gran Mantram AUM se pronuncia así: Aaaaaaaaaaa Uuuuuuuu Mmmmmm y el Mantram ISIS que se utiliza para desarrollarla Clarividencia, se pronuncia así: I…….. S…….. I……… S……

Todo el conjunto de sonidos que se producen en nuestro planeta Tierra, produce una gran nota clave que viene a ser la suma total de esos sonidos planetarios, y cada planeta viene a tener su nota clave, y todas esas notas claves planetarias vienen a formar una euforia tremenda, que resuena como un coral grandioso de música inefable, en el éter sin fin de las estrellas.

Es la música de las esferas que sostiene el equilibrio planetario con los grandes ritmos del fuego, llamados el Mahavan y el Chotavan.

La lengua de oro, la palabra perdida, sólo la volvemos a encontrar en nuestros órganos sexuales. Y sólo practicando Magia Sexual podemos volver a parlar el verbo de oro que otrora poseíamos cuando aún estábamos en estado paradisíaco. El dios Tonatiu con su órgano sexual en estado de erección, y con su lengua triangular de fuego, nos dice todo esto en forma simbólica.

Hay una íntima y estrecha relación entre nuestros órganos sexuales y nuestra laringe. En los antiguos tiempos, la humanidad manejaba el verbo con sumo cuidado, porque aún la humanidad comprendía la importancia trascendental del lenguaje.

Y en las escuelas de misterios se prohibía a los iniciados relatar las grandes calamidades y cataclismos que habían azotado a la Tierra, por temor a volverlos a atraer nuevamente, pues los sabios iniciados del pasado sabían muy bien que el verbo tiene íntima relación con los cuatro elementos de la Naturaleza llamados tierra, fuego, agua y aire.

Y precisamente, querido lector, toda palabra que se pronuncie, puede ser una bendición o una maldición para nuestra vida, debido a esta íntima relación del verbo con los cuatro elementos de la Naturaleza. Por ello es por lo que debemos responsabilizar nuestras palabras, pues ellas son creadoras y con ellas podemos hacernos felices o desgraciados.

Nuestro hermano Israel Rojas comete un gravísimo error en su obra «Logos Sophia» al hablar contra la Magia Sexual. Ciertamente Israel Rojas sabe muy bien que la Magia Sexual es el camino para la Iniciación. El no ignora esto y al hablar contra la Magia Sexual, intentando adulterar protocolariamente las enseñanzas de Magia Sexual, que el doctor Krumm Heller –Huiracocha– trajo a Colombia, sólo lo hace con el único propósito de volver a correr el velo, sobre el Sanctum Sanctorum del templo, para evitar la profanación, pero esto es extemporáneo señor Rojas. Ya el velo se corrió en parte y antes de que las cosas se agraven por falta de luz, lo mejor es rasgar el velo totalmente y mostrarle el peligro a la humanidad en una forma clara y precisa. Hay que tener el valor de ser franco en estas cosas, y debe usted darse cuenta hermano Rojas, de que los magos negros aprovechan la ignorancia para hacer sus víctimas.

Es lamentable que el hermano Israel Rojas, que es un Iniciado de Quinta Iniciación de Misterios Menores, haya dañado su hermoso libro de «Logos Sophia», con semejante adefesio.

La obra «Logos Mantram Magia» de Huiracocha, coloca en íntima relación la Magia Sexual con el verbo, y termina el doctor Krumm Heller –Huiracocha– ese hermoso y sabio libro describiéndonos un símbolo fálico. Nos dice que en los antiguos tiempos había una escuela de misterios, en la que aparecía un anillo en el cual estaba grabada la imagen de Iris y Serapis unidos por una culebra, y dice el doctor Krumm Heller, “aquí sintetizo todo lo que he dicho en este libro”. Este símbolo fálico es la Magia Sexual, el único camino para volver a parlar el verbo de oro.

Y en la lección octava del curso esotérico de Krumm Heller se lee textualmente el siguiente párrafo: “En vez del coito, que llega al orgasmo, deben prodigarse reflexivamente dulces caricias, frases amorosas y delicados tacteos, manteniendo constantemente apartada la mente de la sexualidad animal, sosteniendo la más pura espiritualidad como si el acto fuera una verdadera ceremonia religiosa”. “Sin embargo puede y debe el hombre introducir el pene y mantenerlo en el sexo femenino, para que sobrevenga a ambos una sensación divina, llena de gozo, que puede durar horas enteras retirándolo en el momento en que se aproxima el espasmo para evitar la eyaculación del semen, de esta manera tendrán cada vez más ganas de acariciarse”.

“Esto se puede repetir tantas veces cuantas se quiera sin jamás sobrevenir el cansancio, pues todo lo contrario, es la clave mágica para ser diariamente rejuvenecido, manteniendo el cuerpo sano y prolongando la vida ya que es una fuente de salud, con esta constante magnetización”.

“Sabemos, que en el magnetismo ordinario, el magnetizador comunica fluidos al sujeto y si el primero tiene esas fuerzas desarrolladas, puede sanar el segundo”.

“La transmisión del fluido magnético se hace de ordinario por las manos o por los ojos, pero es necesario decir, que no hay un conductor más poderoso, mil veces más poderoso, mil veces superior a los demás, que el miembro viril y la vulva, como órganos de recepción”.

“Si muchas personas practican eso, a su alrededor se esparce fuerza y éxito para todos los que se pongan en contacto comercial o social con ellos. Pero en el acto de magnetización divina, sublime, a que nos referimos, ambos, hombre y mujer se magnetizan recíprocamente, siendo el uno para el otro como un instrumento de música que al ser pulsado, lanza o arranca sonidos prodigiosos de misteriosas y dulces armonías. Las cuerdas de ese instrumento están esparcidas por todo el cuerpo y son los labios y los dedos los principales pulsadores de él, a condición de que presida ese acto la pureza más absoluta, que es la que nos hace magos en ese instante supremo”.

En este párrafo que acabamos de transcribir, de la octava lección del curso secreto que el Maestro Huiracocha envió a sus discípulos, vemos que el Maestro enseñó el camino de la alta Iniciación, por medio de la Magia Sexual.

Y vuelvo a repetir que es verdaderamente lamentable que nuestro hermano Israel Rojas trate de desfigurar las enseñanzas del Maestro Huiracocha.

Yo, AUN WEOR, Hierofante de Misterios Menores, en nombre de la Logia Blanca y para bien de la humanidad autorizo a todos los iniciados de Misterios Menores para enseñar a la humanidad los grandes misterios del sexo.

La nueva era se aproxima, y la Santa Iglesia Gnóstica sale al encuentro de la humanidad en este ciclo de Acuario que ya se avecina.

Llegó la hora de enseñarle a la humanidad el Sendero del Matrimonio Perfecto. Y hay que tener valor para luchar por la regeneración humana. Y en lugar de tratar de remendar un velo ya roto, es mejor tener el valor de luchar francamente por la regeneración sexual de la humanidad.

Hay que enseñar públicamente la ciencia de la regeneración sexual y prevenir a la humanidad contra la astucia de los fornicarios.

El gran verbo de la luz, vuelve a expresarse nuevamente en todo su esplendor, y nosotros vestidos con ropas blanqueadas en la sangre del Cordero, nos convertiremos en ángeles por medio de la Magia Sexual.