Bem-vindo a Sociedade Gnóstica Internacional

EL K-H

Samael Aun Weor (1985) - A Revolução da Dialética-Reflexão - Capítulo III

EL K-H

Tengo que declarar ante el veredicto solemne de la opinión pública que la meta fundamental de todo estudiante gnóstico es llegar a convertirse en un K-H, en un Kosmos Hombre.

Todos los seres humanos vivimos en un Kosmos. La palabra Kosmos significa orden y esto es algo que no debemos olvidar jamás.

El Kosmos Hombre es un ser que tiene un orden perfecto en sus cinco centros, en su mente y en su esencia.

Para llegar a ser Kosmos Hombre, es necesario aprender a conocer cómo se manifiestan las Tres Fuerzas primarias del Universo -positiva, negativa y neutra-.

Mas en el camino que conduce al Kosmos Hombre, que es totalmente positivo, vemos que a toda fuerza positiva se le opone siempre una negativa.

A través de la auto-observación debemos percibir el mecanismo de la fuerza opositora.

Cuando nos propongamos realizar una acción especial, ya sea la aniquilación del ego, el dominio del sexo, un trabajo especial o ejecutar un programa definido, debemos observar y calcular la fuerza de la resistencia; porque por naturaleza, el mundo y su mecánica, tiende a provocar la resistencia y tal resistencia es el doble.

Cuanto más gigantesca sea la empresa, más grande será la resistencia. Si aprendemos a calcular la resistencia, también podremos desarrollar la empresa con éxito. Ahí es donde está la capacidad del genio, del iluminado.