Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional
Tópico

amor

O Matrimônio Perfeito ou a Porta de Entrada da Iniciação

Esta obra intitulada O Matrimônio Perfeito ou a Porta de Entrada da Iniciação é para ser lida com minuciosidade, sem qualquer preconceito, antes assumindo postura neutra para assim tratar de ser mais exato em toda apreciação, experimentando detalhe por detalhe e convertendo o próprio corpo em um verdadeiro laboratório.

El Misterio del Áureo Florecer

El amor ardiente entre varón y hembra obra mágicamente. Tenemos fuerzas eléctricas y magnéticas en nosotros, y ejercemos al igual que un magneto una fuerza atracción y repulsión. Entre los amantes es especialmente poderosa esa fuerza magnética, y su acción llega muy lejos. La Magia Sexual entre marido y mujer tiene su elemento potencial en el sexo.

La Caridad Universal

La Sociedad actual necesita pasar por una verdadera y justa reforma soial. Eso es el Cristo Social. Necesitamos avivar la llama del espíritu con la fuerza del amor. Necesitamos desarrollar la Comprensión Creadora. Todos somos humanos y como tales formamos una gran familia: la familia humana. El dolor de cualquier ser humano afecta en una u otra forma a toda la familia.

Introducción a la Gnosis

Existen dos cuerpos de doctrina, la doctrina del ojo y la doctrina del corazón, así como existe el conocimiento externo y el interno o introspectivo, el conocimiento intelectivo y el conocimiento vivido. El conocimiento intelectivo sirve para la convivencia y para obtener nuestro sustento. El conocimiento introspectivo nos conduce al conocimiento de sí mismo.

El Matrimonio Perfecto o la Puerta de Entrada a la Iniciacion

Esta obra titulada El Matrimonio Perfecto o La Puerta de Entrada a la Iniciación, es para leerla con detenimiento, sin prejuicio alguno, mas bien poniéndose en campo neutral para así tratar de ser más exacto en toda apreciación, experimentando detalle por detalle y convirtiendo el cuerpo en verdadero laboratorio.

A Regra de Ouro e a Ética da Reciprocidade

A grande maioria das religiões mundiais apresenta aos seus adeptos um código de ética que pode ser sintetizado em uma única regra, a chamada Regra de Ouro. Ela é baseada na ética da reciprocidade, que afirma de forma bastante simples e direta a necessidade de tratar as outras pessoas da mesma forma como gostaríamos que elas nos tratassem.