Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional

17 dez 2012

Tratado de Medicina Oculta y Magia Practica (1952)

TRATADO DE MEDICINA OCULTAYMAGIA PRACTICA
AUN WEOR
COLOMBIA

AL LEER ESTA OBRA

La presente obra titulada «TRATADO DE MEDICINA OCULTA Y MAGIA PRACTICA» se entrega para el conocimiento de los espiritualistas, botánicos, médicos desprevenidos y todos aquellos investigadores sinceros que desean encontrar en los distintos aspectos de la CIENCIA DE LAS PLANTAS fuentes inagotables de salud y curación, libres de los prejuicios del intelectualismo diletante que estancan, casi siempre, la evolución del espíritu.

A los MATERIALISTAS, que forman la cohorte de los más en este planeta que nada les satisface, si no aquello que lleva el examen de sus sentidos externos, les aconsejamos lean esta obra sin apasionamientos, seguramente encontrarán en sus páginas ese “eslabón perdido” que abiertamente venían negando, escudándose en las más descabelladas ideas en trance desafiante ante el espíritu de los seres y las cosas.

El autor del presente libro, AUN WEOR, portador en esta Era de Acuario, del lampadóforo del Cristo, quien sin duda alguna, será el personaje central de los próximos dos mil años, por los que la humanidad tendrá que pasar en un proceso lento de superación, para alcanzar a gozar, los vencedores de las excelsitudes espirituales de la Jerusalem celestial. Este ser excepcional, maravillosamente sencillo y humilde a la par que profundamente sabio, como son todos aquellos que llevan en su frente la estrella septenaria de los realizados en el Cristo, ha querido en un nuevo anhelo por un mundo mejor, entregar a la humanidad sus experiencias en el estudio empírico, pero ceremonioso y ritualístico de las plantas.

“NATURA NON FACIT SALTUS” esta verdad tan palmaria, no la han tenido en cuenta en las universidades en cuyos laboratorios solamente se investigan las reacciones de los elementos constitutivos de la materia sin averiguar el espíritu que la anima. Por eso el hombre siempre ha fracasado en todos sus intentos científicos, ha buscado inútilmente la ciencia de curar por medios diferentes a los naturales, haciendo a un lado ese inmenso poder luminoso que las plantas, como todos los seres de la creación tienen y que sabiamente empleado hacen exclamar a los seguidores de la verdad: “LEVÁNTATE Y ANDA, TU FE TE HA SALVADO”.

Seguramente los incrédulos, los espiritualistas defraudados, los discípulos engañados, encontrarán en este libro el conocimiento que les faltaba para no seguir estacionados en medio de su noche tenebrosa, a donde los llevó su desorientada mente devoradora de teorías, que sólo les sirvieron para estimular su vanidad, menos para encontrar “el camino, la verdad y la vida”.

El hombre es siempre víctima de su ignorancia, porque en su inmenso orgullo de “homo sapiens”, no se ha tomado el trabajo de investigar y experimentar, si lo averiguado por él o por los demás, es bueno, es justo, es útil. El sólo ha sabido ladrar en la noche de los tiempos ante la verdad que inútilmente le resplandece.

LOS ESTADOS DE JINAS, tema extensamente tratado por el famoso médico Dr. MARIO ROSO DE LUNA, quien ocupó por muchos años la historia de la medicina española, están completamente develados en su puro aspecto práctico en la presente obra.

LA ELEMENTOTERAPIA, constituye la más práctica revelación que la humanidad haya podido tener en esta ERA “El yerbatero, dice el Maestro Weor, y el médico alópata se identifican en cuanto ambos estudian únicamente el cuerpo físico de los seres vivientes. El médico gnóstico estudia al hombre y a la planta en su triple aspecto de cuerpo, alma y espíritu”. Haciendo uso de esta técnica, el lector encontrará métodos sencillísimos para curar las enfermedades. El cáncer, que desde el principio de las edades ha constituido para el hombre un enigma por resolver, en fórmulas simples, pero de gran efectividad, sin tratamientos ineficaces de radium, sin alopatías, ni exámenes de laboratorio, el MAESTRO AUN WEOR, entrega a la humanidad el secreto curativo. Igual sucede con la lepra, la sífilis, las enfermedades del sexo, etc., nada escapa a la práctica y experiencia de este GRAN MEDICO GNÓSTICO, pues como el mismo me lo manifestó: “Este libro, me costó años de intensa investigación en la selva, desafiando toda clase de contingencias, sufriendo duras experiencias e inmensos sacrificios, pero todo lo hice en beneficio de la pobre humanidad doliente.

El interesante aspecto sobre la terminología y personajes que constituyen algo así como la Plana Mayor de los Maestros indígenas del “Tibet colombiano” (Sierra Nevada de Santa Marta), los indios Arhuacos a bíntukuas, es el tema obligado del Maestro, por cuanto de su sabiduría, religión y costumbres aprendió muchas de las fórmulas y prácticas magísticas, reveladas en el presente libro. La luz o la verdad tiene siete aspectos o rayos, siguiendo cualquiera de ellos, bien dirigido, bien encaminado, el ser humano se puede realizar. Los investigadores de lo oculto asocian estos rayos a las razas que han poblado la tierra y así tenemos: el rayo Maya, el rayo Hindú, el rayo Egipcio, etc., etc… Los Maestros del rayo Maya, venerados por los Arhuacos “más allá de la cuchilla de los páramos de la Sierra Nevada de Santa Marta”, son grandes sacerdotes y profundos conocedores de los secretos de la naturaleza, quienes invocados según los sistemas dados por el Maestro Weor sirven de gran utilidad para quienes desean progresar en el SENDERO.

Buscadores de la verdad, cientistas defraudados, botánicos sin dobleces, médicos sin prejuicios diletantes, espiritualistas sinceros, materialistas sin rebusques intelectuales, rebeldes de todas las tendencias, detened vuestros pasos, meditad un momento si estáis equivocados, como se equivocaron los hombres del pasado, la historia de la humanidad está llena de rectificaciones y errores que siempre costaron caro, estudiad detenimiento las enseñanzas que tan desinteresadamente nos brinda el GRAN AVATAR DE ACUARIO, en este libro. Una vez examinadas por vuestra mente tendréis que convenir conmigo que la verdad sin reticencias, ni léxicos rebuscados, la formula de la sutil vida, la humildad producto y virtud de la sabiduría, campea desde el principio hasta el fin en esta joya inapreciable que se entrega al conocimiento de quienes quieran ver y oír. Él, es un ser profundamente desinteresado, no le importa sino la realización de la humanidad, por eso se manifiesta sencillo y humilde, como sencillas y humildes son sus sabias enseñanzas.

EL-ALCIOMANU

HOMENAJE

Con esta obra rendimos un cálido homenaje a la memoria del bendito y venerable GURÚ HUIRACOCHA, Arzobispo de la Santa Iglesia Gnóstica, quien se llamó Amoldo Krumm-Heller cuando estuvo encarnado.

El Maestro Huiracocha en su paso por la tierra difundió por vez primera la doctrina de los Gnósticos, y escribió para los “llamados” muchas obras luminosas cuyos esplendores inefables crecerán con el curso de los siglos.

Ahora el Arzobispo Huiracocha, Venerable Maestro de la Gran Fraternidad Universal Blanca, se ha quedado en los mundos internos oficiando en la Santa Iglesia Gnóstica y ayudando a millones de almas.

Muerto el fatídico “ROJISMO” en Colombia, todos los estudiantes de la luminosa senda en la América están volviendo ahora sus ojos hacia la sabia doctrina de los Gnósticos.

Rendimos también homenaje al gran Paracelso cuya ciencia no ha sido comprendida por la humanidad todavía.

SABIDURÍA y AMOR, son columnas torales de la Venerable LOGIA BLANCA.

“Verbum est codexs”.

AL LECTOR

El que posare los ojos en este libro, debe saber que la humanidad del siglo XX no está preparada para entenderlo. Esto significa que no ha sido escrito para los bárbaros de esta época tenebrosa, sino para las generaciones del siglo XXII en adelante. Si tú eres, lector amigo, uno de los “llamados”, ábrelo confiadamente; estúdialo y practícalo; aprende en él, y sella tus labios…

¡ATRÁS PROFANOS Y PROFANADORES! La Magia es una espada de dos filos. Tan pronto da vida y defiende a los puros y virtuosos, como hiere y destruye a los impuros e indignos.

Vosotros profanos y profanadores del siglo XX, al no comprender nuestra misión y nuestras enseñanzas, ignorantes de nuestro sacrificio, vais a reír indiferentemente, unos; a perseguirnos y befarse, otros.

¡Enhorabuena! Pues si estamos dando con holgura y generosidad, necesariamente tenemos que recibir de todos algo…

¡HOMBRES DE ACUARIO! AUN WEOR, el Gran Avatar de la nueva Era, ha escrito para vosotros este libro. Ha levantado el velo del Santuario para que vosotros oficiéis en él.

EL AUTOR

PREFACIO

Por el Maestro Gargha Cuichin

He leído diversidad de escritos en revistas, periódicos ilustrativos y otros órganos de información en relación con la inquietud de la ciencia Oficial (medicina actual) para conocer la propiedad medicinal de muchas plantas y de brebajes que hombres humildes de todas las latitudes vienen usando desde tiempos inmemoriales con resultados sorprendentes.

El valor medicinal de muchas plantas hogareñas, cuyas virtudes curativas han venido transmitiéndose de generación en generación entre las amas de casa, está preocupando nuevamente a los hombres de laboratorio. El valor altamente científico de los ingredientes medicinales que desde remotísimos tiempos vienen usando con provecho sabios naturistas, no ha tenido aceptación franca por aquello de creerse que los preparados en vasijas rudimentarias (ollas de barro) están llenos de microbios y suciedades. Ingentes cantidades de dinero se vienen gastando anualmente en todos los presupuestos económicos del mundo para influir sobre las gentes, a fin de extinguir el uso altamente curativo de las plantas y de sus preparados sencillos, en beneficio exclusivo de los grandes laboratorios de sociedades comerciales que se abrogan el derecho de medicinar a la humanidad, con menosprecio de las formas naturales que nos brindan las leyes inmutables.

Este viraje hacia la Realidad misma, me trajo por consecuencia la represalia, la injuria, el vejamen, la humillación, y así tenia que suceder porque el mundo sólo quiere a los del mundo; el mundo no quiere tratos con quienes se separan de él. La Biblia nos enseña también que los enemigos del alma son “el demonio, el mundo y la carne”, es decir, este mundo en que vivimos, crecemos y evolucionamos. Ahora estamos tomando posiciones de vanguardia para la defensa de la Verdad y del Bien, y desde allí podremos ayudar a los hermanos menores que todavía se debaten entre las cosas del mundo, a quienes Maya (La ilusión) mantiene aprisionados. Aquí estamos en esa cruenta lucha, dando el bien a nuestro prójimo y recibiendo el mal de nuestros semejantes, o lo que es lo mismo: ¡benevolencia y caridad, luz y paz a cambio de odio, con todo el cortejo de sus derivados innobles!. Esta es la lucha de la superior naturaleza del hombre contra el mundo, demonio y carne.

La Naturaleza se vale de un medio preciso para convencer a los tercos y malvados: el Tiempo. Nosotros esperamos con seguridad absoluta el ejemplarizante recurso, no importa que los débiles o inferiores, los retardados mentales, los duros de corazón reaccionen con rabia de impotencia, de inconformidad o de envidia. Con justa razón nos dice el profeta apocalíptico: “Son dulces en la boca y amargos en el vientre”.

Todas estas cosas pertenecen al diario vivir, y cada cual se ejercita dentro del mal por amor a su propia creencia.

SANAR LOS ENFERMOS POR IMPERATIVO NATURAL, SEGUN LA MEDICINA OFICIAL, ES UN DELITO; EMPERO, SEGUN LA LEY DE DIOS, PREDICAR EL EVANGELIO Y SANAR A LOS ENFERMOS ES OBRA DE LA MISERICORDIA. Como hoy es un delito sanar a los enfermos, para no incurrir en sanción de la ley humana, entregamos este libro a la humanidad con sentimiento profundo de misericordia.

Se requiere tener un gran coraje y un amor sin limites a la humanidad para brindarle estas enseñanzas arrostrándolo todo, porque ellas van a chocar en la vanidosa estructura de la medicina alopática. La ciencia médica el “Anticristo” como lo denomina la Biblia, tiene poderes esparcidos por la faz de la tierra y domina en todas las capas sociales con el influjo que proporcionan el temor al dolor y a la muerte. Al médico se acude angustiosamente, como una necesidad que no tiene sustituto, como un imperativo que doblega. Se lucha contra las enfermedades y sus consecuencias, en la paz y en la guerra, el grande y el chico, el pobre y el rico, el humilde y el poderoso. Solamente en el flagelo del dolor y en las ansias de aliviarlo, la humanidad es comunista. He aquí una demostración palpable de que el dolor redime, aunque se tomare la expresión por su lado materialista, y que la vida humana no es más que una oportunidad que se nos brinda para purificarnos, para divinizarnos, para conocernos dentro de nosotros mismos.

LA MEDICINA OFICIAL ESTA CAVANDO SU PROPIA TUMBA. LOS ESBIRROS DE LA HIGIENE SERAN LOS SEPULTUREROS DE LOS MEDICOS.

LOS NATURISTAS NO SE ACABARAN JAMAS, y LOS “DOCTORES” DE LA MEDICINA TENDRAN QUE VOLVER A LA NATURALEZA PARA APRENDER A CURAR.

LA MEDICINA ES UNIVERSAL, LUEGO NO PUEDE MONOPOLIZARSE POR NADIE. LAS LEYES HUMANAS NO PUEDEN IMPUNEMENTE ANULAR A LAS LEYES DIVINAS.

Es evidente, no lo podemos negar, que al lado de los desinteresados benefactores de la humanidad, de los hombres de servicio que han hecho de su vida: un apostolado de caridad, que son muchos y a quienes no tenemos intención de aludir despectivamente, sobresalen los explotadores indignos, los yerbateros indeseables, los brujos malhadados, los galenos sin conciencia y sin moral.

Es cierto también que la sabiduría no es atributo exclusivo de las facultades universitarias. La verdadera sabiduría se remonta a los dominios del espíritu; se bebe en las fuentes de la Divinidad; se aprende en las facultades superiores del Alma. De esta clase de sabidurías es la contenida en este libro, y basta para comprobarlo leer su contenido despreocupadamente, serenamente sin prevenciones.

Cuando el Maestro AUN WEOR afirma que la ciencia oficial ha fracasado y que la medicina del futuro será la “Elementoterapia”, no está pregonando una consigna de hostilidad gratuita, sino la auténtica realidad de un hecho cósmico que se va a cumplir prontamente al iniciarse en el año 1962 la ERA DE ACUARIO, y que ya tenemos claras manifestaciones del seguro pronóstico.

Los modernos bioqu1micos están estudiando los secretos profesionales de los “brujos” y cambiando penicilina por las hierbas de los Zos, curanderos de Azandes, África Central.

Las tribus indígenas del Alto Amazonas, están siendo requeridas por los científicos que exploran la manigua para obtener la revelación de sus secretos. Los Marrugits, magos de Bosquimanos (Australia) empiezan a suministrar enseñanzas secretas a los médicos facultados.

En el real Colegio de Médicos de Edimburgo, famosa Universidad Escocesa, los cancerólogos están haciendo investigaciones científicas con la fórmula de un secreto de los Jíbaros del Ecuador; y los doctores británicos experimentaron otra fórmula de los mismos Jíbaros, con la cual reducen los cráneos de sus enemigos al tamaño de una manzana, pues suponen los científicos que de la propia manera se podrían reducir las células cancerosas. He aquí el gran error: las fórmulas de la Naturaleza ni se pueden adulterar ni es posible darles aplicación distinta.

Muy conocido es el incidente del campesino Servio que puso a Fleming en vía expedita para descubrir la Penicilina, secreto de la Naturaleza. Los grandes trust productores de penicilina han tenido el acierto de buscar la cooperación de comunidades misioneras para obtener de los médicos indios la revelación de secretos curativos, tal como el “piture”, que poseen los indios Bosquimanos, que permite sanar las llagas de los leprosos y las úlceras cancerosas. La zarzaparrilla la emplean los Callahuayas para combatir la debilidad general por medio de la purificación de la sangre. Ahora es importante esta preciosa planta por haberse descubierto que es la equivalente de la Testosterona, la hormona masculina, reguladora de la vida sexual y de la vitalidad de todo el organismo. Otros innumerables productos vegetales son objeto de investigaciones, y muchas aplicaciones como panaceas de laboratorio.

El desconocimiento de las leyes de la Naturaleza en el aprovechamiento de las plantas, hace cometer muchos errores. Para que la leche del “higuerón”, por ejemplo, sea verdaderamente eficaz, es menester extraerla en menguante y tomarla al pie del árbol. De otra manera se adultera y pierde sus propiedades curativas. En este imponderable tratado de medicina oculta y magia práctica encontrarán todos los seres humanos la verdadera solución contra el flagelo de las enfermedades y la dadiva gratuita de un mundo desconocido de sabiduría. Ante la realidad de este mundo, todas las vanidades sucumben.

Si los médicos apetecieran realmente ser científicos de verdad, ser magos de la naturaleza con todo orgullo, no vacilarían en enriquecer el bagaje de su ciencia prestando un poco de atención a la sabiduría oculta La Elementoterapia, revelada por primera vez en este libro, aunque muy antigua, está llamada a ocupar un sitio preferente, por derecho propio, en el concierto de la Salubridad pública. Pero no es éste no más su mérito humanitario y científico, su aparición y divulgación, pondrá sobre aviso a la gente sencilla que destruye su moral, cayendo en la depravación de prácticas infames que se encuentran a granel en la literatura llamada de magia infernal, de brujería, usufructo fácil de editores y libreros.

El Venerable Maestro AUN WEOR, Iniciado de Misterios Mayores, el más humilde y desinteresado de los hombres, entrega a la humanidad su décimo libro, su «Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica», como derrotero de las novísimas inquietudes científicas en esta cruzada contra el flagelo de las enfermedades del cuerpo y del alma.

INTRODUCCION

Ha llegado la hora de las grandes decisiones, y no hay tiempo que perder. Estamos asistiendo a la postrer agonía de una raza caduca y degenerada.

El mundo se ha cubierto de horribles tinieblas. Alaridos lastimeros escápanse del cavernoso abismo.
Ha estallado la tempestad de los exclusivismos, y terrible brilla el rayo de la justicia en la augusta inmensidad del pensamiento.

La gran “Ramera” ha sido juzgada por los Dioses Inefables, y ahora está cayendo al insondable abismo.

“El Anticristo” de la ciencia oficial, vestido de púrpura, siéntase en un trono de blasfemias. Como hiena voraz, devora hombres, sin piedad y sin reposo.

Ha llegado la hora de las grandes decisiones. Los héroes venerados de la Sabiduría, en compactas y nutridas filas de luz y de gloria, se aprestan a librar la batalla final contra los falsos apóstoles de la medicina.

Las fuerzas fanatizadas de esta ciencia, se han dividido en innumerables sectas que combátense mutuamente; y de esa contienda, como testigos mudos, los osarios guardan los restos sagrados de seres queridos.

La gran “Ramera” ha sido herida de muerte. Del fondo del abismo escapase un hálito de guerra, un augurio de desgracia. La ciencia oficial de la Alopatía (satirizada desde Moliere hasta Bernard Shaw) se ha declarado infalible, y sus falsos pontífices persiguen a los apóstoles de Dios…

Ha llegado la hora de las grandes determinaciones. Las innumerables sectas médicas, fanatizadas por sus líderes exclusivistas, se han trabado en una lucha a muerte, desesperada, sin nobleza.

El campo de batalla está lleno de banderas: Psiquiatras, alópatas, homeópatas, botánicos, naturistas y bioquímicos se combaten, se repelen, en el campo desolado del vía crucis humano.

El famoso sifilógrafo, Wasserman, ¿resolvería acaso el problema de la sífilis? ¿Qué lograron hacer en el campo de los resultados efectivos los sistemas de Pneipp, de Kilez y de Kune por la gran huérfana? El problema de la lepra o de la tuberculosis, ¿quedaría medianamente solucionado siquiera?

¿Qué ocurriría con los ensayos de Haneman y de Schussler? ¿Redimieron por ventura al género humano del tifo o de la viruela?

Y vosotros ingenuos botánicos que profanasteis el reino vegetal convirtiéndolo en producto de farmacia, ¿lograsteis diezmar las enfermedades de la humanidad?

¡Botánicos necios, charlatanes y embaucadores ignaros, como asesináis las plantas medicinales para sanar con sus despojos!

¿No os habéis dado cuenta de que las plantas son los cuerpos físicos de las criaturas elementales de la Naturaleza? ¿No habéis averiguado que ningún cadáver vegetal o animal puede curar? ¿Estáis creyendo que a la vida se le puede animar con sustancias muertas?

¿No sabéis vosotros, botánicos ensayistas, que no es la planta la que cura, sino el elemental de la planta y que cada planta es el cuerpo físico de una criatura de la naturaleza?

Oídme: Hasta ahora no habéis hecho mayor cosa que profanar cadáveres vegetales, animales y humanos.

Pero, ¿cuál de vosotros sabe manejar la vida? ¿Quién de vosotros, botánicos vivisectores de las plantas, conoce a fondo el ocultismo de los vegetales? ¿Cuál sabe manipular los elementales de las plantas?

Cada organismo vegetal es el cuerpo de un elemental de la Naturaleza, está dicho, y no es la planta la que cura, sino el elemental de la planta.

El que quiera oficiar en el gran templo de la Sabiduría, tiene que saber manipular las criaturas elementales de los vegetales. Lo propio tiene que hacer el que quiera manejar la vida.

El elemental de una planta reacciona furioso contra el yerbatero que desgarra su cuerpo físico; y ese vegetal así herido, no sólo no cura, sino que causa daño, porque la vitalidad del vegetal se altera psíquicamente con la ira o el terror que se le cause.

El elemental de cada planta tiene su ritual, mantrams y sus horas para entregarle al médico que sabe ordenarle con amor, imponerse con cariño.

El insigne Maestro Paracelso ha expresado en su “Fundamento Sapientia”:

“Hay dos especies de conocimiento. Hay una ciencia y una sabiduría médica. La comprensión animal pertenece al hombre animal, mas la comprensión de los misterios divinos pertenece al espíritu de Dios en él”.

Mientras la ciencia médica inventa remedios de patente, que cambia incesantemente como las modas de las mujeres, hay una antiquísima sabiduría médica, que tiene su origen en los primeros fundamentos del mundo, que jamás ha cambiado sus fórmulas.

Esta sabiduría divina se conserva en Santuarios alejados de la falsa civilización materialista. Esta sabiduría médica se guarda celosamente por los Maestros de la sabiduría en sitios secretos, inaccesibles a los “mercaderes del templo”.

Con las fórmulas exactas de esa arcaica sabiduría médica, se pueden curar todas las enfermedades, aún las llamadas incurables. La LEPRA, la SIFILIS y el CANCER resultan ser insignificantes, como juegos de niños, ante el terrible poder del médico gnóstico que maneja la vida.

“Gnosis” es el nombre de esa antigua sabiduría médica, que desde la aurora de la creación jamás ha cambiado sus fórmulas, porque son exactas como una tabla pitagórica. En ellas comulga la ciencia, la mística y el arte “regios”, dentro de un connubio divino.

Esas fórmulas tienen su fundamento en la “ELEMENTOTERAPIA”, que es el “arte regio” de la Naturaleza, porque nos enseña a manipular las criaturas elementales de los vegetales antiguamente conocidos con los nombres de silvanos, dríadas, hamadríadas y faunos.Estos elementales de las plantas, que el médico gnóstico maneja, son los “dussi” de San Agustín, las “hadas” de la Edad Media’ los “Dore Oigh” de los galos; los “grove” y “maidens” de los irlandeses, y los “anime” de los sabios médicos gnósticos, de nuestros fraters “indios” de la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia)

El insigne Maestro Paracelso da el nombre de “Silvestres” a los elementales de los bosques y de “ninfas” a los de las plantas acuáticas. En los libros sagrados de todas las religiones antiguas, se halla ampliamente expuesto el santo simbolismo vegetal. Bástanos recordar el árbol de la ciencia del bien y del mal del Jardín del Edén, símbolo terrible de la fuerza sexual, en la cual se halla la redención o condenación del hombre.

El árbol del Sephirot de la Cábala: el Aswatta o higuera sagrada, símbolo de la sabiduría divina; el Haona de los Mazdeistas en el cual Zoroastro representó el Sistema Nervioso y el Sistema Líquido del hombre; el Zampoun del Tibet; el Iggradsil; el roble de Pherécydes y de los antiquísimos Celtas.

Todas las antiguas religiones nos representan a sus fundadores adquiriendo la sabiduría debajo de un árbol: así vemos al gran Gautama el Buda Amitabha, recibiendo la iluminación debajo del árbol Bhodi, quien vive todavía en la antiquísima India.

CRISTO es una excepción de esta regla, pues Cristo es la Sabiduría misma, es el LOGOS SOLAR, cuyo cuerpo físico es el Sol. Cristo camina con su Sol, en la misma forma en que las almas humanas caminan con su cuerpo de carne y hueso. Cristo es la luz del Sol. La luz del Sol es la luz de Cristo.

La luz del Sol es una sustancia cristónica que hace crecer la planta y brotar la semilla. Dentro de la prieta dureza del grano queda encerrada esa sustancia del Logos Solar, que le permite a la planta reproducirse incesantemente con la vida gloriosa, pujante y activa.

El folclor; la historia de la magia y de la brujería; Los relatos comprobados de asesinatos y muertes a distancia con hechicería, sólo son posibles manipulando los elementos de las plantas.

Las milagrosas curaciones a distancia de que hablan los libros sagrados, las hace el médico gnóstico por medio de los elementales de las plantas.

ESTA CIENCIA QUE YO BAUTIZO CON EL NOMBRE DE ELEMENTOTERAPIA, EL “ARTE REGIO” DE LA SABIDURIA MEDICA, ES TAN ANTIGUO COMO EL MUNDO. NO SE PUEDE SER MEDICO SIN SER MAGO, NI SER MAGO SIN SER MEDICO.

El yerbatero y el médico alópata, se identifican en cuanto ambos estudian únicamente el cuerpo físico de los seres vivientes. El médico gnóstico estudia al hombre y a la planta, en su triple aspecto de cuerpo, alma y espíritu.

El médico gnóstico trata a las plantas como a hombres. La terapéutica Gnóstica es mística, simbólica, alquimista.

Hay dos clases de ángeles: ángeles inocentes y ángeles virtuosos. Los ángeles inocentes son los elementales de las plantas, y los ángeles virtuosos son los hombres perfectos.

En la gloriosa India de los “Rissi” no hay pueblo que carezca de su árbol mágico, a cuyo “Genio Elemental” rinde culto el pueblo. Las tradiciones Helénicas sostienen que cada selva tiene su “genio” y cada árbol su “ninfa”.

No es raro ver sobre las Nilgiris, árboles sagrados, graficados en sus troncos con figuras secretas en bermellón y azul, y al pie de ellos algunas piedras pintadas de rojo.

Estos sagrados árboles son lugares de sacrificio y oración, y en ellos se encuentran restos de animales y haces de cabellos ofrecidos por los enfermos y posesos en acción de gracias al genio elemental que los curó. Los genios elementales de estos árboles son llamados por los indígenas: “mounispouranms”.

Comúnmente, estos árboles pertenecen a la familia de los Ilex, algunas veces son de las llamadas “Cinname” salvajes, y también entran en esto los conocidos con la denominación de “Eugenia”. En el original de E. Boscowitz, figuran interesantes testimonios de algunos sabios que aseguran lo que hace millones de años saben las tribus indígenas de América, esto es, que las plantas tienen alma, vida y sensibilidad, parecida a la de los seres humanos.

Erasmo Darwin dice en su “Jardín Botánico” que la planta tiene alma. Habremos de recordar que los hombres tan eminentes como Demócrito, Anaxágoras y Empédocles, sostuvieron la misma tesis antes de que aparecieran en el mundo esas falsas luces de la civilización moderna.

En época más recientes, hay otros que sostienen que los movimientos de las raíces son voluntarios.
Vrolik, Hedwig, Bonnet, Ludwig, F. Ed. Smith, afirman que la planta es susceptible de sensaciones diversas y que conocen la felicidad. Finalmente el sabio Teodoro Fechner escribió un libro titulado: «Nanna Oder Uber Das Lenleben der Pflansen», en el cual prueba suficientemente que la planta tiene alma.

Lo que a nosotros los gnósticos nos mueve a compasión, es que sólo ahora se les ocurre afirmar a los “científicos”, como tesis novísima, esto del alma de las plantas, cuando el Gnosticismo lo sabe desde el nacimiento del mundo, y lo sabe también cualquier humilde indiecito de la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia)

La Sanguinaria se alegra y mueve sus ramas cuando se le acerca el sabio que sabe amarla. La Dormidera recoge sus hojas y se adormece muchas veces, antes de que el médico gnóstico la haya tocado.

El elemental de la planta se alegra cuando le amamos, y se llena de dolor cuando le herimos. El organismo físico de los elementales de la naturaleza es análogo al humano. La respiración de las plantas se realiza por medio de las tráqueas de Malphigi, compuestas de una cinta celular arrollada en espiral, dotada de contracción y expansión.

Según los experimentos científicos de Calandrini, Duhamel y Papin, el aire es el único fundamento de la vida vegetal. Sostiene Bertholon que el aire ejerce sobre la savia del vegetal una acción análoga a la que ejerce sobre nuestra sangre.

Experimentos de Ingenhus, Mohl, Garren, Hales, Teodoro de Saussere, prueban científicamente que el lado inferior de las hojas está lleno de pequeñas bocas estomáticas, órganos de dicha respiración.

Las plantas inhalan anhídrido carbónico y exhalan oxígeno. Sus raíces les sirven de estómago, y con su semen emulsionan los elementales de la tierra transformándolos en ARCANOS inefables de la sustancia de Dios.

Esos “arcanos” son los instrumentos que utilizan los elementales de las plantas para sanar al enfermo, pero esto sólo ocurre cuando el médico gnóstico ha llenado los tres requisitos indispensables, a saber: Amor a Dios y al prójimo, ritual perfecto y diagnóstico exacto.

La Elementoterapia, enseña al médico gnóstico a manipular los elementos vegetales. La Elementoterapia, es la sabiduría que le permite al médico gnóstico manejar la VIDA.

Hasta ahora los botánicos no han hecho mas que manipular las formas, pero no la vida misma, porque la vida solo la sabe manejar el médico Gnóstico que ha estudiado la Elementoterapia. Los botánicos son los disectores de las plantas, los profanos y profanadores del templo de la naturaleza.

Los alópatas, sólo conocen superficialmente la biomecánica de los fenómenos orgánicos; pero nada saben del fondo vital. Los alópatas, como los botánicos, son diestros en manejar formas cadavéricas. Desde el punto de vista fisiológico o patológico, podríamos decir con propiedad que los alópatas son vivisectores de animales y de hombres.

Los homeópatas, los bioquímicos y sus parentelas son tan sólo los hijos pródigos de la botánica y de la alopatía.

Ha llegado la hora de las grandes decisiones y no hay tiempo que perder. ¡Corresponde a los hombres divinizados arrojar con el látigo de la voluntad a los mercaderes del templo!

¡Ha llegado la hora en que debemos libertarnos de toda coyunda social (escuelas y sectas, religiones y dogmatismos), para regresar con alegría al templo de la naturaleza!

Debemos revolucionarnos contra toda clase de teosofismos, rosacrucismos ampulosos y espiritismos fanáticos. Debemos quemar el becerro de oro (el dinero), abandonar las ciudades y regresar al seno de la Naturaleza.

Cuando el hombre regresa al seno de su “madre” (la Naturaleza), ella le dará pan, abrigo y sabiduría. Ella le dará lo que ningún líder de politiquería puede darle: sabiduría, pan y abrigo. Ahora nos toca volver a la sublime mística cósmica de la bendita madre del mundo.

Llegó la hora en que debemos oficiar en el templo de la Diosa Madre del Mundo, y así lo haremos con la misma sabiduría que el hombre conoció en la antigua “Arcadia”, antes de que se encerrara en la vida urbana.

Nosotros llamaremos a esa arcaica sabiduría médica ELEMENTOTERAPIA. Esa es la sabiduría de los médicos gnósticos.

“A semejantes médicos (los gnósticos) se les llama “espirituales”, porque mandan a los espíritus de las hierbas y de las raíces, y les obliga a poner en libertad a los enfermos a quienes han aprisionado. De la misma manera, si un Juez pone a un preso en los cepos, el juez es el médico del preso, porque teniendo las llaves, puede abrir las cerraduras cuando quiera. A ésta clase de médicos pertenecieron Hipócrates y otros”. (Parami-prólogo III – Paracelso)

El eminente médico gnóstico alemán, doctor Franz Hartman, dice: “El verdadero médico no es un producto de las escuelas científicas, él llegó a serlo por medio de la luz de la sabiduría divina misma”.

¡Teólogos, que nada sabéis de Dios! ¡Médicos, que ignoráis la medicina! ¡Antropólogos que desconocen la naturaleza humana en todas sus manifestaciones! ¡Abogados, que no tenéis sentimiento alguno de bondad ni de justicia! ¡Cristianos que en cada instante traicionáis al Maestro! ¡Jueces, que jamás han juzgado vuestros vicios y defectos! ¡Gobernantes, que no habéis aprendido a gobernar vuestras bajas pasiones! ¡Sacerdotes, que explotáis las sectas fanáticas del mundo! ¡Mercaderes, que no habéis respetado ni el “pan” que la Madre Naturaleza da a sus hijos! ¡Vosotros habéis prostituido todo con vuestro “asqueroso” dinero!

¡Ay de vosotros y de vuestros hijos! ¡Ay de los moradores de la tierra, porque caerán a cuchillo sobre las calzadas de las ciudades! ¡En las tinieblas del abismo sólo oirán el gemir lastimero y el crujir de dientes!

La medicina oficial ha explotado el dolor humano. Cuando el hombre separose de la Naturaleza para aprisionarse en la vida urbana, cayó en manos de las potencias tenebrosas, y aprendió de los magos de las tinieblas la “falsa ciencia”. Fue entonces cuando conoció el dolor. Ahora, toca al hombre regresar al seno de la Naturaleza para recuperar las posesiones perdidas.

Cada elemental de la Naturaleza representa determinados poderes de la bendita Diosa Madre del Mundo, y sólo puede ser realmente mago y médico aquel que sabe manejar los poderes de la Naturaleza encerrados en cada hierba, en cada raíz y en cada árbol.

El pensamiento es una gran fuerza, pero todo es dual en la creación, y toda intención oculta, si se quiere hacer manifiesta, necesita de un instrumento físico que sirva de vestido a la idea: este instrumento es el vegetal que le corresponde. Sólo puede ser mago aquel que sabe el secreto de mandar a los elementales vegetales.

El uso del magnetismo animal; la transmisión de la vida (Mumia); la trasplantación de las enfermedades y otras cosas análogas, sabiamente descritas por Paracelso, Cornelio, Agripa, solamente son posibles para el médico gnóstico que sabe manipular las criaturas elementales de las plantas.

La transmisión del pensamiento se hace fácil cuando se opera por medio de los elementales vegetales, pues, como ya se dijo, todo es dual en la creación.

Esos muy conocidos sistemas de Marden, Atkinson, Mesmer y Paúl Jagot; esas escuelas seudo-espiritualistas, jamás podrán enseñar al hombre el sabio uso de la fuerza del pensamiento, porque fuerza y fuerzas, es algo muy unido en la creación.

Toda onda mental tiene su exponente en una planta, y para que las ondas mentales se cristalicen tienen que revestirse con los poderes de la planta que le corresponde.

No hay nada en el Universo que no sea “dual”. Perderían el tiempo miserablemente los atletas de la concentración del pensamiento si no supieran combinar las ondas mentales con los poderes de la Naturaleza, encerrados en las plantas.

Mientras el hombre no regrese al seno de la Naturaleza, sus pensamientos como su vida serán totalmente superficiales y artificiosos, y por ende, negativos e inicuos.

El hombre debe abandonar sus ídolos y templos falsos de la vida urbana, y regresar al seno de la bendita Diosa Madre del Mundo. Ella os dará luz y sabiduría, poder y gloria.

A los templos de la Naturaleza regresarán los hijos pródigos, cuando ellos abandonen la vida urbana y vuelvan al seno de la Diosa Naturaleza.

Los templos de la Diosa Madre del Mundo, situados en las gargantas de las montañas y los valles profundos, sólo aguardan que el hombre golpee a sus puertas para recibirle y brindarle amor y sabiduría, pan y abrigo. Esos son los mandamientos del Bendito.

Hasta ahora, discípulos amados, sólo habéis oído hablar del Tibet oriental y de los santos Maestros que allí moran. Franz Harttmann os habló de los Maestros del templo oculto de Bohemia, y Krumm Heller (Huiracocha) del templo de Montserrat en España y Chapultepec en México.

Nuestra amada América del Sur tiene también sus templos majestuosos, aunque nadie haya hablado de ellos. Estos son los templos de la Diosa Naturaleza; estos son los templos de los misterios sagrados del Rayo Maya.

Hasta ahora sólo habéis oído hablar de los Maestros asiáticos y europeos. Muchos estudiantes espiritualistas desearían progresar internamente, pero no pueden porque no han encontrado el camino que les pertenece, su rayo y tónica propios, que estén de acuerdo con su sangre y su psiquis. No hay que olvidar que en la América del Sur la sangre del indio predomina sobre todo, y que son millones los seres humanos que pertenecen al Rayo Maya. Pero yo voy a hablar de esos Maestros del Rayo Maya, a descorrer por primera vez la cortina que los oculta.

Kalusuanga, el Dios primitivo de la luz, el gran Maestro del Sol, tiene un depósito de sabiduría esotérica en el templo de “Buritaca”, sede de la sabiduría antigua (Costa Atlántica)

Kunchuvito Muya, Dios Poderoso.

Kakasintana, Dios Poderoso,

Nuestro Seyancua.

Nuestro Padre Seukul.

“Mama” Kaso Biscunde.

“Mama” Batunare.

La “Saga” María Pastora, Maestra de Sabiduría.

El Dios Kuinmagua. Este Maestro es el Dios de las tempestades, con poderes sobre las estaciones del invierno y del verano, del otoño y de la primavera.

El Dios Temblor, es niño inocente, que hace temblar la tierra, cuyo nombre no es el caso mencionar.

Estos Maestros de la venerable Logia Blancas del Rayo Maya son los silenciosos vigilantes de la América Latina. La Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia), es otro Tibet poderoso y antiquísimo.

Kalusuanga, el Dios primitivo de la luz, alegremente admitirá en sus misterios a las almas sedientas del Rayo Maya. La clave para entrar en el templo de Kalusuanga, el Maestro indio, es como sigue:

El discípulo se sentará en un sillón frente a una mesa; apoyará los codos sobre la mesa y sostendrá la cabeza con la mano izquierda, mientras con la derecha se hará pases magnéticos sobre la cabeza, desde la frente hasta la nuca, con el propósito de magnetizarse a sí mismo y arrojar con fuerza (con los pases magnéticos), el cuerpo astral hacia afuera, en dirección al templo de Buritaca, sede de la sabiduría antigua del Rayo Maya.

El discípulo unirá su voluntad y su imaginación en vibrante armonía, haciendo esfuerzo por adormecerse. Debe sentirse actuando con su voluntad e imaginación como si estuviese en carne y hueso dentro del templo Buritaca.

Con el pensamiento debe pronunciar estos mantrams o palabras mágicas: OMNIS BAUM IGNEOS. Estas palabras se pronuncian de seguido, alargando el sonido de las vocales, hasta quedarse dormido.

Después de cierto tiempo de práctica, el discípulo se “saldrá” del cuerpo físico, en su astral, y Kalusuanga, el Maestro sublime del Rayo Maya, lo instruirá en sus misterios y le enseñará la sabiduría médica.

Kalusuanga prueba primero el valor del invocador, y se aparece gigantesco y terrible para probar al discípulo.

Si éste fuese valeroso, será instruido en la ciencia sagrada de los “Mamas”.

Los médicos gnósticos de la Sierra Nevada de Santa Marta curan la sífilis en quince días. Curan la lepra de último grado en nueve meses precisos. Curan la tuberculosis en quince días.

No hay enfermedad que los “Mamas” Arhuacos no puedan curar, y se ríen de la ciencia de los civilizados del siglo XX.

Aseguran los “Mamas” que, para que la civilización moderna llegue al grado de cultura de ellos, será menester que pasen centenares de años.

En las cumbres cubiertas de hielo de esta Sierra Nevada de Santa Marta, vive un poderoso sabio Iniciado, cuya edad es realmente indescifrable. Este gran iluminado es el “Mama Presidente” del gobierno de los indios Arhuacos.

Este “Mama” tiene poderes sobre la creación entera y es profundamente venerado por los indios de toda la Sierra Nevada. Tiene un cristal octaedro sobre un trípode, en el cual se reflejan las imágenes de las personas que marchan en pos del venerable sabio, no importa la distancia en que se hallen.

Los “Mamas” diagnostican las enfermedades poniendo una esfera de vidrio sobre la nuca del paciente, y por allí auscultan el interior del organismo, mejor que con los rayos X. Ellos sonríen desdeñosamente del complicado mecanismo de la ciencia oficial.

Poniendo la esfera de vidrio sobre las ropas de un enfermo, bástales para diagnosticar la enfermedad aunque el paciente se encuentre a muchas millas de distancia. ¿Podría hacer esto alguno de los científicos modernos?

Qué interesante sería que posponiendo la suficiencia universitaria, hiciera alguno el ensayo de estudiar medicina “Maya” en la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia)

Del intelectualismo sin espiritualidad, resultan los “bribones”, y éstos han sido la desgracia para el mundo.

Los médicos indios curan, y muchas de sus curaciones son instantáneas, porque ellos saben, desde tiempos remotísimos el acertado manejo de los elementales.

Hay también templos de luz en Taganga y Gaira (Costa Atlántica de Colombia). En todos esos templos ocultos moran los grandes iniciados del Rayo Maya. El templo majestuoso de Sierra Nevada de Santa Marta es el Santuario augusto de los altos iniciados de la “Sierra”.

Estos templos se hallan en estado de “JINAS”, esto es, dentro de la cuarta dimensión, y son las catedrales de la Naturaleza donde moran los grandes sabios de la “Culebra”.La clave para viajar en cuerpo astral, en la forma que dejamos consignada, se la debemos a Kalusuanga, el Dios Poderoso hijo de los siete mares rojos y de los siete rayos del sol.

Haciendo uso de esa clave podrán los discípulos “salir” de su cuerpo físico cada vez que lo deseen, y asistir en cuerpo astral a los templos del Rayo Maya para recibir instrucciones de sabiduría médica.

Los altos Iniciados “Mamas” se comunican con los Mahatmas del Tibet y conocen a fondo los vegetales de la India Oriental.

El presidente de los indios Arhuacos se mete en un misterioso recipiente con licor raro, y cuando sale de allí, su cuerpo físico ya está en el plano astral, y de ésta manera se traslada con cuerpo y todo, en pocos instantes, a donde quiera.

Pero estos sabios indios son terriblemente callados y humildes, ningún “civilizado” logra jamás sacarles sus secretos, a menos que se haya hecho digno y merecedor de ser recibido por “discípulo”.

Tengo que agradecer en este trabajo los excelentes datos que tuvo a buen gusto suministrarme Dionisito de la Cruz, residente en la finca de “Tierra Grata”, a veinte kilómetros de Fundación, para mis investigaciones sobre la Sierra Nevada.

Tengo también que darle las gracias a un indígena del Departamento de Bolívar (Colombia) por los datos suministrados para esta labor, que fueron magníficos.

Presento también mis agradecimientos al Maestro Paracelso, quien revisó y corrigió los originales de esta obra, a fin de que ella cumpla la solemne misión que se le ha asignado en la futura Edad de Acuario.

Doy también las gracias al Maestro Kalusuanga por su clave maravillosa, que permitirá a los discípulos latinoamericanos de sangre aborigen ponerse en contacto con los templos de misterios del Rayo Maya.

Hay porciones de territorio colombiano donde la sangre aborigen es sumamente fuerte, como ocurre con el Departamento de Boyacá, por ejemplo. Los discípulos de sangre marcadamente “india”, con la clave del Maestro Kalusuanga podrán aprender a “salir” en cuerpo astral y recibir instrucción esotérica en los templos del Rayo Maya, que es el rayo autóctono americano.

Doy también las gracias a los Maestros Morya, Kout Humi, Hipócrates y otros por su cooperación en esta solemne misión que se me ha confiado.

También doy las gracias a mi santo Gurú, cuyo nombre sagrado no se debe mencionar.

Yo, AUN WEOR, el Maestro de los misterios egipcios, soy el Gran Avatara de Acuario, el Iniciador de la Nueva Era, el Maestro de la Fuerza.

Ha llegado la hora de las grandes decisiones y no hay tiempo que perder. Estamos asistiendo a la última agonía de una raza caduca y degenerada.

Ahora nos toca empuñar la espada de la Justicia para desenmascarar a los traidores y desconcertar a los tiranos.

CAPITULO I

LAS FACULTADES DE MEDICINA

“La vanidad de los eruditos no viene del cielo sino que la aprenden los unos de los otros, y sobre esta base edifican su iglesia” (De fundam Sap. Frangm. Paracelso)

Bruno Noah, en una revista de Berlín, dice textualmente: “Su excelencia el rector de la Universidad de Halle, el señor profesor doctor Hahne dice en su discurso 2-2-1934: “Tengo el suficiente valor de declararme públicamente partidario de la Astrología, y que ya es tiempo de reconocer la Astrología como una ciencia; lamento no haberme preocupado antes por la Astrología”.

El honorable cuerpo médico de Berlín, es de suponer que acate la autorizada declaración del doctor Hahne, desde luego que éste no es ni “tegua” oportunista, ni galeno impostor. La Astrología es una ciencia que se remonta a las primeras edades de la humanidad, y todas las antiquísimas escuelas de medicina bebieron en su fuente de sabiduría inagotable. Siendo esto así, como en efecto lo es, el retrasado reconocimiento del médico alemán no otorga mérito alguno a la Astrología, pero ya es bastante su reconocimiento…

Los indios Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia) no tienen que lamentarse de haber ignorado la Astrología. “Astrología y Medicina” es un sistema de enseñanza médica infalible, indispensable, como que son partes de un mismo y complicado organismo. Usar una de estas partes o estudiar uno de estos elementos con prescindencia del otro, es anacrónico y anticientífico.

“El Dr. Walter Krish de Stralsund – dice el doctor Krumm Heller – fundó una nueva teoría sobre los órganos de los sentidos, que abre nuevos horizontes a la fisiología sensorial. Mucho se habla ahora del sexto sentido, y encuentran que se ha de buscar en la cuarta dimensión.”

El sistema médico de los indios Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta, es análogo al de los Lamas del Tibet, y en materia de fisiología sensorial y anatomía humana están aquellos en posición envidiable en comparación con la cacareada sapiencia modernista.

Trece años estudian medicina los médicos Arhuacos y doce años es el mínimo de los médicos Lamas del Tibet.

El estudiante Arhuaco de medicina permanece “enclaustrado” en un apartamento de dos piezas, trece años precisos. A los siete años de edad, inicia sus estudios, y se gradúa a los veintiuno. Por una ventana entra el sustento al estudiante, y por otra recibe las enseñanzas de su instructor, juntamente con las plantas medicinales. Enseña primero el profesor que sabe menos y termina el que sabe más. El número de instructores varía según sean los cursos que recibe. Cada profesor maneja su mochila de plantas. El estudio de las plantas versa sobre sus elementales y sus poderes ocultos. Esta es la antigua ciencia de la ELEMENTOTERAPIA.

En la noche, el discípulo es instruido fuera del apartamento por los profesores de Astrología y Magia Práctica, y para lograr esta instrucción tiene que desarrollar la clarividencia o sexto sentido, que fue presentido por el doctor Walter Krisch, de Stralsund.

El procedimiento que utilizan los estudiantes de medicina Arhuacos para desarrollar la clarividencia, es como sigue: Con una vara en la mano permanece el discípulo contemplando una estrella en el cielo, pugnando por percibir el sitio que el profesor desea. Después de cierto tiempo de prácticas diarias, no habrá seguramente lugar de la tierra, por remoto que sea, que el estudiante no pueda ver desde la Sierra Nevada de Santa Marta.

Los indios del Departamento de Bolívar (Colombia) desarrollan su sexto sentido con el siguiente procedimiento: Siendo las seis pasadas meridiano, el aspirante coloca en el suelo, debajo de un árbol que puede ser Guásimo, Olivo, Totumo o Trébol, una botella con ron, un reloj, una vela encendida y un plato con comida, el cual consume mientras mira fija y penetrantemente el ron, la vela y el reloj.

Siempre ejecutan los indios estas prácticas con el rostro hacia el sol poniente, pronunciando llenos de fe el credo cristiano. El jueves y viernes son los días especiales para realizarlas.

Los órganos sensoriales de los sentidos son la fuente de información para la mente, y a medida que más finos sean los sentidos humanos, mejor percepción tendremos de las cosas que nos rodean, por ende, más exactos serán nuestros juicios conceptuales.

El físico alemán Alfred Judt, sostiene que un individuo de pura sangre oye ocho octavas completas de la nota sol, con dos líneas frecuencia (96.825) o con líneas frecuencia 24,787,200, en tanto que la media de los europeos mestizos alcanzan muchísimo menos la zona auditiva grave o la alta.

