Bem-vindo a Sociedade Gnóstica | SGI
Tópico

alma

A Pequena Alma e o Sol

Não poderíamos conhecer a Luz sem a Escuridão. Quando estiveres rodeada de escuridão, não levantes o punho nem a voz para amaldiçoar a escuridão. Sê antes uma Luz na escuridão, e não fiques furiosa com ela. Então saberás Quem Realmente És, e os outros também o saberão. Deixa que a tua Luz brilhe tanto que todos saibam como és especial!

El Libro de los Muertos

Nacer y morir son dos procesos científicos de la gran Naturaleza. Las personas no son las que nacen y mueren porque las personas están más allá de estos procesos. Son los cuerpos de las personas los que mueren y nacen. Es absurdo decir que esta o aquella persona ha muerto. Lo más correcto, es decir, que tal persona ha perdido su cuerpo, o ha desencarnado.

Mensaje de Navidad de 1963

En el esoterismo cristiano los cuatro cuerpos son llamados cuerpo carnal, cuerpo natural, cuerpo espiritual y cuerpo divino. El físico es el cuerpo carnal, el Astral es el cuerpo natural, el mental es el cuerpo espiritual, y el causal el cuerpo Divino. Solo quien ya posee los cuatro cuerpos puede encarar a su espíritu triuno para convertirse en un hombre de verdad.

Los Mistérios de la Vida y de la Muerte

La Humanidad le tiene miedo a la muerte, porque carece totalmente de los valores concientivos para poderse presentar ante Dios. Una vez puestos en práctica los grandes misterios contenidos en éste libro, se abrirá un nuevo panorama en nuestra existencia, porque llevaremos ante el creador nuestras buenas obras, y evitaríamos tantos sufrimientos y amarguras en esta vida.

Introducción a la Gnosis

Existen dos cuerpos de doctrina, la doctrina del ojo y la doctrina del corazón, así como existe el conocimiento externo y el interno o introspectivo, el conocimiento intelectivo y el conocimiento vivido. El conocimiento intelectivo sirve para la convivencia y para obtener nuestro sustento. El conocimiento introspectivo nos conduce al conocimiento de sí mismo.

Mensaje de Navidad de 1960

El proceso de la Cristificación es muy delicado y los hermanos de la Senda aspiran a la Navidad del Corazón. Muchos son los que quieren encarnar el Niño Dios de Belem dentro del Templo Corazón. Para eso se necesita primero que todo, tener Alma, pero la humanidad todavía no la tiene encarnado. Quien quiera encarnar su Alma debe tener los cuerpos Astral, Mental y Causal.