Bem-vindo a Sociedade Gnóstica | SGI
Dia

dezembro 19, 2012

Rosa Ignea

Publicado em19 dez 2012
Comentários0
Si observamos con los ojos del Espíritu el fondo ardiente de la naturaleza, vemos que cada átomo es el cuerpo físico de una criatura elemental que lucha, ama y trabaja entre el crepitar ardiente de las llamas universales, anhelando intensamente subir las gradas ardientes del carbón y del diamante, para tener la dicha de ingresar a los sublimes reinos elementales superiores.