Los “pura sangre” disponen de sentidos más finos, y si sumamos el despertar de la clarividencia o sexto sentido localizado en las glándulas Epífisis, tendremos una más penetrante percepción sensorial y una pura fuente de información objetiva, que no es posible alcanzar a los estudiantes de las facultades de medicina oficial por carencia de medios apropiados.

Los indios Arhuacos y los Lamas Tibetanos conocen a fondo la anatomía humana. A los textos de anatomía oficial les falta la anatomía de los cuerpos internos del hombre, que es séptuple en su constitución orgánica.

Cada órgano es, por consiguiente, séptuple en su constitución interna. He aquí los siete cuerpos del hombre:

1° Cuerpo físico.

2° Cuerpo Vital

3° Cuerpo Astral.

4° Cuerpo mental.

5° Cuerpo de la Voluntad.

6° Cuerpo de la Conciencia.

7° ESPIRITUS (el INTIMO)

El insigne Maestro Paracelso los determina así:

1° El Limbus.

2° La “Mumia”.

3° El Archaous.

4° Cuerpo Sideral.

5° Adech (el hombre interno o cuerpo mental, hecho de la carne de Adán)

6° Aluech.

7° Cuerpo del INTIMO.

Estos son siete organismos de distintas materias o grados de sutilidad, que cualquier profesor de medicina podría percibir si desarrollara la clarividencia con los procedimientos que se dan en esta obra.

Un estudio de Anatomía para que sea completo tiene que abarcar en su conjunto los siete cuerpos del hombre en todas sus interrelaciones.

Emmanuel Kant, el gran filósofo alemán, admite ese “nisus formativus”, cuerpo astral, Lingam Sarira de los teósofos.

Estos distintos cuerpos internos del hombre, obran sobre nuestras glándulas endógenas y sobre nuestras hormonas. Y no se puede ser médico sin conocer a fondo ese “nisus formativus” de que nos habla Kant.

El doctor Krisch concluyó que el olfato, la vista, el oído y demás sentidos del hombre, funcionan mediante oscilaciones electromagnéticas.

Lakosky, el gran sabio ruso, fundador de la teoría emanatista, llegó a la conclusión de que todo irradia y de que todo es energía.

Es absolutamente imposible ser médico en toda su acepción sin ser clarividente y sin haber estudiado la anatomía, biología y patología de todos los siete cuerpos del ser humano.

El Maestro Paracelso, dice: “Hay dos especies de carne, la carne de Adán (el cuerpo físico) es la carne terrestre, grosera. La carne que no se deriva de Adán es de una especie sutil. No está hecha de materia grosera, y penetra en todas las paredes sin necesidad de puertas o agujeros, sin embargo, ambas especies de carne tienen su sangre y sus huesos y ambas difieren también del espíritu.” (Paracelso – De Nymphis)

Estos cuerpos energéticos internos del hombre son organismos materiales, que el médico tiene que conocer a fondo para diagnosticar las enfermedades sin fallar, sin cometer torpezas.

De nada sirve conocer la química oficial si no se conoce la “química oculta”. De poco serviría conocer la biología exterior si no se conoce la biología interna de los siete cuerpos del hombre. Lo propio ocurriría conocer solamente la Anatomía “externa”, si se desconoce la Anatomía “interna”. Baldío sería el estudio teórico de la Bacteriología sin un microscopio de laboratorio.

Es absurdo estudiar medicina sin haber desarrollado la clarividencia positiva, que nos permita ver y palpar los siete cuerpos del hombre.Los medios de diagnosis de la ciencia oficial son insuficientes y, por esta causa, la mayor parte de los pacientes mueren y no se sabe de qué enfermedad.

El indio Jerónimo Montaño colocaba una bola de vidrio en la nuca del enfermo, y a través de ella veía el organismo mejor que con Rayos X. Y cuando era menester diagnosticar a un paciente distante, le bastaba humedecer la esfera de vidrio con ron y envolverla en la ropa del enfermo. De esta singular manera conocía la enfermedad y la diagnosticaba con certeza.

En cierta ocasión, dos escépticos le llevaron el sombrero de un muerto para que el indio Jerónimo les dijera a quién pertenecía. Tomó éste el sombrero entre sus manos e invitó a los dos escépticos a entrar en su consultorio. Luego con voz recia les dijo: “Aquí está el dueño del sombrero”. Los dos sujetos cayeron desmayados al ver sentado en una silla al mismo difunto del experimento.

Yo quisiera ver a un alumno de último año de medicina diagnosticando en presencia de un “Mama” de la Sierra Nevada de Santa Marta… Sería divertido, muy divertido…

Al finalizar los estudios de medicina, el alumno Arhuaco es examinado por todos sus profesores en presencia del gobierno de los indios de la Sierra. Y cada profesor examina con sus mochilas de plantas una por una, los astrólogos en astrología, los magos en magia práctica, etc.

Los exámenes sobre plantas se relacionan con el ocultismo de ellas, es decir, con la ELEMENTOTERAPIA, que ignoran los botánicos. Las escuelas de medicina de los Lamas del Tibet Oriental, hacen lo propio. Una de sus especialidades es la Osmoterapia o curación con perfumes.

De un devocionario Lamáico copiamos la siguiente oración, mencionada por Krumm Heller: “Flores sublimes, escogidos rosarios de florecillas, música y ungüentos de deliciosa fragancia, luces esplendentes y los mejores perfumes traigo a los victoriosos (los Budas); magníficas túnicas y extrafinos perfumes, saquitos llenos de pebetes partidos, iguales en número a las montañas del “Mirú” y todas las más lindas creaciones, traigo a los victoriosos”.

Frhr. Von Perckammer pintó un cuadro, mencionado por el doctor Krumm Heller, en el que aparece un Lama en el patio del Yungho-Kung en el templo de la eterna paz, presagiando junto a un incensario.

En el convento Lama de las cien mil imágenes de “Maitreia” nunca faltan los perfumes. El doctor Rudolf Steiner afirma que el empleo de los perfumes para la curación de las enfermedades tenía un pasado remotísimo y un espléndido porvenir. Leadbater dice que nuestros pecados y culpas repercuten en el cuerpo Astral y que pueden ser eliminados por la acción de ciertos perfumes. Cada vicio tiene sus larvas que se adhieren al cuerpo Astral, y sólo desintegrando esas larvas por medio de ciertos perfumes se logra la curación total de esos vicios.

Estatuas de Buda hecha con madera olorosa del sándalo, existen en Pekín, en Tibet y en el claustro Mongólico Erdoni “Dsu”. Estas estatuas se llaman “Dscho” (escrito “je”) por abreviación de “jebe” esto es del señor o maestro. Las hay en Lassa capital del Tibet.

“Tschima-Purna” es el nombre de ciertas bolas de paño llenas de hierbas aromáticas que tibetanos y mongoles cuelgan de los techos de sus templos para fines curativos.

Krumm Heller nos habla en uno de sus libros del Lama Rintschen, que practicaba en Berlín. Trajo sus esencias del Tibet y jamás compró una droga siquiera. Su misión era velar por la salud de los mongoles domiciliados, según nos cuenta Huiracocha.

Los severos estudios de medicina Himaláyica y Trans-Himaláyica, incluyen la ELEMENTOTERAPIA, la OSMOTERAPIA, la anatomía de los siete cuerpos y la astrología y Química ocultas. Todo médico Lama es clarividente, y realmente no se puede ser médico sin ser clarividente. Oídlo señores de la medicina oficial.

El diagnóstico por percusión y auscultación, y el modo de caminar y moverse un ciego, son análogos. Usar el tacto para poderse orientar en un diagnóstico, es absolutamente inseguro y pueril. Los médicos Arhuacos y Lamas no necesitan para nada de estos anticuados métodos de diagnóstico de la medicina oficial, propios para ciegos. Ellos tienen desarrollado el sexto sentido, la clarividencia, y pueden ver directamente las causas de la enfermedad y sus efectos en los cuerpos internos.

En las selvas profundas del Amazonas hay una ciudad subterránea donde moran algunos Yoguis Occidentales. En esa misteriosa ciudad se aguardan celosamente los sagrados tesoros de la sumergida Atlántida. Esos sabios médicos Yoguis son los celosos guardianes de la antiquísima sabiduría médica.

En las selvas espesas de California existe también otra misteriosa ciudad, que no podrá ser descubierta jamás por los civilizados del siglo XX. Aquí mora una raza superviviente de la vieja Lemuria. Esta raza es la más antigua depositaria del precioso tesoro de la sabiduría médica.

En Centro América existen de la misma manera varios santuarios de medicina, fundamentada en el “arte regio” de la Naturaleza. Y no escasean en el mundo entero sitios secretos donde se estudia y cultiva la sabiduría médica, que otrora el hombre conoció cuando todavía actuaba fuera de la atmósfera viciada de la vida urbana.

Ha llegado la hora de ACUARIO. Yo, AUN WEOR, he tocado la campana de la Nueva Era en el momento crítico de la Edad Negra. El mundo entero se ha lanzado a la catástrofe final. La edad de las tinieblas se precipita y las naciones se aprestan al desastre, unas contra otras. ¿Dónde está vuestra cultura, pueblos bárbaros? ¿Qué se hizo vuestra ponderada civilización? ¡Los muertos y los inválidos se multiplican como las arenas del mar!.

Las epidemias enlutecen el mundo. Por doquiera la muerte avanza triunfante, desoladora. El transitorio poder de la medicina alopática, ríndese ante la avalancha del dolor humano.

Ha llegado la hora de volver a la Naturaleza, de retirarse a los campos, de que se aprendan las enseñanzas que doy en este libro. Y allí, en la paz profunda de los bosques, a semejanza de los santuarios del Tibet y de la Sierra Nevada de Santa Marta, fundar planteles de sabiduría médica.

¡Jóvenes de genio, humanidad indefensa, hombres insatisfechos, vamos a la lucha con esta bandera de reconquista que enarbolo a todos los vientos! ¡Vamos a la batalla contra los exclusivismos científicos! ¡Vamos a la guerra contra lo dañoso y anticuado!

¡A la batalla por ACUARIO!!! ¡A la batalla por la Nueva Era!!!

CAPITULO II

LOS CONSULTORIOS MEDICOS

“Aquel que puede curar enfermedades, es médico. Ni los emperadores, ni los papas, ni los colegios, ni las escuelas superiores pueden crear médicos, pueden conferir privilegios y hacer que una persona que no es médico aparezca como si lo fuera, puede darle permiso para matar, mas no pueden darle poder de sanar, no pueden hacerlo médico verdadero si no ha sido ya ordenado por Dios”. (Paracelso)

Para ser médico verdadero se necesita tener sabiduría. La palabra “wisdom” (sabiduría) se deriva de vid (ver) y de don (juicio). Aquí se alude a lo que se ve con los sentidos del alma y del INTIMO; a los juicios sabios, fundamentados en esas percepciones ultra-sensoriales, y no simples intelectualismos dogmáticos, a vanidosas suficiencias profesionales, ya en declinación y decrepitud.

¿Cómo puede llegar a la sabiduría aquel que no ha desarrollado la clarividencia? ¿Cómo puede ser médico de los demás aquél que no es médico de sí mismo? ¿Cómo puede sanar a los demás aquél que no está sano en su corazón?

El 50% de los consultorios médicos, sin pecar por exageración, son prostíbulos disimulados. Que lo diga el otro 50% de médicos inculpados.

En los consultorios médicos adultera la aristocrática dama y la humilde aldeana. El rubor de las jóvenes esposas o de las pudorosas doncellas no alcanza a detener el desafuero del médico de ver y de tocar lo que es secreto y prohibido. Y esto ocurre precisamente cuando la reprimida o insaciable “libido”, lo que Freud llama “hambre sexual”, no puede o no tuvo tiempo de devorar honras y sacrificar virtudes… Un médico auténtico, tiene que ser absolutamente casto y bueno, o en último término, blando de corazón.

¿Obrar así, contra las leyes morales, es sabiduría? O será cultura esto, civilización, o ¿Cómo se podría llamar?

La Maestra H. P. Blavatsky dice: “Cuando aparecieron en la tierra hombres dotados de inteligencia superior, dejaron a este poder supremo (el intimo) obrar irresistiblemente, y de él aprendieron sus primeras lecciones. Todo lo que tuvieron que hacer, fue imitarlo, pero para reproducir los mismos efectos por un esfuerzo de voluntad individual, se hallaron obligados a desarrollar en su constitución humana un poder creativo (el Kundalini), llamado Kriyasakty en la fraseología oculta”.

Para ser médico es preciso el fuego del Espíritu Santo. Este fuego resulta de la transmutación de nuestras secreciones sexuales por medio de la Culebra.

¿Cómo puede servir de vehículo de expresión para el “INTIMO’ aquel cuya alma está manchada por el amor al lucro y por la sed insaciable de fornicación?

El “INTIMO” en nosotros, es nuestro Maestro Interior, nuestro Dios, nuestro “Real Ser”, nuestro “Espíritu”, nuestro Yo Superior, nuestro Padre que está en secreto. El “INTIMO” es una llama inefable de la Gran Hoguera; Un fragmento del absoluto en nuestro corazón.

El “INTIMO” dentro de nosotros es aquel Ruach Elohim que según Moisés, labraba las aguas en el principio del mundo. El “INTIMO” es la “MONADA” de Carpócrates, el “DAIMON” de Sócrates, la Seidad de los tibetanos, el silencioso Gandarva o Músico Celeste de los Hindúes.

El “INTIMO” es nuestro Padre en nosotros, el Alma es el Hijo, y el Espíritu Santo es la fuerza sexual, llamada Kundalini, simbolizada en la culebra. Cuando el hombre ha desarrollado en su constitución humana ese poder del fuego, entonces es ya médico auténtico, ungido por Dios. De esta manera el “INTIMO” Divino se expresa a través del Ungido, y realiza asombrosas curaciones.

Un hombre puede haber estudiado teóricamente el organismo humano y sus enfermedades, pero esto no quiere decir que tenga el poder de sanar, porque nadie puede recibir este poder de los hombres, sino de Dios.

En el país asoleado de Khen, allá en los lejanos tiempos del antiguo Egipto, los enfermos eran llevados, no a consultorios médicos, sino a los templos augustos y sagrados donde se cultiva la hierática sabiduría. De los templos salían los enfermos sanos y salvos.

Un sopor de eternidades pesa sobre los antiguos misterios. En la noche profunda de las edades parece percibirse allá, en la remota lejanía, el verbo delicioso de los viejos sabios que esculpieron su sabiduría en extraños relieves en los muros invictos. Calles de esfinges milenarias contemplaron silentes millares de peregrinos venidos de distantes tierras en busca de salud y de luz. Rostros quemados por el sol ardiente de la Arabia feliz, gentes venidas de Caldea, mercaderes judaizantes de Cíclopes o de Tiro, viejos Yoguis de la tierra sagrada de los Vedas…

La medicina fue siempre sagrada. La medicina fue el patrimonio bendito de los magos. En esos olvidados tiempos del lejano Egipto, los enfermos cubríanse de aromas en los templos y el verbo inefable de santos Maestros llenábalos de vida. La gran “Ramera”, cuando esto ocurría no había parido al “Anticristo” de la falsa ciencia, y tampoco el pontífice de todas las abominaciones de la tierra habíase sentado sobre sus siete colinas.

Y en aquellas provectas edades, bajo los pórticos sagrados, exclamaba el sacerdote de Sais: ¡Solón, Solón, ay hijo mío! Día llegará en que los hombres se reirán de nuestros sagrados jeroglíficos, y dirán que los antiguos adorábamos ídolos”.

En la edad de ACUARIO, que ya se avecina, se acabarán los consultorios médicos y se abrirán “Santuarios de Curación” por donde quiera, no importa que nos toque soportar con estoicismo los zarpazos de la bestia, cuyo número es 666.

¡Hijos de la luz, por nuestras ideas, a la batalla! ¡Por el triunfo de la verdad y el Bien, a la batalla!

CAPITULO III

SANTUARIOS DE CURACION

Estamos en el paraje de un bosque tropical. Aquí todo respira un aire de profundo misterio. En este sitio vivió una raza de sabios Iluminados, mucho tiempo antes de que nuestra amada América hubiera sido invadida por hordas españolas.

En este paraje llamado Coveñas, Departamento de Bolívar, cerca al pueblo de San Andrés (República de Colombia), viven todavía unos sabios Gnósticos de raza indígena. Estamos a la vista de un pozo “encantado”. Alrededor del pozo camina una alimaña silvestre llamada “cien-píes” por los nativos de la región, la cual desaparece entre las aguas.

Todo está saturado por un aire misterioso. Algunas momias petrificadas por los siglos, parece que espiaran todos nuestros actos.

Estamos en presencia de un Santuario de Curación.

Peregrinos que vienen de lejanas tierras en busca de salud, musitan oraciones piadosas, pidiendo al difunto “Mama” que cura, permiso para entrar en su Santuario, en donde su momia parece sonreír.

Es de obligación forzosa para todos los peregrinos, pedirle permiso al difunto para poder seguir adelante. Cuando el peregrino viola este precepto, el cielo se llena de densos nubarrones y estalla terrible tempestad; parece como si el “Mama” indignado azotara la comarca con su látigo de fuego.

En este paraje existen algunas riquezas que nadie se atreve a tocar porque están “encantadas”.

Los peregrinos al acercarse a la momia, recogen plantas, tierra o metales con los cuales se curan milagrosamente…

Este “Mama”, a pesar de muerto, sigue “mandando” y curando. Indudablemente es Rey y Sacerdote del Universo.

Así es el sacerdote Gnóstico: un Rey y un Sacerdote del Universo, que sabe mandar y bendecir.

El Santuario de curación de todo médico gnóstico, debe tener su Altar, hecho con madera de Ciprés o madera olorosa. Antes de su consagración, es necesario lavar la mesa con agua caliente y jabón perfumado.

La mesa se consagra restregándola con una esponja embebida en agua de rosas y untándola con un “mastic” compuesto de cera virgen blanca, almáciga, incienso, áloe, tomillo, resina de pino e incienso de Esmirna.

También se puede hacer la mesa de madera de Cedro, que es la madera del Iniciado José, padre de Jesús de Nazaret. El Cedro tiene grandes poderes ocultos.

El jueves y viernes Santos, los gigantescos Cedros de los bosques se comunican entre sí por lúgubres golpes que resuenan en lejanos parajes.

Sobre la mesa del Santuario de curación, debe haber siempre un mantel y sobre éste, una carpeta doblada con pinturas que representen “dramas de la pasión del Señor”. Las carpetas son semejantes al corporal de la Iglesia Romana.

Sobre la carpeta se colocarán los vasos y cálices sagrados, conteniendo de sustancias vegetales que se dan a beber a los enfermos.

También sobre la mesa no puede faltar la redoma de perfumes, que es un vaso metálico, cilíndrico y prismático, que tiene base o pie de copa y sobre la tapa una torrecilla o banderita metálica hecha de estaño o cobre, que son los metales de Júpiter y Venus.

Para curar al enfermo se le debe rodear de intensos perfumes. El incienso es el principal vehículo para las ondas curativas de la mente del médico mago, en combinación con los elementales vegetales.

Al incienso se le puede añadir algunas plantas aromáticas, flores de Chipre, Nardo, Azafrán, Ámbar, Cálamo, Acíbar y el polvo de especias.El médico Gnóstico jamás usará perfumes o sustancias odoríferas que contengan sustancias minerales, porque eso es ejecutar magia negra.

Los perfumes se bendecirán con la siguiente oración: “Alabado seas, Señor Dios nuestro, Rey del mundo, que creaste todas las especies de aromas”.

La medicina “Lamáica” divide las esencias odoríficas en cinco grupos: repugnantes, penetrantes, picantes, aromáticas, rancias y asomagadas.

Con el utensilio para los perfumes se medicinará a los enfermos que requieran perfumes curativos.

Jamás deberán faltar las velas perfumadas en el Altar del médico Gnóstico, pues el fuego de las velas actúa sobre el subconsciente del enfermo en forma eficaz. En el Tibet, Mahayana el filósofo, escribió todo un libro sobre la preparación de “velas perfumadas”.

Después de toda operación curativa, el médico Gnóstico debe apagar una vela dentro de una copa de vino, en acción de gracias a los Dioses del Fuego.

En todo Santuario de Curación debe haber doce bolas de paño con hierbas aromáticas colgadas del techo. Cada bola contendrá las hierbas correspondientes a un signo zodiacal. Las doce bolas contendrán las hierbas de los 12 signos zodiacales.

Al inhalar el enfermo el perfume curativo de un signo zodiacal, sentirá que comienza su mejoría.

El folclorista Garay, en sus tradiciones y cantares de Panamá, describe cómo los Chamanes envuelven a los enfermos en perfumes y les cantan mantrams mientras los están medicinando.

Los Santuarios de Curación deben tener un piso de baldosas blancas y negras, y el médico Gnóstico usará en su Sanctum túnica de color. Nunca malos pensamientos pueden profanar este Santuario, en cuya portada se lee esta inscripción:

“TU QUE ENTRAS, DEJA ATRÁS TUS MALOS PENSAMIENTOS”.

CAPITULO IV

LAS CINCO CAUSAS DE LAS ENFERMEDADES

Cinco son las causas de las enfermedades, a saber:

1° Del Ens Astrale.

2° Del Ens Veneri.

3° Del Ens Espirituale.

4° Del Ens Naturae.

5° Del Ens Dei.

Dice el Maestro Paracelso: “Todas las enfermedades tienen su principio en alguna de las tres sustancias: sal, azufre y mercurio, lo cual quiere decir, que pueden tener su origen en el mundo de la materia (simbolizado por la sal), en la esfera del alma (simbolizado por el azufre), o en el reino de la mente (simbolizado por el mercurio)”. Si se desea comprender mejor este aforismo del Maestro Paracelso, debe estudiarse la constitución interna del hombre. (Véase «El Matrimonio Perfecto» y «La Revolución de Bel»)

Si el cuerpo, el alma y la mente están en perfecta armonía entre sí, no hay peligro de discordancias perjudiciales, pero si se origina una causa de discordia en uno de estos tres planos, la desarmonía se comunica a los demás.

El YO, no es el cuerpo físico; tampoco es el cuerpo vital que sirve de base a la Química orgánica; ni es el cuerpo Sideral, raíz misma de nuestros deseos; ni la mente, organismo maravilloso cuyo instrumento físico es el cerebro. El YO no es el cuerpo de la Conciencia, en el cual se fundamentan todas nuestras experiencias volitivas, mentales o sentimentales. El YO es algo mucho más recóndito.

Lo que es el YO, muy raros seres humanos lo han comprendido.

YO no soy la luz ni las tinieblas. YO estoy mas allá del bien y del mal. YO soy el GLORIAN. YO soy el INTIMO. El GLORIAN es el rayo, que al tocar su “campanada” viene al mundo físico. El GLORIAN es la ley y es la raíz incógnita del hombre. El GLORIAN es el YO del YO. El GLORIAN es la ley dentro de nosotros.

Cuando el hombre obedece a la ley, no puede enfermarse; la enfermedad viene de la desobediencia a la ley. Cuando los siete cuerpos, como si fuesen siete YOES quieren actuar separadamente, el resultado es la enfermedad.

Los cuerpos físico y vital deben obedecer al alma; el alma debe obedecer al INTIMO, y el INTIMO debe obedecer al GLORIAN. Cuerpo, alma y espíritu, deben convertirse en un universo purismo y perfecto a través del cual pueda expresarse la majestad del GLORIAN.

Veamos un ejemplo concreto y simple: Si arrojamos piedras al agua, se producirán ondas necesariamente. Esas ondas son la reacción del agua contra las piedras.

Si alguien nos lanza una palabra ofensiva, sentimos ira. Esa ira es la reacción contra la palabra ofensiva, y la consecuencia puede ser una indigestión o un dolor de cabeza, o simplemente pérdida de energías, causa de alguna enfermedad futura.

Si alguien frustra un plan que tenemos proyectado, nos llenamos de honda preocupación mental. Esa preocupación es la reacción de nuestro cuerpo mental contra la incitación exterior.

Nadie duda que una fuerte preocupación mental trae enfermedades a la cabeza. Debemos gobernar las emociones con el pensamiento, y el pensamiento con la voluntad, y la voluntad con la conciencia.

Y debemos abrir nuestra conciencia como se abre un templo, para que en su altar oficie el sacerdote (el INTIMO), ante la presencia de Dios (el GLORIAN)

Tenemos que dominar nuestros siete vehículos y cultivar la serenidad, para que a través de nosotros pueda expresarse la sublime e inefable majestad del GLORIAN.

Cuando todos los actos de nuestra vida cotidiana, hasta los más insignificantes, sean la expresión viviente del GLORIAN en nosotros, entonces ya no volveremos a enfermarnos.

Estudiemos ahora las cinco causas de las enfermedades en sucesivo orden:

ENS ASTRALE

Dice Paracelso: “Los astros en el cielo no forman al hombre. El hombre procede de dos principios: el “Ens Seminis” (el esperma masculino) y el “Ens virtutis” (el INTIMO). Tiene por tanto dos naturalezas: Una corpórea y otra espiritual y cada una de ellas requiere su digestión (matriz y nutrición)”.

“Así como el útero de la madre es el mundo que rodea al niño y del cual el feto recibe su nutrición, de la propia manera la naturaleza, de la cual el cuerpo terrestre del hombre recibe las influencias que actúan en su organismo, el “Ens Astrale” es algo que no vemos pero que nos contiene a nosotros y a todo lo que vive y tiene sensación. Es lo que contiene al aire y del cual viven todos los elementos y los simbolizamos con “M” (misterium)”. (Paramirum Lib. 1)

Aquí nos habla claramente el gran Teofastro de la luz astral de los kabalistas, del ázoe y la magnesia de los antiguos alquimistas, del Dragón volador de Medea, del INRI de los cristianos y del Tarot de los Bohemios.

Ya llegó la hora en que la “Biocenosis” estudie a fondo el gran agente universal de vida, la luz astral y su “selbe et coagula”, representados en el macho cabrío de Méndez.

La luz astral es la base de todas las enfermedades y la fuente de toda vida. Toda enfermedad, toda epidemia tiene sus larvas astrales, que, al coagularse en el organismo humano, producen la enfermedad.En el templo de Alden, los Maestros sientan a sus enfermos en un sillón, bajo luz amarilla, azul y roja. Estos tres colores primarios sirven para hacer visibles en el cuerpo astral las larvas de la enfermedad.

Después de que los Maestros extraen estas larvas del cuerpo astral del paciente, tratan este organismo con innumerables medicamentos.

Sano ya el cuerpo astral, el cuerpo físico sanará matemáticamente, porque antes de que enfermasen los átomos físicos de un órgano, enferman los átomos “internos” del mismo órgano. Curada la causa, curase el efecto.

Toda persona enferma puede escribir una carta al templo de Alden, y recibirá ayuda de los médicos Gnósticos. La carta debe ser escrita por el interesado, y quemarse luego por él mismo, después de haberse perfumado con incienso, en el propio acto.

La carta astral o alma de la carta quemada, irá al templo de Alden. Los Maestros de la sabiduría leerán la carta y asistirán al enfermo.

Debemos tener nuestras casas aseadas, tanto en lo físico como en lo astral. Los depósitos de basura están siempre llenos de larvas infecciosas. Hay sustancias odoríferas que queman las larvas o las arrojan fuera de la casa. El frailejón es una planta que utilizan los indios Arhuacos para desinfectar sus casas. Se puede también hacer la desinfección con belladona, alcanfor y azafrán.

Minerva, la Diosa de la Sabiduría, esteriliza los microbios del aposento del enfermo con cierto elemento alquímico que irradia mediante sistema especial. Esto les impide reproducirse.

También tiene Minerva un lente cóncavo, que aplica al órgano del enfermo, estableciendo así un foco de magnetismo perenne que produce la curación.

Debemos evitar el trato con personas malvadas, pues esas personas son centros de infección astral.

ENS VENERI

“Si una mujer deja a su marido, no se halla entonces libre de él, ni él de ella, pues una unión marital, una vez establecida, permanece para toda la eternidad”. (De “Homunculis”, Paracelso)

Realmente, en el semen está contenida la personalidad humana, pues el semen es el astral líquido del hombre y toda unión sexual es por este motivo indisoluble.

El hombre que tiene contacto sexual con una mujer casada, queda por este motivo vinculado a parte del karma del marido. Fluídicamente, los dos maridos de la mujer quedan conectados mediante el “sexo”.

Cuando el semen cae fuera de la matriz, fórmanse con sus sales en corrupción ciertos parásitos, los cuales se adhieren al cuerpo astral de quien los engendró, absorbiendo de esta manera la vida de su progenitor.

Los hombres masturbadores engendran “súcubos” y las mujeres masturbadoras engendran “íncubos”. Estas larvas incitan a sus progenitores a repetir incesantemente el acto que les dio vida. Tienen el mismo color del aire y por eso no se ven a simple vista. Remedio eficaz para librarse de ellas es llevar flor de azufre entre los zapatos. Los vapores etéricos del azufre las desintegran.

Al abandonar el alma el cuerpo físico por causa de la muerte, se lleva todos sus valores de conciencia. Al reencarnar en un nuevo cuerpo físico trae todos estos valores de conciencia, tantos buenos como malos. Estos valores son energías positivas y negativas.

Todo ser humano corriente tiene en su atmósfera astral cultivos de larvas de formas tan extrañas que la mente no puede concebir.

Los valores positivos traen salud y dicha. Los valores negativos se materializan en enfermedades y amarguras. La viruela es el resultado del odio. El cáncer, de la fornicación. La mentira desfigura la figura humana engendrando hijos monstruosos. El egoísmo extremado produce la lepra. Se es ciego de nacimiento por pasadas crueldades. La tuberculosis es hija del ateísmo. Cada defecto humano, es pues, un veneno para el organismo.

ENS ESPIRITUALE

La extraña historia que relatamos a continuación, sucedió en un pueblo de la costa Atlántica de Colombia conocido con el nombre de Dibulla. Sus moradores, en su mayoría, de raza negra, vivían despreocupados e indolentes. Un día, hace algunos años, nativos de esta localidad robaron a los indios Arhuacos reliquias sagradas de sus antepasados. El “Mama” Miguel envió una comisión a Dibulla con este recado:

“El “Mama” ha puesto el lebrillo y sabe que en este pueblo están las reliquias de nuestros antepasados; Si no las entregáis en la luna llena, el “Mama” enviará los “Ánimos” y quemará el pueblo”. Esta petición sólo causó mofas y risas entre los dibulleros.

A la llegada de la luna llena, sin causa conocida, estalló un incendio en el pueblo. Cuando acudieron los vecinos a apagarlo, nuevos incendios estallaban, especialmente en las casas donde guardaban las reliquias robadas.

Parecía como si las potencias del fuego se hubieran confabulado contra aquel pueblo indefenso para convertirlo en cenizas. Cantaban en vano los curas sus exorcismos y las gentes lloraban amargamente. Todo era confusión, y perdida toda esperanza de contener el fuego, resolvieron devolver los dibulleros a los Arhuacos las reliquias sagradas. Inmediatamente y como por ensalmo, cesaron los incendios.

¿De qué medios se valió el “Mama” para producir los incendios? Indudablemente, de los elementales del fuego, contenidos en plantas, hierbas y raíces de los signos del fuego. Estos conocimientos son ignorados no solamente por científicos modernos, sino por las sectas que dicen ser poseedoras de las enseñanzas ocultas…

Al hablar del ENS ESPIRITUALE tenemos que ser claros en la expresión y precisos en el significado, porque ENS ESPIRITUALE es complejo en su esencia y en sus accidentes.

Al hablar de los Tatwas, que son criaturas elementales de los vegetales, advertimos que pueden ser utilizados por los magos negros para causar daño a sus enemigos. Cada vegetal es un extracto tatwico.

¿Y qué es Tatwa? Sobre esto se ha hablado bastante, pero no ha sido bien comprendido. Tatwa es vibración del éter. Todo sale del éter y todo vuelve al éter. Rama Prasá, el gran filósofo indio, habló de los Tatwas, pero no enseñó a manejarlos por no conocer a fondo la sabiduría de los Tatwas. También H.P. Blavatsky, en su obra “La Doctrina Secreta” habló de los Tatwas, pero ella desconocía la Técnica esotérica que versa sobre el uso práctico de los Tatwas.

Todo el universo está elaborado con la materia etérica Akasa, término usado por los indostaníes. El éter se descompone en siete modalidades diferentes que, al “condensarse”, dan origen a todo lo creado.

El sonido es la materialización del Akasa Tatwa. El sentido del tacto es la materialización del Vayú Tatwa. El fuego y la luz que percibimos con nuestros ojos es la materialización de Tejas Tatwa. La sensación del gusto no es más que la condensación del Tatwa Apas. El olfato es la materialización de Pritvi Tatwa. Hay otros dos Tatwas que sólo sabe manejar el mago. Son el Adi Tatwa y el Shamadi Tatwa.

Akasa, es la causa primaria de todo lo existente. Vayú es la causa del aire y del movimiento. Tejas es el éter del fuego animando las llamas. Pritvi es el éter del elemento tierra acumulado en las rocas. Apas es el éter del agua que entró en acción antes de Prithvi, pues antes de que hubiera tierra hubo agua.

Los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, fuego, agua y aire, son una condensación de cuatro clases de éter. Estas cuatro variedades de éter están densamente pobladas por innumerables criaturas elementales de la naturaleza.

Las salamandras viven en el fuego (Tatwa Tejas). Las ondinas y las nereidas en las aguas (Tatwa Apas). Las sílfides en las nubes (Tatwa Vayú). Los gnomos y pigmeos en la tierra (Tatwa Prithvi).

Los cuerpos físicos de las salamandras son las plantas, hierbas y raíces de los vegetales, influidos por los signos del fuego.Los cuerpos físicos de las ondinas son los elementales de las plantas influidas por los signos zodiacales del agua.

Los cuerpos físicos de las sílfides son los elementales de las plantas con los signos de aire.

Los cuerpos físicos de los gnomos son los elementales de las plantas bajo la influencia de los signos zodiacales de tierra.

Cuando el “Mama” Miguel incendió a Dibulla, utilizó el Tatwas Tejas. El instrumento para operar con este Tatwa son los elementales de fuego (salamandras) encarnados en las plantas, árboles, hierbas y raíces de los signos de fuego.

Manipulando el poder oculto de las plantas de agua, podemos operar con Apas y desatar las tempestades o apaciguar las aguas.

Manejando los elementales del aire encerrados en los vegetales de este signo (Vayú) podemos desatar o calmar los vientos y huracanes.

Manejando el poder oculto de las hierbas de los signos de tierra podemos transmutar el plomo en oro, pero para ello necesitamos de Tejas también.

Las tradiciones prehistóricas de la América precolombina nos aseguran que los indios trabajaban el oro como si se tratara de blanda arcilla. Esto lo conseguían con los elementales de las plantas, cuyo elemento etérico son los Tatwas.

Los magos negros utilizan los elementales de los vegetales y los Tatwas para dañar a distancia a sus semejantes.

Cuando las sílfides astrales cruzan el espacio, agitan a Vayú y Vayú mueve las masas de aire y se produce el viento.

Cuando un mago agita con su poder a los elementales del fuego, éstos a su vez actúan sobre Tejas, y entonces el fuego devora lo que el mago quiere.

En el mar estallan grandes batallas entre los elementos. Las ondinas lanzan el éter de sus aguas contra las sílfides, y éstas, devuelven el ataque enviando ondas etéricas contra las ondinas. De la agitada combinación de agua y aire estalla la tempestad. El rugido del mar y el silbido del huracán son los gritos de guerra de estos elementales.

Los elementales de la naturaleza se agitan cuando los correspondientes elementales se emocionan, entusiasman o mueven intensamente.

Al manipular los elementales de las plantas, nos hacemos dueños de sus Tatwas y de los poderes que ellos encierran.

El cuerpo etérico del hombre está constituido de Tatwas y sabemos que este cuerpo es la base sobre la que opera la Química orgánica.

La misma ciencia oficial, en sus tratados de física, ya no puede negar que el éter penetra todos los elementos físicos.

Dañando el cuerpo etérico, se daña matemáticamente el cuerpo físico. Utilizando los elementales vegetales y las ondas etéricas, pueden causar daño a distancia al cuerpo etérico entidades perversas. Las consecuencias son muy graves.

Los médicos magos de la raza india del Departamento de Bolívar (Colombia), prueban entre sí su ciencia y poder con el elemental del árbol Guásimo, en la siguiente forma: Hacen un círculo alrededor del Guásimo, lo bendicen, lo veneran y le ruegan el servicio de atacar al médico rival. Después de éste ritual, con un cuchillo nuevo levantan varios centímetros de la cáscara del árbol y colocan debajo un pedazo de carne de res (bofe).

Luego ordenan al elemental del árbol de Guásimo. De esta manera, trábase una lucha terrible entre los elementales de estos árboles, hasta que uno de los médicos muera.

El elemental del Guásimo es un genio de fuego, que se lanza impetuoso contra la víctima. Visto clarividentemente, este elemental usa capa hasta los pies y está dotado de grandes poderes.

Los magos negros practican cierto rito con el árbol almácigo (que yo naturalmente guardo en secreto para no darles armas a los malvados), logrando por este medio herir o matar a distancia a las personas que desean hacer daño. Para curar a un enfermo atacado por este procedimiento, el mago blanco emplea otro almácigo.

Lo primero que hace es dibujar la figura del enfermo en el tronco: hacer un círculo mágico alrededor del árbol y ordenar al elemental curar al enfermo. A medida que la incisión hecha en el árbol va sanando, también va sintiendo mejoría el enfermo; y cuando desaparece la cicatriz del tronco la curación completa se ha verificado.

Aquí ocurren dos fenómenos: El de la transmisión de la vida (Mumia), porque la vida del elemental del árbol cura al enfermo; y el de la trasplantación de las enfermedades, porque la enfermedad se transmite al vegetal agresivo y al mago negro, que van enfermando a medida que se cura el paciente. Con este procedimiento del almácigo se pueden curar a distancia muchas enfermedades.

Hay hechiceros que se valen de ciertas plantas, en mezcla con los alimentos, para llenar el organismo de sus víctimas de mortíferos gusanos, que han de producir la enfermedad y la muerte.

Otros inoculan blenorragia artificial o dan a beber sustancias animales peligrosas para producir determinados efectos. En otra parte de este libro, el lector podrá informarse detenidamente de estas cosas.

Los magos negros saben inyectar sustancias venenosas en el cuerpo Astral de sus víctimas, las cuales enferman inevitablemente. El cuerpo Astral es un organismo material un poco menos denso que el físico. Los maestros dan un vomitivo al cuerpo Astral del enfermo, en esos casos, para que arroje las sustancias inyectadas.

Los otros cuerpos internos también son materiales, y como tales, tienen sus enfermedades, sus medicinas y sus médicos. No son raras en el templo de Alden las operaciones quirúrgicas.

Un grave daño en el cuerpo mental, al transmitirse reflejamente en el cerebro físico, produce la locura. La desconexión entre el cuerpo Astral y el Mental, ocasiona locura furiosa. Si no hay ajuste entre el Astral y el etérico, necesariamente, resulta el idiota o cretino.

En el templo de Alden, en donde moran los grandes Maestros de la Medicina: Hipócrates, Paracelso, Galeno, Hermes y otros, hay un laboratorio de alquimia de alta trascendencia. Este templo está en el Astral, en las entrañas vivas de la gran Naturaleza.

Los cuerpos internos comen, beben, asimilan, digieren y excretan, exactamente lo mismo que el organismo físico, pues son cuerpos materiales en diverso grado de sutilidad solamente.

En toda sensación y reacción, estos cuerpos utilizan los Tatwas. Los Tatwas son la base fundamental de todo lo existente, y de la misma manera pueden ser vehículos de amor o de odio.

Lamento tener que disentir de la opinión del Maestro Huiracocha sobre el horario Tatwico. En su Tatwametro dice él, que cada Tatwa vibra durante 24 minutos cada dos horas, en el siguiente orden:

Akasa, Vayú, Tejas, Prithvi, Apas, Akasa.

Asegura Huiracocha que esta vibración de los Tatwas se inicia diariamente con la salida del sol. Esto está en desacuerdo con los hechos y las observaciones. El mejor horario tatwico es el de la Naturaleza.

Cuando el tiempo está frío, húmedo y lluvioso, encapotado el cielo de densos nubarrones, quiere decir que su causa radica en el éter mismo del agua (Apas) Cuando esto ocurre, las ondas etéricas del agua están sometidas a una fuerte vibración cósmica que coincide generalmente con una posición de la luna.

En horas o días de huracanes y brisa, podemos asegurar que las ondas etéricas del aire (Vayú) están en agitación y vibración.

Tardes llenas de sol, nos hablan claramente que el éter del fuego (Tejas) está vibrando intensamente.

Tiempo seco, bochornoso, nos traduce vibraciones de Akasa.

Horas llenas de alegría, plenas de luz las produce Pritvi.

El mejor horario Tatwico, es el de la Naturaleza. Cuando se agitan las ondas del fuego, la creación se inunda de luz y calor.

Si el éter acuoso vibra, se mueven las aguas y todo se humedece.

Cuando las ondas etéricas del elemento tierra, bullen y vibran, se alegra la Naturaleza entera.

Las estaciones de verano se pueden determinar al principiar cada año. La tradición de las cabañuelas es muy antigua pero ya se tiene olvidada y desfigurada. Se toma en la noche del primero de Enero, 12 terrones secos de sal de piedra. Se separan en dos grupos de seis, y se asigna a cada terrón un mes del año. Al día siguiente se observan los terrones: los secos serán los de verano y los húmedos serán meses de invierno.

Tanto los magos negros como los blancos, utilizan para sus respectivos fines los Tatwas de la Naturaleza.

Hay ciertos extractos Tatwicos que el mago blanco aprovecha para “cerrarse”. Para defenderse de las potencias del mal, cierra su atmósfera atómica y entonces ninguna influencia maligna, ni veneno mágico, ni trabajo de hechicería podrán afectarlo ni dañarlo.

En el departamento de Magdalena (Colombia) existe un árbol llamado “Tomasuco”, que lo usan para “cerrarse”. Esta operación la empiezan a las doce del día de un Viernes Santo. Trazan un círculo alrededor del árbol, bendícenlo y ruegan al elemental que con sus átomos protectores “cierre” la atmósfera personal, creando una muralla protectora que los defienda de los poderes tenebrosos. Hecha la petición, se acercan al árbol, caminando de sur a norte, y con un cuchillo nuevo cortan una de las venas del árbol y se bañan el cuerpo desnudo con el líquido. De este líquido que es muy amargo, se toman tres copas. Este extracto Tatwico nos protege de muchos males. A quienes se han “cerrado” de este modo, no podrán dañarlo ni los venenos ni los hechizos. Si tuviere a la mano algún líquido o sustancia venenosa, sentirá un choque nervioso.

El genio del árbol girará alrededor del mago blanco impidiendo la entrada a las potencias del mal.

En un festín, el Maestro Zanoni bebió vino envenenado y levantando la copa dijo: “Brindo por ti Príncipe, aun cuando sea con esta copa”, el veneno no le causaba daño al Maestro. También la historia cuenta que Rasputín bebió vino envenenado delante de sus enemigos y se rió de ellos.

ENS NATURAE

Los nervios son para el fluido vital lo que los alambres para la electricidad.

El sistema nervioso cerebro espinal es el asiento del INTIMO, y el sistema Gran Simpático es la sede del cuerpo Astral del hombre.

“El corazón envía todo su espíritu, por todo el cuerpo, así como el Sol envía todo su poder a todos los planetas y tierras; la Luna (la inteligencia del cerebro) va al corazón y vuelve al cerebro. El fuego (calor) tiene su origen en la actividad (Química) de los órganos (los pulmones) pero penetra todo el cuerpo. El licor vital (esencia vital) está universalmente distribuido y se mueve (circula en el cuerpo) Este humo contiene muchos humores diferentes y produce en él “metales” (virtudes y defectos) de varias especies”. (Paramirum L. 3- Paracelso)

Muchos médicos de la ciencia oficial van a exclamar ante estas afirmaciones: ¿Dónde están los cuerpos internos? ¿Cómo hacemos para distinguirlos y percibirlos? “Nosotros solamente aceptamos lo que se pueda analizar en el laboratorio y someter al estudio de los sistemas que hemos desarrollado”. O sea, que el límite de su capacidad está en relación con los aparatos que han perfeccionado. Esta posición en que se colocan de negar todo lo que no pueden comprender y de someter todo al dictamen de sus “cinco” sentidos, es absurda.

Si desarrollaran la clarividencia, que es el “sexto ” sentido, se darían cuenta de la verdad de estas aseveraciones.

No se debe olvidar que las “lumbreras” de la época de Pasteur se mofaron de él cuando afirmaba las famosas teorías que lo han hecho célebre. ¿No ocurrió lo propio y algo peor con Copérnico y Galileo, víctimas de lo que se creyó contrario a la verdad conocida o revelada? ¿No fueron los “sabios” que cubrieron de vituperios a Colón porque anunciaba la existencia de un nuevo mundo, más allá del cabo de Finisterre, fin de la tierra de entonces?

Se puede despertar el sexto sentido con éste procedimiento: Siéntese frente a una mesa; mire fijamente el agua contenida en un vaso, por espacio de diez minutos todos los días. Al cabo de algún tiempo de prácticas se despertará la clarividencia. La vocal “I” pronunciada diariamente, durante una hora, produce el mismo resultado. Despertada la clarividencia, se podrán ver los cuerpos internos y estudiar su anatomía.

Cuando el cuerpo etérico del hombre está debilitado, el organismo físico enferma por acción refleja. El cuerpo etérico tiene su centro en el Bazo. A través del Bazo penetran en el organismo las energías solares, que son el principio vital de todo lo existente. El cuerpo etérico es un duplicado exacto del cuerpo físico, y está hecho de Tatwas.

Cada átomo etérico penetra en cada átomo físico, produciéndose una intensa vibración. Todos los procesos de la química orgánica se desenvuelven con base en el cuerpo etérico o segundo organismo.

Todo órgano del cuerpo físico enferma cuando su contraparte etérica ha enfermado, y a la inversa: sana el cuerpo físico cuando el etérico está curado.

Los discípulos que no puedan recordar sus experiencias astrales, deben someter su cuerpo etérico a una operación quirúrgica, que realizan los Nirvanakayas en el primer salón del Nirvana (el primer sub-plano del plano Nirvánico, en lenguaje teosófico) Después de esta operación, el discípulo podrá llevar a sus viajes astrales los éteres que necesita para traer sus recuerdos.

El cuerpo etérico, consta de cuatro éteres: éter químico, éter de vida, éter lumínico y éter reflector. Los éteres químico y de vida, sirven de medio de manifestación a las fuerzas que trabajan en los procesos bioquímicos y fisiológicos de todo lo relacionado con la reproducción de la raza.

La luz, el calor, el color y el sonido se identifican con el éter lumínico y reflector. En estos éteres tiene su expresión el Alma sapiente, que es la Doncella querida de nuestros recuerdos. Vista clarividentemente esta doncella parece una bella dama en el cuerpo etérico.

Es necesario que el discípulo aprenda a llevarse en sus salidas astrales a la Doncella querida de los recuerdos para poder traer la memoria de lo que vea y oiga en los mundos internos, pues ella sirve de mediadora entre los sentidos del cerebro físico y los sentidos ultrasensibles del cuerpo Astral. Viene a ser, si cabe el concepto, como el depósito de la memoria.

En el lecho, a la hora de dormir, invoque al INTIMO así: Padre mío, tú que eres mi verdadero ser, te suplico con todo el corazón y con toda el alma, que saques de mi cuerpo etérico a la Doncella de mis recuerdos, a fin de no olvidar nada cuando retorne a mi cuerpo. Pronúnciese luego el Mantram LAAAA RAAAA SSSSSSS, y adormézcase.

Dese a la letra “S” un sonido silbante y agudo parecido al que producen los frenos de aire. Cuando el discípulo se halle entre la vigilia y el sueño, levántese de su cama y salga de su cuarto rumbo a la Iglesia Gnóstica. Esta orden debe tomarse tal cual, con seguridad y con fe, pues es real y no ficticia; en ello no hay mentalismos ni sugestiones. Bájese de la cama cuidadosamente para no despertarse y salga del cuarto caminando con toda naturalidad como lo hace diariamente para dirigirse al trabajo. Antes de salir de un saltito con la intención de flotar, y si flotare diríjase a la Iglesia Gnóstica o a la casa del enfermo que necesita curar. Mas, si al dar el saltito no flotare, vuelva a su lecho y repita el experimento.

No se preocupe usted por el cuerpo físico durante esta práctica. Deje a la Naturaleza que obre, y no dude porque se pierde el efecto.

Tiene el cerebro un tejido muy fino, que es el vehículo físico de los recuerdos astrales. Cuando este tejido se daña se imposibilitan los recuerdos, y sólo se puede remediar el daño en el templo de Alden, mediante curación de los Maestros.

Los canales seminíferos tienen átomos que tipifican nuestras pasadas reencarnaciones. También son los portadores de la herencia y de las enfermedades que sufrimos en vidas anteriores y las de nuestros antepasados.

La célula germinal del espermatozoo es séptuple en su constitución interna y con ella recibimos la herencia biológica y anímica de nuestros padres. El carácter y talento propios separanse de la corriente atávica, porque son patrimonio exclusivo del Ego.

En el corazón del Sol hay un hospital o casa de salud, donde se da asistencia oportuna a muchos iniciados desencarnados por curar sus cuerpos internos.

El aura de un niño inocente es una panacea para los cuerpos mentales enfermos. Las personas que sufren de enfermedades mentales encontrarían gran alivio durmiendo cerca a un niño inocente. También son muy recomendables los sahumerios de maíz tostado. El enfermo debe mantener el estómago libre de gases para evitar que asciendan al cerebro y causen mayores trastornos. El aceite de higuerilla es muy recomendado para estos enfermos de la mente en aplicaciones diarias a la cabeza.

Las vacunas deben proscribirse en todos los casos, pues dañan el cuerpo Astral de las personas. Si se desea recibir ayuda de los Maestros Paracelso, Hipócrates, Galeno, Hermes, etc., escriba al templo de Alden y pida atención médica.

Los Tatwas vibran y palpitan intensamente con el impulso de poblaciones de elementales e influencias de las estrellas. Los Tatwas y los elementales de las plantas son la base de la medicina oculta.

Los tumores purulentos en los dedos, curanse generalmente sumergiendo alternativamente la parte afectada en agua caliente y fría. La acción del calor y el frío (Tatwas Tejas y Apas) al establecer el equilibrio orgánico, restablecen la normalidad.

Todo ser humano carga una atmósfera de átomos ancestrales que tienen sus chacras en las rodillas. Allí, en las rodillas, y no en otra parte, está localizado el instinto de conservación y la herencia de la raza. Por esta exclusiva causa tiemblan las rodillas ante un grave peligro.

ENS DEI

Dice H. P. Blavatsky: “Karma infalible que ajusta el efecto a la causa en los planos físicos, mentales y espirituales del Ser, así como ninguna hasta la más pequeña, desde la perturbación cósmica, hasta el movimiento de nuestras manos, y del mismo modo que lo semejante produce lo semejante, así también karma es aquella ley invisible y desconocida que ajusta sabia, inteligente y equitativamente, cada efecto a su causa haciendo remontar ésta hasta su productor”.

Se paga karma en el mundo físico, y se paga también en los mundos internos, pero el karma en el mundo físico es por grave que sea él, muchísimo más dulce que el correspondiente Astral.

Actualmente, en el “Avitchi” de la luna negra, hay millones de seres humanos que están pagando terribles karmas. La mente del mago se horroriza al contemplar al Lucifer sumergido en fuego ardiente y azufre.

La mente del mago se horripila al contemplar a los famosos inquisidores de la Edad Media soportando el fuego que a otros hicieron soportar, y exhalando los mismos ayes lastimeros que a otros hicieron exhalar.

El alma del mago se estremece de horror al contemplar a los grandes tiranos de la “guerra” purgando sus karmas terribles en la luna negra.

Allí vemos a Hitler y a Mussolini sufriendo el martirio del fuego, que desataron sobre las ciudades indefensas.

Allí miramos a Abaddén, el Ángel del Abismo, sufriendo en sí mismo las cadenas y ligaduras con que martirizó a otros.

Allí vemos a Mariela, la gran maga, abrazada en el fuego de sus propias maldades.

Allí vemos a Yahvé y a Caifás el sumo Sacerdote, recibiendo el suplicio de la Cruz a que condenaron al Maestro.

Allí vemos al “Imperator”, fundador de la Escuela AMORC de California, asido al “lazo” o cuerda de la magia negra con que atan a sus discípulos ingenuos.

Cuando el alma humana se uno con el INTIMO, ya no tiene karma por pagar, porque cuando una ley inferior es trascendida por una ley superior, la ley superior lava a la ley inferior.

El peor género de enfermedades son aquellas engendradas por karma. La viruela es el resultado del odio, la Difteria es el fruto de las fornicaciones de pasadas vidas. El cáncer es también el resultado de la fornicación.

La tuberculosis o peste blanca, es el resultado del ateísmo y materialismo en pasadas vidas. La crueldad engendra la ceguera de nacimiento. El raquitismo es hijo del materialismo. La malaria proviene del egoísmo, etc. Centenares de otras enfermedades tienen su origen en las malas acciones de nuestras pasadas vidas.

Dentro de cada hombre vive “una ley”, y esa “ley” es el “Glorian” de donde emanó el INTIMO mismo. El alma es tan sólo la sombra de nuestro real ser, el “GLORIAN”.

El GLORIAN es un hálito del absoluto, para sí mismo profundamente ignoto. El GLORIAN no es espíritu ni materia, ni bien ni mal, ni luz ni tinieblas, ni frío ni fuego. El GLORIAN es la ley dentro de nosotros, es el YO real y verdadero.

Cuando el INTIMO y el alma obedecen a la ley que es “su ley”, el resultado es la alegría, la felicidad y la salud perfecta.

Día llegará en que nos libertaremos de los Universos y de los Dioses; y esto ocurrirá cuando nos fusionemos con el “GLORIAN”, que es la ley dentro de nosotros.

Tócale el Alma subir trabajosamente la septenaria escala de la luz, para pasar más allá de la luz y de las tinieblas. Debe pasar cincuenta puertas para unirse con su GLORIAN. De un Ritual Gnóstico, copiamos lo siguiente:

“Allá arriba, en la altura de lo desconocido hay un palacio, el piso de aquel palacio es de oro, lapislázuli y jaspe, pero en medio de todo sopla un hálito de muerte. ¡Ay de ti, oh guerrero! ¡Oh luchador! Si su servidor se hunde ¡Pero hay remedios y remedios!

“Yo conozco esos remedios, porque el amarillo y el azul que te circundan es visto por mí”.

“Amarme es lo mejor, es el más sublime y delicioso néctar”.

Este fragmento del Ritual Gnóstico de Huiracocha, profanado por Israel Rojas R., encierra grandes verdades esotéricas.

Aquel magnífico palacio de las cincuenta puertas tiene bellos y dulces jardines, en los cuales sopla un hálito de muerte. En sus salones seremos amados por nuestros discípulos más queridos; nos abandonarán los que antes nos aplaudían y admiraban, y quedaremos al fin solos, pero en el fondo realmente ni “solos” ni “acompañados”, sino en plenitud perfecta.

El hombre se convertirá en una “ley”, cuando se una con “la ley”.

Existen poderes propios y poderes heredados.

“Ganserbo” el gran “brujo”, me contó cómo él heredó los poderes ocultos de su abuela, una anciana española. Dijo así Ganserbo:

“Mi abuela me había instruido para que yo la atendiese en su lecho de muerte; ella me aseguró que yo sería el heredero de su poder, y en una salida que hice fuera de casa la anciana entró en estado agónico y no podía morir, y pedía a mis familiares que me llamasen. Cuando ya regresé a casa, lo comprendí todo y entendí que era el momento supremo, doblé mi pantalón hasta la rodilla para poder soportar el terrible frío de la entrega del poder. Yo entré solo a su aposento de muerte, estreché con mi mano la mano de mi abuela, y acto seguido se apagó la lumbre que iluminaba el tétrico recinto, se volcó un vaso de cristal con agua y el agua no se derramó; la anciana exhaló su último suspiro y dejó entre mi mano una enorme araña terriblemente helada y yerta. Aquella araña se sumergió por los poros de mi mano, y así heredé el poder de mi abuela”.

Esta narración, tal como la escuché de labios de “Ganserbo” el brujo, nos muestra a las claras los poderes heredados. Investigaciones posteriores en relación con el caso de Ganserbo, nos llevaron a la conclusión de que se trataba de poderes de magia negra. La araña en cuestión, es una maga negra que ha vivido adherida al cuerpo Astral de todos los antepasados de Ganserbo. A esa maga negra le gusta asumir esa horrible figura de araña, pues el cuerpo Astral es plástico y puede asumir cualquier figura de animal.

Ganserbo es un gran adivino y nada se le puede esconder, pero en el fondo realmente no es sino un Médium inconsciente, y si bien es cierto que conoce los secretos de todo el mundo, ello se debe únicamente a los “informes internos” que recibe de la maga negra adherida a su Astral, tal como estuvo antes adherida al Astral de su abuela.

La palabra perdida es otro poder que el Maestro entrega a su discípulo en el momento de fallecer. La palabra perdida de los Magos negros se escribe “MATHREM” y se pronuncia “MAZREM”.

La Palabra Perdida de los Magos Blancos se mantiene oculta dentro del fiat luminoso y espermático del primer instante, y solamente la sabe el INICIADO. “Nadie la pronunció, nadie la pronunciará, sino aquel que lo tiene encarnado”.

CAPITULO V

HOMBRES Y TIERRAS DE “JINAS”

La señora Neel nos habla en un libro de “Los ascetas semi-volantes del Tibet”, que en una especie de sueño sonambulico, recorren el Tibet en todas direcciones sin comer ni descansar en parte alguna, en jornada de muchos días y sin cansarse.

En los templos de misterios aztecas, los sacerdotes utilizaban el peyolt para sumergir a los enfermos en un sueño profundo del cual salían curados.

Los mystos salían de los templos griegos, toltecas y egipcios totalmente iluminados después de un sueño muy profundo.

Freud nos habla de la tremenda energía del subconsciente, y el Maestro Huiracocha nos enseña a curar a los enfermos con perfumes, aprovechando para ello el sueño del paciente.

Y es que en realidad, las fuerzas curativas del organismo residen en el subconsciente, y el médico puede manipularlas durante el sueño del paciente.

El médico Dr. Schwab, dice que el cerebro y el plexo nervioso simpático son los exponentes de la fuerza curativa del organismo, y agrega, que el plexo rige las funciones involuntarias, e interviene sobre las glándulas endocrinas.

El subconsciente es el asiento de las energías vitales y el depósito de todas las fuerzas.

En el Departamento del Magdalena vivió un discípulo de los “Mamas”, llamado Juan Bautista Miranda, que curó casos de lepra de último grado, e hizo palidecer a los científicos de la medicina oficial.

En cierta ocasión dijo Miranda a su gente: “Está para llegar un enfermo, niéguenme, de lo contrario estoy perdido”. El enfermo anunciado por la clarividencia de este médico, llegó a la hora fijada. La gente quiso negarlo, pero el enfermo respondió: el médico está aquí, y él debe curarme.

Se trataba de un caso de hechicería que Juan Bautista Miranda pudo curar fácilmente. Ya sano el enfermo, Juan Bautista Miranda enfermó, y mandó llamar a su hija con tan mala suerte que antes de que llegara murió. El cuerpo de Juan Bautista Miranda fue sepultado, como es costumbre. Pero al siguiente día encontróse la tumba vacía: el cadáver había desaparecido. ¿Qué ocurrió? Juan Bautista Miranda vive en la Sierra Nevada de Santa Marta, haciendo maravillosas curaciones. Su muerte fue sólo aparente. Los “Mamas” tomaron su cuerpo de la tumba. ¿De qué manera? El Dr. Steiner dice que un cuerpo físico puede permanecer en los mundos internos sin perder sus características físicas. Esto es lo que llama “Estado de Jinas”.

En el caso de Juan Bautista Miranda, los “Mamas” operaron sumergiendo el cuerpo, aparentemente muerto, dentro del plano astral, y así lo transportaron a la Sierra. Sabemos que hay fakires en la india que se entierran vivos, y duran meses sepultados. El caso de Miranda fue análogo.

Cuando vinieron los españoles a la América, los sabios indios ocultaron sus sagrados templos, metiéndolos en el plano Astral. Estos templos existen hoy, pero ocultos a los ojos profanos. Esto se llama estado de “Jinas”.

En la Sierra Nevada de Santa Marta existen varios de estos templos ocultos. En el de “Pueblo hundido” (Sierra Nevada), oficiaba el “Mama” Matías antes de desencarnar. En ese templo el “Mama” pedía perdón para sus enfermos, salud y vida para ellos. Otro templo es el de “Cheruba”. Allí oficiaba la “Saga Catalina Alberto”. En el de “Chinchicua” estaba empezando a oficiar el “Mama” Matías antes de desencarnar. Todos estos templos ocultos son llamados por los indígenas “Templos del Dios Naturaleza”.

En la Sierra también existe una tierra de “Jinas”, donde mora la “Magistratura negra”, se llama “Guananí”. Por allí corre el río “Ariguaní”. En un salto de este río está la primer puerta de la “Magistratura negra”. Los aborígenes han visto allí un dragón enorme, y los magos negros salen por esta puerta por la noche. Todos estos magos negros veneran al demonio “Ikanuse”, el cual tiene ahora cuerpo físico.

Los “Mamas” usan anualmente, en cierta época, hierbas especiales a la “magistratura negra”, para humillarla y vencerla. Arrojan sus manojos de hierbas en la puerta dicha, y así aplastan a los magos de las tinieblas.

En Bogotá hay también un templo oculto en la montaña de Montserrate. Allí moran algunos Iniciados Chibchas. En toda la América del Sur existen Templos ocultos.

Todo estudiante de Gnosticismo tiene que aprender a transportarse a donde sus enfermos en pocos segundos, para visitarlos y atenderlos.

Se procede de la siguiente forma:

El discípulo se acostará del lado izquierdo, con la cabeza puesta sobre la palma de la mano del mismo lado, y luego deberá adormecerse con la mente fija en el proceso del sueño. Sucede que durante el estado de transición entre la vigilia y el sueño, surgen imágenes ensoñativas. El discípulo debe rechazar dichas imágenes, porque si no lo hace se quedará abstraído en ellas y se dormirá.

La atención del discípulo se deberá fijar única y exclusivamente en el proceso del sueño. Cuando ya sienta que el sueño ha invadido su cerebro, deberá dejar toda pereza y levantarse enseguida. Todo el secreto de la cuestión radica en salir a la calle pero “conservando el sueño”. Ya en la calle, el discípulo puede brincar con la intención de suspenderse en los aires, como si fuera un ave. Luego, transportarse, en carne y hueso a la residencia del enfermo.

En esta forma el discípulo aprenderá a viajar en pocos segundos a los lugares más remotos de la tierra para curar enfermos. Podrá llevar también sus hierbas y remedios consigo.

El cuerpo físico entra, en este caso, en el plano Astral, quedando fuera de la ley de la gravedad. Este proceso lo realizan las poderosas energías del subconsciente. Por esto insistimos en que el discípulo deberá salir de su casa conservando el sueño.

El sueño tiene su poder, y ese poder son las energías del subconsciente. Sin éstas no sería posible al cuerpo físico entrar en estado de “Jinas”.

CAPITULO VI

SISTEMA DE DIAGNOSTICO

Actualmente existen innumerables sistemas de diagnóstico, que en el fondo no son más que simples lazarillos que guían a los “ciegos” fanáticos de las distintas escuelas médicas a través de complejos y tortuosos caminos de la sintomatología orgánica.

El 90% de las personas mueren ignorándose de qué enfermedad.

Hay muchos que dicen que el hombre es un microcosmos, pero pocos comprenden lo que esto significa. Así como el Universo es un organismo con todas sus constelaciones, de la propia manera el hombre es un mundo por sí mismo. Como el firmamento visible (espacio) no es gobernado por criatura alguna, así también el firmamento que está en el hombre (su mente) no está sujeta a ninguna otra criatura.

Este firmamento (esfera mental) en el hombre, tiene sus planetas y estrellas (estados mentales), como también sus elevaciones y oposiciones (estados de sentimientos, pensamientos, emociones, ideas, amores y odios), llámeseles como se quiera.

Y como todos los cuerpos celestiales en el espacio están unidos los unos con los otros por eslabones invisibles, así mismo los órganos en el hombre no son enteramente independientes los unos con los otros, sino que se subordinan entre sí hasta cierto grado.

El corazón es un sol, el cerebro su luna, el bazo su Saturno, el hígado su Júpiter, los pulmones su mercurio y los riñones sus Venus. (“Paramirun” III, 4, Paracelso)

Esotéricamente, el sol de nuestro organismo es Saturno. Mercurio es el pecho, y el FIOR son los órganos sexuales. El mapa de las estrellas está en el organismo humano. Saturno es el sol, que gobierna el vientre. Para mayores detalles ver nuestro «Curso zodiacal».

Órganos, nervios, músculos, etc., son tan sólo los instrumentos físicos de ciertos principios y poderes en los cuales se fundamenta su actividad.

Para diagnosticar exactamente una enfermedad se necesita ser clarividente. Toda enfermedad tiene sus causas en el universo interior del hombre, y para penetrar en ese profundo universo interior se necesita ser clarividente.

Freud con su psicoanálisis, se acercó mucho a la realidad pero no llegó a ella porque le faltó desarrollar la clarividencia o sexto sentido.

La diagnosis por percusión y auscultación, es ya tan anticuada que la mayor parte de los médicos la están abandonando.

La Iridología, tan preconizada por el gran Iridólogo Vidarráuzaga, es deficiente también, pues las líneas del iris son tan extremadamente finas, que aún con lentes de seis aumentos puede extraviar fácilmente al médico.

La Quirología médica, tan preconizada por el doctor Krumm Heller (Huiracocha), tiene los mismos defectos de la Iridología, pues las líneas de la mano presentan señales de enfermedades muy complejas, y de muy difícil diagnóstico, confusas, intraducibles en muchos casos.

Traemos a cuento el escandaloso suceso acaecido hace algunos años en un colegio de Bogotá, cuando una comisión de médicos enfermizos de pasión carnal presentáronse en un colegio de niñas para hacerles reconocimientos sexuales. Fue entonces cuando el Dr. Laureano Gómez protestó enérgicamente en nombre de la sociedad por semejante infamia. Esto nos revela a las claras hasta donde ha llegado el sadismo de falsos apóstoles de la medicina. La lubricidad refinada no respeta ni el pudor de niñas inocentes.

Los médicos de los hospitales de caridad han convertido esas instituciones en centros de corrupción. En los salones de maternidad, se despoja de sus ropas a las parturientas y en la forma más sádica y criminosa se les exhiben públicamente sus órganos sexuales para que grupos de pedantes universitarios, llenos de ocultas ansias de coito, estudien y exciten sus propias pasiones ante el triste espectáculo de las indefensas víctimas. Las clínicas con todos sus instrumentos de cirugía cometen a diario los crímenes más horribles. De Cali tuvo que huir un médico que aprovechaba sus pacientes en beneficio de propaganda, exhibiéndolas ante extraños en el instante supremo del parto.

Y los novedosos sistemas de diagnóstico de laboratorio, sólo han conseguido aumentar el número de enfermedades y defunciones. A los enfermos de los hospitales de caridad se les befa y humilla, como si no fueran seres humanos sino parias.

El organismo humano ha sido convertido por los señores médicos en una simple “cosa” de experimentación, de ensayo, de prueba. Esta falta de respeto por el cuerpo de nuestros semejantes, radica en el desconocimiento de los vehículos internos.

Desde el momento de nacer, apartase a los pequeñuelos de sus madres pretextando exigencias de higiene. Ignoran los médicos que el niño necesita del aura vital de la madre para el desenvolvimiento de la biología orgánica de su cuerpo en formación.

Ignoran los “científicos” que el niño lejos de la irradiación del cuerpo vital de su madre, enferma, corre el peligro de morir. Es pedantería querer corregir a la Naturaleza. Es estulticia imperdonable. Si observamos la creación entera, veremos a toda madre dormir con su criatura. La gallina abre sus alas y abriga a sus polluelos durante la noche. Todos los animales dan a sus hijos calor y protección.

Solamente los desorbitados científicos quieren corregir la obra de Dios. La placenta de la madre, que debiera ser sepultada en lugar caliente para evitar consecuencias, es arrojada a los muladares. Ignorando los “doctores” la íntima relación bioeléctrico-magnética que existe entre la placenta y el organismo de la enferma… Una placenta arrojada al muladar o al agua, es la causa de múltiples y futuras enfermedades a la matriz y otros órganos.

Cuando esas pobres madres se presentan en los consultorios pidiendo salud y medicinas, los médicos, con sus falsos diagnósticos, les recetan un sinnúmero de remedios que, en lugar de sanarlas, las enferman más.

Cuando los médicos Arhuacos, necesitan excitar su sexto sentido para diagnosticar, beben una pócima especial que les pone en total actividad su poder clarividente. La fórmula es esta:

Ron, una botella. Semilla interna del sidrón, 10 centígramos; una semilla de jabilla (la pepita que va dentro del fruto); y cinco hojas de salvia.

Todo esto se deja en maceración durante varios días. Esta bebida tiene la virtud de hacer subir la sangre a la cabeza, para dar fuerza a las glándulas donde radica el sexto sentido. Los Gnósticos no necesitamos de esta pócima. Estos vegetales se encuentran en el Departamento de Magdalena (Colombia)

En los sistemas de diagnóstico de la sabiduría médica, el mago usa un aparato llamado Clariteleidoscopio, para observar clarividentemente el organismo. Ese lente se construye de esta forma:

Dentro de un tubo de acero de unos 20 centímetros de largo por 5 centímetros de diámetro, se meten dos bolitas de vidrio con franjas de colores azul, verde, amarillo y rojo. Este lente es a la clarividencia, lo que el microscopio al nervio óptico del médico.

El clariteleidoscopio se habrá de bendecir con un ramo de pino; y de su lado se colgarán tres frutos de “Cadillo mono”, a manera de bolas. El cadillo mono es una planta que crece uno o dos metros.

El médico Gnóstico llevará al enfermo a su santuario de curación, y luego, con el sexto sentido, y con auxilio del clariteleidoscopio, hará el examen orgánico correspondiente y dará su exacto diagnóstico. En este santuario no necesitarán las doncellas desnudar su cuerpo para recrear a ningún pasionario. Allí no necesitarán las señoras renunciar a su pudor para someterse al examen de ningún insatisfecho sexual. Allí sólo habrá sabiduría y respeto.

CAPITULO VII

LA CULEBRA Y EL ESPEJO

La “Saga” María Pastora, es una gran Maestra del “Rayo Maya” y una gran iluminada en la poderosa sabiduría de la culebra. La “Saga” vive ahora en la estrella más grande de la “Osa Mayor”. No abandona jamás la culebra verde.

En la culebra está el poder del médico mago. Los curanderos de culebra se viven haciendo la guerra entre sí. Cuando un curandero de culebra tiene mucha fama y clientela, los demás curanderos le hacen la guerra y le ponen serpientes para que lo muerdan y maten. Esas culebras se envían desde lejos por entre el plano Astral; lo que llamamos estados de “Jinas”.

Si el curandero está bien “cerrado” con sus extractos Tatwicos, nada tiene que temer, pues el veneno de la víbora no le causará ningún daño. Si no estuviere “cerrado” morirá inevitablemente. En la vorágine de la selva, el curandero de culebra es un rey, pues nadie puede curar la mordedura de culebra sino él. Todos los remedios de botica de nada sirven en estos casos.

Cuando una culebra mata a otra, se la traga entera y luego la vomita intacta. Enseguida la serpiente busca las hojas de una planta llamada Siempre-viva; y se las hace oler a la víctima, y ésta resucita y huye. Esta planta, como la culebra, es un bejuco que se enreda por todas partes y tiene pequeñas hojitas en forma de corazón. Es la reina de todas las plantas que curan mordeduras de culebra.

Antes de coger la planta, se le hace un círculo alrededor, se bendice y se le ruega al elemental de la planta el servicio que se desea de él, pues no es la planta la que cura, sino su elemental. Enseguida se hecha la planta en un recipiente con ron, y cuando se necesita curar a un mordido de culebra se le da a beber esa pócima, y se le baña con ella el sitio de la mordedura.

Los indios acostumbran llevar siempre brazaletes hechos de pieles de culebra. Los “Mamas” Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta permanecen horas enteras conectados sexualmente con su mujer, y se retiran en el momento del espasmo para evitar el derrame del semen. Es decir, no terminan el acto sexual, lo frenan. Así despiertan su “culebra ígnea”.

En los patios empedrados de los templos aztecas, jóvenes de ambos sexos permanecían desnudos acariciándose y conectándose sexualmente durante meses enteros, sin llegar a consumar el acto jamás. En esta forma, despertado el poder de la culebra ígnea, se transformaban en médicos magos. En los misterios de Eleusis, la danza sagrada y la Magia sexual transformaban a los hombres en Dioses.

La culebra ígnea reside encerrada en una bolsa membranosa situada en el Coxis o hueso que sirve de base a la Columna Espinal. En el Coxis hay un chacra etérico donde reside una culebra de fuego espiritual. Practicando la relación carnal en la misma forma en que la practican los “Mamas” Arhuacos y los indios Aztecas, y tal como se practicaba en Eleusis, entonces esta Culebra despierta, y comienza a subir por el canal de la Columna Espinal, hasta llegar a la cabeza. Cuando llega a la cabeza, el médico Gnóstico adquiere la posesión de todos los poderes de un Dios.

Se fusiona con su INTIMO y se convierte en ángel. Esta Culebra ígnea es llamada por los hindúes el “Kundalini”.

El que ha despertado su Kundalini se hace médico ungido por Dios. El secreto reside en unirse a su mujer sexualmente y retirarse sin derramar el semen. En nuestros libros titulados «EL MATRIMONIO PERFECTO» Y «LA REVOLUCIÓN DE BEL», se encontrará amplia información sobre este tema trascendental.

Aquellos que estén despertando su culebra ígnea, deberán ayudarse con masajes eléctricos de abajo hacia arriba a lo largo de la Columna Espinal. Cualquier aparato de masajes eléctricos sirve para ello.

En el espejo de Eleusis, los Iniciados en estado de “Manteia” (éxtasis) podían contemplar su resplandeciente INTIMO, cara a cara. Dentro del ser humano hay otro espejo maravilloso que el médico Gnóstico debe aprender a usar por medio de la meditación profunda… “Este espejo es la imaginación”. Para el sabio, imaginar, es ver. (La imaginación es la misma clarividencia) La imaginación es el espejo del alma, es el traslúcido a través del cual se perciben las imágenes de la luz astral.

El Maestro Paracelso, refiriéndose a la imaginación dice:

“El hombre visible tiene su laboratorio (el cuerpo físico), y allí trabaja el hombre invisible. El Sol tiene sus rayos, los cuales no es posible coger con las manos, y que sin embargo son bastantes fuertes (si se reúnen por medio de una lente) para incendiar edificios”.

“La imaginación es como un sol, obra dentro de su mundo do quiera que luzca. El hombre es lo que piensa. Si piensa fuego está ardiendo, si piensa guerra está guerreando”. “Por el poder del pensamiento, la imaginación se convierte en un sol”. (De virtute imaginativa)

La imaginación se desarrolla por medio de la voluntad. La voluntad se vigoriza y desarrolla con la imaginación.

Para operar mágicamente sobre los elementales de las plantas y sobre el organismo de los enfermos, el médico Gnóstico deberá unir su voluntad y su imaginación en connubio divino.

Diariamente debe el discípulo entregarse a la meditación profunda. El tema del nacer y del morir de las plantas es muy sencillo como ejercicio de meditación interior.

Siéntese o acuéstese cómodamente y mire durante algunos instantes alguna planta que ya tendrá a la mano para su ejercicio; cierre los ojos y adormézcase conservando la imagen de la planta en su mente. Una vez adormecido, medite en el crecimiento de la planta desde que era un pequeño tallito hasta llegar a su actual estado.

Recuérdese que todo lo que nace tiene que morir. Imagínese a la planta en proceso de decadencia, muerta, convertida en leños; adormézcase el discípulo un poco más, y trate de ver y conversar con la criatura elemental de la planta.

Después de algún tiempo de prácticas, se podrá ver y oír al elemental de la planta. Este enseñará sus fórmulas secretas sobre las enfermedades que él sabe curar, y se pondrá al servicio del estudiante para la ejecución de los trabajos en que dicho elemento es experto.

Este procedimiento de medicina interior profunda, desarrollará la imaginación del discípulo, y se hará clarividente iluminado. Podrá dirigir su vista interna hacia los más lejanos confines de la tierra, y se hará amo de la creación entera. Conocerá la sabiduría de cada hierba y podrá desatar las tempestades, transmutar el plomo en oro, y hacer temblar la tierra. La culebra de fuego hará resplandecer su espejo, y entonces el discípulo dentro de su propia caverna (el universo interior) se convertirá en el Dragón de la sabiduría.

La magia de las hierbas nos permitirán desatar las aguas y hacer temblar el universo entero.

Los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta conservan desde tiempos antiquísimos dos libros cósmicos; uno de ellos se llama “EL ANTA”.

En ellos se encierran grandes poderes cósmicos. Cuando entregamos a la humanidad nuestro libro «El Matrimonio Perfecto», que contiene el mensaje más solemne que la LOGIA BLANCA ha dado a la humanidad desde que se pusieron los fundamentos del mundo hasta nuestros días, surgieron misticatos, viciosos pasionales, que nos calificaron de pornográficos. Los tales sintiéronse aludidos, y gritaron… y vociferaron en vano.

Algunos viejos decrépitos, anulados de tanto cohabitar, declararon a la Magia-Sexual imposible, y abogaron por la abstención absurda de la enfermiza castidad religiosa, esto es, por las poluciones nocturnas, espermatorrea, masturbación y descalcificación. A la Naturaleza no se le viola impunemente. Las leyes del sexo no se hicieron para contravenirlas.

Menospreciar la mujer, lo mejor que tenemos, lo más bello que nos brinda la vida, pues por ella no más vale vivir, es obra de eunucos, de masturbadores, de sodomitas. La mujer nos convierte en Dioses omnipotentes, capaces de hacer estremecer la tierra y desatar los rayos y las tempestades del Universo entero.

De materialistas nos tildaron los “místicos” del teosofismo, del rosacrucismo y del espiritismo. Estos enfermizos se creyeron súper-trascendidos y se olvidaron de que nada puede existir, ni aún Dios, sin el auxilio de la materia. El sexo les repugna, pero… ¿y de dónde salieron ellos? ¿Quién los matriculó en la escuela de la vida?

La iniciación no se hizo para los anormales. Atrás eunucos, sodomitas, decrépitos físicos y morales… ¡Atrás espiritualistas fornicarios! ¡Atrás tiranuelos de aula! Al Altar de la iniciación solo puede acercarse el hombre “macho” y la mujer “hembra”. Mis discípulos deben ser intrépidos, corajudos, tenaces, férreos y de carácter como una coraza de acero. Victoriosos siempre y rebeldes como las creaciones heroicas del insigne Rabelais.

Cada uno de mis discípulos Gnósticos es un soldado en plena batalla, en un campo sin fronteras, sin limitaciones parroquiales, sin compromisos de sectas y de logias.

El ejército Gnóstico es el ejército de Cristo. El ejército Gnóstico se bate ahora contra las religiones, escuelas y sectas del mundo; contra todo lo negro; contra todo lo que sepa a crimen y explotación. Por doquiera surgen los paladines de la Nueva Era. Tenemos soldados Gnósticos en las fábricas, en los talleres, en los buques, en las vías férreas, en el comercio, en la banca, en la industria, en las minas, en todas partes. Ahora ni un punto más, ni una coma menos, el que no está con nosotros está contra nosotros.

No toleramos, no podemos tolerar más infamias y falsas promesas de políticos estultos. Ahora queremos regresar a los campos a trabajar, ahora queremos regresar al seno de la bendita Diosa madre del mundo. Ahora queremos un rey, un presidente, un gobernante: ¡Cristo, Cristo, solamente Cristo!

¡Ay! De aquellos místicos que detestan a la mujer; de aquellos fornicarios pasionales que sólo ven en ella un instrumento de placer. ¡Desdichados! Más os valiera no haber nacido, o haberos colgado al cuello una piedra de molino y arrojaros al fondo del mar. El que quiera llegar hasta el Altar de la iniciación, tiene que lanzarse en lucha contra sus propios defectos, contra sus vicios, en batalla cuerpo a cuerpo, frente a frente contra los enemigos que moran en su propia casa.

¡Abajo cadenas de los convencionalismos! ¡A la batalla redentora!

CAPITULO VIII

LA IGLESIA GNOSTICA

La Iglesia Gnóstica es la auténtica iglesia de nuestro Señor el Cristo, es el templo de las iniciaciones y está situado en el plano Astral. En ese templo oficia nuestro Señor el Cristo y los Santos Maestros.

Todo el que lea nuestros libros y practique magia sexual, quedara conectado internamente con ese templo. El discípulo puede ir en carne y hueso cada vez que quiera, y bástale el procedimiento que enseño en el capítulo (Hombres y tierras de Jinas).

Los días viernes y domingos puede el discípulo asistir al “Pretor” para recibir la Santa Unción de pan y vino, o para curarse de cualquier enfermedad. La iglesia tiene 11,000 vestales. En la iglesia moran los 24 ancianos del Apocalipsis.

La Iglesia tiene siete salones de instrucción esotérica para los discípulos; allí los Maestros enseñan e instruyen.

El que quiera unirse con el INTIMO, tiene que atravesar necesariamente las nueve Arcadas de las nueve iniciaciones de Misterios Menores. Los Aspirantes a cada Iniciación tienen sus salones de instrucción esotérica.

Cada iniciación tiene sus grados y cada grado sus pruebas. En la Alta Iniciación el hombre e une con su INTIMO y se convierte en un Maestro de Misterios Mayores. (Véase mi libro «Matrimonio Perfecto»)

Los Maestros de la Santa iglesia Gnóstica concurren al lecho de los enfermos para sanarlo. Hay una oración Gnóstica que todo enfermo debe pronunciar para pedir ayuda a los Maestros. Hela aquí:

ORACIÓN GNÓSTICA

“Tú, Logos Solar, emanación ígnea, Cristo en sustancia y en conciencia, vida potente por la que todo avanza, ven hacia mí y penétrame, báñame, traspásame y despierta en mi SER todas esas sustancias inefables que tanto son parte de ti como de mí mismo.

Fuerza universal y cósmica, energía misteriosa, yo te conjuro, ven hacia mí, remedia mi aflicción, cúrame este mal y apártame este sufrimiento para que tenga armonía, paz y salud.

Te lo pido en tu sagrado nombre, que los misterios y la Iglesia Gnóstica me han enseñado, para que hagas vibrar conmigo todos los misterios de este plano y planos superiores, y que esas fuerzas reunidas logren el milagro de mi curación. ASI SEA”

La Iglesia Gnóstica se preocupa especialmente por el sexo.

Se equivocan todos aquellos que piensan que para ser Gnóstico se necesita de las extravagantes prácticas de la Teosofía, de la Rosacruz o del espiritismo. Sepan todos, tirios y troyanos, que en nuestra Iglesia no existen anormales, y quien quiera ser Gnóstico tiene que vivir una vida sana y bien equilibrada.

Hay viejas decrépitas y viejos agotados sexualmente, que nos critican porque amamos el sexo.

Esos ancianos fornicarios y esas viejas beatas no pertenecen a la Iglesia Gnóstica, porque el movimiento Gnóstico estudia especialmente el amor y se fundamenta en la fuerza sexual que es la fuerza con que Dios hizo el Universo.

Existen por ahí sujetos anormales que se precian de tener facultades mediumnímicas, a través de los cuales se expresan ciertas larvas que pululan en el Astral. Dicho sujetos dicen recibir mensajes de nuestro Señor Jesucristo, y fundan Logias y Sociedades con viejos decrépitos y estultos. Es el colmo de la impostura y de la falta de respeto al ser más grande y sublime que vino al mundo.

Nosotros los gnósticos entramos a la Iglesia del Cristo que es la Santa Iglesia Gnóstica, pero cuán difícil es llegar a tener el privilegio de tocar siquiera la borla de las sandalias del Maestro. Qué difícil y qué trabajoso es obtener la prerrogativa de besar los pies de la Divina Majestad de nuestro Señor el Cristo! Sin embargo, los mediumnímicos aquellos, engañados por larvas astrales, dicen tener comunicación con el Logos Solar, el Cristo. ¡Qué Sandios!.

Apartémonos de los espiritistas y avancemos sobre el tema. Lo importante es aprender a querer, amar a la mujer, gozar de la dicha del sexo sin derramar el semen. El hombre se hizo para la mujer y a la inversa, la mujer para el hombre, macho y hembra, sin confundirse con el bruto por la divina diferencia de no eyacular; de aprender a separarse a tiempo.

Así como hay canales para derramar el semen, así también existen en el organismo humano canales para transmutarlo, para subirlo a la cabeza. Hay que aprender a usar esos canales de ascenso, aprender a manejar la Culebra y aplastar la bestia pasional. Hay que aprender a reemplazar la pasión por la fuerza, por el poder.

SEGUNDA PARTE

ELEMENTOTERAPIA

EL CÁNCER

Se ha anunciado por la radio que los seudo-sapientes ofrecen cien millones de dólares a la persona que les entregue la fórmula efectiva para curar el cáncer y el gran multimillonario Rockefeller ha ofrecido sus ultramodernos laboratorios a quienes deseen experimentar en el ramo de la cancerología. El poder de curar no se obtiene con dinero, y en esto radica el fracaso de la terapéutica de los actuales tiempos para determinadas y mortíferas enfermedades.

El radium no cura el cáncer. Las ondas del radium queman las células vivas, y si es verdad que se obtiene con ellas un retraso evolutivo de la enfermedad, el cáncer reaparece más tarde con más virulencia y la víctima fallece irremediablemente.

Si nada se ha logrado hasta hoy, pésele a los ansiosos desvelos de la ciencia alopática, ¿podrá creerse en las agüitas asoleadas en frascos verdes que preconiza el señor Israel Rojas y el “bejuco de sapo” que este indica para curar el cáncer? El jugo lechoso del bejuco de sapo sirve para curar la orquitis. ¿Concientemente, de buena fe, o por el contrario, con humos de originalidad se confundió la orquitis con el cáncer?.

La Venerable LOGIA BLANCA, entrega a la humanidad, por mi conducto, en forma absolutamente gratuita, la fórmula infalible para curar el CÁNCER. Aún mejor desprecia el inmundo dinero y rechaza, por lo mismo, la retribución ofrecida. La fórmula es a saber:

En un calabacito amargo, (fruto del mate con su pulpa, árbol de climas cálidos de Colombia, muy usados por los campesinos como utensilios de cocina), se hecha ron (bebida alcohólica), carbón mineral, Paraguay (planta de climas medios llamada también escudilla, parecida al paico) y limón. Todo esto se deja en maceración por unos 15 días y luego se toma por copitas, una cada hora.

Báñese el cuerpo con el cocimiento de las hojas y raíces del árbol llamado “albaricoque”. En el momento de tomarse la medicina y el baño, pronúnciese el Mantram, ROTANDO, así:

Roooooooooooooo Tannnnnnnnnnnnnnnn Dooooooooooooooo

Antes de coger las plantas que entran en la composición de esta fórmula, camínese en círculo, de derecha a izquierda, de sur a norte, alrededor de cada una de ellas, y mientras esto se hace se ruega a los elementales la curación del Cáncer.

A continuación se acarician las plantas, se bendicen y se cogen. Cuando se juntan los componentes dentro del “calabacito amargo”, se pronunciará la palabra “Rotando”, tal como ya lo explicamos, y se ordenará a los elementales de estas plantas con todo el poder de la voluntad que sanen al enfermo.

Los elementales son la vida del vegetal, y sólo la vida puede luchar contra la enfermedad y la muerte. La fuerza seminal de las plantas son el instrumento de los elementales.

CÁNCER EXTERNO

ULCERA EXTERNA CANCEROSA

Ácido fénico……………………… ¼ de onzaAlcanfor…………………………. ½ gramoMentol cristalizado……………….. 20 centígramosÁcido nítrico…………………….. ¼ de onza

Pincélese tres veces diarias la úlcera cancerosa y agréguese esta pomada:

Vaselina simplePermanganatoYodo (Tintura de)………………… 5 a 7 gotasÁcido fénico…………………….. 3 a 5 gotasMentol cristalizadoAlmidón

Con este tratamiento desaparecerá el cáncer externo.

SINUSITIS

Esta enfermedad es el resultado de bañarse la persona, estando acatarrada. Se caracteriza por el dolor y mal olor en la raíz de la nariz. Acostumbran los médicos raspar la ternilla (tejido cartilaginoso que separa las dos ventanas de la nariz), desfigurando muchas veces el rostro del paciente, sin lograr la curación, y nada más que un transitorio alivio.

Los Gnósticos curamos esta enfermedad en un término de ocho días con el cocimiento de las plantas árnica, rema, salvia.

Para coger estas plantas se procede como indicamos para el cáncer. Luego se cuecen en una vasija con agua y se inhala el vapor caliente, durante una hora diaria. El enfermo bendecirá el cocimiento y pedirá a los elementales su intervención sanativa.

Combínese las inhalaciones con baños a la cabeza, uno por día, con el cocimiento de las siguientes plantas:
Hojas de naranjo o limón, rema, poleo, Santa María, árnica y guanábana cabezona (con el nombre de mamey es conocido también la guanábana cabezona)

Para coger estas hojas se hará el ritual ya indicado y se pedirá imperiosamente a los elementales que verifiquen la curación. Cuando el enfermo no puede coger las plantas personalmente, hará la ceremonia en casa, pues repetimos no son las plantas sino los elementales los que curan.

LA LEPRA

Hablando sobre la Lepra, dice el señor Israel Rojas R., en su libro titulado «El Secreto de la Salud y la Clave de la Juventud»: “La Lepra es un pragmatismo celular por falta de vitalidad”.

“Este entorpecimiento es causado por tres grandes factores a saber: La alimentación insuficiente, no en cantidad, sino en calidad, el alcoholismo que progresivamente va causando la hipertrofia del hígado y por lo tanto la asimilación y eliminación incompletas, y el abuso sexual el cual trae como resultado el debilitamiento de las potencias de vida”.

¿De dónde tomaría el señor Rojas este alardeando conocimiento de que la Lepra procede del alcoholismo e hipertrofia del hígado, de la insuficiencia nutritiva y abuso sexual? A base de indigestas imaginaciones y socorridos inventos, no se propende por el alivio del dolor y el progreso de la ciencia. Si el frondoso concepto del señor Rojas tuviera algún filamento de verdad, la Costa Atlántica de Colombia sería un gigantesco leprosorio. Muy rara vez se ve un leproso por allá. En estas inmensas regiones litorales, la agricultura casi no existe; el consumo del alcohol sobrepasa las cifras estadísticas de otras partes, y que no decir del abuso sexual, el marasmo de la degeneración moral y menosprecio de la Divinidad.

El señor Rojas termina su estudio sobre las Lepra diciendo: “La lepra es curable como el más simple resfriado”. ¿Curó la lepra el señor Rojas? ¿No se ha dado cuenta este caballero de que la lepra es el resultado de un simple resfriado a la sangre? Una persona que se halle acalorada, sofocada, si se bañare o humedeciere en ese estado puede exponerse a sufrir un resfriado a los vasos capilares de la sangre, y el resultado es la lepra.

La sangre se vuelve purulenta y comienza el desastroso proceso biológico que en vano se ha tratado de detener con el famoso Chalmougra, o con los derivados de las “sulfas” y otros preparados.

El señor Rojas os habla de aguas asoleadas en botellas amarillas, y por ahí, en otro lugar de ensayistas afanes, un tal Mauro Hernández, autor de algunos folletos nos cuenta la cómica ocurrencia de un negro que curó la lepra comiendo guanábana…

Que candidez de los jerarcas espirituales. ¡Agua amarilla y guanábana madura!.Almizclillo de Tocaima y jarilla chivata es el complemento de Rojas para curar la lepra y Hernández que no quiere quedarse a la zaga, cántale al guayacán trapiche y al cuchunchullo, con la canción aquella: “Tus ojos se cerraron”…

Diariamente mueren los leprosos y no hay quien los cure. El famoso científico colombiano doctor Lleras Acosta, clasificó en más de veinte especies los bacilos de Hansen, y a través de sus investigaciones de laboratorio anhelaba conocer la composición química que debía desplazar al bacilo de la lepra y curar la enfermedad.

Pero el doctor Lleras Acosta estaba equivocado. Ni lográndose la descomposición química del bacilo de Hansen, ni siquiera inventando el remedio que lo mate, desaparecerá la lepra. Ninguna enfermedad se cura mientras no desaparezca la causa que la produce. No siendo esta enfermedad originaria de una infección bacilar, mal puede combatirse con antisépticos y profilácticos.

Cúrese el resfriado a la sangre y desaparecerá la lepra como por ensalmo. Es obvio afirmar que los bacilos de Hansen viven en ambiente favorable para ellos. El día que ese ambiente se torne desfavorable, morirán irremediablemente y será solucionado el problema de los leprosorios.

Veamos las fórmulas que ofrecemos para curar la lepra:

PRIMERA FORMULA

Gualanday, zarzaparrilla, zarza de palito, almácigo, fique o maguey, ajenjo y salvia. He aquí siete plantas calientes, cuyos elementales viven en el Tatwa Tejas. Cuézanse en conjunto con un litro de agua, y tómese un vaso grande del líquido antes de cada comida. De esta manera se depura la sangre y se pone en actividad normal el hígado, riñones y bazo. Tatwa Tejas eliminará de la sangre el resfriado causante de la lepra. Las ondas etéricas del fuego son las únicas que pueden curar al leproso, y para lograrlo necesitamos manipular los elementales ígneos de las plantas de esta primera fórmula.

PROCEDIMIENTO ELEMENTO-TERÁPICO

Al salir el sol hágase el círculo mágico, de derecha a izquierda, alrededor del Gualanday, y pronúnciese el Mantram del elemental de este árbol: “TISANDO”, “TISANDO”, “TISANDO”.

Como en los casos ya expuestos, bendígase la planta y ordénese al elemental curar al leproso. Hecho esto, con el rostro vuelto hacia el oriente, cójanse las ramas.

Para esta operación, el médico Gnóstico deberá cubrir su cabeza con un manto. Al pronunciar el Mantram “TISANDO”, se ordenará mentalmente al elemental penetrar en el organismo del enfermo para sanarlo.

El elemental del Gualanday posee grandes poderes eróticos y viste túnica de color verde oscuro. El procedimiento para la zarzaparrilla y la zarza de palito, es idéntico, con la diferencia de que no hay mantrams que pronunciar.

En el tronco del almácigo se hace una incisión con un cuchillo, y conforme esa incisión vaya desapareciendo, el enfermo irá sanando. Se cogen las hojas después de haber ordenado al elemental la curación deseada. El círculo y la bendición, se hacen con el mismo ritual que se realiza para el Gualanday, sin pronunciar Mantram.

El Maguey o fique es Jupiteriano. Tiene tres mantrams que debe pronunciarse: LIBIB, LENONINAS, LENONON. En lo demás, igual ritual.

El ajenjo es marciano. La salvia se coge en la noche; primero se bendice y luego se arranca sorpresivamente de raíz. El elemental de ésta planta tiene túnica de color amarillo pálido.

El enfermo debe procurar obrar personalmente al coger las plantas como al practicar el rito. Si no fuere posible esto, hará en casa lo que debió hacer en el campo, aunque con manifiesta desventaja.

A continuación damos la fórmula número dos, para tomar un vaso después de cada comida. Los elementales de las plantas de esta segunda fórmula, viven en Tatwa Apas y son frías.

SEGUNDA FORMULA

Ortiga del buen pastor, betónica, verdolaguita, fucsia, venturosa. Se cuecen todas en un litro de agua.

Antes de coger cada una de estas plantas, se les hará el rito ya indicado.

Como la fórmula primera es caliente, hay que tomar la fórmula segunda para impedir que el organismo se irrite con el fuego abrasador del Tatwa Tejas. El fuego y el agua crean las formas densas y equilibran la vida orgánica.

Estas dos fórmulas de nuestra Elementoterapia Gnóstica, se tomarán por el tiempo que fuese menester. Un leproso de tercer grado sanará en nueve meses: uno de primer grado en quince días.

Después de curado el leproso deberá enriquecer su sangre y mover sus intestinos para expulsar los gérmenes muertos.

Utilice la siguiente fórmula:Extracto fluido de boldo……………. 1 onzaExtracto fluido de ruibarbo…………. 1 onzaExtracto fluido de quina……………. 1 onzaTintura de acónito…………………. ½ onzaSulfato de quinina…………………. 1 gramoJarabe simple……………………… 1 botella

Esta preparación se tomará por copitas, una antes de cada comida.

Esta fórmula caliente debe equilibrarse con otra fría para después de las comidas. Hela aquí:

Crémor……………………………. 1 onzaSal de Vichi………………………. 1 onzaÁcido cítrico……………………… 1 onzaAgua……………………………… 1 botella

Esta fórmula corrige la digestión y refresca el organismo. Se tomará una copa después de cada comida. Este tratamiento que aconsejo para la lepra, es tan exacto como una tabla pitagórica. Nunca ha fallado ni jamás fallará, porque es tan antiguo como el mundo, se conoce desde la aurora de nuestra tierra.

El secreto me fue confiado por los sabios indios de la Sierra Nevada de Santa Marta; ellos siempre se han curado de esta terrible enfermedad mediante su aplicación.

Un fuerte resfriado a la sangre produce la lepra. Nada de insuficiente alimentación, de alcoholismo, de hipertrofia del hígado… resfriado, y sólo resfriado.

MARAÑÓN (Anacardium Occidentale)

El elemental de este árbol tiene poderes mágicos. Si el mago quiere hacer venir un amigo distante, o suspender las rencillas de un matrimonio, deberá operar mágicamente en la siguiente forma:
Cogerá entre sus manos la fruta del marañón, diciendo:

“A la ayuda de Dios. Padoria, padoria, padoria”.

Este Mantram se pronunciará con voz recia, imperiosa, ordenándole al elemental de este árbol que trabaje sobre la mente de la persona que se trata de influenciar. Durante esta operación mágica se deberá pinchar con un alfiler la cáscara de la fruta, y el fenómeno se realizará matemáticamente.

Yo conozco a fondo la psicología de ciertos súper-transcendidos. Cuando lean estas líneas nos calificarán de magos negros, y como a nosotros, a todos aquellos que practiquen la magia vegetal y la Elemento-Terapia. Si a nosotros nos cupiera el calificativo de magos negros, por el hecho de manipular los elementales de las plantas, ¿qué calificativo se daría a los ángeles por manipular los Tatwas por medio de sus poblaciones elementales?

La vida manifestada es la expresión de las esencias monádicas y éstas se componen de conciencias focales revestidas con vehículos de distinta densidad. A dichas conciencias focales las llamamos “elementales”, “hombres”, “dioses”, “bestias”, “ángeles”, “arcángeles”, etc., etc.

Cada planta es la expresión física de una Mónada. Y estas “mónadas” vegetales las llamamos “elementales”. ¿A quién se le puede ocurrir pensar que sea malo conocer y manipular la vida de los vegetales? ¿Cuántos estultos, dechados de hipócrita y barata sabiduría, desearán ver siquiera, ya que no podrán ejercer poder sobre ellos, a los elementales de la naturaleza?

NINFOMANÍA O FUROR UTERINO

Hay una planta conocida con el nombre de manzanilla silvestre, que es el cuerpo de un elemental solar, íntimamente relacionado con la sabiduría de la Culebra.

Este elemental es pequeño de estatura, de rostro blanco y gracioso, ojos expresivos, de color amarillo, inteligentísimo y poderoso.

Al observarlo clarividentemente, nos acordamos de la “Sagra” María Pastora, la gran Sacerdotisa de la Culebra. Esta gran Maestra del rayo Maya usa túnica verde y lleva siempre dentro de un tambor una culebra del mismo color de su traje. Todos los grandes iniciados de la Culebra usan túnica verde. La culebra tiene siete secretos. También los tiene la serpiente de nuestro Kundalini, que son los siete días cósmicos del Mahanvantara.

Los grandes curanderos de culebra, suelen enviar una serpiente a sus enemigos para realizar sus venganzas. Y si la culebra lleva orden de morder al enemigo en el corazón, o en la aorta, cumplirá el mandato y el enemigo morirá inevitablemente. El instrumento para esta mágica operación es la “majagua” o líquido del vástago del plátano. Estas cosas son desconocidas en las ciudades.

Concluida esta corta digresión, volvamos al elemental de la manzanilla.

Es requisito esencial besar y acariciar amorosa y tiernamente la planta antes de arrancarla “sorpresivamente”, después de haber ordenado al elemental apagar el furor interno de la ninfomaníaca.

Colóquese luego la planta en un plato y expóngase, por dos horas, a la luz de la luna cuando se halle al Oriente, y por otras dos horas cuando se halle al poniente.

El marido de la enferma llevará consigo esa planta durante algunos días u horas, y en el acto del coito humedecerá la vagina de la mujer con el zumo de la manzanilla silvestre. De esta sencilla manera se apagará el exceso de fuego del erotismo sexual.

Esta operación debe practicarse dos o tres veces, y para mayor eficacia y rapidez del tratamiento, dele a tomar a la enferma el cocimiento de la planta.

FRIALDAD SEXUAL DE LA CÓNYUGE

Hay mujeres que sienten ansias del coito, pero en cuanto se acerca el connubio sienten repugnancia por el varón.

Es un estado realmente patológico, disociador, rencilloso, insoportable, que lleva a la destrucción de los afectos, al divorcio inevitable.

De esto habla el Maestro Krumm-Heller (Huiracocha), en su novela Iniciática de Ocultismo.

El remedio para esta enfermedad es el elemental de la planta llamada “Pasionaria”.

Al revés de lo que ocurre con la Ninfomanía, el elemental de la Pasionaria tiene el poder de encender el fuego erótico en aquéllas mujeres que sufren de impotencia o frialdad sexual.

Corresponde al marido operar en este caso. Después de bendecir la planta y de ordenar al elemental encender el fuego erótico de la esposa, se arrancará de raíz; restregará las hojas, y húmedas las manos, estrechará con ellas las de la cónyuge.

El estrechamiento de manos contribuirá a la mayor eficacia del modus operandi.

Este sencillo remedio será suficiente para acabar con la causa de muchas rencillas del hogar.

IMPOTENCIA

Las personas que han efectuado coitos entre el agua, han contraído la impotencia sexual y muchas veces la parálisis de las piernas.

Existe también otro género de impotencia, conocido por los hechiceros y brujos con el nombre de “nudo de la agujeta” que consiste en un hechizo de la mujer para el hombre, en virtud del cual el varón se siente impotente para poseer a otra mujer.

Estos géneros de impotencia se curan con la siguiente fórmula:

Ramas de cuartillo, hierbabuena de monte, albahaquita, poleo y árnica.

Estas plantas se ponen a macerar en una botella con Ron, al cual se haya mezclado la siguiente composición;
Tintura de valeriana………………. 1 onzaCanela en polvo…………………… 1 onzaAlcanfor…………………………. 10 centígramos

Entiérrese la botella por tres días en un lugar donde el sol caliente todo el día. De esta manera se obtendrá que los vegetales larguen su licor salutífero en el Ron.

Con este remedio se deberán friccionar y humedecer los órganos sexuales del enfermo, hasta lograr la curación completa. No hay que olvidar el ritual de usanza antes de coger las plantas.

FIQUE, MAGUEY O CABUYA(Agave Americana)

En épocas de la Lemuria un gran Señor de la luz, un mago blanco, quiso extraviarse por el camino negro; yo le amonesté con mis consejos para detenerlo, mas él insistía en sus propósitos. Me vi obligado a operar con el elemental del fique, poseedor de grandes poderes, para impedirle tan funesta decisión.

Ritualicé en la forma ya conocida. Corté una de sus hojas, las puse entre las palmas de mis manos y pronuncié varias veces los tres mantrams del elemental del fique.

LIBIB, LENONINAS, LENONON.

Ordené imperiosamente al elemental viajar hacia el lugar donde moraba el mago blanco que corría el peligro de extraviarse por el camino negro. El elemental tomó la forma de un cabrito, y se sumergió en la atmósfera del mago, cumpliendo exactamente las órdenes que le di: Desintegrar los malos pensamientos y fortificar los buenos.

De los primeros tiempos de la América del Sur recuerdo otro caso curioso: “Un padre me llevó a su hijo, un niño de corta edad para que le recetase. El niño había caído gravemente enfermo de peste y el desenlace fatal era inevitable. Yo te curo el niño díjele, y como es un caso perdido, tú me lo cedes como hijo adoptivo”.

El padre aceptó mi propuestas. Operé en el acto con el fique, es decir, hice el círculo, bendije la planta, pronuncié sus tres mantrams: LIBIB, LENONINAS, LENONON, y ordené al elemental sanar al niño de la terrible peste.

Extraje las raíces del fique y preparé un cocimiento. Conforme el agua hervía, bendecí la olla y ordenaba al elemental: trabajad, sanad al enfermo; éste recobró la salud rápidamente. El elemental del fique es jupiteriano y posee grandes poderes ocultos.

Durante el gobierno de los últimos césares de Roma, estando encarnado allí y teniendo fama de mago, fui llamado por el César para que lo ayudase a deshacerse de un personaje político, su enemigo mortal. Aceptado el encargo, operé con el elemental del maguey. Me acerqué a la planta, la bendije, caminé en círculo a su alrededor, de derecha a izquierda, corté una hoja, la tuve entre mis manos, pronuncié los tres Mantrams del fique: LIBIB, LENONINAS, LENONON; ordené imperativamente al elemental del fique trasladarse a donde el enemigo del César, desintegrarle sus pensamientos de odio e infundirle amor hacia el soberano. El resultado fue sorprendente. A los pocos días reconciliáronse los mortales enemigos.

LOCURA DE LAS PARTURIENTAS – EPILEPSIA POR FRÍO EN LOS OVARIOS. (Véase epilepsia nerviosa – Resfrío de los ovarios y matriz)

Lo primero que necesita el médico Gnóstico es conocer la causa de la epilepsia, pues esta enfermedad tiene diferentes orígenes.

Algunas veces se producen los ataques en la mujer como consecuencia de parásitos intestinales; en otras ocasiones por perturbaciones del sistema nervioso, y no pocas veces como consecuencia de resfrío a los ovarios.

Los síntomas son diferentes. En el caso de epilepsia producida por un frío a los ovarios, no hay rechinar de dientes ni espumarajos en la boca.

FÓRMULA

En un litro de agua cruda, póngase a disolver durante 18 ó 24 horas una panela, y agréguesele:
Tintura de ruibarbo……………….. 1 onzaTintura de boldo………………….. 1 onzaTintura de quina………………….. 1 onzaSal glauber………………………. 1 onzaSal de Epson……………………… 1 onza

Dosis:Una cucharada cada hora. Es también urgente bañarse los pies con el cocimiento caliente de las siguientes plantas: Santa María, mamey (guanábano silvestre), orégano, poleo y toronjil. Antes de coger las plantas se bendicen y se ordena al elemental curar a la enferma.

El aire en los ovarios o resfrío, puede enloquecer a las parturientas. El tratamiento para este caso es exactamente el mismo ya indicado, añadiendo baños de asiento con el mismo cocimiento, o vapores de cocimiento de hojas y cáscara de naranjo aplicados a la vagina.

CLOROSIS (Véase Hidropesía)

Esta terrible enfermedad es muy frecuente en los niños, y también abunda en los adultos. El enfermo se hincha y su sangre se empobrece rápidamente. Las vísceras no trabajan y el agotamiento, con sin numero de consecuencias, produce un martirio perenne.

Báñese el enfermo con agua tibia y jabón de tierra o pino, o con el que se tenga a mano. Suspéndase este baño y aplíquese seguidamente este otro:

Agua…………………………….. 6 litrosSal de cocina…………………….. 2 onzasSal glauber………………………. 2 onzas Yodo…………………………….. ½ onza (0.5 onza)

Aplíquense con frecuencia lavados intestinales de sen de castilla. Envásense en dos botellas las siguientes fórmulas y dése al enfermo una copita antes de cada comida de la formula número uno y otra de la número dos después de cada comida.

FORMULA NUMERO UNO

Extracto de boldo…………………. ½ onzaExtracto de quina…………………. ½ onzaTintura de nuez vómica…………….. 30 gotasExtracto de ruibarbo………………. ½ onzaQuinina………………………….. ½ gramoCafeína………………………….. ½ gramoTintura de acónito………………… 30 gotas

FORMULA NUMERO DOS

Agua…………………………….. 1 litroSal de Vichi……………………… 1 cucharadaCremor tártaro……………………. 1 onzaÁcido cítrico…………………….. 1 onza

ASMA

Esta enfermedad se cura radicalmente con la siguiente fórmula:

Agua…………………………….. 1 litro.Estiércol de chivo………………… cantidad suficienteBorraja………………………….. 1 ramitaPanel quemada…………………….. cantidad suficiente

La panela se pone a derretir al fuego en trasto adecuado. Separadamente se cuece la borraja con el estiércol de chivo, y la mezcla de todo se envasa en una botella. Tómese una cucharadita cada hora por el tiempo que fuese necesario.

Aunque la enfermedad del ASMA haya desaparecido en sus manifestaciones agudas y características, no significa que se haya extinguido completamente, pues quedase adherida a los bronquios una bolsa membranosa que es menester hacer arrojar para evitar futuros ataques, y esto se consigue añadiendo al tratamiento ya descrito la planta conocida con el nombre de SIPACA (Papunga) Esta nueva combinación con la Sipaca solamente se hará después de que el primer tratamiento hay producido su efecto salutífero.

Como en todos los casos de que trata esta obra, las plantas se cogen después de haberlas bendecido y ordenado hacer la curación al respectivo elemental.

Repugnancia puede causar a nuestros alérgicos enfermos y también extrañeza, el que usemos en algunas de nuestras fórmulas detritus de animales, pero las virtudes salutíferas de esos detritus, como el estiércol de chivo, sin los cuales no sería posible curar muchas enfermedades de las llamadas incurables, nos dispensa su uso en varias de nuestras fórmulas. El dolor y el sufrimiento no tienen extremos de refinamientos sociales, ni de pulcritudes mal entendidas. Si el sufrimiento que no alivia incita a esperar la muerte con agrado, ¿Por qué no se puede hacer el sacrificio de vivir sano por medios naturales, seguros y obvios?

Otra fórmula muy eficaz, que se puede usar a falta de la anterior, es la que sigue:

Antipirina……………………… 10 centígramosCafeína…………………………. ½ gramoAcetato de quinina……………….. ½ gramoTintura de acónito……………….. ¼ de onzaTintura de nuez vómica……………. ¼ de onzaTintura de boldo…………………. ½ onzaTintura de Ruibarbo………………. ½ onzaSulfato de Magnesia………………. 3 onzaSulfato de soda………………….. 3 onzaAgua……………………………. 350 gramos

Tómese tres copitas diarias, una antes de cada comida.

La manteca de oso en cocimiento con albahaca y yerbabuena de menta o de castilla, también es aconsejable para los ataques asmáticos, en dosis de una cucharada cada hora.

En el período agudo de la enfermedad, para abreviar el ataque, aplíquese una ampolleta de Adrenalina de 2 c.c.

EL EGIPTO ELEMENTAL

La civilización egipcia data de un período neptuniano-amentino antiquísimo.

La Esfinge, que ha resistido el curso de los siglos, es tan sólo la imagen de la Esfinge elemental de la Diosa Naturaleza. Esta Esfinge elemental es la suprema maestra de toda la magia elemental de la Naturaleza.

Cuando el Maestro llega a la quinta Iniciación de Misterios Mayores, aparecen ante él siete caminos, entre los cuales debe escoger uno. A la Evolución Dévica corresponde uno de ellos. Los Devas son los Dioses de los paraísos elementales de la Naturaleza.

AGNI, Dios elemental del Fuego, restaura los poderes ígneos de nuestros siete cuerpos, a través de cada una de las siete Grandes Iniciaciones de Misterios Mayores. La misma Diosa Naturaleza es un “Gurú-Deva” que gobierna a la creación.

APOLO, Dios del Fuego, guió la civilización griega por boca de las pitonisas del oráculo de Delfos.

OSIRIS y HORUS, fueron los grandes Dioses elementales del viejo Egipto.

En el colegio de la Esfinge podemos estudiar los grandes misterios de la magia elemental de la Naturaleza. Los Gurú-Devas, trabajan con la Naturaleza entera y con el hombre y son verdaderos Maestros de compasión.

INDRA, Dios del Éter, AGNI, Dios del fuego, PAVANA, Dios del aire, VARUNA, Dios del agua, KITICHI, Dios de la Tierra. Estos Gurús-Devas gobiernan los paraísos elementales de la Diosa Elemental del mundo.

Se equivoca Medina Cifuentes, autor de “Tesoros Ocultos” al afirmar absurdamente que los Devas ya nada tienen que ver con la evolución humana. Los Gurú-Devas trabajan con el hombre y con los elementales de la gran Naturaleza.

Todos los Gurús-Devas parecen verdaderos niños inocentes. Viven y juegan como niños. Son discípulos de la Esfinge Elemental de la Naturaleza, gran Maestro de estos Niños-Devas.

BLENORRAGIA CRÓNICA

Hay quienes creen que la blenorragia crónica se puede curar con penicilina. Realmente, la penicilina sirve para matar el “gonococo”, incipiente, esto es, cuando la enfermedad no es crónica. Si lo fuera, podrían alejarse los síntomas, cortarse el mal, pero vuelve con más fuerza después. Eso es todo.

Ofrecemos la siguiente fórmula para curar la blenorragia:

Ramas de árnica, raíz de pringamoza, verdolaguita, pitomorreal, betónica, maguey o fique (raíz), gualanday y zarzaparrilla. Si no se consiguieren todas estas plantas, bastará la mayor parte de ellas. Obrarían mejor todas, desde luego. No hay que olvidar que no son las plantas las que curan, sino los elementales de ellas. Por consiguiente, no debe faltar el rito mágico para el instante de coger las plantas, tal como lo hemos enseñado.

Se cuece todo por una hora. Se tomarán tres vasos grandes, uno antes de cada comida. Al mismo tiempo, háganse lavados uretrales con la siguiente composición:

Ácido bórico……………………… ½ onzaAzúcar plomo……………………… ½ onzaSulfato de zinc…………………… ½ onzaAgua hervida……………………… 500 gramos

Límpiese el hígado, riñones, bazo, estómago e intestinos, con el siguiente preparado:

Agua hervida……………………… 1 litroSal glauber………………………. 3 onzasSal de Epson……………………… 3 onzasTintura de ruibarbo……………….. 1 onza

Tómese una copita por la mañana, en ayunas.

BLENORRAGIA ARTIFICIAL

Hay hechiceros que saben poner a sus odiados enemigos una blenorragia artificial. Cuando esto ocurre, los médicos oficiales fracasan rotundamente y el enfermo sufre sin alivio.

Esta clase de blenorragia se cura con el cocimiento de verdolaguita, muérdago de encina y rábano silvestre, tomándolo diariamente.

HERIDAS INTERNAS DE ANTIGUAS BLENORRAGIAS

Puede darse el caso de que un rayo de luna produzca postema interna con infarto inguinal (seca) Cuando esto ocurre aparece necesariamente una línea roja que se extiende desde las glándulas sexuales hasta los dedos de los pies.

Esto nos recuerda la magia sexual negra de Omar Cherenzi Lind. Según esta el individuo lleva sus hormonas sexuales de increción desde las glándulas sexuales hasta el corazón, siguiendo el curso de la medula espinal y del corazón al dedo grande del pie derecho.

Para curar esta dolencia, háganse baños de asiento con el cocimiento de hierba mora, laurel, hoja de luna (lulú, como se llama en el interior de Colombia), y tallo de batata.

BLENORRAGIA EN LA MUJER

El jugo de piña, viche con nitro dulce y azúcar es eficaz en la curación de las enfermedades venéreas del sexo femenino.

BLENORRAGIA Y PIEDRA DE LA VEJIGA

Bátase una yema de huevo con aceite de canime y azúcar, y tómese todos los días en ayunas.

RIÑONES ENFERMOS

La parietaria es una panacea para los riñones enfermos. El elemental de esta planta es pequeño de estatura y de piel de color café. Tiene el poder de prolongar la vida y sanar a los dementes. Normaliza además la menstruación.

Existe también un género de parietaria parasitaria. Este género es parásito de un árbol llamado “Cojones de Fraile”. Las virtudes curativas las tiene aquella y no esta planta.

Fórmula para cataplasma o parche adhesivo:

Entre chipes, lirias o cera fina de mosca boba.Entre chipe de quisula.Angelita.Leche de copey morado.Bálsamo de Tolú.Sal amoniaco.

Mézclese el bálsamo de Tolú con los demás ingredientes. Primero se bate el bálsamo, añadiéndole un poquito de agua con sal de cocina; después se añaden los demás elementos hasta que todo quede bien unificado.

Extiéndase la cataplasma sobre un pedazo de lienzo y péguese sobre los riñones. El parche se despegará sólo cuando los riñones estén curados.

TIFO

El tifo se caracteriza por una fiebre alta y constante y sed insaciable. Se confunde frecuentemente con ataque agudo de paludismo.

Como bebida ordinaria dese al enfermo un vaso del siguiente cocimiento cada hora: Árnica en rama, Cholagogue en rama, mejorana, ajenjo, salvia y contra gavilana. Hágase previamente el ritual de costumbre.

Alternando con lo anterior, tómese una cucharada cada hora de la fórmula siguiente:

Cebolla en rama……………………. 8 cabezasTilo en rama………………………. 26 ramasAlcanfor………………………….. 2 panecitosAgua……………………………… 1 litro

Todo esto se cuece. El alcanfor se raspa y se añade después cuando el cocimiento se haya enfriado.

La fiebre se combate con antipirina, un gramo cada dos horas o seis gramos al día, según el estado físico del enfermo. Aplíquense lavados intestinales, dos al día, de agua hervida con malva y aceite de castor o con cocimiento de “Cañagria”.

Es también necesario poner emplastos de cebolla en los pies para que salgan los gérmenes de la enfermedad, pues la cebolla posee un gran poder radioactivo. Con este tratamiento completo, el enfermo sanará en plazo de tres a ocho días.

Otra fórmula contra el tifo:

Antipirina……………………….. 10 centígramosAcetato de quinina………………… 10 centígramosClorhidrato de quinina…………….. 10 centígramosCafeína………………………….. 10 centígramosTintura de acónito………………… 20 gotasTintura de nuez vómica…………….. 20 gotas

Mézclense estos ingredientes en un vaso grande con agua, y tómese una cucharada cada hora.

FIEBRES COMUNES(Véase plantas febrífugas)

FIEBRE DE MAL CARÁCTER(Véase Jarilla Chivata)

Sulfato de quinina, Hierbabuena de monte, Yodo (6 gotas), creso, cebo de vela, sal de cocina. Júntese estos ingredientes y dése con ellos frotaciones al cuerpo del enfermo las veces que fuese necesario.

HEMORRAGIAS NASALES

Bórax en polvo. Úsese como taponamiento. En la misma forma se puede usar el perejil en maceración. Si hubiere hielo aplíquese a la cabeza y frente.

Inhálese el vapor del cocimiento de “cola de caballo”.

DIFTERIA

Agua, ácido Bórico, clorato de potasio (para gargarismo)

TOS FERINA

Té de pimiento rojo. Endúlcese con miel de abejas y agréguense algunas gotas de tintura de lobelia. Tómese una cucharada cada hora.

EPILEPSIA NERVIOSA(Véase locura de las parturientas y epilepsia por frío en los ovarios)

Tómese una cucharada cada hora de la siguiente fórmula:

Agua alcanforada…………………… 1 botellaBromuro de potasio…………………. 1 gramoBromuro de amoniaco………………… 1 gramoBicarbonato de potasio……………… ½ onzaTintura de haba de Calabar………….. 2 onzasTintura de belladona……………….. 2 onzas

Se ha escrito mucho sobre epilepsia, pero no se ha descubierto el remedio adecuado para curar esta enfermedad. Acéptase generalmente que los posesos de que nos hablan las Sagradas Escrituras eran simplemente epilépticos. A fe que lo eran, pero posesos de larvas o demonios de los mundos sumergidos.

En el párrafo tercero de la página 111 de la Novela “Rosa Cruz” edición Argentina, del Maestro Krumm – Heller (Huiracocha), leemos: “San Alfonso citado por el padre Neyraguet en su compendio de Teología dice:

“Contra malefitia utilicet remedíis ex medicina petitis plures enimverba ut ruta, et salvia, etcétera, contra malefitia naturalites prosunt, quia virtute naturali, corrigunt pravos umeros ope demonis comotos”. Articulis IV, de Maleficio, Perrone dice: “Nihil eni, vetat quominus dicamus interdum qui a cloemace agitabantur aut amentia, aut epilepsia laborare, cum et hin morbi a cloemone ipso injice posunt. Deo ita permittente, uti plures pres ac interpretes censure”.

La salvia y la ruda son plantas mágicas que el médico Gnóstico utiliza para curar a los posesos del demonio (epilépticos).

Con la salvia se opera en la siguiente forma: la planta se coge en la noche, de sorpresa y de raíz, después de bendecirla. Se da a beber el zumo, restregando las hojas en agua. Se puede usar también esta planta como sahumerio, directamente al enfermo, combinando esto con alguna oración en la que tuviere fe el médico mago. Antiguamente se usaba para el sahumerio una camándula hecha con piezas largas de vidrio y el exorcismo de un libro secreto. Hoy puede utilizarse la conjuración de los cuatro, tal como aparece en el título “Casos de obsesión psíquica” (véase índice). Todo lo allí mencionado debe tenerse en cuenta para curar a los epilépticos.

El elemental de la salvia tiene túnica de color amarillo pálido y tiene el poder de sanar a los posesos.

La ruda se empleará en forma de sahumerios junto con la salvia.

VERGONZOSO ESTADO DEL ESPIRITUALISMO EN COLOMBIA

Es lamentable y vergonzoso el estado en que se encuentra el espiritualismo en Colombia.

Israel Rojas R. Tiene en Bogotá una escuela rosacruz con manifestaciones en otras partes. Allí enseñase el yoguismo mezclado con el rosacrucismo y la fornicación; y no falta la botánica haciendo gala de una pseudo-sapiencia ridícula.

En Barranquilla existe otra escuelita de magia negra llamada “Orden de Acuario”. Un tal Ferryere sienta plaza de inventor y organizador de ese negocio en cierne.

Todos aquellos pseudo-místicos, que no tuvieron el valor de seguir la senda de la castidad científica, se afiliaron al ferrierismo. Y estos mismos fornicarios, incapaces de refutar la doctrina de los gnósticos, son los que ensayan inútilmente contra Aun Weor la vejación y el ridículo.

Los tales místicos de la fornicación prueban en vano traspasar las murallas del Edén con teorías intelectuales y litúrgicas negras. La escalera rodará al abismo porque al Paraíso no se entra sino por donde se salió.

Nosotros salimos del Edén por la puerta del sexo y solo por esas puertas podremos volver a entrar al Edén. Esto es axiomático.

“Honroso es a todos el matrimonio y el lecho sin mancilla, pero a los fornicarios y adúlteros juzgará Dios” (Vrs. 4, Cap. 13: Hebreos).

Con rencorosas consejas y bisbiseos de cafetines y pasillos, de aulas y cenáculos, con carticas apócrifas y otros ineficaces inventos, no van a lograr escapar de su total extinción los Rojistas, ferreyristas, cherencistas, parsivalistas, etc., etc. La espada de Aun Weor (pluma y palabra, lógica y verdad, poder, fuerza y autoridad) a la hora del cumplimiento de la ley, será implacable hasta la total extinción del purulento y malsano espiritualismo de esta época negra.

REUMATISMO

Magia del Guásimo

El elemental del guácimo está armado de poderosos atributos mágicos, vive en Tatwa Tejas como muy distinguido elemental del fuego, y así lo pregona la capa que le cae hasta los pies.

Los mantrams de este elemental ígneo son: MOUD, MUUD HAMMACA.

Con estas voces mántricas se ordena al elemental del guácimo trabajar en lo que se desea. El mago cogerá una de las ramas de este árbol después de haberlo bendecido para trazar con ella el círculo mágico, de acuerdo con lo ya enseñado.

Concluido el ritual, cójase un manojo de hojas y póngase a macerar en una botella con Ron por 15 ó 20 días. Antes de dar principio al medicamento, háganse pases con la mano derecha sobre los órganos afectados con la intención de coger los fluidos morbosos, los cuales deben echarse en una mochilla de lana, pues la lana es un material aislador de gran eficacia. Siete veces debe introducirse la mano en la mochila de lana con la intención indicada. Terminada esta operación, ciérrese la boca de la mochila y órese al elemental para que cure al enfermo. Esta oración la hará el médico Gnóstico de rodillas sobre una piedra, y cuando la petición termine, arrojará la mochila de sus manos con el ánimo ferviente de echar el reumatismo del cuerpo del enfermo.

De la maceración del Ron, dése al enfermo una copita cada hora. La curación es rápida.

ENFERMEDADES A CONSECUENCIA DE VOLUNTADES PERVERSAS

Si se quiere investigar la causa de una enfermedad cuando se sospeche que se deba a hechicería ocasionada por voluntades perversas, se labra un muñeco en hueso de conejo, de venado, de zaino o de tigre. Estos huesos deben haber estado enterrados por algún tiempo; y se desentierran y se hace el muñeco lo más perfecto posible.

Hágase luego un altar con un arco de fondo. Utilícese para el arco una rama de “totumo silvestre”. Para la cruz de altar servirá una rama de guayabo dulce. Colóquense dos floreros y en ellos una rama de la planta llamada “trinitaria”.

Deberá el enfermo coger personalmente las ramas enumeradas, en la siguiente forma ritual: la del totumo y guayabo por el lado del oriente, y la trinitaria por el occidente.

Los floreros deben ser dos vasos de cristal con agua. Una sola rama de trinitaria, partiéndola en dos servirá para cada florero.

El altar se hará debajo de un árbol de guácimo. Pronúnciense los mantrams del guácimo y ruéguese al elemental que muestre en el agua de los floreros la enfermedad del paciente. Los mantrams del guácimo son:

MOUD MUUD HAMMACA.

El mago permanecerá de rodillas frente al altar, y después de hacer sus peticiones al guácimo solicitará al ángel ATAN que intervenga para que el elemental mueva el agua y hable a través del muñeco. Téngase la mirada fija en los floreros y obsérvese lo que aparezca en el agua. Si la enfermedad se debe a la magia de voluntades perversas, se verá en el agua las malas entidades, causa de la enfermedad. Vuélvase a rogar al ángel Atán su asistencia y trátese de escuchar la voz que sale de la figurilla de hueso; esa voz será clara y precisa. Háblese con ella como si se tratara de una persona.

La curación del enfermo la hará el elemental del guácimo. De rodillas frente al enfermo pronúnciense estos mantrams de curación: AE GAE GUF PANCLARA.

Bendígase la espalda del paciente; hágansele pases magnéticos y désele a tomar la medicina del guácimo, que es la maceración de sus hojas en Ron durante 20 días la dosis de una copita cada hora.

En su novela Iniciática de ocultismo, y en la obra titulada “Plantas Sagradas”, el Maestro Huiracocha nos habla extensamente sobre estas cosas. Nos decimos nada nuevo, irreal o ficticio; solamente detallamos, descubrimos lo que se ignora.

El médico Gnóstico habrá de practicar la meditación interna diariamente. La meditación es una técnica, y por medio de ella y de la magia sexual y el poder del verbo, logramos el despertar de la conciencia y la actualización de todos nuestros poderes ocultos. Una hora diaria de vocalización, vale más que leer mil libros de teosofía oriental. La vocalización verdadera está íntimamente relacionada con la técnica de la meditación.

La sílaba IN, se relaciona con el Tatwa Tejas (el principio del Fuego).

La sílaba EN, se relaciona con la mente cósmica, de la cual nuestro cuerpo mental es tan sólo un fragmento.

La sílaba ON, se relaciona con “Atman-Buddhi”, el mundo puramente espiritual, que es la patria del INTIMO.

La sílaba UN, se relaciona con la gran matriz universal, el Archaeus de los griegos, la luz astral de los kabalistas, la Súper Alma de Emerson (Alaya).

La sílaba AN, se relaciona con el Tatwa Vayú (el principio del movimiento).

La sílaba IN, hace vibrar las glándulas hipófisis y epífisis, y adquiérese el sexto sentido llamado clarividencia.

La sílaba EN, hace vibrar la glándula tiroides y los átomos del cuerpo mental, y el hombre adquiere el oído oculto y la clarividencia del cuerpo mental.

La sílaba ON, hace vibrar nuestra conciencia mística “Búdhica” o intuicional (Bodha)

Todos anhelamos la liberación, todos poseemos el anhelo llamado en Oriente “Budhagama”, encerrado en el “Dhammapada” que es legítimamente “Bodhimanda”, la base fundamental del saber. Todo Purusha (el INTIMO), desea que su alma siga el sendero de la liberación “Dhama”. La doctrina del corazón es “Bodha”, la conciencia Crística.

Este vehículo de la conciencia Crística, tiene su chacra en el corazón, y al vocalizar internamente la sílaba ON, meditando en su profundo significado, se produce el despertar de la conciencia mística, y entonces el alma adquiere el poder de funcionar en sus vehículos superiores independientemente del cuerpo físico.

El despertar de la conciencia (Bodha), se expresa como el ojo de “Dangma”, la INTUICIÓN, que nos permite “saber” sin necesidad de razonar.

La sílaba ON hace vibrar también las hormonas de los testículos, transmutando el semen en la energía Crística. Esto indica a las claras que sólo se puede llegar a despertar la conciencia (Bodha) practicando magia sexual, vocalizando internamente y adiestrándonos en el astral, pues dentro de nuestros “Crestos” se encierra “Bodha”, la conciencia.

El cuerpo Astral es el mediador entre el alma y el INTIMO, y nuestra Mónada, sólo puede liberarse en ésta región mediadora del astral. Allí se verifican todas las INICIACIONES.

“Bodha”, la conciencia mística, tiene que expresarse a través de nuestro cuerpo Astral para realizar a Nudhi (la verdad), esto es realmente el INTIMO o “Atman” dentro de nosotros. Mientras esta conciencia mística (Bodha) no puede expresarse en el cuerpo Astral, tampoco podrá expresarse a través del cuerpo físico (Stula Sarina), pues el Astral es el mediador entre la conciencia mística y el cuerpo físico.

Cuando el hombre derrama el semen, pierde millones de átomos solares que luego reemplaza por millones de átomos demoníacos de los infiernos mismos del hombre, y esto produce oscuridad tenebrosa en el cuerpo Astral.

He aquí porque Cherenzi es un gran falsario. Él predica el despertar de la conciencia, y sin embargo habla a favor del coito, lo que es absurdo. En el astral o a través del astral de ningún fornicario puede jamás expresarse la conciencia Crística (Bodha).

Cuando el hombre cumple con la fórmula de introducir el miembro en la vagina y retirarlo sin derramar el semen, entonces los átomos solares se multiplican en forma extraordinaria, y regresan al cuerpo Astral, llenándolo de luz y fuego solar. Sólo así puede expresarse Bodha, la conciencia Crística a través del cuerpo Astral, y al fin el alma y el INTIMO se unen para siempre y viene la liberación.

Meditando en la sílaba IN y en el gran fuego universal, el hombre se hace clarividente. Meditando en la sílaba EN y en la mente universal, el hombre adquiere la clarividencia mental y el oído mágico. Meditando sobre el INTIMO y en la sílaba ON y practicando magia sexual diariamente, se produce el despertar de la conciencia y se adquiere la INTUICIÓN. Meditando en la sílaba UN y en el plexo solar, se adquiere el poder de la telepatía. Meditando en la sílaba AN y en el nacer y morir de los vegetales y de todas las cosas, adquirimos el poder de recordar nuestras pasadas vidas.

Todo esto se sintetiza en el Mantram “AUM” cuya verdadera pronunciación es “AOM”. La “A” es el INTIMO. La “O” es la conciencia del INTIMO. Y la “M” es la mente del INTIMO. El que medite internamente en este Mantram llegará al despertar de la conciencia. KAOS se descompone en KAOM. Y KAOM se expresa como AOM. Pero en el principio todo salió del KAOS.

La clave del “Pranava” o ciencia de los mantrams, se halla en la conciencia. Las ondas de la conciencia nutren a la mente. Hay que sentir los “Mantrams”, pues todo su poder reside en las funciones superlativas de la conciencia. La mente es tan sólo un instrumento de la conciencia, y por ende, antes de vocalizar los mantrams, debemos vivirlos en la conciencia mística.

IN, EN, ON, UN, AN se vocalizarán una hora diaria, así:

Iiiiiiiiiinnnnnnnnn

Eeeeeeeeeeennnnnnnn

Oooooooooonnnnnnnnn

Uuuuuuuuuuunnnnnnnn

Aaaaaaaaaaaaannnnnn

Las cinco vocales I, E, O, U, A, hacen vibrar los chacras, discos o ruedas magnéticas de nuestro cuerpo Astral, transmutando con ellos los Tatwas en hormonas, pues cada chacra es el regulador de nuestras glándulas endocrinas. Estas son para el organismo humano verdaderos laboratorios biogenéticos, cuya misión es transmutar los Tatwas en hormonas.

Los “Signos del Agni Yoga”, de donde el señor Omar Cherenzi Lind ha sacado mucho, precisamente para disimular su doctrina tenebrosa, nos enseña todas estas cosas.

Las ondas de la conciencia reúnen los pensamientos afines y armoniosos para fortalecernos. Todo existe por AOM, todo vive por AOM, todo viene a la existencia por AOM, pero en el principio sólo existía el KAOS divino.

La vocal “A” es la materia prima de la gran obra, es el Tatwa de todo cuanto viene a la existencia. La vocal “O” es la conciencia mística o las conciencias místicas. Y la vocal “M” (la M también es vocal) es la incesante transformación y existencia que los Dioses crean con la mente.

Concretemos para mayor comprensión: la tierra en estado nebuloso fue “A” en sus procesos de gestación o formación, dirigida por la conciencia cósmica, fue “ON”; Poblada de toda clase de seres vivientes, fue “M”.

El germen embrionario en los primeros días dentro del claustro materno, es “E”. El feto en gestación es “O”.

El niño bienvenido a la existencia, es “M”. “AOM”, lo vive el animal, “AOM”, lo vive el hombre.

¿Por qué el señor Cherenzi no enseña en su libro “AUM” o «Formulario del Poder», la autentica vocalización del “AUM”? ¡Por qué el anónimo autor de los «Signos del Agni Yoga» desconoce como se pronuncia ese Mantram? ¿Por qué Israel Rojas R. No habla a fondo sobre la exacta fórmula del AUM en su libro «Logos Sophia»? Precisamente porque lo ignoran. Tratan de enseñar lo que no saben… y se quedan tan campantes.

AUM, se pronuncia esotéricamente AOM, y en este mantrams se encierra el poder de todos los Tatwas. El número kabalístico de AOM es 666, y no el 10 como enseña el mago negro Cherenzi.

Para que “AOM” pueda expresarse plenamente en nosotros tenemos que preparar todos nuestros siete vehículos. “AOM”, tiene las siete notas de la escala musical, que corresponden a los siete planos cósmicos y a nuestros siete cuerpos. Las siete palabras del calvario, nos dan poder sobre los siete planos cósmicos. Para que la conciencia mística pueda expresarse a través de nosotros como intuición, tenemos que preparar nuestros siete cuerpos por medio de la magia sexual.

Tenemos que realizar a “Atman-Budhi” en todos nuestros siete cuerpos. Tenemos que despertar el Kundalini; realizar al AOM y al KAOM. Y por último realizarnos en el KAOS.

Antes de realizar el Mantram “AOM”, tenemos que vivir el Mantram I.A.O. La magia sexual es I.A.O. El Kundalini es I.A.O.

La fórmula para despertar el Kundalini reside exclusivamente en el acto sexual: “Introducir el miembro viril en la vagina y retirarlo sin derramar el semen”. Es nuestra axiomática prescripción a los estudiantes Gnósticos. Durante estos trances se vocalizará el Mantram I.A.O., y se meditará en el fuego y en el INTIMO.

El AOM se pronunciará abriendo bien la boca con la aaaaaaaa, redondeándola con la ooooooooo y cerrándola con la mmmmmmmm.

El médico Gnóstico necesita sujetarse a estas reglas para el ejercicio sabio de la santa medicina Gnóstica. El médico Gnóstico tiene que ser mago para manipular los elementales vegetales.

MAGIA DEL GUALANDAY

Israel Rojas R., después de hablar en su libro «La clave de la salud y el Secreto de la juventud» sobre el Gualanday, hace una verdadera apología de sus cualidades curativas y esto es verdad. Pero en cuanto al ocultismo de los vegetales, no dice nada… Ignora el proceso de la magia de las plantas. El que se repute medico de la naturaleza, tiene que conocer a fondo la magia elemental de las plantas salutíferas y si no la conoce, escribir sobre claves de salud constituye ciertamente un atentado contra la credulidad pública y una explotación egoísta.

El elemental del Gualanday tiene túnica de color verde oscuro, y pertenece a la sabiduría de la serpiente.

Recuerdo por allá en los tiempos en que la América del Sur estaba unida con los sumergidos continentes de la Lemuria y la Atlántida, un caso muy interesante:

Una joven india, prometida de un galán de la misma tribu, sufría horriblemente a causa de rencillas que amenazaban frustrar el convenido matrimonio. Como médico mago de la tribu que era, fui consultado por la amargada mujer, a quien prometí ayudar, y operé enseguida con el elemental del gualanday, en la siguiente forma:

A la salida del sol, con el rostro hacia el oriente, la cabeza cubierta con un manto, me acerqué al Gualanday. Hecho el conocido ritual, cogí dos de sus ramas simbolizando a los novios; con una rama en cada mano y de frente hacia el sitio donde moraba el novio, pronuncié tres veces el Mantram del Gualanday: TISANDO, TISANDO, TISANDO.

Ordené al elemental transportarse a la residencia de los novios, concluir las rencillas y armonizar a la pareja, y no separarse del trabajo hasta que no se cumpliera el mandato.

Realizada esta operación, coloqué las ramas del Gualanday sobre dos troncos de palo, en el suelo; azoté las ramas contra los troncos hasta desprender las hojas; entregué éstas a la novia para que fueran cocinadas con los alimentos del novio. La pareja se desposó al poco tiempo y fueron felices. Nada más eficaz para destruir las rencillas de los casados, que el ritual del Gualanday.

El elemental de este árbol pertenece a la sabiduría de la culebra, y se le debe invocar y ordenar imperiosamente así: TISANDO, trabajad intensamente; TISANDO, curad al enfermo, sanad el hígado; TISANDO, armonizad el matrimonio (tal), concluid con sus rencillas, etc.

No hay que olvidar el ritual en el instante de coger la planta, bendiciéndola y ordenándole lo que se desea.

Cuando esté hirviendo el agua del cocimiento, se repetirán las bendiciones y la vocalización del Mantram, “TISANDO”.

Dosis: Para curar el hígado, tómese tres vasos diarios del cocimiento, antes de las comidas, durante quince días.

TUBERCULOSIS

Con la siguiente fórmula se cura la tuberculosis en quince días: líquido del vástago del plátano, zumo de berros y yodocaína. La yodocaína se elabora con los siguientes ingredientes:

Yodo…………………………….. 6 gotasTintura de eucalipto………………. cantidad suficienteGuacanol (aceite)…………………. cantidad suficienteGuayacol…………………………. cantidad suficienteCreso……………………………. 2 gotas

Todo esto se mezclará y se dará al enfermo por cucharadas, una cada hora.

CIRROSIS(o Embarazo Gástrico)

Tatúa (planta)……………………. 1 libraPanela…………………………… 1 panelaSal de glauber……………………. 1 onzaSal de Epson……………………… 1 onza

Una vez practicado el ritual, se cogen las hojas de arriba hacia abajo. Si se cogieren a la inversa produciría vómito.

Sancóchese la tatúa, y cuando esté hirviendo el agua agréguese la panela; bájese del fuego, déjese reposar y embotéllese.

Tómese una cucharadita cada hora.

DIARREAS GRAVÍSIMAS

Fórmula

Raíz de granado, manzanilla, hollejo interno de la molleja de la gallina. Bendíganse las plantas, y cocínese todo. Tómese por copitas. Este remedio nunca falla. Es infalible.

PROSTATITIS(Enfermedad dela Próstata)

El remedio para esta terrible enfermedad es la planta conocida en el Departamento del Magdalena con el nombre de “Solito”.

Cójase en la mañana, en la forma ritual conocida. Hiérvanse siete de sus hojas y tómese el remedio caliente.

Es también indispensable que el enfermo se aplique cataplasmas de esta planta sobre la próstata, preparada con amoníaco y sal de cocina. La curación se verificará en corto tiempo.

MALEFICIOS EN LA PIEL

Se cogen en la forma prescrita nueve hojas de la planta llamada “solito” de tres en tres, y se aplican en forma de cruz sobre la piel afectada. Téngase el cuidado de no dañar el tallo de la planta, para que el elemental sane al enfermo.

CÁLCULOS HEPÁTICOS

Fórmula para arrojar los cálculos hepáticos sin operación quirúrgica.

Cholagogue en rama, cadillo de perro (cadillo mono), ortiga, sal de glauber (3 onzas), sal de Epson (3 onzas).

Se hierven las plantas en tres litros de agua, y deja al fuego el cocimiento hasta que el agua quede reducida a la mitad. Una vez frío, se agregan las sales.

El ritual que se hace a los elementales de las plantas es imprescindible

TUMORES(Formula para arrojarlos)

Calabacito amargo con ron. Se le hace un hueco al calabacito y se le echa ron. Después de quince días de maceración se dará a tomar este remedio al paciente, por copitas, una cada hora.

El tumor será arrojado sin necesidad de operaciones quirúrgicas, sin exponerse el paciente a morir en manos de los cirujanos.

PARA EL DESMAYO

Désele a oler al paciente la planta llamada “Destrabadora”. También se le hará beber el cocimiento de esta planta. No olvidar el ritual.

PARA LA MORDEDURA DE SERPIENTE CORAL

Planta “Aristoloche”, en tomas. No olvidar el ritual.

ESTERILIDAD EN LAS MUJERES

Hay un remedio que jamás ha fallado para curar la esterilidad de las mujeres. En los bosques del Departamento del Magdalena hay una abeja muy brava, denominada “Tisula” o “Gungura”. La miel de esta abeja es infalible para la curación de la esterilidad.

Mézclese la miel de abeja con áloe socottorina (cristales de zábila) (una onza) y tómese una copita cada hora.

Con este remedio, muchos matrimonios estériles podrán tener la dicha de tener un hijo.

DIARREA

El “Mama” Matías curaba una fuerte diarrea con agua y cenizas del fogón.

Se mezcla la ceniza con el agua; se deja reposar un rato; se revuelve de nuevo y se da a tomar al enfermo. Esta fórmula no falla jamás.

DOLORES DE ESTOMAGO

Un fuerte dolor de estómago se quita con agua y arena. Se mezcla el agua y la arena, se pone a hervir, se filtra después, y se toma el remedio. Los dolores de estómago desaparecen instantáneamente

HECHICERÍA A LA CABEZA

Tómese el cocimiento de la planta llamada “Vencedora” y aplíquense baños a la cabeza. Inmunícese la persona llevando consigo en la cartera la planta llamada “cinco en rama”.

FORMULA PARA EL INTESTINO

Gualanday y cepa de marañón. Hiérvanse y tómese.

MORDEDURA DE LA SERPIENTE CASCABEL

Planta “Gallito”. Tómese y báñese el lugar afectado.

MORDEDURAS DE SERPIENTES

Tómese el cocimiento de las siguientes plantas:

Capitana solabasta, capitana generala, capitana silbadora, capitana pujadora, capitana “lengua de venado”.

Aplíquese baños de lo mismo. Cuando el caso es muy grave y se cree que el mordido ha muerto, se le tratará de arrancar con la mano el pelo de la corona de la cabeza; si saliere fácilmente, el mordido ya es cadáver, si el cabello no desprende, hay vida y debe operarse rápidamente en la forma aconsejada.

LLAGAS ANTIGUAS

Jarilla, vira-vira, corteza de quina, salvia y jarilla chivata.

Hágase el ritual a los elementales de las plantas. Se hierven éstas bien durante varias horas. Hágase una cataplasma y aplíquese en la llaga.

SÍFILIS

Todos los tratamientos de los falsos apóstoles de la medicina para combatir el “Treponema Pálido” han fracasado. No se sabe qué ha causado más muertes, si la sífilis o el Neosalvarsán y sus derivados, conque se la combate.

Se inventan remedios de patente diariamente para curar la sífilis, y el resultado es siempre negativo. De nada han servido los sistemas profilácticos, porque la enfermedad sigue propagándose en la medida con que se la combate.

A continuación, damos el tratamiento exacto para curar una sífilis de tercer grado en 15 días:

Sanalotodo (llamada “mosquita” en la costa), bejuco de anís, gualanday, betónica, ortiga, fique o maguey y guasgüín. El cocimiento de estas plantas calientes se tomará por ocho días, un vaso cada media hora.

Bertolita, verdolaguita, tripa de pollo, fusia y Paraguay. El cocimiento de estas plantas frías se tomará en la misma proporción, también por ocho días, terminado el tratamiento anterior.

El enfermo se bañará el cuerpo durante ocho o quince días con el cocimiento de las siguientes plantas:

Yerba anís, coralito, matandrea, guanábana cabezona y laurel. Es indispensable hacer el ritual.

Con estas fórmulas se curará cualquier sifilítico por grave que esté, en el plazo de dos semanas.

ESTERILIDAD

Las mujeres estériles pueden curarse con carne de curí. Redúzcase esa carne a polvo y tómese mezclada con una buena taza de chocolate, diariamente.

PALUDISMO

Las peregrinas teorías de la medicina oficial en relación con el paludismo, revelan a las claras un fin explotador y charlatán.

Aquello de que el paludismo lo inocula el “Anofeles”, y de que el mosquito hembra deposita sus larvas en los pozos de agua detenida, no pasan de ser ridículas poses.

Todos los preparados basados en quinina, y todos los sistemas profilácticos contra el paludismo, han resultado hasta la fecha un gran fracaso. Y es que la “Causa Causorum” del paludismo no es otra que la desarmonía de las funciones del hígado y la falta de vitaminas.

Pruebas de ello tenemos a millares; Quien se tome la molestia de hacerse un viajecito a lo largo del bajo Magdalena, siguiendo la ribera del río, se convencerá por sí mismo de esta verdad.

Todos los pobladores de esa ribera son palúdicos, y si observamos su régimen alimenticio encontraremos la causa. Estas pobres gentes sólo se alimentan de yuca y café tinto.

La yuca sólo proporciona almidón y una mínima cantidad de sacarosa. El café tinto, tomado en exceso, les irrita el hígado, y cuando ya este órgano se encuentra bien afectado, estallan los fríos y fiebres palúdicas.

Así, pues, la afección hepática y la falta de vitaminas son la única y exclusiva causa de las fiebres palúdicas, que en vano se intentan combatir con preparados de quinina.

Para combatir los fríos y fiebres es suficiente el cocimiento de hojas de boldo. Tómese un vaso cada media hora. Como alimento aconsejamos ojo de res, cereales como frijoles, lentejas, maíz, arvejas, habas, etc., etc. El boldo sana el hígado, fluidifica la bilis y excita las funciones hepáticas.

Los llaneros de Arauca y Casanare se curan los “fríos y fiebres” con café tinto mezclado con limón y sal. Este procedimiento es más lento.

Los “Mamas” Arhuacos curan esta enfermedad con las siguientes fórmulas: Cholagogue en rama, tisaca, capitana arconcito.

BAÑOS DE PLANTAS PARA PREPARAR EL CUERPOPARA LA MAGIA

Para el ejercicio de la magia práctica, lo primero que debe hacer el mago es superar el cuerpo. El cuerpo de un mago tiene una tonalidad vibratoria, totalmente diferente a la del hombre ordinario.

En tiempos antiguos, todos los poderes de la Diosa de la naturaleza se expresaban totalmente a través de los chacras del organismo humano, y entonces el hombre era un mago completo.

Hoy en día la humanidad se separó totalmente de la naturaleza y se acomodó a una vida artificiosa, por lo tanto, el cuerpo humano ya no refleja los poderes de la naturaleza.

Por muy genial que sea un músico, si su instrumento es inadecuado o defectuoso, no podrá ejecutar con éxito su composición, pero si lo afina y corrige, podrá arrancarle las más bellas melodías. Caso similar ocurre en el cuerpo humano, es inadecuado, y para que éste nos refleje los poderes de la Diosa Madre Naturaleza nos confiere, es menester prepararlo para el ejercicio de la Magia Práctica.

EL CUERPO SE PREPARA CON LOS SIGUIENTES BAÑOS:

Se recogen en un tonel o vasija, siete aguas de siete afluentes o riachuelos diferentes, en nombre de los siete genios planetarios (Los siete Cirdesos). Luego se cogen hojas de jayo (coca) y se hierven en una vasija que contenga agua, a este cocimiento se le añaden las siguientes plantas en partes iguales.

Siempreviva (prefiérase la de flores rojas). Ruda, Guarumo, Ajos, Sauce, Flores de amapola.

Nota: El sauce es un árbol que sólo se produce en la tierra fría, pues en la costa suelen llamar sauce a un árbol cuyas propiedades son completamente diferentes y por lo tanto inadecuado para los efectos de la grandiosa fórmula de que nos ocupamos.Una vez que esta mezcla haya hervido bastante, lo suficiente para que las plantas larguen sus esencias, se retirará la vasija del fuego y se verterá el líquido en el agua del baño, formado por las siete aguas, y entonces el mago podrá bañarse en este líquido sagrado con el fin de preparar su cuerpo para el ejercicio de la magia práctica. Hay necesidad de repetir este baño muchísimas veces con el fin de que el cuerpo quede bien preparado.

El verdadero mago nunca debe de comer carnes de ninguna especie, no debe de fumar, no debe de ingerir alcohol, no debe de cohabitar ni con su propia mujer, porque eso es fornicación é inmundicia.

Desdichado el Sansón de la Kábala, que se deja dormir por Dalila, el Hércules de la ciencia que cambia su cetro de poder por el hueso de Honfalia. Sentirá bien pronto las venganzas de Deyanira, y no le quedará mas remedio, que la hoguera del monte Etna, para escapar de los devoradores tormentos de la túnica de Neso.

El Imperio del poder, la Omnipotencia del Poderío, sólo es para los humildes, porque con la humildad el mago se hace obedecer.

CONTRA LA DIABETES

Después de ser bendecidas, como se verifica en todos los casos, tome partes iguales de hojas de aguacate, hojas de nogal y hojas de eucalipto, cuézanse y tome el paciente, tres vasos diarios antes de las comidas. No está por demás advertir que la primera toma es en ayunas.

PARA EL HÍGADO

Fórmula No.1.- Cocimiento de boldo. Dosis como la anterior.

Fórmula No.2.-Tómese aproximadamente 15 gramos de ajenjo y 15 de fique (penca de cabuya) A esta última planta, para su maravilloso efecto, hay que pronunciarle antes de cortarla, estas tres palabras: LIBIB, LENONINAS LENONON.

Bendígase y ordénese al elemental de la planta, sanar al enfermo. En todos y cada uno de los casos, por diversos que sean, debe hacerse lo mismo; bendecir y ordenar al elemental la curación.

PARA RIÑONES ENFERMOS

Con el cocimiento de partes iguales de parietaria, cola de caballo, romero y salvia, tomando tres dosis diarias, la primera en ayunas, y las dos restantes antes de las comidas, se curarán los casos más rebeldes.

La cola de caballo también es eficaz para enfermedades a la vejiga, siempre que se bendigan las plantas y se ordene al ELEMENTAL la curación.

CATARATAS DE LOS OJOS

La eficacia de esta fórmula la pone al margen de sus similares.

Cójase un HOBO joven, en tiempos de marea alta, córtese un tallo grueso, el que además de pelarlo, debe de rasparse y quitarle las hojas, a continuación se corta en pedazos de 20 centímetros, más o menos, se sopla el tallo circular con la boca para que la savia salga con la presión del aire. Recójase esa savia en un frasco, humedézcase una rama de manzanilla con el líquido y aplíquese al enfermo gotas en los ojos. Es importante tener en cuenta que las gotas deben de desprenderse de la rama de manzanilla.

El HOBO es un árbol frondoso y alto, de la familia de las terebintáceas, su fruto es muy parecido a la ciruela.

HEMORRAGIA UTERINA O VAGINAL

Prepárese un jarabe con lacre, melena o barbas de viejo (musgo) y hojas de carey, hiérvase el conjunto y tómese por cucharadas, una cada hora.

ERISIPELA

La zábila, famosa por sus múltiples propiedades, es un remedio poderoso y sin par para la curación de erisipela; bastará restregarla una vez asada, en la parte afectada.

También es remedio eficaz el preparado de camelón en polvo con aguardiente, para lo cual basta friccionarse el lugar enfermo. El sapo produce similar efecto, restregándolo en la parte afectada.

COTO O BOCIO

Aplíquese sobre el coto una plaquita de plomo y déjese allí por 90 días, esto es suficiente para que tan molesta enfermedad desaparezca totalmente y así se evita la peligrosa operación quirúrgica, la que trae en la generalidad de los casos, funestas consecuencias.

LLAGAS INCURABLES

Cójanse tres raíces de Guacamayo, del lado del oriente y otras tres del lado del poniente, se reducirán a polvo y se tendrán listas.

Ahora aplicar Piedralipe con cebo de vela sobre la llaga, dejando esta mezcla allí por espacio de 24 horas, vencido este tiempo, procédase a lavar la llaga y aplíquense los polvos de Guacamayo y el enfermo espere con toda confianza que su llaga será curada.

FORMULA PARA CURAR ERISIPELA, LLAGAS, DAÑOS DE LA PIEL, AFECCIONES CUTÁNEAS, ETC.

En agua ligeramente azucarada y previamente hervida, disuélvase lo siguiente:

Crémor……………………………. 1 onzaRuibarbo………………………….. 1 onzaManá……………………………… 1 onzaJalapa……………………………. 1 onzaLimón…………………………….. 1 onzaPanela……………………………. 250 gramos

Tómese esta composición por cucharadas, una cada hora. Además, el enfermo deberá golpearse la parte afectada, con una rama llamada “Bicho largo”, humedecida en orines asoleados.

Procediendo de acuerdo con las instrucciones, estamos seguros de la eficacia absoluta de la fórmula, pese a que los sábelo-todo se rían y desconfíen.

TOS REBELDE

Al cocimiento de pino blanco, caracucho blanco, borraja, eucalipto y orozuz, mézclese una onza de tintura de acónito, una onza de tintura de drosera, una onza de bálsamo de Tolú y una onza de tintura de belladona.

Esta preparación se toma por cucharadas. Una cada hora.

HEMORRAGIA UTERINA (CASO GRAVE)

Si a pesar de todos los esfuerzos por cortar una hemorragia uterina no lo consigue, hágase lo siguiente:

Provéase de tres fragmentos de estiércol de burro, acabados de excretar, envuélvalos en un trapo y póngalos a hervir en una vasija con agua, bátase bien para que el estiércol quede disuelto, luego se cuela y se da a la enferma un pocillo cada cinco minutos, hasta cortar la hemorragia.

LOMBRICES Y PARÁSITOS INTESTINALES

Cuézanse en leche, hojas de Jayo (Coca en el interior de Colombia) y hágase tomar al niño un pocillo en ayunas; al día siguiente se purgará con aceite de Castor o Ricino y arrojará los parásitos intestinales.

CONTRA LA IMPOTENCIA Y LA ESPERMATORREA

Diríjase a un lugar en donde exista la planta denominada “Cuartillo, bendígala y ordénese al elemental curar el enfermo, luego cójase cantidad equivalente a una libra, (esto deberá hacerse en menguante), se pone en maceración en un litro de Aguardiente o Ron, se matan dos gallos y se les extraen los testículos, se rajan en cruz por la parte más gruesa y se agregan al Aguardiente o Ron, el que ya se ha mezclado con el “Cuartillo”, se entierra todo esto, teniendo cuidado que la tapa de la botella quede en dirección al oriente, dejándolo por espacio de 15 días en maceración, al cabo de este tiempo, saca la botella y se toman tres cucharadas diarias, la primera en ayunas. El afectado debe alimentarse lo mejor posible.

SEGUNDO PROCEDIMIENTO PARA CURAR EL CÁNCER

Al fin de tantas investigaciones y penosas luchas, hemos descubierto la maravillosa y eficacísima planta para curar radicalmente el cáncer. Con esta planta a nuestro alcance podemos decir adiós al cáncer.

La planta en mención es el OJARANSIN, y hagan el ensayo los enfermos mentales, los opositores a la sabiduría de la Naturaleza, los médicos que creen tenerlo todo en un laboratorio, los falsos científicos que abdican de la razón porque a través del microscopio derivan sus observaciones y conocimientos, llegando a pujantes conclusiones de buenas sumas de dinero.

Pues bien, la importante planta de que nos venimos ocupando, el OJARANSIN, se cuece para usarlo en baños y en bebidas.

Esta planta, más común en el Departamento de Bolívar, se origina en los lugares pantanosos, es de tamaño pequeño, hojas lanceoladas que algunas de ellas ostentan puntos grisáceos.

Esta planta se produce también a la orilla de los ríos y su nombre es indígena. La conocen los indios (los Majaguas); habitan las regiones que están cerca de la población de Majagual la que está situada entre los ríos San Jorge y Cauca, al pie del caño Mojana, norte de la sierra de Ayapel, Sur del Departamento de Bolívar y limítrofe con Antioquia.

Los indios Majaguas tienen esta planta como cosa muy sagrada sobre sus altares indígenas y utilizan el elemental de ella para importantes trabajos de magia práctica. Este elemental vegetal, parece un niñito de unos veinte centímetros de tamaño, totalmente desnudo; sus ojos parecen dos linternas.

TUBERCULOSIS

Por espacio de nueve (9) días comerá el enfermo la planta llamada “Verdolaga”; en ensaladas es efectiva para la curación del hígado. También se emplea en la misma forma contra enfermedades de la matriz.

CÓLICOS HEPÁTICOS

Para curar los cólicos hepáticos en la mujer, se empleará el estiércol de cabro macho, disuelto en agua fría, luego se cuela y se hierve; se tomará día de por medio, hasta completar tres días activos.

Para el hombre el caso es similar, con la diferencia de que el estiércol debe ser de cabra (hembra)

POLUCIONES NOCTURNAS

Las personas que sufran de poluciones nocturnas o derrames de semen abundantes, deberán untarse diariamente las partes genitales con aceite de manzanilla caliente, y a tiempo de dormirse ponerse sobre los genitales un parche con hojas de col con aceite.

Este aceite también debe aplicarse en el omóplato y la espina dorsal (columna vertebral)

Otro remedio que ha sido probado con sorprendentes resultados, y el cual no debe subestimarse es la horchata preparada con las almendras de las pepas de los melones; esta horchata se azucara y se toma a tiempo de acostarse. También se frotará los riñones con aceite de comer.

SUSPENSIÓN DE LA ORINA

Para evitar el sondeo, lo que no siempre es posible, por carencia de medios o por otros inconvenientes imprevistos e invencibles, se toman dos onzas de estiércol de caballo, se disuelven en un buen vino, el que debe ser tibio, se cuela y se da a beber al enfermo.

Este procedimiento ha curado casos gravísimos de suspensión de la orina.

INSENSIBILIDAD AL ORINAR

Quémese estiércol de cabro o toro (que no sea cabra o vaca), mézclese la ceniza con vino de buena calidad y el enfermo tomará de este preparado hasta sanar totalmente.

ALMORRANAS

Sométanse a cocción treinta gramos de llantén y treinta gramos de malva a los que se agregarán partes iguales de Piedralipe, en polvo, cacho molido e incienso; con un algodón se mojarán las partes enfermas hasta la total curación.

ALMORRANAS CON FLUJO DE SANGRE

Cójanse cuatro ranas, sumérjanse en aceite de almendras, el que se calentará al fuego, y bátase hasta que se considere que a las ranas se les ha salido el extracto. Con esta untura se frotará el enfermo las almorranas cuya curación será inevitable, pues se garantiza por los resultados obtenidos en diversos casos.

AMENORREA O DETENCIÓN DE LA REGLA

Tómese agua de culantrillo con vino, o recíbanse vapores vaginales de cocimiento de altamisa, o tómense aguas del cocimiento de manzanilla. También son de grande eficiencia las bebidas del cocimiento de raíces, hojas y semillas de perejil; el vino con ruda, incienso y pimienta, tomado por copitas produce excelentes resultados. No se desestimen estos remedios por la modestia con que están expuestos y por la sencillez de los mismos, el autor ha comprobado en diversos casos, todas las fórmulas contenidas en esta obra, así como también los altos trabajos de magia práctica. Recuerdo que esto no es juego de niños sino obra de hombres maduros. Yo, AUN WEOR, doy fe de mis obras.

BLENORRAGIA

Fórmula No.1.- Todas las mañanas, en ayunas, se tomará una yema de huevo batida en aceite canime a la que se le pondrá azúcar al gusto. El tratamiento se prolonga hasta sanar completamente.

Fórmula No.2.- Deposítense nueve (9) huevos frescos en una vasija de cristal, o en su defecto, que sea bien esmaltada. Luego se exprime juego de limones, cantidad suficiente para que los huevos queden cubiertos, se tapa la boca de la vasija y se deja por espacio de diez (10) días, al cabo de los cuales ya ha realizado su cometido el jugo de limones en los huevos, lo que no está por demás advertir, se echarán enteros; a continuación, se bate el contenido hasta que las cáscaras de los huevos hayan quedado reducidas a polvo (calcio), luego se cuela o filtra lo mejor posible para después vaciarle una botella de Ron y azúcar al gusto.

Envásese y tómese solamente por copas, tres diarias, pues existen personas que su estado de debilidad es tanto, que una sola copa lo desmaya, a dichas personas es menester disminuirles la dosis, la cual se irá aumentando gradualmente, hasta tomar la copa llena.

Recomendamos este reconstituyente para los palúdicos, los anémicos, los convalecientes, etc., etc.
A continuación, citamos un caso ocurrido en la ciudad de Armenia (Quindío): El señor M. S. De 22 años de edad, venía sufriendo de una blenorragia por espacio de cuatro años; tratado por distintos médicos, quienes le aplicaban grandes dosis de penicilina, la enfermedad seguía su curso, haciendo estragos en el pobre joven organismo de ese desdichado, quien como último recurso, había pensado en el suicidio. Afortunadamente, tuvo ocasión de probar la fórmula No 2, arriba descrita, lo que no tardó en mostrarle la mejoría y pronto la radical curación. En el transcurso de ocho (8) años el citado señor no ha mostrado huellas de la terrible enfermedad.

TIÑA

Tómense partes iguales de hollín molido, azufre y tuétano de cabeza de res, bien mezclado se aplica en la cabeza o en la parte afectada. Este remedio es siempre maravilloso.

También es buen remedio el excremento del gato pulverizado, mezclado con mostaza, reducida a polvo con vinagre. Este preparado es una untura.

RONQUERA

El cocimiento del poleo suspende la ronquera.

GARROTILLO

Tratamiento: Haga el enfermo gargarismos del cocimiento del arroz, vinagre y cebada.

AGALLONES

El aceite con miel de abejas y sal común es remedio sin par para el desvanecimiento de los agallones. Si hay principio de ulceraciones en la garganta, deberá de hacerse gargarismos con alumbre disuelto en agua, y si hubiese inflamación, entonces los gargarismos se harán con el cocimiento del trigo

LLAGAS REBELDES

Los polvos del almidón del guaco morado aplicados sobre las llagas producen excelentes resultados. También son maravillosos los polvos de roble humedecidos con saliva y aplicados en ayunas.

LLAGAS Y TIÑA

Aunque parezca increíble y seguro de que los orgullosos intelectuales no sacarán provecho de ésta, como de otras fórmulas contenidas en este tratado, vamos a presentarles una fórmula de sorprendente resultado:

Orine en una vasija limpia, mézclese luego con los orines sal común molida, lávese la llaga con este componente y luego aplique talco en la llaga con el fin de que ésta se seque.

EMPEINES Y LLAGAS

Estando la persona en ayuna introduzca en la boca un poco de sal común, espere a que ésta se diluya, viértala en un vaso, mézclese un poco de hollín, bátale hasta que forme una pasta homogénea que servirá para aplicar a las llagas o empeines. Este como muchos otros remedios supera ventajosamente la penicilina y otras drogas de farmacia

ICTERICIA

Sahúmese el enfermo e inhale los vapores de vinagre que se haya cocido con culantrillo de pozo, orégano, salvia y poleo. Este remedio de Osmoterapia es extraordinario para curar la ictericia; el enfermo deberá también lavarse la cara con el cocimiento de estas plantas, y la curación será efectiva.

DESVELO

Para los que sufren de insomnio tomar el vino con cáscaras de adormidera o hacer pastillitas de cilantro seco con azúcar y comerlas a tiempo de acostarse. Si no se tuviere el vino a mano, el solo cocimiento de la adormidera bastaría para dar buenos resultados.

PURGA SUAVE PARA LOS QUE SUFREN DE GOTA

Cuézase el sauce después de molido, mézclese con vinagre y tómese luego una cucharada por la mañana durante nueve días. Este purgante hará arrojar del estómago, todos los humores gruesos que significan un estorbo para el organismo.

CONTRA DOLORES DEL BAZO

Fórmula No.1.- Mézclese las cenizas de ruda con boñiga (estiércol de cabra), cuézanse todo en vino y aplíquense en emplastos al bazo.

También deberá tomar el enfermo cocimientos de malva con polvo de ruibarbo para su total curación.

También son efectivos los emplastos de hojas de col cruda a las que previamente se haya rociado vinagre.

Otro emplasto que da buenos resultados es el de la corteza de rábano.

Fórmula No.2.- El zumo de hojas verdes de tabaco, mezclado con aceite de higuerilla y cera blanca en partes iguales, da satisfactorio resultado, aplicando este componente sobre el bazo.

No se desestimen estos remedios por lo sencillos y pocos costosos, pues el autor ha hecho varios ensayos con buenos resultados en la totalidad de los casos.

ARDOR PARA ORINAR

Las bebidas del cocimiento de malva con cañafístula curan eficaz y rápidamente esta enfermedad; las horchatas de cebada también dan el mismo resultado.

VIRTUDES DEL AZUFRE

El azufre desintegra las larvas astrales.

El azufre quita el asma y los torcijones de tripas; a los que tienen materia represada en el pecho, se les licua y hace arrojar; es conveniente sahumar a los asmáticos con azufre; mezclando una cucharadita de este elemento con un huevo tibio, el enfermo podrá comerlo para sanar pronto.

El azufre mezclado con trementina cura los empeines.

El humo del azufre aplicado sobre los oídos por medio de un embudo, suspende los zumbidos de los mismos.

Una cucharada de azufre en vino blanco, elimina la ictericia y el catarro.

Azufre aplicado con miel y trementina cura toda clase de mordeduras de fieras y animales ponzoñosos.

Azufre inhalado por la nariz, cura a las mujeres que sufren, del llamado mal de madre (dolores al bajo vientre).

VEJIGA

Tomando tres vasos diarios, el primero en ayunas, del cocimiento de la cola de caballo, se cura de la vejiga.

LA SIGUIENTE FORMULA ES INDICADA PARA LAS ENFERMEDADES DEL HÍGADO, RIÑONES Y BAZO.

Tintura de boldo………………….. 2 onzasTintura de genciana……………….. 2 onzasEsencia de menta………………….. 1 onzaAgua hervida……………………… 1 litroAzúcar…………………………… cantidad suficiente

Este gran preparado, se toma por copitas, una cada hora, hasta curarse totalmente.

ENTUERTOS DE LAS PARTURIENTAS

Póngase sobre el vientre de las parturientas una bolsa que contenga maíz caliente, la que al enfriarse se reemplazará por otra, hasta obtener la curación.

CIÁTICA

La fornicación es la causa principal de la CIÁTICA, y que sufra esta penosa enfermedad tiene que dejar tan nefasto, repugnante y vil vicio del coito si quiere sanarse; Además, debe nutrirse el enfermo con buenos alimentos basado en verduras, cereales y hortalizas. También se frotará las rodillas y las caderas con vinagre, para lo cual empleará un trapo empapado en el mismo vinagre el que se habrá sahumado previamente con romero.

El intenso dolor que produce la CIÁTICA, es semejante al dolor que produce la gota, con las graves consecuencias de la invalidez, pues la persona llega al estado de tullirse y es por estos graves motivos que se hace urgente la curación acompañada de la castidad. Digan lo que les plazca a los fornicarios, pero tal causa, tal efecto, fornicando se padece indecibles sufrimientos y se separa más y más el hombre de la Madre Naturaleza.

Para completar el tratamiento el enfermo tomará bebidas del cocimiento del guayacán y la zarzaparrilla, tres vasos diarios, el primero en ayunas y los demás antes de las comidas.

MAL DE MADRE

Este se cura aplicando sobre el ombligo o la vagina hojas de ortiga machacadas, mezcladas con canela o mirra.

AFECCIONES A LOS COSTADOS

Cuézanse miel de abejas y mézclese con leche de cabra, déjese enfriar y aplíquese paños mojados sobre el costado, luego tomará el enfermo un purgante de aceite de almendras. Al acostarse se dará un ligero sudor de agua de borraja y vira-vira, o en su defecto se empleará el cocimiento de la contra-yerba. Todos estos remedios sencillos y antiguos serán nuevamente usados por la humanidad moderna, cuando ya cansada y desengañada de la quimioterapia y otras murgas regrese al seno de la Madre Natura.

RETENCIÓN DE LA ORINA

En un litro de agua se cuece media libra de hojas de SEN, en el que se endulzará con miel de abejas para tomarlo lo más caliente posible; si con esto no se consigue lo deseado, no obstante su eficacia, entonces hay necesidad de aplicar la sonda.

ARDOR EN LOS RIÑONES

El cocimiento de cañafístula con hinojo termina inmediatamente con el ardor en los riñones. También produce los mismos resultados el zumo de cardosanto batido con huevos frescos.

DESCOMPOSICIÓN O PUTREFACCIÓN DE LA ORINA

El zumo de la verdolaga tomado en abundancia todas las mañanas, en ayunas y las cataplasmas de la misma aplicadas sobre el vientre, curan tan terrible enfermedad. Debe abstenerse del coito.

PALABRAS CURATIVAS (MANTRAMS)

No estoy de acuerdo con el mago Omar Cherenzi Lind, cuando éste afirma en su libro titulado «AUM», que todo el poder del verbo se halla en el silencio, y que el verbo debe de ser silencioso.

Dicho caballero, conocido como el K.H. negro, quiere desvirtuar el poder sublime y grandioso de la palabra articulada. Ignora el K.H. negro, que el verbo es de triple pronunciación, y que reviste tres normas: verbal, mental y conscientiva.

Se puede articular con la laringe creadora, se puede vocalizar con el pensamiento y se puede vocalizar con la conciencia superlativa del ser.

En nuestro libro en preparación, intitulado «LOGOS, MANTRAM, TEURGIA», hablamos sobre el gran verbo creador y enseñamos a la humanidad los secretos de la palabra creadora. Hay palabras que sanan y palabras que matan.

Las palabras del médico son vida o son muerte para el enfermo y en esto estriba gran parte de la responsabilidad de los médicos, sea que empleen el verbo con fines constructores o destructores. A ningún enfermo se le deberá jamás desconsolar o desahuciar.

Al enfermo se le debe de decir siempre: “Usted está mejorando”, “usted está sanando”, “su curación progresa”, “su enfermedad desaparece”, “pronto estará bien”, etc., etc.

Estas frases quedan grabadas en el subconsciente del enfermo, y en consecuencia, éste sanará rápidamente. Por grave que esté o parezca un paciente, jamás se le debe decir que su estado de salud es delicado, peligroso, etc., porque con esas palabras negativas y destructoras se acelera la muerte de quien hablándole en términos contrarios, con palabras de esperanza y fortaleza, se puede mejorar y sanar totalmente.

Hay palabras para sanar al enfermo, y el magnetismo combinado con el verbo resulta asombroso. Con pases a gran corriente, es decir de la cabeza hasta los pies, se deberán sacar los fluidos morbosos de la enfermedad, y conforme se vayan sustrayendo se irán quemando en el fuego de una vela encendida o en brasas de carbón.

Luego se le deberá dar PRANA o vitalidad magnética sobre el plexo solar y sobre los órganos enfermos, con pases magnéticos lentos y con insuflaciones magnéticas.

Las insuflaciones magnéticas se realizan inhalando oxígeno y Prana y después de cargarlo mentalmente con la vitalidad propia debe exhalarse sobre un pañuelo y aplicarlo sobre los órganos enfermos del paciente, acompañando el acto de una poderosa concentración de la voluntad y de la imaginación, unidas en vibrante armonía.

El médico imaginará al paciente nadando entre un mar de color azul y pronunciará los siguientes mantrams o palabras mágicas:

“AE GAE GUF PANCLARA”

“AUM, TAT SAT PAN TAN PAZ”

AE GAE, se pronuncia guturalmente, uniendo la A con la E en un solo sonido vocalizado con la garganta.

El monosílabo AUM se pronuncia AOM. Se abre bien la boca con la A, se redondea con la O y se cierra con la M, así: aaaaaaaaaaaaaaaaaoooooooooooooooommmmmmmmmmmmmmmm.

Todos estos mantrams poseen poderes curativos. Se deberá invocar a los Maestros de la Fraternidad Blanca para la curación de los enfermos.

El Venerable Maestro de la Fraternidad Blanca (Huiracocha) estampó en algunos Rituales Gnósticos ciertos mantrams para evocar a los Maestros; veamos algunos.

E.U.O.E

I.A.O.

ISCHURION

ATANATON

ABROTON

E.U.O.E.

I.A.O.

SABAOT

Y otros como estos:

KIRIE MITRAS

KIRIE PHALE

HAGIOS HAGIOS, etc., etc.

El mantrams HAGIOS, sobre todo, tiene el poder de abrir toda la atmósfera para que venga el Maestro.

Realmente, estos mantrams son buenos, pero existen unos mantrams más sencillos y eficaces, a la vez que más cortos para invocar a los Maestros; estos mantrams son los siguientes:

“ANTIA DA UNA SASTAZA”

Estos mantrams deben de pronunciarse cantándolos, y después de articularlos se pronuncia por tres veces el nombre del Maestro que se quiere invocar. Los enfermos podrán llamar al Maestro Hipócrates, padre de la medicina, o a Galeno, o a Paracelso, o a Hermes Trismegisto, etc., etc.

Las vocales I.E.O.U.A., tienen grandes poderes curativos: la vocal “I” hace subir la sangre a la cabeza, cura los órganos del cerebro y desarrolla la clarividencia. La vocal “E” hace subir la sangre a la laringe, cura las enfermedades de esta y desarrolla el oído mágico. La vocal “O”, lleva la sangre al corazón, cura dicho órganos y nos despierta el sentido de la intuición. La vocal “U”, lleva la sangre al plexo solar, nos despierta el sentido de la telepatía y nos sana el estómago. La vocal “A”, lleva la sangre a los pulmones confiriéndonos el poder de recordar nuestras pasadas reencarnaciones a la vez que los sana.

Las vocales antes mencionadas se vocalizan combinadas con la N así:

iiiiiiiiiiiiiiinnnnnnnnnnnnnnn

eeeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnnnnnnn

oooooooooooonnnnnnnnnnnnnnnnnn

uuuuuuuuuuuunnnnnnnnnnnnnnnnnn

aaaaaaaaaaaannnnnnnnnnnnnnnnnn

Una hora diaria de vocalización, durante toda la vida, nos vuelve magos. Se puede vocalizar con la laringe, con la mente, con el corazón, meditando en las fuerzas de estas cinco vocales, tal como lo enseñamos en páginas precedentes.

Existen ciertos mantrams para despertar los chacras o poderes ocultos, basados en estas cinco letras y los que damos a continuación:

SUIRA Clarividencia

SUERA Oído mágico

SUORA (Corazón) Intuición

SUURA (Plexo Solar) Telepatía

SUARA (Pulmones)Poder para recordar las pasadas reencarnaciones.

La pronunciación correcta de estos poderosos mantrams es como se da a continuación:

suiiiiiiiii raaaaaaaaaaaaaaaa

sueeeeeeeee raaaaaaaaaaaaaaaa

suooooooooo raaaaaaaaaaaaaaaa

suuuuuuuuuu raaaaaaaaaaaaaaaa

suaaaaaaaaa raaaaaaaaaaaaaaaa

Por medio de estos mantrams llevamos el fuego del plexo solar a todos los chacras, para animarlos y despertarlos. No está por demás recordar la importancia que hay en la prolongación del sonido de las vocales.

SECRETO MÁNTRICO PARA CURAR EL DOLOR DE MUELAS

Se observa la muela afectada del paciente, haciendo que éste distraiga la mirada a otro lugar, pronúnciense los siguientes mantrams, a la vez que se hace con la cabeza la señal de la cruz: “ONOS AGNES”. Este secreto es efectivo, pues el dolor pasa casi en el acto.

NEURALGIAS

Después de practicados los ritos elementales a las plantas de albahaca, guandú, Juan de la Verdad y anamú, se someten a decocción y luego se dan baños en la parte afectada.

MENORRAGIAS INCURABLES

Para que una menorragia desaparezca rápidamente, bastará hacerse lavados del cocimiento de la corteza del granado; dicha corteza se raspará, reduciéndola a un polvo fino y sometiéndola a decocción.

GOLPES EN LAS RODILLAS

Las inflamaciones que producen estos golpes, poniéndose el paciente en peligro de la amputación de la pierna, desaparecen con la siguiente fórmula:

Mézclense partes iguales de manteca de cerdo, sal amoníaca y sal de piedra, aplíquese caliente en la rodilla con la seguridad de que la inflamación desaparece.

PICADURAS DE AVISPAS

El aceite alcanforado es el indicado para aplicar en el lugar afectado.

NOTA: En todo lo malo hay algo de bueno, así de la química se pueden emplear algunos preparados, cuyos resultados ya han sido probados

Los Gnósticos usamos lo mejor de la química, tal como nos lo enseñó nuestro gran Gurú HUIRACOCHA, profesor de Medicina de la Universidad de Berlín. Extractamos de la química, repetimos, lo esencial, así como de la razón cosechamos únicamente su extracto, que es el discernimiento.

Los laboratorios del futuro usarán los arcanos vegetales, y los productos sintéticos más preciosos de la química. Empero, los seres humanos deberán libertarse de la falsa ciencia materialista del siglo XX.

GASTRALGIAS

Quien proceda a curarse las gastralgias con la siguiente fórmula, estamos seguros que lo conseguirá.

Magnesia calcinada………………… 4 gms.Ruibarbo en polvo…………………. 4 gms.Canela en polvo…………………… 4 gms.

Esta aleación debe de mezclarse bien, da un total de 12 gramos para repartirlos en 12 papeletas, o sea, un gramo por cada papeleta. Se tomarán dos diarias, una en ayunas y otra en las horas de la noche, las que pasarán con un poco de agua corriente.

Tomando una cucharada de Marrubio hervida con cerveza se cura pronto.

ACEDÍA O AGRIERA

Fórmula:Magnesia calcinada……………….. 12 gramosSubnitrato de bismuto…………….. 6 gramos

Divídase en 6 papeletas (3 gramos cada una)Tomar 3 diarias, una antes de cada comida.

DIARREA

Formula:Cocimiento de raíz de ipecacuana……. 6 gramos Sulfato de sodio………………….. 20 gramosJarabe de canela………………….. 30 gramos

Esto bien mezclado se tomará en copitas.

BLENORRAGIA CRÓNICA

Formula:Sulfato de alúmina…………………. 2 gramosSulfato de zinc……………………. 2 gramosAguardiente alcanforado…………….. 4 gramosMiel de abejas…………………….. 15 gramosAgua destilada……………………. 250 gramos

Esta fórmula es para darse baños uretrales, uno diario.

DIARREAS GRAVES

Fórmula No 2

Un puñadito de hojas de coca cocidas en agua o en leche, serán suficientes para que el enfermo sane en el acto; basta tomar bebidas con este cocimiento.

ABSCESOS DENTALES

Estos revientan fácilmente aplicándoles una cataplasma de hojas y tallos de tomate, alternando con otra cataplasma de manzanilla calentada en infundia de gallina.

AFTAS “SAPITOS” MOUGUET

El zumo de moras con ácido bórico aplicado en pinceladas, únicamente en la parte donde están los sapitos, repetido varias veces, será suficiente para sanar al niño.

AMIGDALITIS

Los gargarismos del cocimiento de flores de Saúco, acompañados de cataplasmas o parches de cebolla frita con alcanfor y sal, curan la amigdalitis. La cebolla debe de fritarse en aceite de comer

ANEMIA TROPICAL

Esta terrible enfermedad se debe al empobrecimiento de la sangre, ya que ésta se llena de glóbulos blancos, careciendo día a día de los glóbulos rojos, causa por la que los enfermos presentan un color amarillo en su piel, debilidad extrema, nerviosismo, palpitación cardiaca, etc.

Lo primero que deben hacer estos pacientes es limpiar su estómago con un buen laxante para luego tratarse con extracto hepático en inyecciones y por vía bucal.

Si el caso es muy grave, deberá empezar el enfermo con una ampolla de 1 c.c. de extracto hepático, e irá aumentando la dosis diariamente hasta llegar a 5 c.c.; esto por espacio de 6 meses y la curación será efectiva.

Una vez practicado el anterior tratamiento debe de restablecerse el enfermo con el siguiente reconstituyente:

Vino de consagrar…………………. 1 botellaCitrato de hierro…………………. 2 gramosTintura de Boldo………………….. 2 onzasTintura de Genciana……………….. 2 onzasTintura de Ruibarbo……………….. 1 onzaTintura de Quinina………………… 1 onzaTintura de Quina………………….. 1 onzaCrémor Tártaro……………………. 1 onzaGlicerina neutra………………….. 5 gramosExtracto hepático…………………. 3 onzas

NOTA: El extracto hepático se prepara en la siguiente forma:

Se pone al baño de María, una libra de hígado fresco por espacio de unas o dos horas aproximadamente, luego se retira la vasija para envasar el extracto hepático.

El enfermo tomará de este maravilloso reconstituyente una copita cada hora, teniendo la seguridad de que su enfermedad desaparece.

AFECCIÓN AL HÍGADO

Las enfermedades del hígado, de las que todos padecemos en mayor o menor grado se curan con la siguiente formula, sencilla pero efectiva:

Tintura de boldo…………………… 2 onzasTintura de genciana………………… 2 onzasEsencia de menta…………………… 2 onzasAgua azucarada…………………….. 1 litro ORZUELOS

Quién padezca esta necia afección, le bastará aplicarse en el ojo un huevo de gallina recién puesto.

ROSEOLA

La roseola desaparece dándole al enfermo tomitas de leche con toronjil.

FLORES BLANCAS

La enferma debe purgarse constantemente y hacerse lavados vaginales con el cocimiento del arrayán, la moradita y el Eucalipto.

LEUCORREA O FLUJOS BLANCOS

Los lavados vaginales con el cocimiento de las hojas de arrayán y de nogal dan excelentes resultados, siempre que a las plantas se les haga previamente el ceremonial antes indicado. No se olvide, caro lector, que arrancar las plantas sin este requisito, el beneficio que se obtiene, es débil, además de que se incurre en grave error, traduciéndose el botánico en un simple vivisector.

LOMBRICES

Tómese el afectado, por espacio de 9 mañanas el zumo de paico.

ULCERAS CANCEROSAS

Lávense estas con el cocimiento de las frutas y hojas de guaba.

ULCERAS DEL ESTOMAGO

El tratamiento efectivo para las úlceras del estómago consiste en tomar cada hora el zumo del llantén con jugo de limón. La dosis será un vaso (cinco onzas).

NERVIOSIDAD

A cantidades iguales de toronjil, perejil y cidrón se agregan unas gotas de valeriana y medio gramo de bromuro para tomar tres veces al día, la primera en ayunas y las dos restantes antes de las comida.

LUMBAGO

Tres vasos diarios del cocimiento de raíz de romasa y salvia son suficientes para aliviar esta molesta enfermedad.

LACTANCIA DEFICIENTE

Cuando las madres no tienen suficiente para alimentar a sus hijos, el siguiente lactógeno les dará resultado.

Redúzcase a polvo 40 gramos de semillas de algodón, las que se pondrán en 500 gramos de alcohol por espacio de veinte días, al cabo de los cuales estará listo el preparado para utilizarlo, tomando después de las comidas quince gotas.

URTICARIA

Tómese partes iguales de raíz de toronjil, ortiga y salvia, cuézanse sin azúcar ni panela y tome tres dosis diarias.

VERRUGAS

Aplíquese sobre estas, aceite de marañón o leche de higuera.

VARICES

Los baños externos, en la parte afectada, con el cocimiento de hojas de eucalipto y de nogal son de eficacia reconocida.

SORDERA

Báñese el oído, interna y externamente con miel de abejas y la sordera desaparecerá.

CONTRA EL VICIO DEL ALCOHOL DAMOS UNA FORMULA INFALIBLE

Quémense cáscaras de naranja hasta que estas queden reducidas a carbón, muélase este hasta dejarlo en un polvo fino, el que se mezcla con agua azucarada para que lo tome quien tenga y quiera dejar el vicio del alcohol. El mismo remedio puede tomarse en el trago o cerveza que se ingiere.

CONTRA LOS ENTUERTOS DE LAS PARTURIENTAS

Como fórmula anterior, quemará cáscaras de naranja, las reducirá a polvo fino, lo mezclará con vino seco y tomará la enferma una copa cada hora hasta sanar totalmente.

FORMULA EFICACÍSIMA CONTRA LOS DESARREGLOS DE LA MUJER Y CONTRA LA ESTERILIDAD

En un lugar donde el sol caliente todo el día, se enterrarán en una botella que contenga partes iguales de aguardiente y ron, las siguientes plantas: contragavilana, capitana, malambo, guaco, calaguala, nuez moscada y azufre. Este preparado se dejará bajo tierra un tiempo no menor de quince (15) días, al cabo de los cuales su sustrae y estará listo para darle a la mujer una cucharada cada hora.

Es bueno anotar que, antes de dar principio a este tratamiento, la mujer deberá purgarse con magnesia con escorzonera, para lo cual se procede como a continuación indicamos:

Rállese la escorzonera, que es un vegetal semejante a una yuca, y se le pone magnesia disuelta en agua, quedando así listo el purgante.

La enferma debe tomar tres copas diarias de agua que contenga polvo de cáscara de naranja, el que se prepara como ya explicamos en las dos anteriores fórmulas.

MANCHAS EN LA CARA

Las manchas de la cara desaparecen totalmente tomando el gran depurativo que a continuación damos:

El cocimiento de flores y raíces de la cabuya (maguey), con ajenjo y bejuco de cadena, endulzados con la miel de abejas, tome el enfermo tres copas diarias.

GRAN DEPURATIVO DE LA SANGRE

En lugar bien asoleado, entiérrese por espacio de quince (15) días una botella con Ron a la que se le haya mezclado alguna cantidad de cáscara de algarrobo. Pasado este tiempo sáquese la botella y el depurativo estará listo, el cual se tomará por copitas, una cada hora.

DESARREGLOS DE LA MUJER EN LA EDAD CRITICA(MENOPAUSIA)

Tómese flores y semillas de ARISAR, cuézanse separadamente, es decir, las semillas y las flores no deben de ir mezcladas. Advertimos que las semillas de ARISAR deben de ser rayadas antes de cocerlas.

Cada preparado de éstos se envasa separadamente y toma como bebida ordinaria un pocillo alternando cada hora.

CONTRA LA ERISIPELA

(Fórmula especial)

La fórmula que a continuación damos, merece toda la atención por ser absolutamente eficaz contra la erisipela.

Cójase un calabazo verde, o en su defecto un totumo verde también, soásese en las brasas o en el rescoldo, sustráigase la pulpa, la que se aplicará con sal en la pierna o parte afectada por la erisipela. Este procedimiento debe hacerse lo más caliente que se aguante.

El enfermo debe además, y antes de aplicarse las cataplasmas de la pulpa del calabazo o totumo, tomar tinto amargo, el que contendrá cinco gramos de quinina.

También es conveniente que el enfermo aplique en la afección una vez retirada la cataplasma, hojas de matandrea.

PARA PREVENIR Y CURAR LOS PULMONES CONTRA SUS ENFERMEDADES PECULIARES (GRAN PANACEA)

Tómese un calabazo o totumo, hágale un orificio o ruptura, colóquese al fuego, al cabo de un rato se retira, sustrayéndole la pulpa, la que se cuela para que el líquido, jugo o miel quede purificado. Posteriormente, en vasija aparte, se hará un cocimiento de calaguala, cañafístula, vira-vira, sen, borraja, raíz de anamú, raíz de zábila, raíz de fique o maguey, pétalos de rosa fina; esto debe de quedar reducido a un litro, que se endulzará con miel de panela quemada.

A continuación se mezcla con la miel, jugo de la pulpa del calabazo y se somete al fuego nuevamente hasta que hierva y se disipe la espuma; cuando dicho menjurje tome un color negruzco, se le agrega miel de abejas hasta que dé punto, quedando así listo para tomar por cucharadas.

AMENORREA O SUSPENSIÓN DE LA REGLA

Introdúzcase un terrón de azufre en una botella con Ron, y agréguense las siguientes plantas: contragavilana, capitana, guaco morado, guaco blanco y malambo; a continuación se entierra la botella en un lugar bien asoleado todo el día. Después de quince (15) días se saca la botella y la enferma tomará por copitas, hasta que venga la regla

CHANCROS

Aplíquese sobre éstos Aristol y polvo Juan.

ERISIPELA NERVIOSA

Fórmula:Agua de alcanforBromuro de potasio………………… 1 gramoBromuro de Amoníaco……………….. 1 gramoBicarbonato de Potasio…………….. 1 gramoTintura de Haba o Calabar………….. 8 gramosTintura de Belladona………………. 1 onza

Mézclese y tómese una cucharada cada hora. Además de esto, aplíquese la fórmula que figura en páginas precedentes, titulada “CASOS DE OBSESIÓN PSÍQUICA”.

SUPURACIÓN DE LOS OÍDOS

Medio (1/2) gramo de ácido fénico en treinta gramos de glicerina es suficiente para aplicarlo por gotas en el oído.

ANGINA DE PECHO

Por vía inyectable aplíquense cuatrocientas mil (400,000) unidades de penicilina cada tres (3) horas.

Tómense tres (3) gramos de sulfatiazol en polvo y tres (3) de sulfadiazina, mézclese con miel de abejas para hacer gargarismos y colutorios de la laringe.

CONTRA EL COTO

Quémese una esponja y luego que este hecha carbón se reduce a fino polvo del cual tomará el enfermo un gramo disuelto en medio vaso de agua.

La sal mezclada con saliva y aplicada en el coto en tiempo de menguante cura también el coto.

CÁLCULOS BILIARES, INAPETENCIAS, AGRIERAS Y TODA CLASE DE DOLENCIAS EN LAS VÍAS DIGESTIVAS

He aquí, caro lector, una de las plantas más maravillosas, la que por ser tan abundante y sencilla, no ha merecido para nosotros la importancia que posee, ya que sus poderes medicinales la colocan en el pináculo de las plantas, y que muy bien puede tomar parte en el concierto de las PLANTAS SAGRADAS del Gran Maestro GURÚ Huiracocha.

Dicha planta es el NÍSPERO, del que a continuación daremos la manera como debe emplearse, ya que no haciéndolo en la forma indicada, tampoco daría los resultados deseados.

Tómese unas diez (10) pepas de nísperos bien maduros, con el fin de que dichas pepas estén también sazonadas, despójese éstas de la película finísima que las recubre hasta dejarlas completamente blancas, luego se muelen o trituran y así se tiene una lechada, la que se mezcla en cien (100) gramos de agua pura.

Dicha operación la verificaremos en la noche anterior en la que debemos de tomarla, con el fin de dejarla en reposo unas diez o doce horas aproximadamente.

En las horas de la mañana, cuando se proceda a tomar el brebaje, debe de tibiarse al baño María; Después de ingerirlo se aconseja pasarlo con un poco de agua caliente con el único fin de quitar el mal sabor de la boca.

Esta maravillosa y mágica bebida, se repetirá diariamente hasta sentirse curado, pues en los primeros cinco (5) días se siente una extraordinaria mejoría y posteriormente viene la curación completa, la que garantizamos en absoluto.

Quisiéramos mencionar varios casos de sorprendente curación para los médicos de cátedra y aun hasta para los mismos pacientes, pero el espacio que tenemos indicado en esta obra no nos lo permita hacer.

TERCERA PARTE

PLANTAS Y SUS PODERES MÁGICOS

MAGIA ELEMENTAL DEL ENEBRO

El enebro es un arbusto muy sagrado. El Gnóstico debe aprender a manipular los poderes de este gran arbusto, para conversar con los ángeles. Veamos ahora los siguientes versículos bíblicos.

“Y Achab dio la nueva a Jezabel de todo lo que Elías había hecho, de cómo había muerto a cuchillo a todos los profetas”.

“Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: así me hagan los dioses y así me añadan, si mañana a estas horas yo no haya puesto tu persona como la de uno de ellos”.

“Viendo pues el peligro, levantóse y fuese por salvar su vida y vino a Beer-seba, que es un Judá, y dejó allí su criado”.

“Y él se fue por el desierto un día de camino, vino y sentóse debajo de un enebro; deseando morirse, y dijo: ¡Baste ya, Oh Jehová! Quita mi alma; que no soy yo mejor que mis padres”.

“Y echándose debajo del enebro, quedóse dormido: y he aquí luego un ángel que le tocó, y dijo: Levántate, come”.

“Entonces él le miró, y he aquí sobre su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y un vaso de agua; y comió y bebió, y volvióse a dormir”. (Versículo 1 a 6, Cáp. 19:1 de los Reyes).

La magia bíblica es algo muy santo, y muy pocos son los que la conocen a fondo. Cuando la Biblia nos dice que Elías se sentó debajo de un enebro, y que debajo de un enebro se le apareció un ángel, ello esconde una sabiduría esotérica muy profunda.

Realmente para que un ángel pueda hacerse visible y tangible en el mundo físico, es necesario prepararle un cuerpo gaseoso, que le sirva de instrumento físico. El mago que quiera hacer visibles y tangibles en el mundo físico a los ángeles, deberá conocer a fondo la magia elemental del enebro.

Cogerá el mago algunas ramas y bayas del enebro, las echará a cocer entre una caldereta u olla con agua, beberá un buen vaso de esa bebida al empezar el ritual de invocación angélica. También pondrá sobre el altar de su santuario un incensario, dentro del cual echará ramas y bayas de enebro; también podrá añadirle ramas de milenramas, tanto para el cocimiento que ha de beber, como para el sahumerio del templo. Mas, si no encontrare la rama de milenrama, con el solo enebro es suficiente para el rito.

El invocador debe de estar revestido con su traje sacerdotal. Podrá verificarse el ritual de primero o segundo grado, o la Misa Gnóstica, tal como aparece en nuestra obra titulada «APUNTES SECRETOS DE UN GURÚ».

Terminado el Ritual, se moverá el incensario tres veces, ordenándole imperiosamente al elemental del enebro, formar el cuerpo gaseoso sobre el altar del templo, para que el ángel invocado, pueda hacerse visible y tangible en el mundo físico. El sacerdote deberá pronunciar tres veces con voz potente, el nombre del ángel invocado.

Puede invocarse al ángel Israel, que rigió al pueblo de su mismo nombre a través de todos los éxodos bíblicos.

Puede llamarse también a Raphael o al ángel Aroch, etc. Entonces el ángel, envuelto en aquél cuerpo gaseoso, formado por el elemental del enebro, podrá verse ahora visible y tangible en el mundo físico, ante el invocador.

Durante aquel tiempo en que el sacerdote está oficiando, el arbusto de donde se quitaron las ramas del oficio, deberá permanecer cubierto con paños negros, y deberán colgarse a sus ramas algunas piedras. El elemental del enebro parece una niña de doce años y posee grandes poderes ocultos.

Las ramas y bayas del enebro tienen también el poder de limpiar nuestro cuerpo Astral de toda clase de larvas. En forma más sencilla podría verificarse este trabajo, en cuarto debidamente purificado con incienso y oración. En este caso el Ritual puede ser reemplazado con invocaciones hechos con puro corazón.

El enebro formará un cuerpo gaseoso que le sirve de instrumento al ángel invocado. Si nuestra invocación es digna, el ángel concurrirá a nuestro llamado, y se hará visible y tangible; mas si nuestra invocación no merece respuesta, entonces el ángel no concurrirá a nuestro llamado.

El altar puede hacerse sencillamente con una mesa.

Cuando se dice que el profeta Elías se sentó debajo de un enebro, ello significa que él valiéndose del enebro, invocó a un ángel y éste concurrió a su llamado, haciéndose visible y tangible.

El enebro tiene varios mantrams, que se deben pronunciar durante el rito. “KEM”, “LEM”, son mantrams de este elemental vegetal.

En las memorias de la naturaleza, leemos que tres zipas de Bacatá practicaron los ritos del enebro, para hacer visibles y tangibles a los ángeles. Todos los reyes divinos de la antigüedad practicaron la magia elemental del enebro para conversar con los ángeles.

Este maravilloso elemental obedece a una reina, el elemental del fuego. En los mundos internos, vemos a esa gran reina elemental, sentada sobre su trono de fuego, y las memorias de la naturaleza nos dicen que esta planta tiene el poder de llevar nuestras glándulas endocrinas a un grado de súper-función especial. Esto sencillamente significa que todos los chacras del cuerpo Astral entran en actividad mediante el rito del enebro.

La magia elemental del enebro pertenece al arte de los reyes divinos.

En nuestro libro titulado «ROSA ÍGNEA», enseñamos a nuestros discípulos el arte regio de la gran naturaleza. «ROSA ÍGNEA», es un libro escrito para todos los aspirantes al sendero DÉVICO. En «ROSA ÍGNEA», estudiamos minuciosamente la magia elemental de millares de plantas.

Todos aquellos discípulos que aspiren al sendero Dévico deben estudiar a fondo nuestro libro titulado «ROSA ÍGNEA». En «ROSA ÍGNEA», estudiamos a fondo la vida elemental de la tierra, del aire, del agua y del fuego.

Existen siete (7) senderos de evolución Cósmica y «ROSA ÍGNEA» es el libro especial para todos aquellos que aspiren al sendero Dévico.

MARAVILLAS DEL PINO

El pino es el árbol de Acuario y posee grandes poderes mágicos.

Córtese una rama hacia el sol naciente, dos ramas del lado poniente y fórmese cruz. El cuerpo se hará con una sola rama y los brazos que forman cruz, cada uno con una rama. Elabórese una llave de hierro durante siete (7) viernes Santos, a la que se dejará una concavidad u orificio, el que se utilizará para incrustar el palito de la cruz. Quien esto llevare, estará exento de toda clase de enfermedades producidas por hechicería, y ni los hechizos o trabajos de magia negra tendrán efecto sobre él.

El pino es el sagrado árbol de Acuario, y todo Gnóstico debe cultivarlo en su jardín.

El extracto de pino, cura y purifica los pulmones.

Las yemas de pino (semillas) curan la gripa. Para preparar este remedio se procede de la siguiente manera: cuézanse 15 ó 20 yemas de pino en un litro de agua y éste será el remedio ideal, del que tomará el enfermo tres vasos diarios.

PODEROSO ANTIBIÓTICO

La Parotidoicina es el antibiótico más poderoso del universo. Inyéctese el microbio del tifo en las glándulas parótidas de un pez, redúzcanse estas glándulas a polvo y prepárese en ampollas o bien en papeletas, según el uso que se quiera o deba de dar ya que su aplicación es infinita, en lo que a las enfermedades que la humanidad padece.

Advertencia: El microbio del tifo se inyecta al pez antes de que éste muera. Luego se reducen las parótidas a polvo, mediante el fuego (hay que quemarlas) y este polvo o carbón se envasa convenientemente, según lo explicamos arriba.

Con este antibiótico, yo, AUN WEOR, coloco la ciencia médica sobre una base absolutamente nueva. No hay enfermedad, por reacia y desconocida que esta sea que se resista ante los efectos de este gran antibiótico el que me fue revelado por el Ángel Aroch.

SECRETOS DEL ESPEJO MÁGICO

Se pone en el fondo de una vasija con agua un espejo y tres pelos de la corona de la cabeza de una mujer impresionable, nerviosa y sensitiva; luego el mago mirará fijamente a la mujer a la que le dirá imperiosamente: vea usted, fíjese bien, aquí está sobre el espejo la imagen de (aquí el nombre de la persona que se va a mirar) Así mirará la sensitiva y verá a la persona de sus deseos, aún realizando las faenas del momento, si esto se le ordena.

El mago deberá magnetizar a la sensitiva, pero no hipnotizarla, porque el hipnotismo es magia negra. El operario deberá invocar al ángel ANAEL para que le ayude en este trabajo; si al agua se le pone azogue, el resultado será más efectivo.

El experimento se hará en una habitación oscura, poniendo una vela encendida junto a la vasija. Es conveniente sahumar la pieza con incienso y conjurar a las malas entidades con la conjuración de los cuatro, tal como lo decimos en el artículo titulado “Casos de obsesión psíquica”; en la puerta se pondrá el signo del pentagrama como se presenta en la figura 1, para atemorizar a los demonios infernales.

La mujer, para esta clase de trabajo, deberá ser joven, nerviosa y sensitiva y de constitución delgada; las mujeres gordas no sirven para eso, así tampoco todas las mujeres son aptas para ciertos experimentos psíquicos.

ENFERMEDADES AL CUERPO MENTAL

El cuerpo Mental es un organismo material que tiene su anatomía y su ultra-fisiología oculta.

El Mantram para curar las enfermedades del cuerpo mental es: “S M HON”

La “S” se pronuncia con un sonido silbante, agudo, semejante al que producen los frenos del aire comprimido, así: Sssssssssssssssssssss.

La “M” se pronuncia como imitando el mugido del buey: Mmmmmmmmmmm. La “H” es como un suspiro hondo. La sílaba “ON” se pronuncia alargando el sonido de la “O” y de la “N”, así:

Oooooooooooonnnnnnnnnn.

Este Mantram se pronuncia por una hora diaria. El discípulo deberá invocar al Arcángel Raphael, diariamente, y a Hermes Trismegisto solicitando la curación del cuerpo mental. Cuando las enfermedades del cuerpo mental cristalizan en el cerebro físico, entonces se produce la locura.

Nosotros estudiamos en los mundos suprasensibles la anatomía y fisiología de los cuerpos internos del hombre

MANTRAM PARA PONER EL CUERPO FÍSICO EN ESTADO DE JINAS

El discípulo que quiera viajar en cuerpo físico por el plano astral, debe encantar su cuerpo. Adormézcase el discípulo, pronunciando el Mantram: “MIÑA PICA FRASCO” (tres veces se pronunciará).

Y luego saldrá de su cuarto, y se dirigirá en carne y hueso a la casa de sus enfermos para medicinarlos. Este es una especie de sonambulismo voluntario, una modificación del sonambulismo. Lo que se necesita es mucha fe y tenacidad hasta lograr el éxito.

ENSEÑANZAS DEL CRISTO

El Cristo enseñó un gran Mantram para curar a los sordos y tartamudos:

“EPHPHATHA”. (Sé abierto) – (Cáp. 7 Vers. 32-33-34-35-36-37, S. Marcos).

Otro Mantram muy interesante que el Cristo enseñó para curar enfermos y resucitar muertos fue:

“TALITHA CUMI”, difícil. La Resurrección sólo es posible cuando el cordón plateado no se ha roto. En estos casos se insufla calor en los labios del cadáver. Se toma al difunto por la mano y luego se pronuncia el

Mantram Talitha Cumi, y se le llama tres veces por su nombre.

Este elevadísimo trabajo mágico sólo es posible cuando la ley lo permite

TRABAJOS OCULTOS CON NUESTRO PRÓJIMO

Los trabajos ocultos con el prójimo se hacen con los genios de las estrellas, con los elementales de la naturaleza y con el “YO” mágico. El YO mágico del magista es el INTIMO.

Por ejemplo: si queremos casar un par de novios, deberemos rogar a nuestro INTIMO para que éste a su vez ruegue a URIEL, y si URIEL concede la petición, trabajaremos con ÉL y con los elementales de la naturaleza; más si la petición de este genio de Venus no es aceptada, entonces no nos queda más remedio que inclinarnos ante el veredicto de la ley, porque la ley no se debe violar. (Véase el capítulo titulado: Astroteurgia y Medicina).

Por medio de la meditación podemos visitar los templos corazones de las estrellas en puro INTIMO, es decir con el “YO Superior” que es el “YO Mágico”. También podemos visitar esos templos siderales en cuerpo astral.

Ningún mago blanco viola la ley. Todo aquél que haga trabajos mágicos sin permiso del INTIMO y sin la voluntad de las Jerarquías Divinas, es mago negro, y tendrá que pagar su karma en el abismo.

El mago negro francés, doctor Encause (Papus), está actualmente en el Avitchi pagando un karma horrible.

EVOLUCIÓN ELEMENTAL

Akasa y Prana son eternos.

Cuando Prana entra en actividad, las oleadas “monádicas” se revisten de vehículos y se expresan como “Elementales”. Las corrientes elementales involucionan y evolucionan. Descienden del cielo, de Urania, y ascienden nuevamente hacia el infinito. Este flujo y reflujo de la vida resuena eternamente con el “KUNG” Chino. La naturaleza tiene 7 elementos poblados de elementales.

Los elementales descienden de los mundos de la luz hasta el reino mineral y ascienden desde el reino mineral hasta los mundos de la luz.

Existen los elementales del reino mineral, vegetal y animal. Los elementales más evolucionados del reino mineral ingresan al reino animal. Los elementales evolucionados del reino animal ingresan al reino humano.

Los elementales son eternos. En todo elemental existe una chispa divina, el INTIMO. Todos los seres humanos fuimos “Elementales”.

Yo AUN WEOR, Arzobispo de la Santa Iglesia Gnóstica, Maestro de Misterios Mayores de la Logia Blanca, Iniciador de la Nueva Era y Gran “Avatara” de Acuario, hago las siguientes declaraciones:

1°- Todo lo que Franz Harttman escribió sobre los elementales;

2°- Todo lo que Leadbeater escribió sobre la evolución elemental;

3°- Todo lo que los escritores espiritualistas han escrito sobre los elementales, está lleno de gravísimos errores;

4°- Ninguna oleada evolucionante podría ingresar al reino dévico o angélico, sin haber pasado por la gigantesca evolución humana;

5°- No hay hombre que no haya sido elemental ni corriente elemental que no ingrese al estado humano;

6°- Si observamos clarividentemente el interior de una piedra, podemos entonces ver millones de elementales minerales evolucionando en esa piedra; la piedra viene a ser tan sólo el cuerpo físico de esos elementales minerales, como las plantas lo son de los elementales vegetales;

7°- Si observamos un animal, vemos que el cuerpo del animal es el cuerpo de un elemental animal que está preparándose para ingresar al estado humano.

Se hacen estas fundamentales declaraciones para que todos los estudiantes espiritualistas abran los ojos y abandonen esas Logias horribles del Teosofismo y del Rosacrucismo, que sólo producen degeneración en millares de almas.Existen ciertas criaturas elementales de apariencia animal sobre las cuales basta actuar para desencadenar una tempestad o para detenerla.

En ciertos lugares donde hay oro enterrado, los elementales minerales suelen aparecerse como una gallina de oro con sus polluelos o como pequeños niños de oro, que luego se sumergen en el lugar donde está el oro enterrado.

Todo elemental tiene su nombre propio, y el nombre de todo elemental es eterno. “Samitania”, es un elemental-animal muy antiguo; en el futuro su chispa virginal lo despertará completamente para encarnarlo en cuerpo humano.

“Sereniyo” es el jefe elemental de un grupo de palomas torcaces que habitan en los cerros de la Cordillera Oriental de Colombia. Tiene la apariencia de una figura infantil con vestido de plumas y alas de pájaro.

Los elementales de los árboles gigantescos parecen gigantes.

Los tesoros enterrados quedan vigilados por los guardianes elementales, y sólo son encontrados cuando estos guardianes los entregan los entregan por orden de los Señores del Karma. Estos guardianes elementales pueden llevar sus tesoros a otros lugares, poniéndolos en estado de “Jinas”. Así es como nadie puede pasar por sobre la voluntad de los Señores del Karma.

MAL DE OJOS EN LOS NIÑOS

En el pueblo de San Luis de Cúcuta, conocí un “raro” consultorio.

En una vetusta casona estilo colonial, vive una anciana que sabe curar el “mal de ojo”. La casa permanece siempre llena de madres que llevan a sus niños en los brazos para que la anciana se los cure de esta enfermedad.

A cierto señor se le enfermó un niño, y como es natural, llevó su hijo a donde los médicos oficiales para que éstos lo recetaran.

Dichos médicos opinaron que el niño sufría de una infección al estómago, y le recetaron ayuno y agua hervida como único alimento. También le recetaron unas papeletas, unas cucharadas, etc.

El resultado de aquello fue peor, el niño ostentaba grandes ojeras, y le sobrevenían fiebre, vómito y diarrea.

Alguien aconsejó al padre del niño para que llevaran su hijo al exótico consultorio de la anciana, y ésta al ver al niño exclamó: este niño tiene un mal de ojo ocasionado por la vista del señor XX. Luego añadió: Hay que secretear al niño. Y cogiendo al pequeño entre sus brazos, penetró en su habitación privada. El niño lloraba y gritaba horriblemente.

El padre se afanó mucho al oír los llantos del niño, pero algunas personas aconsejaron al padre del niño, diciéndole: No tema usted en esos llantos del niño, saldrá el mal de ojo y ya verá usted… En esto apareció la anciana nuevamente en el recinto, con el niño en sus brazos. El niño estaba ya sano.

Habló la anciana y dijo: Su hijo ya está sano, con dos secreteadas más no le quedarán ni las raíces del mal; ahora báñelo usted con agua asoleada dentro de la cual habrá de echar una joya de oro y un clavel.

El resultado fue asombroso, el niño sanó totalmente.

La anciana hizo lo que no pudieron hacer todos los rufianescos impostores de la medicina oficial.

Otro caso interesante fue el siguiente:

A cierto médico de Cúcuta se le enfermó un niño; dicho doctor recetó a su hijo cucharadas, papeletas, etc., pero a pesar de toda esa farmacopea el mal iba en peor. Entonces afanado el doctor, resolvió hacer junta de médicos para buscar la solución del problema. Pero todos los remedios y todas las teorías del doctor y de sus colegas fracasaron.

Entonces la esposa del doctor, un poco más: “intuitiva”, resolvió llevar al niño donde la anciana. El resultado fue asombroso, la anciana al ver al niño, dijo: El niño tiene mal de ojo. La anciana secreteó al niño, y lo sanó.

Luego la esposa contó a su marido lo ocurrido, y el mismo doctor tuvo que pagarle la curación a la anciana.

Lo curioso del caso es que el mencionado doctor guardó en silencio todo lo ocurrido, y jamás habló ni escribió públicamente nada de esto. Y es que estos falsos apóstoles de la medicina sienten vergüenza de hablar sobre estas cosas, ellos temen caer en el ridículo, ellos temen que el vulgo, los califique de “brujos”, y así mueren a diario miles de enfermos en manos de estos “tontos científicos”.

FORMULA PARA CURAR EL MAL DE OJOS

Hojas de ofición – Hojas de guandú – Matarratón.

Se cocinan estas ramas, y se baña al niño con el cocimiento. Con tres baños diarios se cura el enfermo. Sé del caso de un caballero que tiene un poder hipnótico terrible. Con sólo mirar un niño, a las 24 horas el niño muere. Dicho caballero es consciente de su poder, y por ello evita siempre mirar a los niños.

Y es que el cuerpo etérico del niño está más indefenso, y por ende puede ser herido fácilmente por el poder hipnótico de las personas que tengan ese poder muy desarrollado.

La lectura de los cuatro Evangelios depura y limpia el aura de las personas. Por ello hay muchos curanderos que curan estos casos recitándole al niño los cuatro Evangelios y santiguándolo. Los corales, el oro y los azabaches favorecen a los niños del mal de ojo.

MAGIA DEL GUASGUIN

Para reconciliarnos con un enemigo

Esta planta se coge durante el día. Se le hace el círculo por encima de la planta con una vara. Se pronuncia la letra S en la siguiente forma: Ssssssssssssssss.

Se le pone la queja al elemental del árbol y luego se le ordena al elemental del Guasguín transportarse donde nuestro enemigo y aplacarle su ira. El resultado es siempre asombroso.

Si le ordenamos al elemental trasladarse donde algún demente y permanecer en el ambiente de ese demente para sanarlo, el elemental obedecerá y el demente sanará.

MAGIA DEL AJO

La página 155 de la Botánica Oculta (atribuida a Paracelso), trae algunos datos errados sobre el ajo.

Los indios Arhuacos conocen la magia elemental del ajo, desde tiempos antiquísimos.

La mata del ajo posee varios elementales pequeños, delgados y de túnicas blancas.

Hay que bendecir los ajos antes de cojerlos. Se cojerán cinco cabezas de ajo, cinco hojas de recruzada y cinco de carnestolendo, y cada ajo se envolverá entre una hoja de cada uno de estos árboles; Dichas hojas se colocarán en cruz para envolver los ajos, y conforme se van envolviendo esos ajos, se le dicen oraciones de “fe”; luego se envuelven entre una bolsita de color verde, y se lleva prendida al cuello como amuleto o talismán para defenderse de las ondas de mal emitidas por los magos negros.

MAGIA DEL HELECHO MACHO

En la “Botánica oculta” atribuida a Paracelso, encontramos un gravísimo error en la página 183 del libro, en relación con la magia del Helecho macho; esa fórmula está errada. Y creemos que esos errores no fueron jamás escritos por Paracelso. Dichos errores son únicamente de sus intérpretes, sucesores y traductores, pues Paracelso es todo un Maestro de sabiduría, y quienes lo hemos tratado sabemos muy bien que él no fue culpable de los errores de sus intérpretes.La fórmula exacta del helecho macho en la siguiente:

En la noche de San Juan Bautista, o sea el 23 de Junio a las doce de la noche (víspera de San Juan), operarán mágicamente con el helecho macho, tres personas. Dichas personas se deberán encaminar al lugar donde está el helecho macho, y deberán ir perfectamente bañadas y vestidas, y perfumadas como si fuesen a una boda o a una buena fiesta.

Pondrán junto al helecho macho un fino paño extendido en el suelo. Dicho paño deberá ser preparado mágicamente con sahumerios de hojas de laurel, verbena y anamú.

Después de haber sahumado ese paño con el humo de esas hierbas, se bendicen con “agua bendita” dándole tres pases en cruz. Enseguida se perfuma con esencia de rosa fina y con esencia de heliotropo y agua de colonia.

Los asistentes deberán guardar castidad y haberse limpiado de larvas astrales; deberán pues, practicar magia sexual y no cohabitar jamás en la vida. La limpieza se realiza con baños de la planta llamada Mano de Dios, o Lengua de Baco (no se confunda esta planta con la Lengua de Vaca).

Al operar el mago, hará un circulo en el suelo alrededor de la planta; dicho círculo se trazará con una vara de la misma planta.

Esta planta tiene asombrosos poderes mágicos para ahuyentar a los magos de las tinieblas. No hay mago negro que pueda resistir los latigazos de la planta llamada Mano de Dios. Con dicha planta se pueden expulsar las malas entidades de las casas.

En esta noche de San Juan, los magos de las tinieblas atacarán terriblemente a los operarios para impedir que éstos puedan coger las semillas del helecho macho. El que logre coger esas semillas se llenará de suerte y de fortuna, el dinero le sonreirá por todas partes, y se llenará de felicidad; los negocios se le realizarán triunfalmente, y todo el mundo le envidiará por su fortuna.

Estas semillas sólo se encuentran el día señalado, a las 12 de la noche, y debajo de las raíces de la planta. Los asistentes deberán repartirse estas semillas amistosamente, y sin disgustos ni ambiciones. Cada cual deberá cargar sus semillas entre un frasquito, o mejor entre una bolsita verde colgada al cuello.

De esta planta se habla extensamente en el “Tratie des Superstitions” del erudito J. B. Tiers, obra del siglo XVII.

El polvo de la raíz del helecho macho es bueno para expulsar la solitaria. Se toman diez gramos de ese polvo entre ciento veinticinco gramos de agua. Transcurrida una hora, se tomará un purgante.

SECRETOS PARA FUNCIONAR EN LOS VEHÍCULOS SUPERIORES

Todo médico Gnóstico debe aprender a funcionar libremente en los vehículos Atmico y Búdhico para investigar los planos Nirvánico, Súper-Nirvánico, Adino, Monádico, etc. Las esencias de los planos superiores son dignas de estudio. En el Nirvana podemos recibir enseñanzas sublimes de los Budhas de contemplación…

En esos planos de conciencia podemos entrar a voluntad cada vez que queramos. Allí reina la luz de ATMAN el inefable. El discípulo empezará a aprender a salir del cuerpo físico en su vehículo astral.

Más tarde, fuera del cuerpo, podrá rogarle a su INTIMO que le saque los vehículos inferiores fuera de sí.

Entonces el INTIMO sacará por las atómicas puertas de la columna espinal los vehículos astral, mental, causal, etc., y así sin esos vehículos inferiores aprenderemos a movernos en el Buddhi y en el Atmico, a voluntad.

Es también muy cierto que en nuestro astral podemos visitar los mundos Búdhico, Nirvánico, Adico, etc. Los teosofistas no saben de esas cosas, y por ello son dignos de piedad. Es también ciertísimo, que por medio de la meditación podemos visitar los mundos superiores. EL INTIMO puede entrar en cualquier departamento del reino.

EL DEVAKAN Y LA MAGIA NEGRA

Aunque parezca increíble, en el mundo mental también existen magos negros.

Los magos negros del plano mental o Devakan, son los mas peligrosos del Universo. Estos magos negros del mundo mental son extremadamente finos, sutiles, eruditos y delicados.

Fácilmente pueden extraviar a muchos investigadores porque tienen apariencia de Maestros. Cuando el Maestro esta Cristificando su cuerpo mental, tiene que librar grandes batallas con estos peligrosísimos adeptos de la sombra.

El cuerpo mental se Cristifica con el Cuarto Grado de poder del fuego, es decir con el Kundalini del cuerpo mental. Cada uno de nuestros 7 cuerpos tiene su Kundalini propio.

MAGIA DE LA ALTAMISA

Esta planta se coge el día Viernes Santo, a las 12 del día.

El mago hará su círculo alrededor de la planta, se arrodillará ante ella, orará pidiéndole al elemental de la planta el servicio deseado, y luego la arrancará de raíz y se la llevará para su casa.

La planta se cogerá con el rostro hacia el oriente, y se colgará en el techo de la casa por las raíces, en forma de que la planta quede con las raíces para arriba y las ramas para abajo. Deberá la planta quedar en la dirección del oriente. El poder de este elemental proporcionará a su dueño lo que él le hubiere pedido.

LAS ROSAS DE CIRIO

En cierta ocasión, estando yo, AUN WEOR, en la estrella de Cirio, vi a lo lejos unos árboles penetrados cada uno de ellos por damas de una belleza inefable y conmovedora.

Aquellas damas me llamaron para que me acercara a ellas; eran damas elementales encarnadas en aquellos arbustos. Su voz melodiosa era música de Paraíso: conferencié con ellas y luego me alejé admirado de tanta belleza.

Aquél planeta tiene dilatados mares, y los habitantes de esta estrella jamás han matado ni a un pajarillo. Su organización social sería magnífica para nuestro globo terráqueo; se acabarían todos los problemas económicos del mundo, y reinaría la felicidad sobre la faz de la tierra.

Los Cirianos son pequeños de estatura y tienen todos sus sentidos internos perfectamente desarrollados; visten sencillamente con túnicas humildes y usan sandalias de metal.

Todo Ciriano vive en una pequeña casita de madera, y no hay casa que no tenga una pequeña huerta donde el dueño de casa cultiva sus alimentos vegetales. También posee el dueño un pequeño jardín donde cultiva sus flores. Allí no viven capitalistas ni tampoco existen ciudades ni terratenientes; por lo tanto la gente de Cirio no conoce el hambre ni la desgracia.

En el jardín del gran templo del Dios Cirio, existen unos rosales desconocidos en nuestra tierra, cada rosa de ese jardín es de varios metros de tamaño, y exhala un perfume imposible de olvidar. La magia de las rosas es algo divino e inefable.

MAGIA DE LAS ROSAS

Si hay crueldades humanas, es también cierto que existen crueldades espirituales.

Todos aquellos que amamos la luz, pasamos toda clase de “ismos”; conocimos las escuelas teosóficas, rosacrucistas, espiritualistas, etc., etc., y donde se pregona amor y hermandad, fraternidad y paz, sólo encontramos realmente hipócritas fariseos, sepulcros blanqueados, rencores disfrazados con ropajes de filosofía, fanatismos terribles y chismes secretos. Donde buscamos sabiduría, sólo encontramos charlatanería, vanidad y orgullo necio.

No hay puñalada que más hiera, que la crueldad espiritual, y las pobres almas anhelosas de perfeccionamiento superlativo, y de auto-enaltecimiento espiritual, en su búsqueda de la verdad sufren lo indecible en su paso por esas famosas escuelas espiritualistas.

De los hermanos espiritualistas se reciben todas las infamias y todas las “canalladas”. Y sus peores crueldades las disfrazan siempre con frases filosóficas y dulces sonrisas. No hay puñalada que más duela, que la puñalada espiritual.

Las enfermedades morales sólo se curan con la magia de las rosas.

Aquellas pobres almas que tengan alguna pena moral muy honda, que se curen con la magia de las rosas.

La rosa es la reina de las flores. La rosa está influenciada por Venus, la estrella del amor, el lucero de la mañana. En ese lucero vive un gran Maestro inefable, este Maestro se llama el Maestro “LLANOS”.

El Chela que quiera visitar a la estrella de la mañana en su cuerpo Astral, operará en la siguiente forma:

Se acostará con el cuerpo bien relajado, se adormecerá un poquito pronunciando con el pensamiento la siguiente plegaria:

Llanos… Llanos… Llanos… Ayúdame, Lla… ma… dor… Lla… ma… dor… Lla… nos… Lla… nos… Lla… nos…

Y cuando ya el discípulo se halle dormitando, siéntese suavemente en su lecho, arroje la frazada con que se halle arropado, y bájese de su lecho. Ya de pie en el suelo, brinque con la intención de quedar flotando en el aire, y si flota, sálgase de su casa flotando en la atmósfera, y pronunciando la invocación al Maestro Llanos, tal como lo estaba pronunciando en la cama.

El Maestro LLANOS es un habitante del planeta Venus, y él oirá la llamada del llamador, y lo ayudará para que llegue a Venus, la estrella de las rosas, el lucero de la mañana.

Al llegar a Venus, el discípulo será recibido por el Maestro LLANOS, y si desea sabiduría, el Maestro le iluminará. El discípulo quedará deslumbrado con los resplandores inefables que brotan del aura y de la túnica de diamantes del Maestro LLANOS. Este Maestro ya se unió con el “GLORIAN”, y por ello usa túnica de diamante.

En la hora de Venus, la atmósfera astral se llena de luz rosada, llena de belleza inefable.

En cierta ocasión me dijo un Gurú lo siguiente:

“Esta es una hora muy peligrosa para el desprendimiento, hijo mío, el mundo está todo lleno de una luz rosada…”.

El Maestro tenía razón, porque si bien es cierto que en la hora de Venus el rayo positivo de esa estrella llena todo de luz, música y amor, también es muy cierto y muy real que el rayo negativo de Lucifer-Venus es el rayo del mago negro Lucifer y de todos los Luciferes e Iniciados tenebrosos de la paila de cobre.

Pero si el discípulo vive una vida pura y casta, nada tendrá que temer de los magos de las tinieblas.

Afortunadamente ya Lucifer y los Luciferes cayeron en el abismo…

La clave que aquí damos para viajar en cuerpo Astral a la estrella de Venus, yo, AUN WEOR la recibí de la gran Iniciada Egipcia MARIA, madre de Jesús de Nazaret.

Dicen las tradiciones que María hacía alfombras para el templo de Jerusalén, y que esas alfombras se transformaban en rosas.

Las líneas de las manos de MARIA, la madre de Jesús, nos dicen claramente que en su primera juventud tuvo un rico enamorado que ella no quiso aceptar, pues su único anhelo era ser sacerdotisa de la luz. Sufrió María mucho con el acontecimiento del Divino Rabí de Galilea, y sólo tuvo un esposo que fue el Iniciado José, y un solo hijo, que fue el Divino Maestro.Era pues, MARIA, una auténtica sacerdotisa Gnóstica, pura y santa.

Su rostro era moreno, por el sol del desierto; su cuerpo fino y ágil; su estatura pequeña; su nariz ligeramente “chatica”, y el labio superior algo saliente. Vestía la Maestra humildemente; durante los primeros años de su vida tuvo comodidades, más tarde su vida fue muy pobre. Usaba túnica de color café, ya desteñida y remendada, pues vivía en la indigencia.

Su vida santa cumplió la misión más grandiosa que se le puede conferir a un ser humano. Ahora está nuevamente reencarnada la insigne Maestra en el Valle del Nilo.

En esta ocasión nació con cuerpo masculino y ésta gran alma vino a cumplir una gran misión mundial.

PARA CURARSE DE LA PENA MORAL

Fórmula mágica de las rosas

Sobre una mesa se ponen tres vasos de cristal llenos de agua pura, y en cada vaso una rosa. Estos vasos se colocarán formando triángulo, al Norte, Oriente y Occidente. Cada vaso deberá ser bendecido por el mismo interesado, y éste se tomará tres vasos diarios de este agua de rosas, en el siguiente orden: Antes del desayuno, el vaso del Oriente; antes del almuerzo, el vaso del Norte; y antes de la comida, el vaso del Occidente.

Este tratamiento deberá ir acompañado de una súplica sincera al INTIMO y a la FRATERNIDAD BLANCA, para que le ayuden a salir del dolor moral en que se encuentra. Con esta fórmula sostenida por varios días, se curará cualquier “pena moral”, por grave que sea.

¿Cuándo y en qué época ha hablado algún médico sobre los sufrimientos de índole moral?

Cuántas personas mueren a diario y enferman a causa de sufrimientos morales, y sin embargo, es triste decirlo, jamás ha habido un compasivo que le entregue a la humanidad la fórmula exacta para curarse de penas morales. Son innumerables los casos de “suicidio”, y nunca había hablado nadie sobre la magia de las rosas.

Muchos médicos oficiales causan a diario muertes culpables, sin que la justicia humana les alcance, aunque tengan un cementerio por su cuenta.

Yo conozco jóvenes que fueron humildes y sencillos mientras eran simples estudiantes de la Facultad de Medicina, pero tan pronto se titularon de doctores, se volvieron orgullosos, vanidosos y déspotas. La medicina es un sacerdocio muy sagrado, y ningún déspota, ni orgulloso, podrá ser jamás médico auténtico.

LA MENTE

Todos los problemas que el hombre tiene que resolver; todos los sufrimientos de la vida; todos nuestros deseos y pasiones; todas nuestras amarguras residen en la mente. Si alguien tira una piedra en un lago cristalino, vemos entonces surgir una gran cantidad de ondas que van del centro a la periferia. Esas ondas son la reacción del agua contra el impacto exterior.

Así es nuestra mente, los impactos externos caen en el lago de nuestra mente, haciéndonos reaccionar hacia el mundo exterior, con ondas de ira, deseo, envidia, maledicencia, etc., etc.

Por ejemplo: vemos una estampa pornográfica, la imagen hiere nuestra retina, pasa al centro cerebral de las sensaciones y luego va a la mente. Entonces la mente reacciona sobre la imagen exterior con ondas de pasión carnal. Alguien nos insulta, entonces sus palabras llegan a nuestros sentidos y pasan a la mente, y ésta reacciona contra el insultador con ondas de cólera y de violencia.

La mente es, pues, la causa de todas nuestras amarguras; es el potro cerrero que arrastra nuestro carro, y si no lo dominamos con el látigo de la voluntad, arrastrará nuestro carro al abismo. El mago debe aprender a manejar la mente; el mago debe controlar la mente por medio de la voluntad.

Cuando nuestra mente está llena de deseos pasionales detengámonos un momento y ordenemos imperiosamente a la mente: cuerpo mental, retírame esos pensamientos, no te los admito.

Cuando nuestra mente esté llena de cólera, ordenémosle así: cuerpo mental, retírame esa cólera, no te la admito.

Cuando nuestra mente esté llena de odio, ordenémosle al cuerpo mental: retírame ese odio, no te lo admito, etc., etc.

El YO no es la mente, el YO es el SER, el YO es el INTIMO, y éste puede controlar a la mente por medio de la voluntad.

La cueva del deseo está en la mente. El cuerpo de deseos es tan solo un instrumento emotivo de la mente. En los mundos internos podemos conversar con la mente cuando nos hemos despojado de ella momentáneamente. Entonces la mente parece un sujeto casi independiente, que frente a frente se sienta a conversar con nosotros.

Este interesante experimento se realiza en la siguiente forma:

1. Sálgase el mago en cuerpo Astral.

2. Siéntase con corazón de niño.

3. Ordénele a su cuerpo Astral: CUERPO ASTRAL, SALID FUERA DE MÍ.

4. Trate de arrojar su cuerpo Astral fuera de sí, por la Columna Espinal.

5. El cuerpo Astral caerá hacia atrás, saldrá fuera.

6. El discípulo quedará en cuerpo Mental.

7. Ordénele ahora a su cuerpo Mental: CUERPO MENTAL, SALID FUERA DE MÍ.

8. Arroje el discípulo su cuerpo Mental hacia atrás.

9. Sentirá ahora el mago que algo se mueve dentro de su propio SER.

10. Ahora sale por la Columna Espinal un raro personaje.

11. El discípulo debe llamar a ese personaje: ¿Quién eres?

12. El sujeto contestará así: Soy tu cuerpo Mental, ¿no me conoces?

13. Invite ahora el discípulo a su Mente, a sentarse.

14. Ahora es el instante preciso en que el discípulo puede conversar con su Mente, cara a cara, frente a frente.

Después de esa profunda investigación, el discípulo se dará cuenta de que su mente es un potro cerrero, es un hombre salvaje al cual debe controlar, mandar y dirigir con el látigo de la voluntad. Todas las tormentas de nuestra existencia son del cuerpo mental.

Ningún insulto, ninguna amargura puede llegar al INTIMO. Todas las amarguras, todos los insultos llegan hasta el cuerpo mental, y es la mente la que reacciona hacia el mundo exterior con tempestades de dolor y de amargura. El INTIMO no puede sufrir, el INTIMO sufre únicamente cuando se identifica con la mente, cuando no se ha aprendido a controlar la mente por medio de la voluntad.

Las tempestades de nuestra existencia son de afuera, del mundo de la mente; no de adentro, de la profundidad del infinito donde vive el INTIMO siempre lleno de felicidad.

JARILLA CHIVATA

La Saga María Pastora, Maestra de sabiduría del Rayo Maya me enseñó el uso de la jarilla Chivata.

Caminó la Saga en círculo alrededor de la planta, luego la bendijo y la cogió, después la machacó y le sacó el zumo, lo mezcló dentro de un recipiente con agua pura y limón, y después se lo dio a beber a una joven enferma de fiebre perniciosa, y la joven fue totalmente curada.

El elemental de la jarilla es una pequeña y delgada criatura de color negro.

Después que hubo bebido la pócima la enferma, y ya hecha la curación, la Saga alejó al elemental.

MAGIA DEL ÁRBOL LLAMADO GUANÁBANA CABEZONA O TUTUA CABEZA DE TIGRE (en la costa) O MAMEY (en Antioquia)

Cójanse nueve hojas del árbol y háganse tres cruces, cada cruz con tres hojas apuntadas cada una con un alfiler. Una cruz se pondrá debajo de la cama, y las otras dos cruces, una en el umbral y otra fuera del umbral. Con estas tres cruces de esta planta no podrá entrar al dormitorio ningún mago negro o hechicero, y así se podrán favorecer muchas personas de las fuerzas del mal.

Antes de coger las hojas del árbol, hay que hacer el círculo mágico alrededor del árbol, y habrá que bendecir los cuatro puntos cardinales de la tierra diciendo la oración del ángel Gabriel, que es la siguiente:

“Trece mil rayos tiene el sol, trece mil rayos tiene la luna, trece mil veces sean arrepentidos los enemigos que tengo yo”.

Con esta oración, el ángel Gabriel alejará las malas entidades visibles e invisibles del que hace la súplica al pié del árbol de la guanábana cabezona. Este árbol tiene los trece poderes del sol y de la luna, y por lo tanto es muy poderoso. Estos trece poderes son los siguientes:

1. La casa santa;

2. Los coros de ángeles de Géminis;

3. Las trece candelas que arden en Galilea, las trece Marías;

4. Las cuatro tablas de Moisés y el ataúd;

5. Las cinco llagas (o estigmas);

6. Los seis mil coros de ángeles (6 santos varones);

7. Las siete cabrillas que arden en Galilea;

8. Los ocho meses y días del embarazo de María, que tuvo al niño en su vientre;

9. Los nueve mandamientos;

10. La corona de espinas de Jesucristo;

11. Las once mil vírgenes;

12. Los doce apóstoles;

13. La oración mágica.

Aquellas personas que quieran alejar sus mortales enemigos, harán el círculo alrededor del árbol, bendecirán a los cuatro puntos cardinales, y recitarán la poderosa invocación del ángel Gabriel.

MAGIA DEL SASAFRÁS(Sasafrás officinale; Laurus sasafrás)

Recuerdo allá por las primeras épocas de la América del Sur, un acontecimiento muy interesante en relación con el “Sasafrás”.

Cierto indígena de la misma tribu a que yo pertenecía, se llenó de celos por su mujer a la cual él amaba, y llegó hasta pensar que yo AUN WEOR se la estaba quitando. Recuerdo claramente que yendo por un camino me encontré con el marido de esa mujer, y él al verme, lleno de horribles celos intentó atacarme agresivamente, pero se contuvo, resolvió el hombre poner el caso en manos del cacique de la tribu.

Yo era el médico-mago de la tribu, y por ende conocía a fondo la magia de los vegetales, y en vista del “escándalo”, opté por defenderme con el elemental del sasafrás. Antes de que el sol del día siguiente iluminara el horizonte, muy temprano me dirigí al bosque en compañía de la mujer por cuya causa era el escándalo.

También me acompañaron algunos indios, y después de localizar la planta llamada “sasafrás”, (en la costa Atlántica de Colombia, Mateo y Moreno), la bendije, le rogué al elemental el servicio deseado y arranqué la planta de raíz muy despacio. Esta planta sirve para acabar con escándalos. Luego machaqué la planta y le extraje el zumo, el cual di a beber a la mujer por cuya causa era el escándalo; bebí también de la planta, mientras mis compañeros nos observaban silenciosos…

Enseguida clavé en el tronco del sasafrás una espina, me arrodillé frente a él, y concentré la mente intensamente en la espina ordenándole al elemental del sasafrás trasladarse donde el cacique y dominarlo con sus poderes. Al tiempo que así trabajaba, pronunciaba el Mantram o palabra mágica del sasafrás:

PARILLA-PARILLA-PARILLA.

Entonces el elemental del sasafrás se trasladó donde el cacique, y dio vueltas alrededor de él, pronunciando sus encantamientos mágicos. Luego penetró en el sistema cerebro-espinal del cacique, lo dominó totalmente, y lo saturó con átomos de amor, luz y armonía.

Cuando al otro día me presenté ante el trono del cacique, ya éste estaba a favor, y entonces hablé en forma arrogante y altanera: ¿Para qué me habéis llamado? Tú no podréis contra mí. El cacique respondió: basta de escándalos, podéis retiraros, tú nada debes. Y así fue como pasó aquel penoso incidente.

El elemental del sasafrás usa túnica de color amarillo oro resplandeciente, es muy inteligente, tiene un rostro hermoso y sus ojos son de color castaño claro.

El sasafrás mezclado con jugo de la planta llamada sansiviera y bálsamo Fioraventi, se usa en cataplasmas para combatir las neuralgias.

El sasafrás es también diurético y depurativo, pero hay que cogerlo en la aurora con el lucero de la mañana, pues esta planta es venusina.

TÉTANO AL OMBLIGO DE LOS NIÑOS RECIÉN NACIDOS

Esta enfermedad se debe al ombligo mal curado, y a la influencia de un rayo de luna.

La curación de esta enfermedad es relativamente fácil.

Se pondrá a freír una torreja de cebolla cabezona entre aceite de comer; luego ya frita, se le agrega alcanfor en polvo, y se aplican emplastos sobre el ombligo del niño. Antes de ponerle los emplastos se le aplicarán al niño fomentos de agua caliente y fría, alternados cada cinco minutos durante una hora. Sucederá que los Tatwas Tejas y Apas, esto es, el fuego y el agua, establecerán el equilibrio orgánico, y sanarán al niño.

Este remedio es más seguro que un millón de ampolletas antitetánicas o penicilina de propaganda comercial.

DOLORES ILOCALIZABLES DE LAS PARTURIENTAS

Por lo común, estas dolencias ilocalizables de las parturientas se deben a la influencia de algún rayo de luna.

Para curarse, la enferma tomará del cocimiento de las siguientes plantas:

Huevo de gato u hoja de luna y sol, y hierba mora, de cuyo cocimiento puede tomarse tres vasos diarios, uno antes de cada comida. La enferma deberá hacerse irrigaciones o baños vaginales internos con el cocimiento de hoja de luna, achiote o ceibote (o ceibón en el interior de Colombia)

Las plantas deberán ser bendecidas antes de usarlas, y se ordenará a los elementales vegetales sanar a la enferma.

PERFUMES ZODIACALES

A los enfermos deberá hacérseles oler diariamente su perfume zodiacal:

ARIES: perfume mirra.

TAURO: perfume parecido al del costo, hierba aromática.

GÉMINIS: perfume almáciga.

CÁNCER: perfume alcanfor.

LEO: perfume incienso

VIRGO: perfume sándalo blanco.

LIBRA: perfume gálbano.

ESCORPIÓN: perfume coral.

SAGITARIO: perfume áloe.

CAPRICORNIO: perfume extracto de pino.

ACUARIO: perfume nardo.

PISCIS: perfume tomillo.

Todo el organismo del enfermo reacciona vigorosamente bajo la acción de su propio perfume zodiacal.

En las cortes de Europa siempre había astrólogos, magos y perfumistas. Luis XV exigía que su cuarto fuese perfumado diariamente con una esencia distinta. Catalina de Médicis, esposa de Enrique II de Francia, se valía de ciertas esencias venenosas (que ocultaba sagazmente en su guante) para ahuyentar a un adorador que no aceptaba.En México, India, Grecia y Roma, se hacían grandes curaciones con perfumes. En las bibliotecas de España existen muchos libros que los moros dejaron en esa nación. Dichos libros contienen innumerables recetas sobre esencias odoríficas.

Cuando murió Popea Sabina, en el año 65 después de Cristo, Nerón gastó en esos funerales de su esposa, toda la producción de Arabia, en perfumes.

En el país de los aztecas, los sacerdotes de “Tláloc” usaban los colores del culto solar, y saco de copal. El incienso de sus árboles sagrados se mezclaba con los vapores que se desprendían de los corazones de los niños quemados vivos, como sacrificio religioso al Dios sol. Y los magos aztecas aspiraban ávidamente las fuerzas espirituales de las criaturas incendiadas, con el propósito de encarnar en sí mismos esas fuerzas espirituales; estaban estos sacerdotes como en presencia de dioses; y dejaban que el vapor actuara en ellos como un misterio…

Sin embargo, estas clases de ritos crueles y salvajes tuvieron que engendrar un horrible karma para México.

La llegada del conquistador Hernán Cortés a México y la caída de la civilización azteca fue el castigo que recibió ese pueblo por tan horribles y monstruosos crímenes.

En los templos de misterios, existían muchas fórmulas secretas de alquimia. Los grandes maestros de los templos de Jinas, poseen fórmulas secretas para preparar perfumes que al ser inhalados por los discípulos les hacen abandonar la forma física momentáneamente, o los ponen en estado de éxtasis.

Estas recetas alquímicas, jamás se han publicado, porque la humanidad las hubiera empleado con propósitos malvados.

MAGIA ELEMENTAL DEL GUAYABO

En aquellas épocas primitivas de la América del Sur, cuando aún la Lemuria y la Atlántida no se habían sumergido, recuerdo algo muy interesante. Una señora fue abandonada por su marido, quedando en una situación verdaderamente lamentable. Yo entonces condolido de la pobre mujer, realicé un trabajo de magia elemental con el árbol del guayabo.

Encendí una cera grande, sobre una pieza de ropa usada por el hombre. Arranqué una rama del árbol del guayabo y la puse a la cera, ordenándole imperiosamente al elemental del guayabo, traer a la casa al marido ausente. Este trabajo resultó sorprendente, el resultado fue maravilloso: el hombre volvió arrepentido a su casa.

El elemental del guayabo parece una niña de túnica rosada y hermosa presencia.

Todos estos trabajos de magia elemental deben realizarse después de haber pedido permiso a los Señores de la Ley; por eso yo enseño a todos los discípulos a salir en cuerpo Astral, para que puedan visitar los templos de los Señores de la Ley. Cuando se hacen trabajos contra la voluntad de los Señores del Destino, cae en la magia negra y va al abismo. Todo trabajo de magia práctica debe verificarse con permiso de los Señores de la Ley.

Los que no saben salir en cuerpo Astral, pueden consultar a los Señores de la Ley abriendo la BIBLIA.

Antes de abrir la Biblia, se rogará a los Leones de la Ley, pidiendo permiso para ejecutar el trabajo mágico.

Luego se abrirá el libro con los ojos cerrados y al acaso, pidiendo a los Señores de la Ley que quien nuestra mano. El dedo índice se posará sobre cualquier versículo, y se abrirán los ojos para leer en él. La Biblia es altamente simbólica, y se interpretará ese simbolismo basándose en la ley de los parecidos (analogías)

Con un poco de buen sentido común, se puede interpretar el versículo sobre el cual hubiéramos puesto nuestra mano. Sin embargo, esta advertencia es únicamente para los trabajos sobre la voluntad de nuestros semejantes.

HUESOS FRACTURADOS Y DOLORES REUMÁTICOS

La manteca de león, suelda totalmente cualquier hueso, por eso debería ser usada por los osteópatas y sobanderos; también cura el reumatismo.

La planta “sansiviera” se debe también emplear, aplicándola en cataplasmas sobre los huesos fracturados o descompuestos, para sanarlos.

El centro del hueso del brazo de león, raspado y bebido en Ron, da una extraordinaria agilidad a quien lo bebe.

UN CASO CURIOSO

En cierta ocasión sucedió en Barranquilla un caso curioso: una niña enfermó gravemente, sin que la ciencia oficial pudiera curarla. La niña presentaba como síntomas, vómitos, diarrea, enflaquecimiento general y debilidad extrema.

Los médicos oficiales procedieron como de costumbre, aplicándole penicilina, sueros, etc., etc., sin obtener ningún resultado. Al fin, conversando con la madre detenidamente, vinieron a darse cuenta de que ésta daba el pecho a su hija a pesar de hallarse en cinta.

El embarazo de la señora era de criatura de sexo masculino, y como es lógico, esa leche no podía servirle a una criatura de sexo opuesto, pues la constitución de la leche materna es diferente en cada caso.

Hubo junta de médicos, y llegaron a la conclusión de que había que eliminar esa leche dañada del organismo de la niña enferma, y procedieron como siempre con innumerables remedios y recetas que en lugar de curar, empeoraban el organismo de la niña.

Alguien informó a los médicos de que en la ciudad se encontraba un “indio”, y que éste sabía mucha medicina.

El “indio” fue llamado por los médicos, y éste entró en el cuarto de la enferma cuando los galenos se hallaban en plena junta de médicos alrededor del lecho de la niña enferma. Y viéndola dijo el indio (oriundo del Departamento de Bolívar, Colombia) así: “Esta niña se ha alimentado con leche mala de mujer en cinta, pero yo voy a sacarle la leche ahora mismo”; y mandó un niño a su casa para que le trajese determinado medicamento.

Luego dio a beber el remedio a la niña, y después de algunos minutos, la niña sintió deseos de defecar; al realizar esta función fisiológica, excretó la leche dañada, ante los asombrados médicos que con lápices en mano le solicitaron al “indio” la fórmula del medicamento. Pero el “indio” después de mostrarles la leche dañada en una botella, les miró con el más profundo desprecio y salió del recinto, sin que los asombrados médicos hubieran podido conocer la fórmula misteriosa.

La niña sanó totalmente y la “ciencia médica” quedó burlada. Más tarde el “indio” no tuvo ningún inconveniente en revelarme la fórmula que es la siguiente:

Calostros de leche de pecho del mismo sexo de la criatura enferma, mezclados con leche del árbol “perillo”; muy conocido en Antioquia (Colombia)

Indicación: Si el niño es varón y ha bebido leche de mujer en cinta cuyo embarazo es de feto hembra, se le dará al niño enfermo calostros de la leche de otra mujer que esté criando varón, y viceversa, si es niña la criatura enferma, se le darán calostros de una mujer que esté criando niña.

Estos remedios siempre deberá el médico Gnóstico tenerlos preparados.

MAESTROS Y DISCÍPULOS

Hay una diferencia fundamental entre aquellos que ya han logrado la unión con el INTIMO, o sea, los maestros, y los que aún no han logrado todavía esa unión, esto es, los discípulos.

El maestro tiene la espada flamígera; el discípulo todavía no la tiene.

La espada flamígera da al maestro un poder terrible sobre todos los elementales de la naturaleza. Ante esa espada que arroja fuego y llamas, tiemblan todas las poblaciones elementales de la tierra, del agua, del aire y del fuego. El maestro puede actuar sobre millones de elementales vegetales simultáneamente.

El discípulo no tiene ese poder, porque aún no ha recibido la espada flamígera. El discípulo debe ser minucioso y exacto con el ritual de una planta, para que el elemental de esa planta le obedezca.

El maestro no necesita ni siquiera tocar la planta, puede actuar sobre el elemental de ella a remotas distancias, porque el elemental de la planta tiembla de terror ante la espada flamígera del maestro. El maestro con solo desenvainar su espada, se hace obedecer de millones de elementales en un momento dado.

El discípulo no puede actuar sobre varios elementales a un mismo tiempo; tiene que actuar sobre cada elemental vegetal por separado, practicando alrededor de cada planta, el rito de la magia elemental.

El maestro puede ordenarle a su intercesor elemental, realizar determinados trabajos de magia elemental, y el intercesor obedecerá, porque tiembla de terror ante la espada flamígera del maestro.

El discípulo, como todavía no posee la espada, tampoco tiene el poder de mandar a su intercesor elemental.

MAGIA ELEMENTAL DEL GUARUMO

El “Mama” Kunchuvito Muya, maestro indio, me dijo que el guarumo servía tanto para lo bueno como para lo malo, y para sanar enfermos. Es claro que los magos blancos lo utilizamos para el bien, y los hijos de las tinieblas lo utilizan para el mal.

El “Mama” Kunchuvito Muya, me enseñó a curar enfermos a larga distancia, por medio del poderoso elemental del guarumo; bendijo la planta, le ordenó curar a determinada persona, puso cerca a la planta una taza con agua, y metiendo el palito entre el agua, durante un buen rato estuvo batiendo el agua con él, con la mente concentrada intensamente en el enfermo que quería sanar a distancia.

Hay que hacer un círculo en el suelo alrededor de la planta, para operar en ella. Dentro del tronco del guarumo y en todo el centro de éste, encerrada entre un canuto, existe una pequeña “hostia” vegetal que se puede usar como amuleto para defenderse de enemigos ocultos e invisibles, y para favorecerse de personas que nos odien; cárguese entre una bolsita verde.

FOLKLORE DE LA SIERRA

En la Sierra Nevada de Santa Marta, se veneran a muchos sabios indios que podemos llamar con el pensamiento y nuestro corazón, en casos de graves enfermedades. Veamos una lista de estos sabios indios:

“Dios Kogi” (Mamankú)

“Mama” Yuisa Quintana Ríual;

“Mama” Iskaviga;

“Mama” Rayintana;

“Mama” Marrocurrúa;

“Mama” Cajaka;

La “Saga” Catalina Alberto;

La “Saga” Sinkiri;

La “Saga” Yuia;

“Mama” “Serancua”.

Estos sabios médicos indios viven en el Astral, y concurren al lecho del enfermo que los llame con el pensamiento y el corazón lleno de fe.

En Buringueca existe un templo pequeño donde los indios “pagan” a la Diosa madre del mundo (la naturaleza), haciendo ofrendas. Existe un templo de Jinas donde se recibe el grado del “pororó”, llamado el templo de “Sokarua” (de Yoburo)

En Garúa y Gamaque también hay templos de Jinas. El templo de “Guicanuma” es también muy importante.

La Sierra Nevada de Santa Marta es el “Tibet” de Colombia. Los indios adoran a la bendita naturaleza, y le rinden culto y le hacen ofrendas.

En el templo de Tierra Nueva usan mucho en sus cultos una reliquia importante, llamada “Gurrumaya”. Es una reliquia de la Cansamaría o la Concoruba, esta es una concha de mar en forma de platillo o cazoleta. Hay muchas conchas marítimas que los Arhuacos usan en sus cultos, y al mar Caribe lo llaman románticamente “Macuriba”. Estas conchas que ellos usan en sus templos se llaman “chengues”, los que tienen clasificados en cuatro clases:

Chengue rojo, chengue amarillo, chengue negro y chengue blanco.

Estos cuatro colores nos recuerdan las cuatro razas que han habido en el mundo:Raza roja: (Piel-rojas)Raza amarilla: (Asiática)Raza negra: (Africana)Raza blanca: (Occidental)

Estas cuatro razas están simbolizadas por los cuatro caballos de las Sagradas Escrituras.

Hay también una frutilla llamada “gulaba”, que los indios Arhuacos emplean en sus cultos para pagar a la bendita Diosa madre del mundo, la Diosa Naturaleza (Isis, Adonía, Isoberta, María) Existe otra frutilla llamada “seitamaca”, la cual tiene también grandes poderes ocultos y es muy sagrada para ellos. La “concalva”, es una fruta grande de la Sierra, que ellos usan en sus cultos sagrados.

Los cultos sagrados de los sabios indios Arhuacos, y el sabio uso de los elementales, les permite manejar los Tatwas aunque en forma parcial, pues maestro en Tatwas sólo pueden serlo los adeptos de la

FRATERNIDAD BLANCA, pero entre los iniciados del Rayo Maya también hay adeptos de la FRATERNIDAD BLANCA.

El fundador del COLEGIO DE INICIADOS es el “MAHA-GURÚ”, que mora en el Tibet oriental. Los maestros de la Logia Blanca, después de habernos fusionado con el INTIMO, y de haber redimido nuestra alma animal, asimilándonos dentro de nuestra alma espiritual, el extracto anímico del cuerpo etérico, el extracto anímico del cuerpo astral, y el extracto anímico del cuerpo mental, nos hacemos entonces maestros en Tatwas, y nos convertimos en reyes de la Creación.

Nosotros tenemos dos almas, mencionadas por Goethe en el “Fausto”, el alma animal y el alma de diamante, y en la Alta Iniciación se desposa la bella Sulamita (el alma de diamante) con Salomón (el INTIMO), y así, alma y espíritu se fusionan y son “UNO”.

Luego el adepto tiene que libertar a su alma animal, asimilándose los extractos anímicos de los cuerpos etéreos, emocional y mental, para luego verificar la “ASCENSIÓN” del Señor, que es la fusión con el “GLORIAN”, convirtiéndose el Maestro en un ángel divino, en un médico de la luz y en un Teúrgo.

El Divino Rabí de Galilea practicaba el Evangelio, y sanaba a los enfermos, porque él era un verdadero mago y Teúrgo; es Dios mismo.

“MAGIA”, viene de “mag” sacerdote, significa el gran poder de la sabiduría divina, la luz inefable, la sustancia solar que el médico mago manipula para sanar a los enfermos. Cuando el hombre se fusiona con el INTIMO, se convierte en un Dios de la naturaleza. Y así, los maestros del Rayo Maya son dioses inefables de la naturaleza.

“Introducir el miembro en la vagina, y retirarlo sin derramar el semen”. El que renuncie a la fornicación y practique este secreto diariamente, y viva una vida santa, se convierte también en un Dios de la naturaleza, y en un médico mago.

Ahora veamos algunos dioses o maestros del Rayo Maya, venerados por los indios de la Sierra Nevada de Santa Marta (el “Tibet” de Colombia). Nosotros también seremos dioses, haciéndonos iniciados de la “Culebra Verde”. Los sacerdotes de la culebra eran venerados en Egipto; veamos algunos maestros Mayas:

Kakamulkuabi, secretario mayor de los cerros “Udumasi”, padre del “Granizo”.

Sabatamena Laguna.

“Gualinutukua”, es un templo donde bailaban los moros.

Seyirico, “papa” del Jayo (maestro Maya)

La maestra Ucua, madre de boncuá (el agua)

La maestra Abusudimba, madre.

Existe un templo sagrado, llamado “Kembiterna”, donde bailaban los moros. Otro templo interesante, es el de Geingeka.Existe una laguna sagrada, llamada “Sidigua”, donde se bañan los peregrinos que se dirigen donde los maestros indios que moran en “Takima” y “Makutama”. Hoy se baila todavía la “Cansamaría”, que es un baile antiquísimo. Toda la sabiduría de los indios se guarda en secreto detrás de la cuchilla de los páramos.

En cierto lugar de la Sierra donde se cultivan los misterios mayas, hay un pozo sagrado, y un guardián que permanece sentado. Cuando los que no se encuentran preparados, es decir, los indignos, llegan allí, quedan encantados… De allí no pueden pasar. Los peregrinos se bañan en la laguna para purificarse y limpiarse.

Existe un templo que llaman “La Gloria”, al borde del mar Caribe, entre Gaira y “Pozos Colorados”.

Los maestros del Rayo Maya son verdaderos dragones de sabiduría, iniciados de la culebra. En el templo de Kalusuanga, el Hijo de los Siete Mares Rojos y de los Siete Rayos del Sol (el Maestro del Rayo Maya), existen todos los inventos de la Atlántida y la Lemuria, y se guardan como reliquias sagradas.

Los indios Arhuacos conocen a fondo los poderes ocultos de los caracoles marítimos, y lo usan como amuletos. El “muchulo” es una concha marítima con la figura de los genitales femeninos, y las hay grandes y pequeñas, y las cargan las indias pendientes del cuello, las grandes para las señoras y las pequeñas para las niñas. Los poderes ocultos de estos caracoles favorecen a las “indias” de los astutos y perversos fornicarios.

Existen también ciertos caracoles en forma de cartuchos, llamados por los indios “deriches”, y los hay grandes y pequeños. Los pequeños los llevan al cuello, los niños y los grandes los usan los hombres; esto los favorece de hechicerías y malas entidades.

Los Arhuacos llevan siempre dos calabacitos cuando viajan a través de sus montañas; mascan hojas de coca (Jayo), y untan un palito con “ambira”, y luego lo meten entre el otro calabacito con harina de conchas marítimas; llevan ese palito para humedecer la coca (Jayo), y así hacen largas caminatas sin cansarse, porque las conchas marítimas los recalcifican totalmente, y el sistema óseo así recalcificado totalmente, y el sistema óseo así recalcificado soporta largas “caminatas”.

En la Sierra Nevada de Santa Marta existen también “Mamas” negros, perversos capaces de todas las maldades, pues de todo hay en el mundo. En el Tibet oriental hay Mahatmas, pero también viven allí muchos Dugpas y Bonzos de capacete rojo, capaces de todas las fechorías y maldades; esos son magos negros.

En los llanos de Casanare (Colombia), existe una gigantesca y antiquísima ciudad llamada “Maoa”. Esa ciudad se halla en estado de Jinas, y con ella no darán los civilizados. En la península de la Florida, también existe otra ciudad en estado de Jinas, con la cual no darán jamás los civilizados. En California existen ciudades secretas donde moran los lémures sobrevivientes del continente “MU”.

Bajo las espesas selvas del Amazonas existe una ciudad subterránea donde se guardan enormes riquezas de los atlantes; esa ciudad también está habitada. La sabiduría médica se conserva en todas esas ciudades y tierras de Jinas y sus habitantes con justa razón se ríen de los “caballos universitarios”, de nuestras facultades de medicina.

Los egipcios momificaban sus cadáveres, y esto lo realizaban introduciendo el cuerpo etérico del desencarnado dentro del cuerpo físico, entonces el cuerpo etérico “impedía” la descomposición del cadáver.
Cuando el átomo “Nous” sale del ventrículo izquierdo del corazón, el cuerpo físico se desintegra y entonces los átomos de la muerte dirigen este proceso de la desintegración del cadáver, pues cada átomo tiene su inteligencia, porque los ángeles atómicos tienen también alma y cuerpo; cada átomo es el cuerpo de un ángel atómico.

Los egipcios impedían el trabajo de los átomos de la muerte, metiendo el átomo “Nous” nuevamente dentro de su santuario situado dentro del ventrículo izquierdo del corazón. Sin embargo, las momias de los indios Arhuacos son mucho más perfectas, pues además de la momificación del cadáver ellos “reducían” esos cadáveres al tamaño de pequeñas “figurillas” conservándose totalmente exactas todas las facciones del cadáver.

Hasta ahora los “tontos científicos” de la medicina oficial no han podido momificar un cadáver, porque ellos no conocen la anatomía interna del hombre. El embalsamamiento de un cadáver no se puede jamás igualar a un trabajo de momificación, pues la momia es muchísimo más perfecta. Tampoco han podido los científicos inventar un remedio para conservar la juventud, y la vida del cuerpo físico por tiempo indefinido.

Nosotros los médicos Gnósticos, sí tenemos ese secreto. Y sabemos que el Conde San Germán, mencionado por Giovanni Papini, vive en el Tibet con el mismo cuerpo físico que usó en los siglos XVII, XVIII y XIX en Europa, pues los maestros Gnósticos podemos conservar el cuerpo físico por tiempo indefinido.

El maestro Mejnour vivió siete veces siete siglos; Zanoni se inició en la antigua Caldea, y desencarnó en la guillotina durante la revolución Francesa.

¿Qué saben de esto los tontos científicos? Ellos lo único que quieren es dinero y más dinero. Toda la sabiduría médica de los Arhuacos se halla detrás de la cuchilla de los páramos pero con ella no darán los civilizados del siglo XX.

Los indios que viven en la parte baja de la Sierra son ignorantes, y si los “tontos científicos” creen que estos indios saben algo, están muy equivocados.

La verdadera sabiduría médica sólo se encuentra detrás de la cuchilla de los páramos, y ningún profano puede entrar a esos templos del Rayo Maya. La auténtica sabiduría oculta, la tienen encerrada en sus santuarios subterráneos los maestros del Rayo Maya, los maestros del Tibet oriental, los maestros del templo secreto de la Juratena en Boyacá (Colombia).

Las distintas tribus indígenas del mundo entero son las poseedoras de esa vieja sabiduría arcaica de la culebra verde.

El ocultismo que se conoce en las ciudades no es más que una caricatura grotesca de la vieja sabiduría escondida entre los santuarios subterráneos de los Andes, de Bohemia, del Tibet, y de todas esas cavernas subterráneas de la Sierra Nevada de Santa Marta, de los Alpes, y de los desiertos arenosos del Asia y del África.

La auténtica sabiduría oculta se encuentra en Manoa, la ciudad secreta de los Llanos de Casanare, y en todas las ciudades secretas de las selvas espesas del mundo entero.

El ocultismo Teosofista, el rosacrucismo morboso, el espiritismo y todos esos ismos que se cultivan en las ciudades, no son sino la grotesca caricatura de esa arcaica sabiduría que se cultiva en todos los santuarios subterráneos de todas las LOGIAS BLANCAS.

Para adquirir la sabiduría hay que ser humilde, y después de adquirida hay que ser todavía más humilde.

Los indios saben mas que los civilizados, aunque no lo acepten los supuestos académicos del inmundo cherenzismo, que afortunadamente ya desapareció de esta tierra colombiana.

Yo, AUN WEOR, el Avatara de la Nueva Era Acuaria, soy el primero en enseñar la vieja sabiduría de la culebra verde a todos los discípulos amantes de la luz.

Afortunadamente ya el rojismo y el cherenzismo desaparecieron de nuestra tierra colombiana. Ahora todos esos estudiantes desencantados de todo ese sancocho de librería rojista están viniendo a nuestras filas gnósticas.

El Movimiento Gnóstico avanza en forma arrolladora, y ya nada ni nadie podrá detenernos en esta marcha luminosa y triunfal.

MAGIA DEL ÁRBOL BORRACHERO

(DATURA ARBOREA)

(Corneta de ángel, en la costa de Colombia;Higatón en Bolívar; floripondio, en el Perú.)

El elemental del borrachero, es todo un mago; es neptuniano, y tiene poderes terribles. Visto clarividentemente, este elemental parece un niño de 12 años de edad, y tiene en sus manos la vara del mago.

Todo árbol de borrachero tiene su correspondiente elemental, el que debe ser utilizado por quienes deseen salir conscientemente en cuerpo astral. Yo utilizaba frecuentemente el elemental de este árbol para enseñar a mis discípulos a salir en cuerpo astral. Digo que utilizaba porque me estoy refiriendo a tiempos antiguos.

MANERA DE PROCEDER

Tomaba una vara del mismo árbol, con la que trazaba alrededor de él, un círculo bien amplio en el suelo; machacaba las flores del árbol y untaba el zumo en el cerebro del discípulo.

El discípulo acostado en su lecho, se adormecía y yo daba órdenes al elemental para que lo sacara fuera del cuerpo físico. Estas órdenes iban acompañadas del Mantram que tiene el borrachero el cual es “KAM”, que se pronuncia alargando el sonido de las dos últimas letras, así: KAAAAAAAAAAAAAAMMMMMMMMMM.

Hoy en día, todos nuestros discípulos Gnósticos deben emplear los poderes de este elemental para aprender a salir conscientemente en cuerpo astral, para lo cual se procede, tal como ya lo enseñamos.

Luego ordenen imperiosamente al elemental así: “Cuando yo te llame, concurrirás siempre. Yo necesito que me saques en cuerpo astral, siempre que te lo ordene”.

Posteriormente, pinchará el discípulo con un alfiler un dedo de su mano y con un cuchillo hará en el árbol una incisión en la cual depositará su sangre, quedando de esta manera formalizado el pacto con el genio del borrachero.

“Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu”. (Nietch)

“Este es un fluido muy peculiar”. (Goethe)

Luego cortará el discípulo alguno de sus cabellos y los colgará del árbol. Cogerá algunos pétalos de las flores de él, los depositará en una bolsita y los colgará de su cuello como talismán. Desde ese instante el discípulo tiene bajo su servicio a este humilde elemental, que concurrirá siempre a su llamado.

Cuando el discípulo quiera salir en cuerpo astral, adormézcase en su lecho pronunciando el Mantram del árbol y con la mente concentrada en ese genio elemental, llamándolo mentalmente, rogándole que lo saque en cuerpo astral; y en ese estado de transición entre la vigilia y el sueño, el elemental del borrachero lo sacará de su cuerpo físico llevándolo a lugares por él anhelados.

Cada vez que el discípulo pueda, debe visitar el árbol, regarlo con agua, bendecirlo y coger las flores, las que utilizará cuando le plazca; pues como ya lo dijimos antes, éstas se machacan con una piedra, se les extrae el zumo. El cual se aplica en el cerebro para salir en cuerpo astral. Es conveniente advertir que la aplicación del zumo se efectúa a tiempo de acostarse el discípulo, cuando va a entregarse al sueño.

Empero cuando no se tengan las flores a la mano, siempre el discípulo podrá invocar a su servidor elemental para que lo saque en cuerpo astral. También tiene este elemental el poder para hacernos invisibles. Cuando el discípulo quiere hacerse invisible, pronuncia el Mantram del elemental (KAM) de este árbol; llama a su servidor y le ruega que le haga invisible, lo que será un hecho.

En tiempos antiguos, cuando yo quería hacerme invisible, machacaba las flores como ya lo expliqué; me aplicaba el zumo en las coyunturas del cuerpo, rogando al elemental que me hiciera invisible.

Hemos de advertir, no obstante, que lo primero que tiene que hacer el discípulo es “SUPERAR” el cuerpo. En tiempos antiguos el hombre vivía dentro del seno de la MADRE NATURALEZA y entonces todos los poderes de la bendita Diosa Madre del mundo, resonaban potentemente en sus cajas de resonancia y se expresaban a través de todos sus chacras, con esa euforia grandiosa del universo.

Hoy en día, ya el cuerpo humano está completamente desadaptado a la naturaleza y las potentes ondas del universo no pueden expresarse a través de él.

Nos toca ajustar el cuerpo nuevamente al seno de la bendita Diosa Madre del mundo. Nos toca limpiar ese maravilloso organismo y preparar el cuerpo para que se convierta nuevamente en una caja de resonancia de la naturaleza.

El discípulo debe de invocar diariamente las siete potencias con el poderoso Mantram “MUERISIRANCA”, rogándoles que le preparen el cuerpo para el ejercicio de la magia práctica. También debemos ser tenaces y perseverantes año tras año, invocando diariamente a las siete potencias para que nos preparen el cuerpo. El cuerpo de un mago tiene una tonalidad vibratoria diferente a la de los demás cuerpos de la especie humana.

Por bueno que sea un instrumento musical, si no está debidamente afinado, el artista no podrá ejecutar con éxito sus melodías. Caso similar sucede con el cuerpo humano del mago; éste debe afinar su maravilloso organismo para poder ejecutar con plenitud de éxito sus grandes trabajos de magia práctica.

El zumo de las flores del borrachero, aplicado a las articulaciones del cuerpo, se usa en medicina oculta para adquirir agilidad en los músculos. Las semillas de esta planta solamente la utilizan los malvados para sus fines criminales. Los Gnósticos, únicamente utilizamos el zumo de las flores (pétalos).

Aconsejamos a los discípulos, tener en el patio de sus casas la maravillosa planta del borrachero para sus trabajos de magia práctica, la que, además, es guardián contra las malas entidades.

CASOS DE OBSESIÓN PSÍQUICA

La Biblia nos relata innumerables casos de posesos. La salvia y la ruda eran muy utilizadas en la Edad Media para combatir a las malas entidades que obsesionaban a los posesos: estas plantas las utilizaban en forma de sahumerios.

La salvia es una de las plantas más eficaces para combatir esos casos en que una entidad maligna se posesiona del cuerpo de una persona, y la obsesiona y hasta enloquece.

El elemental de la salvia usa túnica de color amarillo pálido, y tiene el maravilloso poder de sanar a los posesos. Esta planta se ha de coger en la noche, primero se bendice, y luego se coge de raíz y por sorpresa.

Hay que machacar la planta y darle a beber el zumo al poseso; también se pueden restregar las hojas entre el agua, y darle a beber de ella.

Hay que quemar la planta y sahumar con ella al poseído; los humos de la planta deben envolverlo. Se debe conjurar a la mala entidad con algún exorcismo.

Antiguamente se usaba para ello una camándula hecha de piezas largas de vidrio y el exorcismo de un libro secreto, hoy puede rezarse la Conjuración de los cuatro:

“Caput mortum imperet tibi dominus, per vivum et devotum serpentem. Cherub, imperet tibi dominus per Adam Jot Chavah. Aquila errans imperet tibi dominus per alas tauri. Serpens imperet tibi dominus Te-tra-gram-ma-ton per angelum et leonem.Michael, Gabriel, Raphael, Anael.Fluat udor per spiritum Elohim. Maneat terra per Adam Jotchavah. Fiat firmamentum per Iahuvehu-ZeboathFiat judicium per ignem in virtute Michael.Ángel de ojos muertos, obedece o disípate con esta agua santa.Toro alado, trabaja o vuelve a la tierra si no quieres que te aguijoneé con esta espada. Águila encadenada, obedece a este signo o retírate ante este soplo. Serpiente movible, arrástrate a mis pies o serás atormentada por el fuego sagrado, y evapórate con los perfumes que yo quemo.Que el agua vuelva al agua, que el fuego arda, que el aire circule, que la tierra caiga sobre la tierra, por la virtud del pentagrama que es la estrella matutina, y en el nombre del “Tetragrama” que está escrito en el centro de la Cruz de Luz. AMEN”.

Es necesario sentar al obseso en una silla y pintar en el suelo un círculo con carbón alrededor del “poseso”.

También se deberá pintar en el umbral, con carbón, y en el suelo, el signo del Tetragrammaton, ante el cual huyen aterrorizadas las columnas de demonios.

Los dos vértices de la estrella de cinco puntas del pentagrama irán hacia fuera del aposento, y el triángulo superior irá del lado de dentro de la habitación. Véase la presente figura.

El mago deberá magnetizar al paciente con la firme voluntad de arrojar a la entidad obsesora, pero jamás hipnotizar al poseso, porque el hipnotismo es pura y legítima magia negra. El mago deberá conjurar a la entidad obsesora con el imperio de todas sus fuerzas, y deberá tener en sus manos una espada o un cuchillo de mango nuevo, para ordenar imperiosamente a la entidad perversa a fin de que ésta aterrorizada, abandone el cuerpo de su víctima.

Se le ordenará al elemental de la salvia arrojar la mala entidad fuera del cuerpo de la víctima, y custodiarla por tiempo indefinido. Ya libre la víctima de la entidad perversa que la obsesionaba, es necesario apresar a la entidad perversa para evitar que ésta regrese nuevamente a donde su víctima, y entonces le tocará al médico mago practicar en la siguiente forma:

Bendígase al “bejuco de cadena”, y ordénesele encerrar a la perversa entidad. Córtense dos bejucos y pónganse en el suelo en forma de cruz. Luego trácese un círculo en el suelo alrededor de la cruz para formar nuestro famoso círculo Gnóstico de la cruz dentro del círculo de la eternidad.

El mago camina luego por encima del círculo trazado en el suelo, comenzando de sur a norte, para regresar nuevamente al sur. Se debe seguir el curso del círculo caminando por su lado derecho. Los bejucos de cadena que forman la cruz, marcarán el sur y el norte, el oriente y el occidente; estarán pues, colocados de acuerdo con los cuatro puntos cardinales de la tierra. Al terminar el mago su vuelta alrededor del círculo, y como ya dijimos, conservando su derecha, el mago atravesará el círculo por el centro, de sur a norte, después de cortar el centro del bejuco en dos ramas en forma horizontal.

Después de llegar al norte del círculo, el mago se encaminará hasta el Este del círculo, conservando en sus pasos siempre el lado derecho, y una vez allí, cortará el otro bejuco en la misma forma del primero, y luego atravesará resueltamente el círculo de Este a Oeste, alejándose luego sin mirar para ninguna parte; en el centro del círculo quedará encerrada la entidad perversa, y así en esta forma dicha entidad no puede regresar a donde su antigua víctima.

El elemental del “bejuco de cadena” usa túnica amarilla y es muy inteligente. Silencioso observa el ritual, y luego da vueltas alrededor del círculo, pronunciando sus encantamientos mágicos para apresar a la entidad perversa. La siguiente figura nos presenta los pasos del mago al atravesar el círculo:

Las flechas grandes indican los pasos del mago al atravesar el círculo, y las pequeñas nos indican que el círculo hay que caminarlo conservando la derecha.

Hoy en día los “posesos” van al manicomio, porque los tontos científicos de la época son grandes charlatanes que ignoran estas cosas. Con esta clave muchos posesos podrán salvarse del manicomio, donde mueren sin que a los médicos psiquiatras, de quienes tanto se alardea dizque por sus avanzados métodos, se les ocurra indagar la causa.

Existen por ahí muchos espiritistas “chiflados”, teosofistas morbosos y rosacrucistas enfermizos, que viven cómodamente en las grandes ciudades y critican al autor de la presente obra sus profundos estudios sobre “Elemento-Terapia”. Pero ninguno de ellos ha tenido la paciencia de internarse en la selva para investigar los elementales vegetales. ¡Qué cómodo y qué sabroso es criticar sentados y tranquilos, sin asolearse ni desvelarse en la selva, sin soportar hormigas, ni ponzoñas, ni venenos de ofidios!

Esos tales súper trascendidos son “parásitos” que viven devorando la sabiduría que los magos adquieren con supremos sacrificios, y la devoran no para comprender sino para traicionar; el mundo está lleno de parásitos sociales y críticos estultos.

Piensan esos súper trascendidos espiritistas y espiritualistas, que es malo estudiar los elementales vegetales, sin darse cuenta dichos estultos, que los elementales vegetales son ángeles inocentes, y que en la época de Venus serán hombres, y más tarde ángeles virtuosos, Pitris solares, y Dianis divinales.

Los Gnósticos sabemos muy bien que los elementales de las plantas serán los hombres del futuro.

PLANTAS DEPURATIVAS

Zarzaparrilla, gualanday, grama, fresno (hojas), nogal (hojas), cola de caballo (toda la planta), cabuya o fique (raíz), Martín Galvis (hojas y flores)

Cada una de estas plantas tienen las siguientes propiedades:

Expulsan fuera sustancias venenosas de la sangre. Curan los catarros crónicos, reumas antiguas, gota, reumatismo, mal de piedra, flujos blancos, flujos de la uretra, enfermedades venéreas, sífilis, blenorragia, sarpullidos, escrófulas, enfermedades de la piel, llagas, enfermedades de los riñones, eczemas, y en general expulsan los malos humores de la sangre.

PLANTAS DIURÉTICAS

Limón (jugo), cola de caballo (toda la planta), parietaria, orozuz, grama, aguacate (hojas tiernas), níspero (semillas), pino (botones), cañagria, saúco (hojas y flores), zarzaparrilla (raíces), caña (raíz), caracola (huevitos)

Cada una de estas plantas sirve contra la hidropesía, la gota, el mal de piedra, el mal de los riñones, los ardores de la orina, los catarros de la vejiga, la retención de la orina, etc., etc.

PLANTAS ANTIRREUMÁTICAS

Fresno (hojas): infusión en fricción o fumigación.Limón: fricción con jugo, y beber el jugo con agua sin azúcar.Albahaca: infusión, fricción, fumigación.Ajenjo: fricción, cocimiento, fumigación.Salvia: fricción, cocimiento, fumigación.Romero: infusión, fricción, fumigación.Saúco: infusión, fricción, fumigación.

Cada una de estas plantas cura los reumatismos articulares y musculares, limpia la piel de los malos humores, etc.

PLANTAS FEBRÍFUGAS

Chiquichiqui (orimaco), Borraja, chuquiragua, cuasia, zarpoleta, eucalipto (hojas), quina (corteza), fresno (corteza en polvo), cederrón (semillas), cañagria, guaco, naranjo (hojas), romero.

Estas plantas se pueden tomar en infusión, cocimiento o maceración, para cortar la fiebre e impedir la reaparición, calenturas eruptivas, ardientes y biliosas, etc.

PLANTAS EMENAGOGAS

Ajenjo (hojas), apio (semillas), Artemisa (hojas), manzanilla (flores), matricaria (flores), ruda, hinojo (semillas y hojas)

Cualquiera de estas plantas sirve para determinar la menstruación, facilitar su normal actividad, regularizar las reglas suprimidas, tardías o laboriosas, fortalecer los órganos, tonificar el sistema nervioso de la mujer, combatir la neuralgia, los vómitos nerviosos, etc.

PLANTAS RECONSTITUYENTES

Ajenjo (flores y cogollos), manzanilla (flores), Quina (corteza), Coca (hojas), Hinojo (semillas), Toronjil (hojas), Perejil.

Todo esto se toma en cocimiento, infusión o maceración, y cualquiera de estas plantas tiene el poder de estimular y aumentar las fuerzas vitales del organismo.

PLANTAS VERMÍFUGAS(Para arrojar los parásitos intestinales)

Ajo (cabezas), semillas de calabaza, en agua azucarada, limón (jugo).

En agua azucarada en ayunas, etc.

PLANTAS LAXANTES

Aceite de almendras, aceite de castor o ricino, hojas de sen, ruibarbo en polvo.

PLANTAS ANTI-NERVIOSAS Y CALMANTES

Amapola (flores), hojas de naranjo, tintura de valeriana, hojas de tilo.

Cualquiera de estas plantas se puede tomar como bebida ordinaria para calmar los nervios y dolores de cabeza.

Cada una de estas plantas, es el cuerpo físico de una criatura elemental de la naturaleza, y si se quiere obtener éxito en la curación de las enfermedades utilizando plantas curativas; hay que bendecirlas y ordenarle al elemental vegetal sanar al enfermo, pues vuelvo a repetir que, no son las plantas las que curan sino los elementales vegetales o principios vitales ocultos en cada hierba, raíz y árbol.

Esta ciencia de la Elementoterapia, se fundamenta sólidamente en la sabiduría médica del Maestro de la Logia Blanca, Paracelso, y todos aquellos estudiantes de espiritismo, teosofismo y rosacrucismo que critican la Elemento-Terapia, son totalmente analfabetas en este ramo profundo que nos legó el insigne Maestro.

Ya, Franz Harttmann en su libro sobre los elementales y en su obra titulada «Una aventura en la mansión de los adeptos rosacruces», nos habló claramente sobre los elementales y los espiritualistas colombianos lo han leído y lo han aceptado sin criticarlos, pues Franz Harttmann fue alemán. Pero a mí Aun Weor, me han criticado los súper trascendidos del espiritualismo, los místicos enfermizos del teosofismo y los degenerados del rosacrucismo, aun mucho antes de que esta obra entrara en circulación.

Fue suficiente saber que Aun Weor, Maestro de la Fraternidad Blanca, fuera colombiano, para que se levantaran contra mí todas las infamias y calumnias, porque es muy cierto, real y verdadero, que ningún profeta en su tierra tiene honra.

Es inexplicable como estos pseudo-sapientes del espiritismo, del teosofismo y del rosacrucismo puedan admitir la botánica y aun la “Botánica Oculta” de Paracelso, y, sin embargo, rechazan de plano el estudio de los elementales vegetales en su aplicación a la medicina.

Los elementales son los poderes ocultos del reino vegetal, las conciencias de las hierbas, raíces, flores, hojas, árboles, etc. La vida oculta tras la fisiología orgánica de las plantas. El principio vital o Prana que nosotros manipulamos para curar los órganos enfermos y sanar a los pacientes.

Yo les pregunto a esos degenerados espiritualistas de Colombia, ¿por qué ha de ser malo o pésimo utilizar las plantas y sus poderes ocultos y consientes para sanar a los enfermos? La Elementoterapia descorre el velo del Prana y amplía la curación por medio del magnetismo. La Elementoterapia es magnetismo ampliado.

Los elementales nos enseñan los grandes misterios cósmicos, los elementales y sus hierbas son medicina oculta, magia elemental y nada más; eso es todo. Que no exageren los cretinos del espiritismo o los degenerados del teosofismo y del rosacrucismo. Que moderen un poco más sus lenguas viperinas para que aprendan más.

LA MAESTRA LITELANTES

LAS FUERZAS HARPOCRATIANAS EL HUEVO ÓRFICO Y LOS ESTADOS DE JINAS

La Gurú LITELANTES, conocida en la tierra con el nombre profano de Arnolda de Gómez, me enseñó los estados de Jinas. Esta Dama-Adepto es mi esposa-sacerdotisa, y mi colaboradora esotérica.

Yo había leído mucha literatura Ocultista, pero jamás había encontrado datos concretos sobre el “modus operandi” de los estados de Jinas.

El Venerable Maestro HUIRACOCHA en su novela Iniciática, nos cuenta el interesante caso del comandante Montenero que con su cuerpo físico en estado de Jinas entró al templo de Chapultepec, en México, para recibir Iniciación Cósmica.

Don Mario Roso de Luna nos habla también maravillosamente sobre los estados de Jinas.

Empero ningún escritor espiritualista jamás nos había enseñado la fórmula concreta para poner el cuerpo físico en estado de Jinas. Aprendí esta fórmula de mi propia esposa-sacerdotisa. Ella me la enseñó prácticamente. Vienen a mi memoria muchas cosas interesantes de aquella época.

Allá por el año de 1946, mi esposa y yo vivíamos en el pueblo tropical de Girardot (Cundinamarca) Cierto día la Dama-Adepto me dijo: “esta noche me transportaré con mi cuerpo físico en estado de Jinas a casa de la señora E… Me haré sentir en ella, y allí le dejaré un objeto material”. Algo intrigado le pregunté: ¿Es posible transportarse uno con cuerpo físico a través de los aires, y sin necesidad de avión? La Gurú LITELANTES sonriendo me dijo: Ya verás… Muy temprano fui a visitar a la señora… y entonces esa señora algo impresionada, me dijo que durante toda la noche había sentido ruidos en su casa, y pasos de una persona extraña. Luego me contó que dentro de su aposento debidamente cerrado con candado, había encontrado ciertos objetos materiales pertenecientes a la señora Arnolda.

Asombrado yo de la cuestión, fui a contarle el caso a la Dama-Adepto, y entonces ésta sonriendo me dijo: “ya ves que sí se puede viajar con cuerpo físico en estado de Jinas”.

Más tarde me invitó a hacer una excursión con el cuerpo físico por los dominios de esas maravillosas tierras de Jinas, de las cuales habla don Mario Roso de Luna.

Una noche, la más quieta, la más callada… estaba acostado en mi lecho, en perfecto estado de vigilia; de pronto la Dama-Adepto me dijo: “levántate del lecho, y vamos” La Dama-Adepto había puesto su cuerpo físico en estado de Jinas, y estaba rodeada de las terribles fuerzas cósmicas del Dios HARPÓCRATES.

Me levanté de mi lecho, y lleno de fe la seguí, caminando con paso firme y decidido. Una voluptuosidad espiritual me embriagaba, y entonces resolví flotar en los aires. Comprendí que me había sumergido dentro del plano astral, pero con el cuerpo físico. Entendí, que cuando el cuerpo físico se sumerge dentro del plano astral, puede levitar y queda sujeto a las leyes del plano astral, pero sin perder sus características fisiológicas.

La Dama-Adepto me hizo volar por encima de grandes precipicios y montañas, para probar mi valor.

Después de una excursión muy interesante realizada por remotas tierras de Jinas, la Dama-Adepto y yo regresamos a nuestra casa de habitación. Seguí experimentando por mi cuenta, y descubrí que para transportarse uno con cuerpo físico en estado de Jinas, sólo se necesita una mínima cantidad de sueño y mucha fe.

Más tarde la Dama-Adepto me explicó algo sobre el Huevo Órfico y los estados de Jinas. Me viene a la memoria el Huevo de Oro de BRAHMA, que simboliza el Universo. Nuestra tierra tiene forma oviforme. “La primera manifestación del Cosmos en forma de huevo, era la creencia más difundida en la antigüedad”.

“En el Ritual Egipcio, SEB, el Dios del tiempo y de la tierra, se dice que puso un Huevo, o el Universo; un Huevo concebido a la hora del Gran UNO de la fuerza doble”.

El Dios RA es representado por los egipcios en proceso de gestación dentro de un huevo.El Huevo Órfico figuraba en los Misterios Dionisíacos. En Grecia, y en la India, el primer ser masculino visible, que reunía en sí mismo los dos sexos, era representado saliendo de un huevo. El huevo simboliza al mundo. Así pues, la lógica nos invita a pensar que en el huevo existen grandes poderes ocultos.

La Gurú LITELANTES me explicó la fórmula mágica del huevo.

Me dijo la Gurú LITELANTES, que con el huevo podía uno poner el cuerpo físico en estado de Jinas.

Hay que hacer un pequeño agujero al huevo en el extremo puntiagudo, y por entre ese agujero sacar su yema y su clara. El huevo hay que tibiarlo en agua ligeramente, antes de hacerle el agujero. El discípulo deberá pintar ese huevo de color azul. Se coloca esa corteza cerca a nuestro lecho, y el discípulo se adormecerá imaginándose metido entre el huevo.

El Maestro HUIRACOCHA dice que en estos instantes debe uno invocar al Dios HARPÓCRATES, pronunciando el siguiente Mantram: HAR-PO-CRAT-IST.

Entonces el Dios HARPÓCRATES llevará al discípulo entre el huevo. El discípulo sentirá una gran rasquiña o picazón en su cuerpo. El discípulo se sentirá incómodo, porque tendrá la posición incómoda con que se representa a un pichón entre el huevo. El discípulo no debe protestar, el Dios HARPÓCRATES lo transportará a cualquier sitio lejano, y luego abrirá el huevo y lo dejará allá.

Al principio el estudiante sólo conseguirá transportarse en cuerpo astral. Más tarde el estudiante ya podrá transportarse con su cuerpo físico en estado de Jinas. Esto es cuestión de mucha práctica y tenacidad. Los estados de Jinas nos permiten realizar todas estas maravillas. La Gurú LITELANTES me demostró prácticamente cómo un cuerpo físico en estado de Jinas puede asumir distintas formas, y agrandarse y empequeñecerse a voluntad.

Realmente la medicina oficial no conoce el cuerpo físico sino en sus aspectos puramente primarios o elementales. Empero, los científicos ignoran totalmente que el cuerpo físico es plástico y elástico. La Anatomía y Fisiología oficiales se encuentran en estado embrionario todavía. Las fuerzas que la Gurú LITELANTES me enseñó a manejar, son las fuerzas Harpocratianas, que bullen y palpitan en todo el Universo. Las fuerzas de HAR-PO-CRAT-IST, son una variante de las fuerzas Crísticas.

Dondequiera que haya un estado de Jinas, un desdoblamiento astral, un templo de Jinas o un lago encantado, allí están las fuerzas de HAR-PO-CRAT-IST, en función activa.

Con estas prácticas de HAR-PO-CRAT-IST, el discípulo va acumulando esas energías de HAR-PO-CRAT-IST, que más tarde le permitirán realizar verdaderas maravillas y prodigios.

Esta ciencia maravillosa la aprendí de la Gurú LITELANTES, mi esposa-sacerdotisa, que trabaja en los mundos superiores como uno de los cuarenta y dos jueces del Karma.

MAGIA ELEMENTAL DEL JAYO (HOJAS DE COCA)

Y la palabra de Jehová fue a mí diciendo: “¿Qué ves tú, Jeremías? Y dije: Yo veo una vara de almendro”.

Y díjome Jehová: “Bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra”. (Vers. 11 y 12, Cáp. 1; JEREMÍAS)

Al estudiar nosotros estos simbólicos versículos del profeta Jeremías, encontramos que la vara del almendro representa la vara del mago. En su aspecto puramente vegetal, la vara del almendro encubre un secreto vegetal que Jeremías no quiso descubrir a los profanos. Detrás de la vara del almendro, se esconde el “JAYO” (coca). Esta planta maravillosa, sirve para salir en cuerpo astral. El Mantram del Jayo es: “BOYA-BOYA-BOYA”.

Existe una fórmula secreta para preparar con el Jayo una pócima que permite al mago salir en cuerpo astral.

Tendré buen cuidado de no divulgar esa fórmula sagrada, porque la humanidad no está preparada para recibirla.

Seyirino, padre del Jayo, es un gran Maestro del Rayo Maya. El elemental del Jayo, con su cuerpo de oro puro, y sus hermosas vestiduras, parece una doncella de extraordinaria belleza.

En la antigua Roma de los Césares, los magos romanos usábamos mucho el Jayo para nuestros grandes trabajos de magia práctica.

LA REINA DE LAS FLORES

La rosa es la reina de las flores. Al investigar en los mundos internos la magia vegetal de las rosas, podemos evidenciar que los rituales de la reina de las flores son nuestros mismos rituales Gnósticos.

En los mundos internos existen algunos templos Rosacruces auténticos; uno de ellos es el de Montserrat, Cataluña (España), y otro el de Chapultepec, en Méjico. Los verdaderos Santuarios del verdadero Rosa-Cruz son totalmente Gnósticos.

El Rayo Gnóstico-Rosacruz, tiene sus templos de Misterios únicamente en los mundos internos.

Hemos de advertir a nuestros lectores que en el mundo físico no hay escuelas rosacruces. Actualmente existen muchas escuelas de explotación y casas de corrupción, que han tomado el nombre de “Rosa-Cruz”, han explotado y extraviado a las almas por el camino negro.

En Colombia hay cierta escuela que se tilda “Rosa- cruz”. Todo tiene esa escuela menos ser Rosa-cruz. Lo mas risible del caso es esa ridícula mezcla de Yoguismo con Rosacrucismo. Esto es el colmo del absurdo, porque una cosa es el Rayo-Yogui Oriental y otra cosa es el Rayo-Gnóstico-Rosacruz.

Querer mezclar el Yoguismo con el Rosacrucismo, es tanto como querer mezclar el agua con el aceite. Estos tienen una gran intoxicación de teorías, pero nada practico, nada constructivo, nada dignificante.

Otras de las vergonzosas ocurrencias de su dirigente, es arrogarse el derecho de nombrar sacerdotes Gnósticos en Colombia, ignorando dicho señor que nadie sobre la tierra puede arrogarse ese derecho, a menos que quien ordena sea un alto dignatario de la Santa Iglesia Gnóstica y esto bajo las órdenes superiores.

Solo el Maestro Huiracocha, Arzobispo de la Santa Iglesia gnóstica y venerable Gurú de la Fraternidad Blanca, tenía el derecho cuando estaba encarnado, a ordenar sacerdotes Gnósticos- Rosacruces.

La escuela fundada por el Maestro Huiracocha en Colombia era una escuela de aspirantes a Rosa-cruces, pero su dirigente se apartó del real camino, como ya lo dijo Parsival Krumm Heller, quien también se fue al abismo con su tenebroso curso de magia sexual.

Hoy en día estos seudo-espiritualistas solo se ocupan de inventar chismes y calumnias y de propalar difamaciones embusteras, contra todas aquellas personas que no comulgan con su Yoguismo oriental, y con toda esa jerga de teorías absurdas que forman su doctrina tenebrosa.

EN TODAS ESAS JAULAS DE LOROS LO ÚNICO QUE SE HACE ES HABLAR MAL DEL PRÓJIMO Y CALUMNIAR A LAS PERSONAS.

Nada tiene que ver esas bajezas morales con los sublimes rituales de la Reina de las flores.

La Rosa, con su inmaculada belleza, encierra la sabiduría espiritual más inefable del Universo. Los Rituales de Primero, Segundo y tercer Grado, son la Magia Gnóstica de la Reina de las Flores. Todas las plantas tienen sus ritos sagrados, pero los ritos sagrados de la Reina de las flores, son nuestros santos rituales

GALLINA NEGRA (YUCA NEGRA)

Así se llama en magia al tronco o palo de yuca negra. Haciendo un bastón de este palo, el mago queda completamente favorecido de los asaltos de la magia negra pero hay que arrancar este palo en Viernes Santo a las 12 de la noche.

Si se cuelga este palo con tallos en el techo, quedan allí los vampiros enviados por los magos negros.

CEFERINO MARAVITA

Uno de los médicos-magos más asombrosos de la Sierra Nevada de Santa Marta, fue el indio Ceferino Maravita. Aquellos enfermos que sufren de enfermedades ocasionadas por hechicerías deberán llamar todas las noches al Mama Ceferino Maravita, para que los cure de sus dolencias.

Se hace la siguiente invocación:

“En nombre de Kalusuanga el Dios primitivo de la luz, hijo de los siete mares rojos y de los siete rayos del sol, yo te invoco Mama Ceferino Maravita, para que me curéis de mis dolencias. AMEN.”

CLARIVIDENCIA

Quien quiera hacerse clarividente debe reconquistar la infancia perdida. Los átomos de la infancia viven sumergidos en nuestro universo interior, y hay necesidad de ponerlos nuevamente a flote para adquirir la divina clarividencia. Esta labor se puede realizar mediante el verbo. Vocalice los siguientes mantrams:

Maaaaaaaaa Maaaaaaaa Paaaaaaa Paaaaaaaa

Se cantan estos mantrams haciendo subir la voz con la primera sílaba de cada palabra, y haciéndola bajar con la segunda sílaba de cada palabra. Entonces el niño que vive sumergido en nosotros surge a la existencia nuevamente, y así nos volvemos clarividentes. Esta enseñanza me la entregó el ángel AROCH, para los discípulos. Estos ejercicios de vocalización se practican diariamente.

LA MEDICINA OFICIAL

Los médicos oficiales han querido convertir al ser humano en un autómata; han querido tratar el organismo humano como si fuese un ente mecánico, han ultrajado la dignidad humana y han escupido sus infamias en el templo de Dios.

Un grito de protesta se ha levantado por doquiera contra las anomalías de la medicina y millones de seres humanos están en pie para defender su dignidad, hoy amenazada.

La ignorancia es el peor enemigo del hombre y los médicos oficiales son los representantes de la ignorancia.

¿Qué es eso de tratar el organismo humano con hierros mecánicos como si se tratara de un motor?

Hoy una clínica moderna es una fabrica de reparaciones para el cuerpo humano, pero sucede que el remendado sigue con los males anteriores, mas los que dependen del remiendo. Eso se llama charlatanería, eso se llama ignorancia.

Atrás los embaucadores de la medicina. Atrás.

Desde luego que hay médicos oficiales de cuya honradez acrisolada, nadie duda, pero estos son excepción.

TERCERA PARTE

PREPARACIÓN Y DISCIPLINA DEL MEDICO GNÓSTICOREGLAS DEL MEDICO GNOSTICO

1. El médico Gnóstico está prohibido de comer carnes, de ninguna especie.

2. El médico Gnóstico está totalmente prohibido de cohabitar.

3. Todo médico Gnóstico debe ser santo.

4. Todo médico Gnóstico debe estar limpio de vicios.

5. Todo médico Gnóstico debe ser casado.

6. Todo médico Gnóstico está obligado a practicar diariamente magia sexual para despertar el Kundalini.

7. Todo médico Gnóstico debe practicar diariamente los ejercicios de meditación y vocalización ocultas.

8. El médico Gnóstico debe poseer caridad infinita y dulzura infinita.

9. El médico Gnóstico sólo puede practicar magia sexual con su esposa sacerdotisa.

10. El médico gnóstico no puede jamás ser adúltero.

EL KUNDALINI

El Kundalini es el fuego del Espíritu Santo. El Kundalini es un fuego líquido de naturaleza puramente espiritual. El Kundalini es la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. El Kundalini se halla encerrado en una bolsa membranosa, alimentada por los rayos del sol y de la luna. Esa bolsa membranosa se encuentra localizada en el hueso coxígeo.

El fuego del Espíritu Santo es el mismo Kundalini. La diferencia entre el Kundalini y Espíritu Santo es sólo cuestión de nombres. En Oriente se llama a la fuerza sexual KUNDALINI, y en Occidente, ESPÍRITU SANTO, pero es el mismo fuego sexual encerrado entre la bolsa membranosa del coxis. El secreto para despertar el Kundalini reside en la siguiente receta:

Introducir el miembro viril en la vagina, retirarlo sin derramar el semen. Esto se llama Magia Sexual, y el médico Gnóstico está obligado a practicar magia-sexual diariamente para “transmutar” su semen en energía divina. Con esta receta despierta el fuego del “Espíritu Santo o Kundalini, rompe la bolsa membranosa en que se halla encerrado, y luego asciende por un canal situado en la médula espinal. Este canal es llamado en Oriente canal de “Susumná”. Dicho canal permanece cerrado en personas comunes y corrientes, pero los vapores seminales lo abren y destapan para que el Kundalini pueda entrar por su orificio inferior y ascender por un hilo situado en el centro de dicho canal.

La apertura del orificio del canal de Susumná se realiza bajo la dirección de un átomo Angélico situado en el semen. El fino hilo por donde asciende el Kundalini es muy delicado, y si el médico Gnóstico no se retira antes del orgasmo y llega hasta derramar el semen, entonces ese hilo se rompe, es un alambre o fusible quemado, y el Kundalini baja uno o más cañones según la magnitud de la falta.

En Gnosticismo llamamos Cañones o Pirámides a las vértebras espinales, y cada cañón se relaciona con determinados poderes ocultos. Existen 33 cañones espinales y cuando el fuego del Kundalini ha subido ya los 33 cañones entonces en el plano astral se le entrega el Bastón de los Patriarcas al Gnóstico. La Alta Iniciación se recibe cuando ya se ha recibido el Bastón de los Patriarcas.

La Alta Iniciación es la fusión del “Alma-Espíritu” con el INTIMO.

El Alma-Espíritu es el cuerpo Búdhico o Intuicional, y cuando dicho cuerpo Búdhico se fusiona con el INTIMO, entonces nace un nuevo hombre celeste, un nuevo Maestro.

A este nuevo Maestro le toca entonces sacar sus extractos anímicos encerrados dentro de sus cuerpos vital, astral, mental y causal. Esta labor es realmente muy difícil, la que se realiza mediante el fuego del Kundalini.

El primer extracto anímico que hay que extraer, pacientemente, es el extracto etérico; dicho extracto se llama “ARRONSA”.

Al Maestro le toca despertar el Kundalini en el cuerpo etérico, tal como lo hizo con el cuerpo físico. Una vez que ya ha hecho subir su Kundalini pacientemente por la columna espinal del cuerpo etérico, entonces el Maestro logra extraer su extracto anímico encerrado en el cuerpo etérico.

Dicho extracto es asimilado entonces dentro de su cuerpo Búdhico o Alma-Espiritual, y adquiere el Maestro el poder sobre los “TATWAS”, que le permitirán gobernar los cuatro elementos de la naturaleza.

Esta dificilísima labor de despertar el Kundalini en el cuerpo etérico, y de hacerlo subir cañón por cañón, tal como lo hizo con el cuerpo físico, se realiza bajo la dirección de un “Especialista”.

“ARRONSA” es el nombre del extracto anímico del cuerpo etérico. ARRONSA es el Mantram que el nuevo Maestro deberá vocalizar para despertar y hacer subir su Kundalini por la columna espinal del cuerpo etérico.

“ARRONSA” sólo lo pueden pronunciar los Maestros, pero yo lo he escrito en este libro para que les sirva de guía a lo nuevos Maestros que vayan naciendo con mis enseñanzas.

Libertado el extracto etérico, le tocará al Maestro realizar análoga labor con los cuerpos astral, mental y causal, en sucesivo orden. Todos estos extractos anímicos deberán ser asimilados por el Maestro interno, para realizarse a fondo y tener el pleno derecho de entrar al Nirvana.

Cuando el Maestro ha recogido todos sus extractos anímicos, entonces puede abandonar los cuerpos volitivos o causal, mental, astral, vital y físico, pues todos esos cuerpos son cuerpos de pecado, cuerpos animales, polvareda cósmica.

Al llegar a este grado, el Maestro es un Dios Omnipotente, una Majestad del fuego, un Soberano de la creación entera. Esta es la ciencia de la Serpiente.

EL CUERPO BÚDHICO

El cuerpo Búdhico, es el alma de Diamante de INTIMO. El cuerpo Búdhico es la conciencia superlativa y enaltecedora de nuestro ser.

El cuerpo Búdhico, es el Alma – Espiritual del Ser. Y cuando el INTIMO se fusiona con su Alma- Espíritu, nace el hombre celeste, nace el Maestro.

El cuerpo Búdhico o Alma-Espíritu tiene su morada en su corazón. El “Templo-Corazón es pues, la morada de lo más digno y decente que tenemos dentro de nuestro SER.

Los fuegos del corazón controlan al Kundalini. El Kundalini sube bajo el control de los fuegos del corazón. El ascenso del Kundalini depende de los méritos del corazón. El sendero del corazón es el sendero del INTIMO.

La santidad nos abre el sendero del corazón.

La cruz de la Iniciación la recibimos en el “Templo-Corazón”. El Gólgota lo vivimos en el “Templo-Corazón”, y el Universo Infinito es un sistema de corazones, por ello el sendero de la santidad es el sendero del corazón.

El Alma de Diamante o cuerpo Búdhico debe recibir los cinco estigmas y cristificarse totalmente para fusionarse con el INTIMO. El médico Gnóstico debe seguir el sendero de santidad para realizarse a fondo.

MEDITACIÓN

Cuando el médico Gnóstico se sumerge dentro de la meditación, lo que busca es información. La meditación reviste tres fases:

1°-CONCENTRACION.

2°-MEDITACION.

3°-ADORACION.

La meditación despierta los poderes internos, y convierte al estudiante en un mago.

Concentración significa fijar la mente en una sola cosa. Meditación significa reflexionar internamente sobre esa misma cosa. Adoración significa conversar con la cosa, vivir en la cosa, en la cuestión en que hemos fijado la mente.

La mente debe apartarse del mundo, y luego internarse dentro de la conciencia Búdhica para meditar. La mente debe fijarse sobre la conciencia, para iluminarse.

Cuando el médico Gnóstico medita en un árbol, busca información del elemental del árbol; para qué sirve, qué propiedades posee, etc.Durante la meditación el médico Gnóstico recibe su información. La mejor hora para la meditación es aquella en que sintamos sueño.

EL INSTRUCTOR ELEMENTAL DEL MEDICO GNÓSTICO

Todo ser humano posee un instructor elemental. Ese instructor elemental está hecho con sustancias elementales de la naturaleza, y el creador fue el mismo hombre. El hombre creó a su instructor elemental, cuando el hombre fue elemental.

Las aspiraciones del hombre elemental engendraron a su instructor elemental, y lo crearon. El instructor elemental del médico Gnóstico es un Maestro en “ELEMENTO-TERAPIA”.

Cuando los lectores de este libro, quieran hacer uso medicinal de una planta, deben acudir a su “Intercesor Elemental”, rogándole practique el rito elemental de la planta, y ligue al elemento vegetal, al órgano enfermo del paciente. Sólo se le debe dar libertad al elemental vegetal, cuando ya haya sanado el cuerpo del paciente.

Entonces, ya sano el enfermo, se le ruega al Intercesor Elemental, poner en libertad al elemental vegetal.

La gente que vive en la ciudad, y que tiene que comprar las hierbas en el mercado, practicará alrededor de la planta el rito elemental, rogando luego a su intercesor elemental, ligar el elemental de la planta al órgano u órganos enfermos del paciente.

Entonces el intercesor elemental, ligará con cordones fluídicos el elemental de la planta al órgano u órganos enfermos del paciente. Es asombroso contemplar al elemental vegetal sanando al enfermo, reconstruyendo los órganos enfermos del paciente.

Como son millones las plantas medicinales, es claro que nuestros lectores necesitarían ser pozos de sapiencia, o Gurús-Devas, para saberse de memoria todos los ritos elementales de todos los vegetales de la naturaleza.

Afortunadamente cada ser humano tiene un intercesor elemental de la naturaleza, el cual sí tiene esa sapiencia elemental. Invoque entonces el médico Gnóstico, a la persona que va a echar una hierba a la olla, rogándole que practique el rito elemental de la planta, y ligue ese elemental vegetal a los órganos enfermos del paciente. Así, esos elementales vegetales quedarán ligados con cordones astrales a los órganos enfermos del paciente, y estos enfermos sanarán, porque no son las plantas las que curan, sino los elementales vegetales de ellas.

Cada vegetal tiene su elemental, y por lo tanto, hay que rogarle al intercesor elemental practique el rito de cada planta. El intercesor elemental es nuestro mismo instructor elemental de la naturaleza.

El instructor elemental posee la suprema sabiduría en magia elemental de la naturaleza. Con su ayuda podemos abrir los almacenes y registros de la Madre Naturaleza, y podemos estudiar la profunda sabiduría encerrada en las memorias del mundo elemental.

Todo aquel que reciba la Espada de la Justicia, tiene el poder de dirigir a su instructor elemental y hacerlo visible a sus discípulos para protegerlos de los magos negros.

Durante el reinado del emperador Carlo Magno, muchas gentes y seres elementales penetraron profundamente en nuestra atmósfera física, y fue precisamente por ese tiempo que nació la literatura romántica de la “Mesa Redonda” y de los “Caballeros del Rey Arturo”.

Los grandes reyes elementales de la naturaleza viven en un estado de dicha inefable, ellos son dioses creadores. La Magia-Natural o Elementoterapia, es tan antigua como el mundo; este conocimiento pasó de los Lémures a los Atlantes, y de allí fue transferido a los grandes Hierofantes del viejo Egipto.

Si consultamos la historia, nos daremos exacta cuenta de que los grandes hombres del pasado estudiaron bajo las protectoras alas del Egipto elemental. Solón, el gran legislador griego, Moisés, Apolonio de Tryana, todos ellos recibieron su sabiduría del Egipto elemental.

Los cimientos del gran período egipcio, están fundados sobre una antiquísima actividad neptuniana basada en las leyes elementales de la naturaleza. Los egipcios denominaron a esa profunda conciencia neptuniana, el “Amenti”.

Cuando el médico Gnóstico se afilia a una escuela interna de magia elemental, tiene que estar bien ejercitado en cuerpo astral, para poder traer todos sus recuerdos al cerebro físico.

En el Egipto elemental, existe una escuela de magia elemental, a la cual puede afiliarse el estudiante. Esta escuela es el templo de la Esfinge Elemental.

Toda la naturaleza es el cuerpo de una diosa que existe en el plano astral; esa diosa tiene en su cabeza una gran corona de reina, y usa túnica blanca resplandeciente. Ella es la que manda en la naturaleza, y es la bendita Diosa Madre del Mundo. En los mundos internos tiene un templo donde oficia y manda; ese templo tiene dos altares, y en medio de ellos vemos un león de oro macizo, que simboliza al “León de la Ley”.

Es necesario que el mago aprenda a hablar con esa diosa en el plano astral. La Diosa Madre del Mundo también tiene un intercesor elemental que es la Esfinge elemental de la naturaleza. El mago debe aprender a mandar esa esfinge y a conversar con esa Diosa para hacerse amo de la creación entera.

“Salve NUIT, eterna Seidad Cósmica”.”Salve NUIT, luz de los cielos”.”Salve NUIT, alma primordial y única”.

“IAO IAO IAO IAO”.

“Entonces cayó el sacerdote en un profundo éxtasis y habló a la reina del cielo: Escribe para nosotros tus enseñanzas. Escribe para nosotros tus rituales. Escribe para nosotros la luz”.

“Y la reina del cielo, dijo de este modo: Mis enseñanzas no las escribo. No puedo. Mis rituales en cambio, serán escritos para todos, en aquella parte que no son secretos. La ley es así por un igual. Hay que operar por la acción del Báculo y por la acción de la Espada. Esto deberá aprenderse y así deberá enseñarse”.

(Fragmento del Ritual Gnóstico de Segundo Grado)

En la escuela de la esfinge elemental de la naturaleza aprendemos la poderosa sabiduría elemental. Esta escuela se halla en el mundo astral, y el que quiera afiliarse a ella tiene que saber viajar en cuerpo astral.

La imagen de la esfinge es tan solo el símbolo material de un gran genio elemental de la naturaleza, el único guardián de la antiquísima sabiduría de la gran Madre Naturaleza.

Cuando algún Gnóstico solicita entrada a ese Templo de la Esfinge, los guardianes lo examinan minuciosamente para ver si es digno y merecedor de entrar e ingresar a esa escuela como discípulo. En términos de magia práctica, ello significa que se “mide” su columna espinal. Para el efecto se une momentáneamente al estudiante con su Intimo, y se le ordena alargarse para “medirle” la columna espinal, y si el “Guardián o Tejador” se lo permite, ingresará al templo como discípulo.

Los masones de la antigüedad eran discípulos de esta escuela de magia elemental. El Maestro de esta escuela es un antiguo Faraón Iniciado, que enseña a sus discípulos la Magia Elemental.

Existe también en ese viejo Egipto elemental, el “Gallo” o “GAIO”, con su “I.A.O”. Este es un Dios elemental de la naturaleza, que asume la figura del “gallo”, y si el discípulo desea despertar su Kundalini, puede rogarle a ese Dios elemental de la naturaleza, y recibirá ayuda, pues este Maestro elemental es profundo en la sabiduría de la serpiente.

El gallo no podía faltar en la pasión del Señor; él es el símbolo de la fuerza sexual. El “gallo” de la pasión es sagrado.

Los átomos elementales de la naturaleza son “Prana”. Las conciencias elementales de la naturaleza son “Prana”, es decir, vida, y el que hable contra los elementales habla contra la vida, y los príncipes de los elementales le cierran las puertas.

Los dioses elementales son imponentes y terribles, especialmente HORUS (se pronuncia Aurus), que en su antebrazo lleva varios brazaletes o anillos de oro macizo, y cuando entrega uno de estos a un “Iniciado”, entonces éste se convierte en guía de un gran pueblo.

El colegio de la Esfinge Elemental de la naturaleza está dentro de las entrañas mismas de la naturaleza, y es allí donde somos introducidos y se nos presenta el “Código” de las leyes de ésta. Pero para ello tenemos que pasar primero una gran prueba, llamada en ocultismo “La prueba del Santuario”. Muy pocos son los seres que han podido pasar esa gran prueba, y aquellos que la pasan reciben un “anillo” de sustancia “monádica”, en el cual está grabado el Sello de Salomón.

El médico Gnóstico debe aprender a utilizar su “Instructor Elemental” para curar a los enfermos. El médico Gnóstico debe aprender a manipular las sustancias elementales de la naturaleza para curar.

PRANA está hecho de las más variadas sustancias elementales de la naturaleza que el médico gnóstico debe aprender a manipular.

LOS ELEMENTALES Y LAS PLANTAS

PLANTAS LUNARES

Las plantas de la luna son insípidas, viven siempre entre el agua o cerca del agua, son frías, lechosas, tienen por lo común hojas grandes, poseen diferentes tamaños, flores blancas y olor suavísimo. El eucalipto es un árbol lunar.

Las plantas y árboles lunares son los cuerpos físicos de los elementales lunares; los Mamas Arhuacos llaman a la luna “La Saga Tima”.

Los elementales lunares son los elementales del agua y algunos artistas chinos y sacerdotes budistas los han pintado en bellos cuadros.

Los grandes reyes elementales del agua pueden hacerle recordar al estudiante aquellas remotas épocas de la “Arcadia” en que los hombres adoraban a la “Diosa Naturaleza” y le ofrecían los primeros frutos de sus cosechas como acción de gracias a los dioses del agua, que regaban la tierra con la benéfica lluvia.

Estos elementales del agua son conocidos con los nombres de Ninfas, Nereidas, Ondinas, Sirenas, etc.
Entre las ondas del “Macuriba” (Océano Atlántico), vi cerca de la costa de Colombia dos reinas elementales del agua. Una de ellas tenía el color del coral, y así era su túnica y rostro. La otra era de color violáceo.

Aquellos seres parecían dos espléndidas damas. Hablan en lengua oculta y se necesita práctica para entender a estos seres. Son de una belleza realmente extraordinaria.

Los reyes elementales del agua siempre usan el tridente. (Véanse «Los Elementales» de Franz Harttmann)

Las plantas acuáticas son los organismos físicos de estos seres. Los elementales lunares poseen una profunda sabiduría neptuniana, construyen sus casas de materia etérica en el fondo de las aguas, y aman intensamente, y forman sus hogares.

PLANTAS SOLARES

Las plantas solares son aromáticas y de sabor acidulado, y los elementales de estas plantas poseen grandes poderes mágico-curativos.

Estos elementales se llaman “Silfos”, y son los elementales del aire. Los Silfos dicen: “Donde quiera que hay verdadero mérito escondido, allí deben resplandecer los rayos del sol”. Ellos imprimen en el estudiante la importancia de adquirir la conciencia del conocimiento, es decir, “La Intuición”.

Los Silfos poseen una formidable memoria, y por lo tanto son sabios. Ellos recuerdan todos los rituales y religiones de las estrellas y la sabiduría de los libros más antiguos. Si el estudiante quiere recordar la antigua sabiduría, ellos podrán instruirlo y enseñarlo. Los astrólogos auténticos tienen inevitablemente que conocer los rituales de las estrellas para manipular la magia sideral.

Existen también ciertos magos negros o astrólogos negros, que mediante ciertos procedimientos de magia negra se comunican con los magos negros de otros planetas, y con esa ayuda extra combinada con la fuerza planetaria, logran sus fines malvados; esa clase de criminales son candidatos seguros para el abismo.

Si el estudiante Gnóstico quiere practicar la Magia Blanca Sideral, tiene que purificarse y estudiar los rituales de las estrellas. Estos rituales los saben de memoria los Silfos.

Quien no conozca los rituales de las estrellas no puede jamás practicar Magia-Blanca de las estrellas, porque el ritual es el instrumento para manipular las fuerzas, y si el Gnóstico quiere estudiar esos rituales siderales tiene que aprenderlos de los “Silfos superiores”. (Véase el «Curso Zodiacal» por el mismo autor)

La apariencia de los “Silfos” es la de niños inocentes, y sienten horror por los seres humanos, pues saben demasiado que las actuales almas humanas son “almas – demonios”.

Millones de seres humanos llevan ya la marca de la bestia en su frente y en sus manos. En la frente de los cuerpos astrales de las “almas-demonios” existe un triángulo con un punto en el centro; esa es la marca de la bestia en las manos.

El astrólogo auténtico no necesita de levantar horóscopos de feria al estilo de ciertos astrólogos ya famosos por su ignorancia. El verdadero Maestro astrólogo recibe sus enseñanzas e indicaciones de los Genios estelares.

En el centro de toda estrella existe un templo que es la morada del Genio del planeta, y el verdadero astrólogo tiene que ser un Maestro, o por lo menos un discípulo sincero y leal de la Fraternidad Blanca, para entrar allá.

Quien pueda conversar con los Genios estelares no necesita hacer horóscopos, porque los ángeles estelares le muestran el destino. Pero sólo pueden ser discípulos de los ángeles estelares, los Maestros de la Fraternidad Blanca. (Véase «La Revolución de Bel», por el mismo autor).

Sin embargo, los clarividentes capaces de entender la simbología oculta de las estrellas, marchan por un verdadero derrotero de luz.

El clarividente al observar fijamente una estrella, ve como si aquella se abriera en arco, y entonces el vidente se sumerge dentro del aura de la estrella para “vivir” por anticipado todos los acontecimientos que le aguardan; esto se llama Astrología auténtica.

LAS PLANTAS DE MARTE Y LOS ELEMENTALES DEL FUEGO

Las plantas influenciadas por Marte son ácidas, amargas, acres y picantes. Muchas son espinosas, y otras producen escozor al tocarlas. Las flores son por lo común, rojas y pequeñas. Arbustos, pequeños de olor picante.

Los elementales influenciados por Marte son las Salamandras. Cuando penetramos en los dominios del fuego, entramos en los dominios de los Dioses.

En Grecia, el gran elemental ígneo conocido con el nombre de “Apolo”, iluminó esta y a muchas otras naciones a través de sus oráculos, pronunciados por boca de las pitonisas de “Delfos”.

Los Dioses elementales del fuego inspiraron a Juana de Arco, y han ayudado a muchos sensitivos para salvar sus naciones.

Los grandes iniciados hablan con mucha veneración de “Los Hijos de la Llama”, y la redención del hombre reside exclusivamente en el Fuego Sagrado del “Espíritu Santo”.

El hombre de la verde faz que lo instruye a uno en la sabiduría de la Luna, o el Hermoso Griego, o el Gran Atlante son grandes dioses del fuego.

Vamos a transcribir textualmente un párrafo de la página 48 del libro «Dioses Atómicos», por “M”.

Veámoslo:

La historia recuerda muchas tradiciones acerca de la aparición de estos Maestros elementales a los grandes hombres del pasado. Incluimos aquí un mensaje de un gran elemental del fuego a un estudiante.

“Antes de que nacierais ya estaba relacionado con vos en los mundos internos, y convenimos encontrarnos cuando volvierais, armonizándoos vos mismo con mi inteligencia. Después de este largo período de tiempo he venido para instruiros en el trabajo que nos ha interesado a ambos. El fuego que has percibido hoy con nuestro sexto sentido es la señal que siempre damos y que os daré cuando estemos aquí, porque yo tengo unos seguidores que os ayudarán y os sostendrán. Una vez hablamos de vuestro trabajo cuando nacisteis en Egipto y yo contemplé vuestra insurrección en cierta provincia. Vos lograsteis gran poder en vuestros esfuerzos para minar la autoridad del gobernante a las órdenes del cual ocupabais un cargo de mando.

Fracasasteis en esa conspiración, y fuisteis decapitado, pero en cambio lograsteis ganar el interés y la confianza de los grandes elementales del fuego. Muchos de vuestros conocimientos habían sido señalados pero nosotros podemos revelároslos de nuevo si servís fiel y lealmente”.

El sol espiritual es puro fuego, y ese sagrado fuego nos da la iluminación. Las salamandras son criaturas pequeñas y delgadas, y sus cuerpos físicos son las plantas calientes, influenciadas por Marte.

Quien aprenda a manipular los elementales del fuego puede sanar muchas enfermedades, pues del fuego todo sale, y el fuego es la base de todo.

“INRI” Ignis Natura Renovatur Integra. (El fuego renueva incesantemente toda la naturaleza).

PLANTAS SATURNIANAS

Saturno es siempre grande y melancólico, flores grises y negras, olor desagradable, y frutos ácidos y venenosos. Las plantas de los elementales saturnianos son pesadas, sin flor, se reproducen sin simiente, son ásperas y negruzcas.

Su olor penetrante, su forma melancólica y triste. El pino y el sauce son árboles saturnianos. Los elementales de las plantas saturnianas son los “Pigmeos” o “Gnomos”, que construyen sus casas bajo tierra y entre rocas; comen, duermen, viven y se reproducen como los humanos; sus cuerpos son etéricos y tienen la apariencia de simpáticos enanos.

PLANTAS JUPITERIANAS

Las plantas de los elementales jupiterianos son de dulce sabor suave y sutil, algo acidulado. Estos vegetales jupiterianos sacan fruto aunque oculten muchas veces la flor; los árboles jupiterianos son grandes y frondosos; las flores de estos árboles y plantas son azules y blancas, y poco huelen.

PLANTAS VENUSINAS

Las plantas de los elementales venusinos son dulces y agradables al paladar, poseen hermosas flores, alegres y abundantes granos; sus perfumes siempre son suaves y deliciosos, y se emplean en operaciones de magia sexual.

PLANTAS MERCURIANAS

Los elementales Mercurianos poseen plantas medianas de flores amarillas, olores penetrantes y sabores variados; estos elementales Mercurianos, se utilizan para la magia mental.

Sobre esta base se debe organizar un índice de plantas astrológicas, porque es triste decirlo, pero todo lo que sobre Botánica Astrológica se ha escrito está errado, y así vemos cómo a una misma planta, le atribuyen unos a un planeta, y otros a otro planeta.

Si el hombre quiere conocer las plantas, necesita indispensablemente estudiar nuestra “Elementoterapia”.

Quien no sepa la magia elemental no puede jamás conocer el poder de las plantas, los botánicos no son sino simples “charlatanes”.

Los Elementales son llamados Peris, Devas, Enanos, Trolls, Kobol, Brownias, Nixias, Trasgos, Duendes, Pinkies, Bransgees, Adas, Gente Munsgosa, Damas Blancas, Fantasmas, etc.

Los elementales tienen cuerpo, alma y espíritu inmortal divino, como los hombres; yo sólo me ocupo en este libro de los elementales superiores, pues existen millones de elementales de reinos inferiores que se los dejamos a los degenerados seudo-espiritualistas.

El éter, el fuego, el aire, el agua y la tierra están densamente poblados por los elementales. A la cabeza de cada reino elemental hay un gran Dios elemental que gobierna y dirige a sus legiones.

Los cinco dioses que presiden a los elementales son:

INDRA, Señor del “Akasa” o éter.

AGNI, Señor del Fuego.

PAVANA, o “Vayú, Señor del Aire.

VARUNA, Señor del Agua.

KITICHI, Señor de la Tierra.

Estos son los jefes de los distintos departamentos de la naturaleza, que gobiernan y manipulan la vida universal. Para manejar estos seres se necesita ser Maestro de la Logia Blanca, y para ser Maestro se necesita haber recorrido todo el sendero del discipulado; el que adquiere poder sobre estos dioses elementales tiene el poder de gobernar la vida universal.

EL SENDERO DE LA INICIACIÓN

Yo, AUN WEOR, Venerable Maestro de Misterios Mayores de la fraternidad Blanca, declaro lo siguiente:

1°-Existen cinco grandes Iniciaciones de Misterios Mayores y nueve Iniciaciones de Misterios Menores.

2°-Es imposible llegar a las grandes Iniciaciones de Misterios Mayores, sin haber pasado por las nueve Iniciaciones de Misterios Menores.

3°-Yo, AUN WEOR, miembro de la Logia Blanca, Jerarquía a la cual pertenezco, declaro lo siguiente: Lamento muy honradamente que ciertas sociedades espiritualistas no hayan sabido interpretar el sacrificio máximo del Mártir del Gólgota.

4°-Yo, AUN WEOR, Maestro de la Venerable Logia Blanca, lamento muy de veras que los estudiantes de ciertas sociedades secretas jamás hablen sobre las nueve Iniciaciones de Misterios Menores.

5°-Declaro que al llegar al grado de “Aseka” o Hierofante de la Quinta Iniciación de Misterios Mayores, se abren ante el Maestro estos siete senderos:

a)-Permanecer con la humanidad, trabajando por ella.

b)-Permanecer en los planos internos como Nirmanakaya, trabajando por la humanidad.

c)-Unirse a la evolución de los ángeles o Devas.

d)-Formar parte del gobierno del Logos.

e)-Preparar la obra de la futura Edad Etérica de la Tierra.

)-Entrar a la dicha inefable del Nirvana.

g)-Trabajos superiores del Nirvana.

6°- Yo, AUN WEOR, lamento sinceramente que cierta sociedad espiritualista se haya lanzado contra la majestad del “YO” y contra la personalidad o instrumento del “YO”; esos conceptos sobre impersonalismos son de carácter “ilusorio”. Conozco a fondo los siete grandes “planos” cósmicos, y estoy en capacidad de informarle al mundo que hasta los habitantes de los planos Divino, Monádico, Nirvánico y Búdhico, poseen cada uno un “YO” individual, fuerte y Omnipotente y una recia y robusta personalidad.

En los mundos Adico, Paranirvánico, Nirvánico y Búdhico viven los Dioses más fuertes de robusta personalidad cósmica, por lo tanto, refuto severamente las falsas aseveraciones, sobre impersonalismos espirituales.

El “YO” es el Intimo mismos, lo más divino, lo mas excelso, lo mas sagrado dentro de nuestro “SER” y todo lo que atente contra el “YO” o principio Atmico es una solemne estupidez que debe merecer nuestro desprecio.

Yo, AUN WEOR, declaro que fui el primer hombre en el mundo que entregó a la humanidad los secretos de la Iniciación públicamente, y si el lector de esta obra quiere entrar ahora mismo en el sendero de la INICIACIÓN, que se estudie y viva totalmente mis dos libros titulados «El Matrimonio Perfecto» y «La Revolución de Bel». En estos dos libros encontrará todos los secretos de la INICIACIÓN.

LAS SIETE SERPIENTES

Nosotros tenemos siete cuerpos, y siete serpientes. Cada uno de nuestros siete cuerpos, tiene su médula propia y su serpiente propia. Estos son los siete grados del poder del fuego. Dos grupos de a tres, con la coronación sublime de la séptima serpiente, que nos une con el UNO, con la LEY, con el PADRE.

Estos son los siete portales, y las siete Grandes Iniciaciones de Misterios Mayores. (Véase: «CURSO ZODIACAL», por el mismo autor)

LOS CHOANES

Los “Choanes” son siete, y ellos trabajan bajo la influencia de los Siete Rayos planetarios en nuestra evolución terrestre… Veamos:

El “Mahachoán”; este Jerarca divino dirige las obras de la Logia Blanca, y todos los archivos de la evolución terrestre están en su poder.

El “Manú”: es otro ser divino, el cual tiene que formar nuevas razas. Hay varios Manús. Cuando un Manú funda una nueva raza y termina su obra, recibe entonces la Octava Iniciación de Mayores con el grado de “Buddha-Pratyeka” que significa “Budha-solitario”, y mucho tiempo después de la Novena Iniciación de Mayores como Señor del mundo.

El Manú de nuestra raza Aria es el Manú Vaivaswata, desde hace unos setenta mil años. El Bodhisattva es el vehículo de la sabiduría, este Maestro es de séptima de Mayores lo mismo que el Mahachoan.

A la Octava pertenecen los “Buddhas”: este es el grado más alto que puede alcanzarse en la tierra, a este nivel pertenecen los cuatro Señores de la Llama, llamados también “Buddhas-Pratyekas”; se les llama así a causa de que a ellos no corresponde la instrucción mundial.

Actualmente Cristo es el Jefe de la evolución terrestre. Cristo es el Budha Iniciador de la Era Cristiana.

El “Maha-Gurú” es el vigilante silencioso o el rey, él es el fundador del Colegio de Iniciados, a sus órdenes se encuentran los cuatro grandes “Devahajahs” o gobernadores de todos los elementos de la naturaleza universal.

La Novena Iniciación de Mayores se recibe en los planos más divinos de conciencia. A muchos les parecerá contradictorio que yo hable de cinco iniciaciones de Misterios Mayores, y luego resulte hablando de Nueve, y por lo tanto me explico:

Con las cinco de Mayores terminamos nuestra evolución humana; las cuatro restantes ya son de carácter “Supra-humano”. Ahora bien, querido lector: ¿quiere usted saber la fórmula para convertirse en un Dios?

Esta es la fórmula: “Introducir el miembro viril en la vagina, y retirarse sin derramar el semen”. Con esta clave usted se convertirá en un Dios, siempre y cuando se vuelva usted un santo perfecto.

IAO, es el Mantram que se debe vocalizar durante este trance de magia-sexual diaria, así: Iiiiiiiiiiii Aaaaaaaaaa Ooooooooooo.

TERCER GUARDIAN

Hemos dicho que la mente vive reaccionando constantemente contra los impactos del mundo exterior.

Hemos explicado en páginas precedentes que esas reacciones de la mente van del centro a la periferia.Ahora bien: el centro mental donde parten las reacciones del entendimiento, es una criatura mental terriblemente demoníaca. Esa criatura es el Guardián del Umbral del cuerpo mental. Este Guardián mental esclaviza la mente de todos los seres humanos, y de él parten todas las reacciones de odio, cólera, violencia, egoísmo, etc.

EL ARHAT debe despojarse de este horrible guardián para convertir su mente materia en mente Cristo. Esta labor se realiza mediante el fuego.

Cuando la serpiente ígnea del cuerpo mental llega a la vértebra espinal correspondiente a las alas ígneas, el ARHAT debe enfrentarse valerosamente a esa tenebrosa criatura, y vencerla en una lucha terrible, cuerpo a cuerpo.

Desde este instante, la mente del ARHAT sólo obedece órdenes directas del INTIMO.

En el mundo de la mente se vive otra vida semejante a la actual, y por ello no es de extrañar que los investigadores competentes encuentren allí a la humanidad dedicada a labores semejantes a las del mundo físico.

Los magos negros del mundo de la mente son terriblemente peligrosos… EL ARHAT tiene que enfrentarse a ellos valerosamente y vencerlos, con el filo tajante de su espada.

El Guardián del Umbral de la mente, es el Tercer Guardián que se atraviesa en nuestro camino.

PLANTAS ZODIACALES

Las plantas de ARIES se parecen a la cabeza del ser humano, y son de fuego. Las de TAURO se parecen al cuello humano, y son de tierra. Las de GEMINIS se parecen a los brazos, manos y espaldas del ser humano, y son de aire. Las de CANCER tienen en sus hojas forma de hígado o bazo, muestran manchas y sus flores cinco pétalos, son de agua. Las de LEO tienen en sus frutos forma de corazón, lo mismo que en sus hojas, y son de fuego. Las de VIRGO se parecen al estómago e intestinos y son del signo de tierra. Las de LIBRA son calientes, húmedas y aéreas, se parecen a los riñones, vejiga y ombligo. Las de ESCORPION se parecen a los genitales del hombre y huelen mal, son calientes y húmedas. Las de SAGITARIO son de fuego y se parecen a las nalgas. Las de CAPRICORNIO son frías y secas, flores verdosas y figura esquelética, semejantes a las rodillas. Las de ACUARIO se parecen a las pantorrillas y son aéreas. Y las de PISCIS son de agua, y se parecen a los pies y dedos.

Cada una de estas plantas, sirve al órgano que se parece; así, las hojas que tienen forma de corazón sirven para el corazón, las que se semejan a una culebra, para eso sirven; La Madre Naturaleza es sapientísima, pero el hombre está empeñado en ignorarla, el hombre se ha hecho arrogante y quiere superarla. Sobre esta base de las analogías estelares, debe formarse un índice auténtico de plantas astrológicas, porque es triste decirlo, realmente duele ver cómo unos autores atribuyen una misma planta a un signo, y otros a otro signo diferente. Todo lo escrito sobre Botánica Astrológica, está totalmente errado. Los médicos Gnósticos deben volver al seno de la bendita Diosa Madre del mundo para investigar por su propia cuenta en el gran laboratorio de la naturaleza.

LA DESENCARNACIÓN

Al ocurrir aquello que llamamos muerte, el “Ego” abandona el cuerpo físico. El Ego o alma está unido al cuerpo por el cordón plateado. Este cordón de materia astral es el que mantiene el alma unida al cuerpo físico, pero cuando dicho cordón se rompe, ya el alma no puede entrar en el cuerpo físico. Por lo común ese cordón se rompe a los tres días de ocurrida la muerte.

El cordón plateado está unido al ventrículo izquierdo del corazón, y cuando viajamos en cuerpo astral, el alma puede regresar a su cuerpo físico gracias a dicho cordón, pero al ocurrir la muerte el alma ya no puede regresar a su cuerpo físico, porque el cordón se ha roto. En los últimos instantes de la vida, los moribundos suelen ver al ángel de la muerte como si fuese una calavera o un ser espectral. El ángel de la muerte, o los ángeles de la muerte, son seres perfectos cuya misión es sacar las almas de sus cuerpos en ese instante supremo.

Estos ángeles de la muerte tienen que romper el cordón plateado, y su intervención es sentida por el moribundo. Hecha su obra, el ángel de la muerte se retira, y el alma del desencarnado sigue por lo común viviendo en el mismo ambiente. Sin embargo hemos de advertir que entre el alma y el cuerpo sigue existiendo una atracción fluídica irresistible.

Por lo común las almas de los muertos inundan los campos-santos o cementerios, atraídos por sus cuerpos en proceso de descomposición, y ello hace que los cementerios presenten un aspecto horrible ante la vista de los clarividentes ejercitados.

Los desencarnados, por medio de su imaginación modelan la parte astral de sus tumbas con el aspecto de cuartos de dormir o de salones de hospital. La materia astral es esencialmente plástica, y por ende, ella toma las figuras que le dé la imaginación. Por ejemplo: si usted querido lector imagina un sombrero, éste se convertirá en una realidad en el mundo astral.

Así pues, las almas de los muertos por medio de la luz astral y de su imaginación le dan a sus tumbas el mismo aspecto del cuarto o de la alcoba, o del salón en que pasaron sus últimos días, y ello se debe a la imagen de dicho dormitorio fuertemente grabado en su mente. El cadáver atrae al alma, y ésta por medio de la imaginación, actuando sobre la materia plástica del mundo astral, transforma la tumba en dormitorio o salón de hospital.

El clarividente ejercitado puede ver las almas de los muertos pasearse por los cementerios, y conversando sobre sus enfermedades, sobre sus amarguras, sobre una posible curación, sobre medicinas, etc.

Ante la imaginación de las almas de los muertos, el cementerio no es tal cementerio para ellos, sino hospitales, salones, dormitorios, clínicas, etc. Cada tumba es para ellos un salón, una clínica, un dormitorio, etc. Esas almas se creen todavía en carne y hueso, y por ende sienten las mismas enfermedades de que murieron.

Por lo común, estas almas exhalan el inmundo olor del cadáver en putrefacción, sufren estas almas las mismas amarguras de su vida, y anhelan curarse de sus enfermedades.

Esta horrible atracción hacia los cementerios desaparece tan pronto el cadáver se ha vuelto ceniza. Hecho ceniza el cadáver, el alma se siente sana y alegre y abandona el cementerio que ella en su imaginación turbada creía clínica, cuartos, salones, hospitales, etc.

Pero si se quema el cadáver, el alma evita entonces pasar por todos esos horribles sufrimientos de los cementerios. Los cadáveres se deben quemar por caridad, por compasión, por piedad y por amor a los seres queridos, pues los sufrimientos del cementerio son horribles. Es muy dura para un alma vivir entre una tumba creyéndola salón o cuarto de dormir, de ahí el horror que los vivos tienen al cementerio, y mientras el cuerpo exista atraerá al alma hacia la tumba, y ésta sufrirá lo indecible.

Es mil veces preferible tener el dolor de pasar por quemar el cadáver de un difunto amado, y no que esta pobre alma siga atormentada dentro de un cementerio. Sea usted compasivo con el ser querido, queme su cadáver para que el alma se liberte de las amarguras horribles del cementerio, no sea usted cruel con el ser amado, queme el cuerpo para que esa alma amada se liberte del cementerio.

Lo explicado sobre los cementerios ha sido comprobado por algunas personas videntes. Estando en Pamplona (Norte de Santander, Colombia), supe de un interesante caso relacionado con el tema que estamos tratando.

Cierto caballero, cuyo nombre no menciono, transitaba por una calle de esa ciudad en una de esas noches solitarias y frías de ese poblado rodeado de páramos. El caballero vio a una bella dama a quien le inspiró al caballero ansias de poseerla en el acto, y la dama no rehusó su compañía. El galán caminaba feliz con la dama anhelando románticas aventuras don juanescas; de pronto la dama se detuvo ante la elegante puerta de una lujosa mansión rodeada de bellos y magníficos jardines. Allí hubo dulces palabras, frases amorosas, y por último la dama invitó al caballero enamorado a entrar en su encantadora morada, el galán se sintió feliz y entró en aquel hermoso dormitorio de la dama lleno de ansias sexuales irresistibles. El enamorado se acostó en el improvisado lecho nupcial, y allí se durmió sin que la dama se acostara a su lado.

Cuando el galán despertó, ya el sol iluminaba los vastos horizontes y las húmedas cumbres de los páramos que rodean a Pamplona. Se sintió algo incómodo en su lecho, y vio que las paredes de su cuarto se cerraban amenazantes sobre él. ¿Dónde estoy? Se preguntó. ¿Dónde está la dama?

Al mirar detenidamente, vio con horror que se encontraba dentro de una tumba en el cementerio, no pudo pronunciar palabra, se llenó de pavor horrible y quedó privado. Horas después algunos visitantes encontraron al caballero entre la tumba, y lo sacaron privado; hubo intervención médica, y el caballero ya vuelto en sí contó lo ocurrido a las autoridades, que desde luego lo declararon loco.

En aquella tumba había sido enterrado un cadáver de una bella dama hacía muchos años, pero ella con su imaginación dentro del plano astral había convertido la tumba en una elegante mansión. Indudablemente ya se había libertado de la atracción del cadáver, pero no de la atracción hacia la bella mansión construida por ella en el plano astral, o dentro del ambiente astral de la tumba. La dama sacó al caballero de la región química y lo metió con cuerpo y todo dentro del plano astral, esto se llama en ocultismo estado de “Jinas”.

SALONES DE MAGIA NEGRA EN LOS CEMENTERIOS

Por extraño que a muchas personas parezca, hay en los cementerios salones de magia negra situados dentro del plano astral. Estos tétricos salones aspiran toda la podredumbre del campo santo, y los magos negros de dichos salones utilizan para sus infernales propósitos, todos los horribles elementos del cementerio.

Existen en el ambiente astral de los cementerios muchos vampiros astrales que se nutren de las emanaciones cadavéricas y de las podredumbres; estos vampiros son utilizados por los magos negros para causar daño a sus odiados enemigos. Como la tierra inspira y expele como nosotros, los cementerios constituyen grandes focos de infección para las urbes. De los cementerios han salido las grandes pestes, de los cementerios han salido el tifo y la viruela y toda clase de epidemias.

La tierra de cementerio inspira oxígeno y expele epidemias. Ya los científicos comprobaron que la tierra inspira y expele, y por lo tanto estas aseveraciones nuestras son rigurosamente científicas; ha llegado la hora de que las autoridades de la higiene y salubridad públicas establezcan hornos de cremación en lugar de cementerios. Los dolientes establecerán en sus casas, altares donde pondrán entre bellos y hermosos “cofres” las cenizas de sus seres queridos, y en estas cenizas se mantendrán los lazos entre los ascendientes y los descendientes.

En los salones de magia negra de los cementerios, los magos negros disponen de verdaderos enjambres de entidades perversas y de átomos malignos para realizar sus operaciones de magia negra. Los magos negros de esos salones ponen a trabajar bajo sus órdenes a millones de almas perversas cuyos cuerpos han sido enterrados en el cementerio; todo ello hace que los cementerios no sólo sean focos de epidemias físicas, sino que también constituyen focos de epidemias morales.

Cada átomo es un trío de materia, energía y conciencia, es decir, cada átomo es una inteligencia atómica, y por ende los átomos de los criminales y malvados enterrados en los cementerios constituyen verdaderas epidemias morales, concentradas especialmente en los cementerios.

Esos átomos que nosotros respiramos en los cementerios, penetran en nuestro organismo y forman sus colonias de maldad entre el espacio que separa el sistema objetivo de nuestro sistema secundario o Gran Simpático. Esas colonias falsean nuestras propias mentes y flotan invisiblemente en nuestra atmósfera astral, y allí quedan infectándolo como una epidemia moral o como inteligencias que nos incitan a toda clase de maldades. Por lo común en tiempo lluvioso son más fácilmente esas colonias de átomos malvados de los cementerios.

Los cementerios son verdaderos infiernos de maldad, llanto y podredumbre. Los cuerpos etéricos de los desencarnados flotan alrededor de las tumbas, como esqueletos o espectros horribles, y constituyen una fuente de “terror” espectral para las almas atraídas por sus cuerpos físicos en estado de descomposición, hacia el campo-santo.

Los cuerpos etéricos van descomponiéndose simultáneamente con los cadáveres y asumen las formas de horribles espectros. Los tenebrosos de los salones de magia negra utilizan a esos espectros para horrorizar a las almas de los muertos, y hasta para atemorizar también a los vivos. Esos son los innumerables casos de apariciones espectrales que a través del tiempo se han sucedido, muy a pesar de la ya consabida burla de los cronistas ignorantes y superficiales de la época.

Esa frase de los analfabetas, de que nadie puede saber de “Tejas para arriba”, o de que “nadie sabe del otro mundo, porque nadie ha ido allá”, verdaderamente solo es posible entre los ignorantes de la época.
Nosotros los Gnósticos podemos entrar al otro mundo en carne y hueso cada vez que queramos, y quienes quieran entrar al otro mundo en carne y hueso, y bien vestidos, con sombrero, zapatos a la moda, para conocerlo y visitarlo como quien entra a un parque o a un jardín, yo les doy la siguiente clave:

1. Acuéstese del lado del corazón, con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda.

2. Adormézcase la persona.

3. Deseche de su imaginación toda clase de imágenes ensoñativas y mentales.

4. Concéntrese única y exclusivamente en el proceso del sueño.

5. Cuando ya se sienta “dormido” realice los siguientes movimientos:

• Siéntese en su cama, pero al hacer este movimiento de “sentarse” hágalo con sumo cuidado, en forma tal de no ir a despertar, es decir, “conservando” el sueño, porque en el “sueño” está el “poder”.

• Póngase de pie en el suelo, con el mismo cuidado de no “despertar”, pues en el sueño está el poder.

• Dé un pequeño “saltito” con la intención de flotar en el otro mundo.• Si usted no puede flotar, acuéstese nuevamente y repita el experimento.

Hay personas que realizan este experimento inmediatamente reciben esta clave, otras tardan semanas, meses y hasta años enteros para realizar lo que otros pueden hacer inmediatamente la conocen, todo depende del grado de evolución de cada cual. Esto llamamos en ocultismo estado de “Jinas”. Las poderosas fuerzas energéticas del subconsciente son las que sacan al cuerpo físico de la región químico-física, y lo meten dentro del “plano astral”, donde reinan las leyes de levitación.

Estos dos mundos, astral y físico, se mezclan y se ínter-penetran sin confundirse, en la misma forma en que el humo de las chimeneas se mezcla con la atmósfera sin confundirse con ella. Así pues, todo lo que hablo puede ser confirmado por todas aquellas personas que tengan la bondad de escucharme y tener fe.
Pero estoy seguro de que millares de lectores de este siglo XX se mofarán de estas “claves”, porque las gentes de este siglo sólo quieren cohabitar y conseguir dinero, dinero y más dinero. Este libro no es para los bárbaros del siglo XX. Este libro es para la humanidad luminosa de ACUARIO.

Aquellos que acojan este secreto para entrar en cuerpo físico al plano astral podrán trasladarse a los sitios más lejanos de la tierra en pocos segundos, pues en el plano astral no existe ni el tiempo ni el espacio, allí todo es un eterno “ahora”, un eterno presente.

Los mundos suprasensibles son la patria del espíritu.”Sorbida es la muerte con victoria”.

¿Dónde está ¡oh Muerte! tu aguijón, dónde ¡oh Sepulcro!, tu victoria?”

EPILOGO

Después de haber escrito este libro, he llegado a la conclusión de que la humanidad no está preparada para recibirlo.

Los seudo-espiritualistas, los fornicarios materialistas y demás sectas de magos negros, van a tener material muy jugoso para ridiculizar a los discípulos del Divino Rabí de Galilea, es decir, a los gnósticos.

Me conozco a la maravilla todos esos “mentecatos” tenebrosos y se que las fórmulas más simples y sencillas que figuran en este libro serán utilizadas por ellos para hacer mofa de mi humilde persona y para ironizar a los gnósticos. Me sé de memoria a todos esos místicos morbosos y por ello no me extrañarían sus burlas ni sus infamias. Conozco a fondo a todos esos fornicarios, y por ello no me sorprenderán sus calumnias.

Lo más lógico es que todos esos místicos sucios digan ahora de nosotros que somos hechiceros, que somos magos negros, que estamos equivocados, etc., pero el tiempo nos dará la razón. La verdad siempre triunfa.

De la doctrina de los gnósticos nadie ha gustado nunca, San Esteban murió mártir por haberla predicado. Pablo fue muchas veces encarcelado y vejado, Pedro murió crucificado, los santos de Jerusalén fueron perseguidos y el primero que predicó esta doctrina lo clavaron sobre un madero en las cumbres majestuosas del Gólgota.

Esta doctrina quedó archivada durante veinte siglos y a mí, AUN WEOR, me ha tocado ponerla nuevamente sobre el tapete de la vida, para desenmascarar a los traidores y desconcertar a los imbéciles ante el veredicto solemne de la conciencia publica.

El contenido sustancial de esta obra es para una humanidad más avanzada, porque la gente de esta época bárbara no es capaz de entender estas cosas. La palabra “locura” es el despectivo con que suelen disfrazar su ignorancia diletante.

Estoy en estos instantes, como el profeta Elías en su época, solo ante los 450 profetas de la Baales. Y así como Elías venció en su época a todos los profetas de los Baales, así yo venceré con el filo bien templado de mi espada, a todos esos tenebrosos.

Los escuadrones de malvados, fornicarios, materialistas tenebrosos, forman un solo ejercito que odia de muerte a AUN WEOR, porque AUN WEOR, es el único profeta de JEHOVÁ que se ha atravesado en su camino para hacerles fracasar sus planes demoníacos.

Todos estos escuadrones de seudo-espiritualistas están unidos, y muy bien unidos, para calumniar a AUN WEOR, y a sus discípulos. Todos estos escuadrones constituyen los 450 profetas de los Baales que tanto aborrecen a AUN WEOR.

Todos estos malvados odian de muerte a los gnósticos, porque de la doctrina de los gnósticos nunca nadie ha gustado, todos los profetas fueron vejados y encarcelados y al primero que se atrevió a predicarla lo crucificaron.

Ciertos seudo-ocultistas tienen en sus casas altares donde iluminan con velas los retratos de sus Baales. Otros se arrodillan ante cierto embaucador y uno de ellos juraba que era el Maestro K.H. y que cierto Pandit, un iluminado de la India.

Algunos hidrófobos charlatanes, calumniaban horriblemente al Maestro de la Fraternidad Universal Blanca, Arnoldo Krumm Heller, Gurú HUIRACOCHA, y como indigestos teorizantes espiritualistas, fieles servidores de los Baales, juran un millón de veces entre sus trances abominables que AUN WEOR es un hechicero, que AUN WEOR es un malvado, etc. Los seguidores del Cristo nunca hemos sido amados por la humanidad, porque hemos tenido el valor de echarles en cara su fornicalismo.

Ninguno de estos traficantes del espíritu gustan de AUN WEOR, porque AUN WEOR es un profeta de Jehová y un Apóstol del cristo y de los apóstoles del Cristo nadie gusta.

Estos malvados solo estudiaran este libro para criticarle y ridiculizarlo, no para aprender, porque ellos están henchidos de orgullo y de vanidad, y se sienten pozos de sapiencia extraordinaria.

Conozco a fondo esos mentecatos, se me de memoria la “rosca” de yerbateros, me conozco esos “santurrones” y estoy bien enterado de toda esa “jerga” horrible de curanderos amaestrados, que afortunadamente, gracias a Dios, se está acabando.

Estoy terminando con cierto grupillo que tiene su sede en Bogotá, que es una mezcla horrible de Yoguismo con teorías místico-fornicalistas, un sancocho de librería, que solo produce nauseas y asco a los hombres comprensivos.Este cáncer del espiritualismo no es yoguismo, ni es nada, sino pura y legitima intoxicación libresca, que afortunadamente ya está sufriendo la misma suerte de ciertos eunucos seudo-espiritualistas.

Antes de poco será cadáver inmundo sobre las aguas del LETEO, y luego irá a hacerle compañía al difunto “charlatanismo de loros” en pose de fingida sabiduría, en el mudo y triste camposanto de Lucrecia…

El Gnosticismo en Colombia ha triunfado, como volverá a triunfar en el mundo. Cristo es nuestro supremo jefe y yo AUN WEOR su enviado.

“De mil que me buscan, uno me encuentra; de mil que me encuentran, uno me sigue; de mil que me siguen un es mío.”

QUE LA PAZ SEA CON TODA LA HUMANIDAD.

Deixe um Comentário